» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Solei H. Jouvet el Sáb Abr 23, 2016 5:32 pm

Le gain de la recherche, c'est la recherche même [Privado]

Las clases terminaban por esa semana, otorgándoles a todos los estudiantes tiempo libre y un descanso hasta dentro de unos días, algo que agradecía enormemente la albina ya que anisaba poder seguir con la frenética búsqueda que apartó por demasiado tiempo. Hasta la noche anterior se había pasado años dejando de lado su “misión”, pero ahora que estaba más o menos preparada para seguir no dudó en hacerse acopio de todas sus fuerzas y de su determinación.
No tardó en llegar a su cuarto, deshacerse de sus cosas y salir con el piano y la fotografía únicamente, no necesitaba nada más aparte de esas dos cosas, así que sin cambiarse de ropa, con el uniforme puesto y el piano pizarra al hombro se encaminó hacia fuera.
“¿Por dónde debería empezar a buscarle?” Pensó mientras dudaba hacia qué dirección tomar. “Ya que estoy por esta zona, debería asegurarme” Era lógico, luego pasaría por los otros sitios, pero esa tarde se dedicaría exclusivamente a la academia y los  alrededores de esta y los dormitorios, siempre está la posibilidad de que sea algún profesor que no conoce por dar lecciones a otras clases.

Con la fotografía en mano y en la pizarra escrito ‘¿Conoce a este hombre?’ en perfecta caligrafía, comenzó a andar por el interior, si bien preguntaba a todos los profesores, estos no sabían nada de él, no lo reconocían y no podía culparles ya que la fotografía era algo antigua, habría cambiado con el tiempo.
Se paseaba por todas las clases en las que quedaba gente, incluso se pasó por la sala de profesores, por suerte había allí una que sabía lenguaje de señas y le explicó brevemente que lo buscaba por tratarse de su padre, siendo así ella quien en voz alta preguntó en general a todos los presentes. Tan solo una pista llegó a ella, uno de los docentes más jóvenes lo había visto alguna vez por esa zona, pero no sabía más. Con un enorme brillo en los ojos agradeció a todos, sobre todo a este último que la había ayudado, y se encaminó hacia el lugar que este le dijo parecía verle más.

Al salir, debido a ir corriendo se paró un momento para recuperar el aliento y que el corazón dejara de latir tan rápido “¿Es solo por la carrera o por algo más?” Se preguntaba mientras poco a poco respiraba más tranquilamente y ciertamente los latidos aminoraban, pero sin llegar a la frecuencia de siempre, eso dejaba claro que estaba alterada por la primera pista que encontraba. En el fondo sabía que eso no significaba nada, que tal vez no encontraría nada y se quedaría en un punto muerto, pero la ilusión no dejaba de fluir por sus venas.
Ya más relajada comenzó a caminar por los jardines, allí todo parecía ir a un ritmo más lento, la brisa era fresca, las flores llenaban de color las jardineras y el verde césped parecía perderse en el horizonte. Se dedicó a saborear todo eso, deleitándose con el canto de los pájaros que volaban por las inmediaciones, tomando inspiración para la canción que estaba terminando de componer.

Al abrir los ojos se encontró con el mismo escenario, salvo por otro estudiante que había llegado allí, corriendo se acercó a este y le enseñó la pizarra y la fotografía a la vez, recibiendo una negativa. Sin perder las ganas, le agradeció con una gran sonrisa y se fue para seguir con el camino, buscando más hasta quedar cansada, estaba claro que no pararía hasta caer y no poder caminar más ya que la noche no le importaba, buscaría por zonas iluminadas.
Otra silueta a lo lejos se hizo presente tras un rato, otra persona a la que preguntar. De nuevo corriendo se acercó al hombre que poco a poco tomaba forma, pelo blanco, gabardina negra… Al alcanzarle, solo basó verle de perfil para darse cuenta, no necesitaba ver la fotografía ya que se la sabía de memoria y de tener habilidades artísticas la plasmaría con todo detalle en una hoja.
“Padre…” Por fin había dado con él, era inconfundible, por lo que nada más parar frente al hombre lo abrazó con fuerza, que si bien era poca resultaba ser toda la que tenía. La diferencia de altura no era mucho, pero le llegaba por el pecho y eso no le importaba, solo cerró los ojos y se dedicó a abrazarle.
El corazón casi se salía del pecho de la chica, una gran sensación de alivio, felicidad y calidez se extendía hasta cada terminación nerviosa, desde la cabeza hasta los pies, hacía demasiado tiempo que no se sentía así y quería llorar, pero se reprimía por no causar una mala impresión, algo que seguramente ya había conseguido sin quererlo.


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Solei H. Jouvet
Mensaje por Noah H. el Jue Abr 28, 2016 6:24 pm

Re: Le gain de la recherche, c'est la recherche même [Privado]

Llegaría entonces, el anhelado fin de semana. O al menos eso pretendían reflejar las caras de los alumnos que iban distribuyéndose por todo el sector de la academia; lástima que aquello eximía plenamente a Noah de sus planes, puesto que, para el trabajo no habían precisamente días libres.
Bueno, a todas formas, se destacaba que el albino estaba la mayoría de los días vagueando por los páramos del bosque o por la misma escuela, sin mucha producción, de veces iba a fastidiar a la biblioteca, y aparentemente iba a hacer aquel mismo cometido.

Para acortar todo el recorrido, había decidido pasar por los jardines, pero más que deleitarse por tanta flor colorida que había, sólo se sentía abrumado por la cantidad que alumnos que iban y venían; como era de esperarse el Harrison pasaba desapercibido entre la multitud, tal vez no llevaba el característico uniforme que todos portaban, tal vez eso le hacía destacar entre tanto tumulto, pero como avanzaba a un paso lento, manos a los bolsillos y sin siquiera cruzar miradas, lo eximía de la atención. O eso era lo que él creía creer.

No pudo divisar antes aquel cuerpo femenino que se abría paso por el sendero, fue incapaz siquiera de pensar de que corría hacia él, solo pudo sentir un ligero choque, lo que hizo que se detuviese en seco, unos delgados brazos rodearlos, y la cabeza de la cuestionada sobre su pecho. Alta, una contextura delgada y jovial, cabellas blancas, orbes de un rojo intenso, el uniforme de Di Cielo.
Los primeros detalles que pudo asimilar, ni una sola mujer que recordase cumplía estrictamente con aquella chica, de hecho, ni siquiera recordaba haberla visto dentro de la misma academia; tuvo primero la ligera sospecha de que se tratase de una de sus hermanas menores, pero no, no era la alumna de niebla.

Se tensó por desconocer a la muchacha, quería creer que se le habían confundido; el abrazo no lo tenía del todo contento, se le fue un fastidio, pero llamar la atención era lo menos que esperaba. Dejó caer una de sus manos en la cabeza de la chica, para apartarla un poco, siendo un poco tosco, pero no un bruto como para hacerle daño
– Te has equivocado de persona – aseguró en una voz fría y poco amigable, vamos, la que describía perfectamente al Asesino.
Sin mayor preámbulo terminó apartando a la muchacha, arreglándose la gabardina que había quedado apenas un poco arrugada, asegurándose que ningún cabello de ésta hubiese quedado retenido en la oscura tela, en lo que comenzaba a avanzar por la misma dirección a la cual quería llegar. No se molestó siquiera en voltear, una desconocida, un malentendido, para él, sólo eso era.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Solei H. Jouvet el Vie Abr 29, 2016 5:47 am

Re: Le gain de la recherche, c'est la recherche même [Privado]

La mano en su cabeza fue más que suficiente para hacerla feliz por el resto de su vida, pensaba que recibiría una caricia por parte de su padre, pero solo notó que le apartaba la cabeza. Obediente, se separó un poco mientras mantenía la sonrisa de antes, observándolo directamente a los ojos, encontrándose con una expresión que no entraba dentro de lo esperado, así como el tono que utilizó al hablar. Esas palabras resonaron mientras se dejaba apartar “Es imposible, no me he equivocado…” En su mente recapacitaba sobre ello, llegando a los pocos segundos a la conclusión de que lo había abordado sin siquiera explicarle, comprendiendo que era normal esa reacción.

Se giró para ver cómo se alejaba, avanzando de nuevo corriendo mientras sacaba la fotografía y de nuevo se paraba frente a él, esperando que no pasara de largo, algo de lo que se aseguró tomando la mano del hombre y poniéndole en esta la instantánea donde podría verse a sí mismo, junto a su madre con la cual compartía muchos rasgos a excepción de unos cuantos de su padre, siendo el cabello lo más notable.

Mientras dejaba que viese la imagen, alzó el piano para escribir con las tizas en la pizarra tras el pequeño instrumento, iba demasiado rápido, tenía prisa por hacerse entender y optó por decirle lo que siempre le dijo su madre- “Ahí están mi madre y mi padre” –Le enseñó lo escrito, asegurándose de que lo leía para así pasar a escribir lo siguiente, dudaba que este comprendiera el lenguaje de señas, con la que podía comunicarse con cualquiera que comprendiese al menos lo básico.
Borró directamente con la manga, sin preocuparse de mancharla, ahora no le importaba nada más que llegar a explicarse lo mejor que podía en sus circunstancias- “Me llamo Solei Jouvet, mi madre era francesa” –No cabía más en la pizarra, había escrito las letras demasiado grandes por los nervios, así que se lo enseñó y pasó a escribir lo siguiente- “Conoció al hombre de la fotografía hace diecisiete años en un bar de Francia, no pasaron más de” –De nuevo se quedó sin espacio, con un suspiro lleno de impaciencia se lo enseñó, mirándole por detrás del texto para ver sus reacciones y de nuevo escribió tras borrar con la manga- “una semana juntos, pero ella se quedó embarazada de mí en ese tiempo” –Por fin pudo terminar de explicarse, notándose que estaba mucho más calmada y relajada ahora que no tenía que estar corriendo y descuidando un poco su letra, la cual no cambiaba mucho de la perfecta caligrafía que siempre mostraba.

Esta vez dejó la pizarra para que la leyera todo lo que deseara, tan solo se limitó a mirarlo, cada vez más segura de que era su hija, encontrado parecidos entre la chica que veía en el espejo y el hombre frente a ella. En los ojos rojos de la albina se asomaba claramente un brillo de alegría, por fin pudo encontrar a alguien, por fin uno de sus sueños se había cumplido.


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Solei H. Jouvet
Mensaje por Noah H. el Sáb Mayo 28, 2016 7:54 pm

Re: Le gain de la recherche, c'est la recherche même [Privado]

Los pasos de la chica la delataron, Noah, quien estaba con la guardia en alto, se vio forzado a detenerse por tal de no chocarla y tirarla al suelo, después de todo, era una gran posibilidad que la tirase, con lo bruto que era. Entre sus manos, reposaba una fotografía, la cual observó por encima, sin darle realmente importancia. Ojalá lo que éste planeaba se hubiese hecho realidad, ojalá, la chica sólo hubiese sido un encuentro accidental y no algo que iba realmente en serio, ojalá la curiosidad, sumado a la insistencia de la desconocida, no lo hubiesen obligado a ver esa fotografía. Primero el albino no demostró mucho interés, sin embargo, cuando comenzó a leer lo que escribía en el pizarrón, primero le entró la duda ¿tendría la voz rota, algo en la garganta, o simplemente era muda?, pero se dedicó a leer cada palabra que escribía.
Lo invadió un calor sorprendente por toda la espalda, subiendo por la columna, se traspasó al pecho, y repentinamente se heló nuevamente ¿Qué rayos estaba ocurriendo?
– A ver, más lento – susurraba sin intención de hacerse escuchar, para sí mismo, tragando duro.

Si no se estaba equivocando, si sus ojos y la chica no la engañaban, en una de sus miles aventuras, antes de la catástrofe, había acostado con una mujer, cosa que no era novedad, si tomamos en cuenta su necesidad de nutrirse de la energía sexual, el problema, el conflicto iba en un solo hecho: la había dejado embarazada. Era algo casi imposible de que ocurriese, algo que caía casi en un 1% de las probabilidades de que fertilizara a una fémina, pero no se esperó que el conteo hubiese sido real. La foto se lo comprobaba.
Tomó el papel, su mandíbula estaba dura como su respiración, examinó la foto con lujo y detalle; no fue para nada difícil reconocerse así mismo, fue hace años atrás, para entonces sería aún un adolescente, o entrando a la adultez, más o menos. A quien tardó de reconocer fue a la mujer, a tantas las había frecuentado…. “Si te he visto no me acuerdo, si te desvisto tampoco” .
Miró a la chica, facciones delicadas, orbes rojas, un cabello de pigmentación clara… era casi el reflejo de la chica que estaba en la foto, pero no encontró mucha similitud con su persona, exceptuando claro, la tonalidad de ambas cabelleras. Pero no, por más que fuese verdad, era algo que para el asesino era imposible. ¿Una hija, hablabas enserio? Siquiera tenía demasiada experiencia con los niños, digo, sí, es tío de un par de nenas, más de una vez le ha tocado hacer de canguro, pero tal responsabilidad… tal título de “padre” no se lo merecía, tampoco podía permitírselo ¿Cómo rayos le iba a explicar esto a su hermano? No, peor aun ¿Cómo rayos le iba a dar la cara a Reim? Temía de su reacción, estaba comenzando a temer de todas las posibles respuestas negativas.
– Esto no me comprueba nada – espetó en un tono de voz agrio, devolviendo la fotografía. Tal vez, hubiese sido mejor romperla, pero no podía pensar todo bien claro después de tal noticia – Ve a molestar a otro sitio – finalizó, nuevamente, tomó las riendas y partió caminando, pasando de la muchacha.
Iba más menos rápido, manos a los bolsillos, jugando con sus dedos, la idea le daba vueltas a la cabeza, quería correr, estaba turbado, la única solución que estaba viendo a todo el asunto, simplemente, era escapar.



Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Solei H. Jouvet el Sáb Mayo 28, 2016 8:26 pm

Re: Le gain de la recherche, c'est la recherche même [Privado]

Ladeando ligeramente la cabeza, observó al hombre, quedándose con cada acción de este, con sus rasgos faciales para cambiarlos por los que tenía de la fotografía, memorizando por completo el rostro de su padre. Cada rasgo, incluso lo más insignificante era captado por los ojos rojos de la muchacha, que dejó de hacerlo cuando notó que algo cambiaba en el semblante serio, esperando que fuese una buena emoción, algo con lo que poder comenzar a recuperar todo el tiempo perdido, ser una familia… Pero no fue eso, notaba preocupación, miedo, duda… Al menos eso creía leer en el rostro del albino, sentimientos que no coincidían con los esperados por Solei.

No fue de extrañar que ante las palabras del contrario se quedara de piedra, perdiendo la pequeña sonrisa llena de alegría que hace unos minutos había dibujado en sus labios, pasando a quedar estos un poco abiertos, no lo suficiente como para notarse pero su mandíbula no reaccionaba.
Entre ambas manos tomó la fotografía, no la miró en ningún momento, no podía apartar la vista del que creía era su padre, notando como las lágrimas subían y amenazaban con salir, formándose un nudo en la garganta, en su pecho y estomago mientras asimilaba lo último que dijo “Soy una molestia…” Pensó sin ya darse cuenta de que este se marchaba, continuaba sin moverse, pero no veía nada, todo parecía haberse vuelto negro.

Cuando las lágrimas afloraron, la oscuridad pasó a ser de nuevo el escenario del jardín, solo que difuminado y distorsionado, girándose rápidamente para verle caminar “Le estoy molestando…” No abandonaba esa idea, la de estar haciendo algo malo a una persona importante, puede que no lo conociese desde hace más de unos minutos, pero siempre había soñado con eso. Cuando imaginaba lo que ocurriría, le veía abrazándola de vuelta, besándola en la frente y comenzando a hablar mientras tomaban un dulce en alguna cafetería, tal vez eso cambiaba para mostrar algo diferente, como que se sentaban en un parque a hablar, o tal vez todo se reducía a un paseo aleatorio, pero siempre estaba en común el factor de hablar, conocerse, poder comunicarse ella sin pizarra… Una aceptación, un amor que podría crecer poco a poco, pero que tenía una base.

Al mirar la espalda de quien ya estaba a varios metros, no notaba más que frío y dolor, constándole tragar o siquiera respirar. Cerró los ojos de nuevo, no quería verle marchar, pero tampoco quería marcharse ella, una parte le decía que cesara en su inútil intento y otra parte gritaba por correr de nuevo.
¿Qué hizo? Por supuesto, lo último, esta vez decidió escribir antes en la pizarra, corriendo tras eso para volver a abrazarlo, todavía con las lágrimas manando de los ojos, desesperada por ser escuchada y querida por él.
En ese momento se conformaba con tan solo recibir un poco de aceptación, no necesitaba unir las vidas de ambos, pero creía que si él no la reconocía no podría seguir viviendo tranquila y felizmente.
Tras unos segundos de abrazarlo, todo para volver a colocarse frente a su padre, habiendo secado mínimamente las lágrimas que no desaparecerían de momento, preocupándose de que este quedase oculto tras la pizarra en la que claramente ponía- “Por favor” -en una letra algo descuidada y torcida, exactamente igual que su corazón, ambos llenos de duda y un dolor creciente que era incluso más notable por el temblor de sus manos, hombros y piernas.

“Si me rechaza…” Pensó en ese mismo instante “No puedo hacer más…” Ya se estaba poniendo en situación, esperándose el silencio e indiferencia o en el mejor de los casos una negativa verbal.

“Si me rechaza, tendré que dejarlo…” Su resolución era distinta a cualquiera anterior, siendo meramente pesimista y a la vez realista.


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Solei H. Jouvet
Mensaje por Noah H. el Sáb Jun 25, 2016 3:01 pm

Re: Le gain de la recherche, c'est la recherche même [Privado]

Ignoró completamente que a sus espaldas estaba dejando a quien se trataba de su propia sangre, pero claro, Noah desconocía de la fuente que lo iba a confirmar, para él, era algo imposible por lo anteriormente explicado; era irónico, de tantas veces que lo había hecho, una de ellas habría resultado como ganadora de un premio, por eso mismo no lo creía, o bien, no lo quería creer .Ignoró que la dejó llorando, sin embargo, no podía negar la existencia de aquella muchacha, la fotografía, lo que ella le había escrito le había dejado tan perturbado que si bien, caminaba con firmeza y con ligera rapidez, había pasado por alto la entrada al pasillo que lo llevaría hacia las bibliotecas, se había desconectado del mundo de tal forma, que de estar pensando en ir a ver a Reim, a pedirle consejo o quien madres sabe, sólo quería seguir adelante, y olvidar lo anterior… y es que, no podía.

Sí, si que pudo sentir aquellos atolondrados pasos, los zapatos que chocaban contra las piedras del sendero de los jardines, rogaba internamente de que no fuese la chica, de que fuese otra persona. Contuvo el aire, su pecho se infló, a ojos cerrados, sintiendo unos delgados brazos rodear su figura en un abrazo. Le dio un escalofrío, en cuanto vio aquellos orbes, que parecían de un ángel llorando, no hizo más que desviar la mirada a un lado, y no porque lo afectase, no porque le estaba tocando el corazón, si no que era una actitud que le molestaba.

Detuvo su andar casi por obligación, tenía el mal gusto en la boca, estaba hartándose de lo pedante que la chica estaba siendo
– Una fotografía no me prueba nada – recalcó, sin dejar que su voz expresara lo perturbado que estaba – Sí, tal vez conocí a esa chica hace muchos años ya, pero es imposible que yo tenga una hija – recalcaba, mirando como las lágrimas eran asomadas en aquellos ojos rojizos, pero no tambaleó por ningún instante – Te ha mentido ¿Qué no ves?. Pudo haber quedado embaraza de cualquier otro hombre. Es bien fácil tirarle la pelota a cualquiera. No entiendo por qué lloras, ante ti, no soy más que un desconocido… y para mí no eres más que una niñata confundida – Tomó la pizarra.
Ahí es donde un gramo de humanidad, aparentemente compadecido, no fue tan duro con ella. Perfectamente pudo haber destrozado aquella herramienta que Solei tenía para comunicarse con los demás, sin embargo, con la manga de su pesado abrigo, borró el “Por favor” que tenía escrito, y se la devolvió completamente limpia.

Distinguió en su uniforme la placa de la clase de los Sol. Sonrió para sí mismo, casualidad, seguramente.
– Deja de llorar, y vuelve a clases. Me meterás en problemas – recomendó, intentando de alguna forma hacer que la chica se fuera de su vista; y en parte, era verdad. A cualquiera podría parecerle raro ver a una de las alumnas llorar a tal forma, en compañía de alguien que claramente no estaba siendo distinguido por el uniforme de la Academia; quizá hacer uso del uniforme de los Tormenta le convendría más para un futuro – Ve a enfermería a que te den algo para los nervios, o no sé. Pero hasta aquí llegas. No soy tu padre, no pretendo serlo tampoco, estas en un sitio donde loa mayoría de los alumnos son huérfanos, resígnate a tu posición – Nuevamente sus pies tomaron camino por el sendero, solo que se devolvió por donde vino. Su plan era abortar, salir al bosque a meditar de lo sucedido, estándose rodeado de los altos edificios y de curiosos espectadores lo ponía tenso, y cualquier mala reacción podría significar para él un problema laboral . Pensaría si sería lo ideal buscar concejo o guardar silencio. ¿Si realmente lo era, cómo asumiría tal título de prestigio? No estaba preparado para tal calificación, no todavía.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: Le gain de la recherche, c'est la recherche même [Privado]

Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba