» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Sinon Kilkon el Vie Jul 22, 2016 6:51 pm

Una misión interrumpida. Móvil al agua. [Priv Ethan Wilde]

Sinon se instaló en su casa muy fácilmente, ya que apenas estaba en ella. Debido a que apenas dormía. Le gustaba pasar el día entrenando y las noches descansando contemplando la luna. Rara vez iba a su casa a descansar. Pero cuando lo hacía, solía quedarse el día entero metida allí.  Limpiaba su franco tirador, y preparaba las cargas de balas, limpiaba su daga y sus complementos, sin olvidarnos de su arma secundaria. Esta era más pequeña que la anterior pero servía para distancias cortas.

Se daba una larga ducha de agua helada y por último se tomaba una cerveza o varias. siempre tenía que tener la nevera llena de este tipo de latas. Una nevera de alguien normal tendría alimentos, bebidas, agua, etc. Ella no, ella la tenía llenita de cerveza. Como no comía apenas nada, ni bebía otra cosa, para que gastarse el dinero tontamente.  

Cuando hacía todo eso, finalmente se dormía en el sofá tras ver las noticias o algún programa.  Tenía en la mesa varios expedientes por leer, alguna que otra información sobre compañeros y no tan compañeros. Para estar al tanto cuando tenían una misión.

Ahí estaba ella sentada en el sofá con una lata de cerveza en la mano mientras leía aquellos papeles. Detenidamente se fijaba en cada de talle de cada uno de estos. Para asegurarse de no cometer errores en un futuro. Al terminar su bebida, miró el móvil para ver si tenía alguna misión pendiente. Aún no tenía ninguna. Se levantó y se dirigió hacia afuera.

Con su franco colgado a su espalda y todas sus armas preparadas por si mandan una misión, esta sale de su casa y camina hacia ninguna dirección, solo camina sin rumbo.

Tan sin rumbo que llega a la ciudad. Hacia calor y tenía sed, la gente aveces se le quedaban mirando otras saludaban cordialmente, pensando que era alguna guardiana o algo por el estilo por la firmeza que mostraba al caminar. Tenía sed por lo que decidió entrar a un bar para  tomar alguna cerveza fresca. Allí un mensaje llegó pero aún no lo leyó estaba escuchando conversaciones ajenas algo interesantes.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Sinon Kilkon
Mensaje por Ethan Wilde, el Dom Jul 24, 2016 2:47 am

Re: Una misión interrumpida. Móvil al agua. [Priv Ethan Wilde]

Para aclarar un poco, aunque sea.
El Trabajo de aquel cascarrabias estaba resumido en vigilar el perímetro de la Academia y colarse de vez en cuando en los alrededores para que nada estuviese fuera de lugar. Pero su prioridad era aquel edificio estudiantil. Y cómo éste no tenía grandes labores, pues, digamos que sólo se esmeraba en su empleo porque…bueno, algo tenía que hacer ¿No?. Aunque no le molestaría estar calentando el sofá todo el día… en fin, digamos que el albino a pesar de trabajar por inercia, le encontraba alguna clase de brillo al asunto.

Ahora bien, el vampiro llevó sus pasos mucho más allá de la zona acostumbrada, a juzgar por la hora, sí… estaba en su tiempo de descanso, lo cual le permitiría mandarse a cambiar donde le diese la gana. El día estaba algo pesado para una criatura como aquel. Al ser un chupasangre, en unos términos más ordinarios, claro, debía de mantenerse lo menos expuesto a los rayos solares, pero gracias al tiempo y tal vez a algo de suerte, no sufría tanto daño de aquella maldita bola de fuego que se mantenía en el espacio exterior. Pero eso no quitaba que el calor le estuviese jodiendo, y bien que lo detestaba.

Mientras avanzaba con la diestra dentro del bolsillo, la zurda se sujetaba la camisa y la agitaba con tal de ventilar su cuerpo. Y como era de esperarse, Ethan llevaba aquella cara de demonio que nadie se la quitaba, y no, no de maldad, sino más bien de andar detestando a todo quien se le cruce. Claramente dirigió más que un gruñido a algún perdido que se le ocurrió cruzar miradas con él.

Bah. Sería espléndido si tan sólo el idiota de mi hermano estuviese en sus horas libres refunfuñaba por lo bajo, caminando por la acera que conservaba mayor sombra que la de enfrente, sumando una benefactora brisa primaveral, que vacilaba entre estar tibia como fría. Si su pariente tuviese algo de tiempo, seguramente lo hubiese obligado a que le invitase algo para comer. Y no porque fuese ataño, o no tuviese adinero. Si no que quería cobrarle sentimientos.

Ya adentrándose en la zona de comidas, Ethan se abrió paso, con aquel gesto déspota y agresivo en uno de los locales, un bar, para ser precisos. Su puesta de escena y su presencia no tardaron en hacerse notar, si bien entró en silencio, su mirada perturbó a más de uno de los comensales, y por otro lado, sólo logró que el bartender suspirase con resignación. Se sentó en la barra, pidiendo lo que acostumbraba, unas cuantas copas de vino.
Su posición no lo ayudaba con la visual de la entrada, sin embargo, en lo que bebía y recapitulaba escenas, y meditaba cosas importantes, sintió un aroma familiar, uno que acostumbraba a sentir pocas veces, y que normalmente lograba desquiciarlo más de lo que ya estaba.
Se volteó, notando entonces la figura de Sinon, que destacaba bastante entre cualquier habitante de la cúpula – Mira lo que me trajo el viento – alzó la voz, tomando su copa de vino, mientras se acercaba a la mesa de la Asesina. Su gesto no cambiaba en lo absoluto. – No sabía que frecuentabas bares, bueno, en todo caso, no sé cómo te dejan entrar. Con el aspecto de mocosa que tienes – se hizo de una de las sillas, sentándose frente a la muchacha, con la mirada sobre ella.
Ethan Wilde,

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares