» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Dalien Silvery el Miér Dic 18, 2013 6:54 am

Sanando viejas heridas (Irina).

El llanto del pequeño alerto al guardián, el que como si fuese un rayo corría a su dormitorio a comprobar que todo estuviese como era debido. Analizando de pies a cabeza a su pequeño para comprobar que todo estuviese como era debido. Suspirando al ver que efectivamente así era, no le ocurría nada malo, tan solo le hacía falta un…cambio de pañales. Tomaba el brazos al pequeño con cuidado, limpiado y cambiando sus pañales, para volver con él a la cocina y vigilar como se calentaba la leche mientras lo mecía con suavidad entre sus brazos.

Una vez listo la comida para el pequeño, se acomodaba en el sofá del salón, prendiendo el reproductor escuchándose de fondo una hermosa y tranquila pieza de violín. Deseaba que el pequeño que alimentaba entre sus brazos con gran mimo y cuidado heredara la pasión por aquel instrumento. Tal y como la tenía su madre. Esperaba en día en el que poder entregarse el hermoso instrumento que guardaba como un tesoro  propiedad de Helena, igual que esta lo heredo de su madre.

A las pocas horas y al ver el estupendo día que hacía, el pelinegro decidía dar una pequeña vuelta con su hijo. No solía tener demasiado tiempo para hacerlo tantas veces como le gustaría y no quería desaprovechar esa oportunidad. Vestía al niño prácticamente forrándolo de pies a cabeza, ya que aun hacía un buen día, seguía siendo un poco frío y lo último que quería era que enfermera. Coloco al pequeño en su carrito, sin olvidarse de Salvaje, el cual desde que murió Helena se veía bastante decaído y distante, colocándolo en su trasportín para acomodarlo en la parte posterior del carrito. Tras comprobar por décima vez que tenía todo lo necesario y no se olvidaba de nada, salía de su casa, dirigiéndose a los jardines
.

Dalien Silvery
Mensaje por Irina Ainsworth el Jue Dic 19, 2013 4:12 pm

Re: Sanando viejas heridas (Irina).

Las viejas costumbres nunca se olvidan.

Se había levantado muy temprano aquel día. Para media mañana ya tenía listos todos los platillos que había pensado en preparar. Tenía onigiris con relleno de carne y mariscos, con una salsa especial aparte que, según creyó, le irían perfectos. Había hecho algunas piezas de sushi tradicional en una bandeja surtida. Había tres piezas de cada cuál y cada una parecía más exquisita que la anterior. Había dado un pequeño giro a la salsa de soya tradicional para el sushi, dandole un sabor único que seguro era grato para paladares exigentes. Para ella misma, hizo empanadas de carne de ternera, salchichas caseras, patatas fritas y puré de papa. Había conseguido un poco de sake, té verde y té inglés. Como postre, mochis, pastelillos de arroz tradicionales, que le habían quedado, no por presumir, deliciosos.

Puso todo en una canasta y partió rumbo a los jardines. Esperaba que fuese un día especialmente frío, más solo estaba fresco. Optó por un sweter ligero y llevando su vestido favorito de color lila.
Llegó y apartó rapidamente una banca, decorándo la mesa con un mantel encima de color blanco y vaciando el contenido de la canasta encima del mantel, cuidando de cada detalle.

Desde hacía años hacía aquello. Preparar una cuantiosa comida en algún parque transitado. Comer sola y esperar a que alguien se acercara. Desde que lo hacía, hacia casi ya 150 años de aquella tradición mensual, jamás había comido sola, y era algo que agradecía, pues le había traido muchas experiencia y amigos.

Se sirvió un poco de té y se dispuso a esperar.
Irina Ainsworth
Mensaje por Dalien Silvery el Mar Feb 04, 2014 9:29 am

Re: Sanando viejas heridas (Irina).

Paseaba por el jardín aparentemente relajado, aunque internamente era otra cosa completamente diferente. Era ciertamente un día de lo más agradable. El clima no resultaba demasiado frío a pesar de las fechas, el cielo se encontraba completamente despejado y luciendo un celeste intenso, con alguna que otra nube blanca esparcida. El lugar se encontraba bastante concurrido, parecía no ser el único que había decidido aprovechar aquel magnifico día para dar un pequeño paseo, pero lo que era seguro, era el que menos relajado se encontraba. Todo lo ponía en alerta. Estudiantes corriendo demasiado cerca, una corriente de aire más fuerte de lo normal, un extraño ruido proveniente de las copas de los arboles, provocado simplemente por los pájaros o alguna que otra ardilla, sin nada que resultase demasiado peligroso para el pequeño que custodiaba que recelo. Aun cuando la razón le decía que se relajase… resultaba de lo más complicado.

Estaba a punto de dar su paseo por finalizado, pues pensó que ya había tomado el aire más que suficiente, cuando divisaba una figura conocida no muy lejos de donde se encontraba, por lo que decidió acercarse a saludar – Buenas tardes Irina – Dijo estando lo suficiente cerca, en un tono seco y educado, típico del pelinegro- Como se encuentra ¿? – Echó un rápido vistazo a la comida que se encontraba frente a ella con curiosidad – Disculpe, interrumpo su comida ¿? – No parecía estar acompañada, pero al ver aquella mesa decorada y servida, supuso que tenía planes con alguien, ya que esa cantidad no era para una sola persona o al menos, normalmente no lo era.
Dalien Silvery
Mensaje por Irina Ainsworth el Vie Feb 21, 2014 7:54 pm

Re: Sanando viejas heridas (Irina).


Seguía acomodando la mesa. Poniendo detalles como flores y cubiertos aquí y allá. Tenía suficiente comida para tres o cuatro personas, muchas más si solo comían un pequeño bocadillo. Había terminado justamente, cuando la primera persona que se interesó por ella volvió su rostro y le saludó. Ella le sonrió de vuelta con un saludo de mano y él partió. Tal vez, aquel día no tendría suerte, pero su dulce sonrisa seguía en su rostro, imperturbable. Sabía que alguna vez en la vida terminaría comiendo sola, pero confiaba en que aquella no sería la noche.

Comenzaba a servirse té a ella misma, cuando la voz de un hombre conocido le sacó de sus pensamientos. Sus orejas llegaron primero a la dirección del mayor, luego levantó el rostro y sonrió con dulzura.- Buenas tardes, Dalien.- Susurró, con voz suave, para luego bajar la mirada a Ryan en su carrito.- Hola, pequeño. -Rió suavemente.- Estás muy guapo hoy.- Sonrió al ver al pequeño riendo y levantó su mirada al mayor.- Estoy bien, ¿qué tal ustedes?- Preguntó, paseando su mirada de nuevo al pequeño.- ¿Interrumpir? No, no... Aún no he empezado... ¿Gusta acompañarme? -Sonrió, señalándole la banca frente a ella.- Es una especie de... tradición. Sirve para conocer amigos.- Susurró, sirviéndole un poco de té verde.- Curiosamente hice un poco de comida japonesa por si gusta acompañarme.- Sonrió de vuelta, esperando por la respuesta del moreno.


Irina Ainsworth
Mensaje por Dalien Silvery el Dom Nov 02, 2014 6:25 pm

Re: Sanando viejas heridas (Irina).

Reconociendo rápidamente a la mujer, Ryan sonreía alzando los brazos en busca de los contrarios, deseando ser arropado por estos, pues prácticamente aquella mujer lo había criado junto al moreno, resultando inevitable que el pequeño no se mostrase de ese modo ante ella. El guardián dedicó una pequeña mirada a su hijo, quien de repente se había mostrado demasiado animado- Parece que se alegra de verle – Comentaba sin demasiada emoción, siendo lo más normal en él- Estamos bien – Respondía de nuevo con sequedad, echando un rápido vistazo a su alrededor manteniéndose alerta. Estaba claro que lo último que se encontraba el guardián, era relajado.

Si realmente no es una molestia, sería un placer poder acompañarle – La oscura mirada del moreno se posaba nuevamente en su hijo, para luego llevarla a la mujer- Ryan parece haberle añorado, pienso que le sentaría bien pasar un poco de tiempo con usted – Decía tomando asiento en el lugar que le indicaba, colocando el carrito entre ambos, justo a un lado de la mesa – Hace mucho que no como algo japonés – Respondía al tiempo que se inclinaba, abriendo la pequeña puerta del trasportín que llevaba a Salvaje, permitiendo que el animal estirase las patas y se moviese a placer, aunque por el momento parecía preferir continuar allí dentro- No he tenido demasiado tiempo, por lo que sería un placer probar su comida – Tomaba el vaso humeante de té entre sus manos- Gracias – Decía entornando la mirada, bebiendo un poco de té saboreándolo con calma- Encuentro su tradición de lo más curiosa… -Comentaba concentrando la mirada en la contraría- Todo este esfuerzo por unos desconocidos… Realmente es una persona…sociable –Añadía sin saber bien como describirla-
Dalien Silvery
Mensaje por Irina Ainsworth el Vie Dic 19, 2014 11:22 am

Re: Sanando viejas heridas (Irina).

También yo me alegro de verle, por supuesto.- Susurró, tomando al pequeño en brazos y cargándolo contra sus piernas mientras aún seguía sentada. Le agradaba demasiado tener la oportunidad de cargarlo. Era casi como si... Como si fuera su pequeño hijo. Nunca había tenido la dicha de ser madre, pues había dedicado su vida entera a la enfermería, pero había tenido muchos hijos del modo en que tenía a Ryan. Por supuesto, ninguno había significado tanto.

Con el pequeño sentado en la mesa frente a ella, rió suavemente y asintió.- Me encantaría tenerle de invitado, señor Dalien. Sería simplemente maravilloso. ¡Oh, Salvaje! También tenía tiempo sin verlo.- Susurró, llevando su cola blanca a la pequeña jaula abierta del hermoso gatito para rascar un poco detrás de sus orejas. - No soy excelente cocinera, así que no se haga demasiadas esperanzas.

Por su comentario acerca de sus tradiciones y el que hacía sobre lo sociable que era solo atinó a reir.- No es que sea demasiado sociable, es que me gusta la compañía. Me gusta tener historias que escuchar. Como sabrá, he sido doctora toda mi vida y el oficio me enseñó a escuchar a mis pacientes... Toda persona tiene una historia que contar, o al menos eso pienso.

Con una pequeña cuchara, dio al pequeño Ryan un poco de sopa y algo de pasta para que moliera en la boca. No era demasiado, con lo que estaría bien y entretenido por un tiempo.- Sabe, da usted un espectáculo bastante curioso al verle con una carriola.
Irina Ainsworth
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: Sanando viejas heridas (Irina).

Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba