» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Alistear el Dom Abr 17, 2016 1:18 pm

Alistear || Expediente

Profesor & Subdirector

Alistear S. Harrison Salth


Datos básicos

Sobrenombres: Stear , Alis, Payaso, Tuerto, etc.
Edad: 241 Reales || 31 Aparentes
Genero: Varón
Orientación sexual: Bisexual
Nacionalidad: Británico Inglés
Raza: Brujo
Trabajo: Profesor en Di CIelo
Sector: Cúpula


Descripción Física

Estatura: 1.77,5 cm
►  Contextura: Delgada
Rasgos físicos distintivos: Es tuerto del ojo Izquierdo. En su pecho, posee un sello en  forma de reloj que marca las doce en punto.
►  Apariencia:
Físico:



Descripción psicológica

Quizás posee mil caras, o simplemente, dos facetas “naturales” de él.
A viva impresión, Stear se demuestra cómo alguien de gustos y actuares algo extraños, normalmente habla en un tono empalagoso y a veces mal intencionado, eso sí, de una forma realmente educada, se demuestra interesado por los más pequeños detalles, sacar casi toda información posible indiscretamente con quién habla, enterarse de todo de su alrededor, más bien, se considera hasta, así mismo como un hombre relativamente sabio. Sonríe siempre, no importa cuál sea la situación, tristeza, melancolía, siempre se denotara una sonrisa de oreja a oreja con algo de malicia que suele a veces llegar a ser molesta. Es alguien realmente social y sin pudor, a veces con comentarios algo descolocados, y nunca falta la risa en sus palabras, llegando así a ser algo bastante cruel, sarcástico e inquieto.

Es un vivo payaso, inquieto y realmente juguetón por no decir que es alguien coqueto para sus maneras, debido a su educación el trato de usted y las palabras bonitas siempre le salen por actos naturales , aunque igual las quejas y hasta indirectas lo bastante directas para comprender. Suele brindar comentarios algo enredados e ilógicos, a veces con metáforas, misteriosos o entendibles solo para sí.
Posee el bastante orgullo para nunca dejarse ver perder, rara vez se lo traga, es más, le cuesta hasta decir un simple ‘gracias’ del corazón o pedir auxilio a alguien, se considera alguien independiente a pesar de ser un consentido, además de ser de quienes están mentalizados para vivir por él y para él, al igual que ser algo egoísta y hacer las cosas bien si son a su manera. Es alguien vivamente caprichoso, y se toma lo que él quiere con seriedad. Aun así de demuestra cómo alguien desinteresado por su propia vida, y ajeno a los demás si es que no está ligado sentimentalmente.

Le gusta hacer bromas, molestar a los demás hasta tal grado de a veces, acosar, siempre y cuando su objetivo sea alguien de quien pueda sacar cierto provecho. No habla mucho de sí mismo si no está en confianza, no responde a preguntas de  ‘Qué le pasó a tu otro ojo’ pasa de ello, de hecho, a pesar de ser alguien realmente paciente esa es una de las cosas que más lo sacan del lugar. No es fácil de hacerlo enojar, de hecho, cuando tratan de hacerlo adrede  normalmente lo toma como chistes y broma, siguiendo así el juego, para él de igual modo, las relaciones con terceros no son nada más y nada menos para sacarle provecho a algo.
Tiene la extraña costumbre de esconderse por lugares y aparecer de las nada gracias a sus poderes, teniendo como tendencia a asustar a los demás. Al igual, habla de una forma graciosa y despreocupada, sin temor a insultar a los demás con comentarios humorísticos u acciones desconcertantes.
Lo que nadie le quita es lo desconfiado que puede llegar a ser, no confía en nadie, es difícil ganar en plenitud toda su confianza, usualmente cuando le pregunta si confía, este dice que pasa de eso o se desvía del tema. No deja mucho en qué pensar de vez en cuando. Actúa por conveniencia, más que nada. Al igual, aparenta que todo el mundo le agrada, es decir, que casi nadie le importa, en igual forma

No obstante, cuando puede estar en confianza, llega a ser alguien lo bastante tranquilo, y regalón, como quien diría. Es alguien amoroso y realmente simpático, protector, aunque a tal grado que a veces llega a fastidiar, se podría decir que puede llegar hasta dar todo por las otras personas, si se está ligado demasiado con ellas tiende a ser aún más posesivo. Es realmente celoso, aunque no le guste admitirlo quiere que lo que es suyo solo le pertenezca a él, sencillamente. Cuando se siente su ‘preciado’ bajo amenaza de un tercero puede llegar a ser lo bastante agresivo a por ello. Lo normal, es fácil que se descontrole en una segunda faceta un tanto más ida.
Se podría insinuar que está un tanto loco. Eso solo ocurre cuando amenazan algo que él realmente quiere. Tiende a desquiciarse con facilidad, entrar en una crisis casi personal y terminar riendo como hiena y a carcajadas pasando del posible daño local, pierde la cordura y la compostura y es fácil que empiece a descargar todo en palabras, a actuar inquieto y rápido, pasando de su estado de salud logrando así a agitarse tanto que luego no puede recobrar en sí toda su conciencia, se vuelve. Agresivo, desconfiado y realmente posesivo, es capaz de sacrificar su propio cuerpo para obtener lo otro, de hecho, también podría llegar a tal punto de herir a quien más quiere.

Historia

Comienzos:
Steven A. Harrison S.
Segundo hijo de la pareja compuesta por Stevenson Harrison y Rebecca Salth.

Los Harrison eran ( y siguen siendo ) una rama de brujos puros, su historia data de mucho antes del siglo XV, donde aquella familia pudo salir a su resplandor máximo entre toda la sociedad que existía. Originarios netamente de Gran Bretaña, Inglaterra. Se desconoce cual fue el punto de partida exacto.
La cabecera líder era el miembro más antiguo que databa, Henry Harrison, que poseía los bastantes años como para decir que ha visto de todo en la vida. Aparentaba una gran edad, entre setenta y ochenta años, pero se podría insinuar que tenía mucho más de cien años de vida.

Steven y Rebecca primero tuvieron una hija, la cual por varios factores no siguieron los pasos que normalmente toda la familia requería, por lo cual, el segundo hijo, Steven, era aquel muchacho tacha de prodigio, quien tomaría por quizá cuantos años más la cabecera de aquella familia, quien residía en Oxford, en una mansión lo bastante excéntrica.
El cabecera a pesar de verse como un anciano arrogante, con sus dos nietos era un amor, lo que podría decirse un buen abuelo; en cambio, su propio padre , Stevenson era realmente alguien desinteresado, si no tomaba en cuenta a su hermana mayor, mucho menos a él… aquel hombre no era nada comparado con su querida madre, Rebecca, quien con aquella cara de ángel siempre sacaba una sonrisa de los labios aniñados de Steven, no obstante, era una mujer lo suficientemente sumisa como para estar a merced de su propio esposo. Él y su hermana se llevaban cerca de 20 años de edad, por lo que cuando el pequeño nació, ella ya se encontraba en estudios superiores.
Debido al gran poder que esta familia presentaba en la sociedad inglesa, estaba de más decir que el albino tuvo además de una gran suma de dinero disponible para sus gastos, como para una educación netamente privada, incluyendo clases de piano, violín, esgrima y hasta un sinfín de cosas que para algunas personas no era precisamente necesario. Sus relaciones con la familia no fueron de todo malas, sentía un gran cariño, aprecio, admiración por su abuelo, quien en realidad fue como un padre para él, en comparación de su progenitor real, quien solo frecuentaba pocas veces al año, exceptuando a la madre, a la cual lo consentía todas las veces que ambos podían pasar tiempo juntos. Aun así esa falta de amor maternal fue opacada por su hermana mayor, quien cumpliría un buen rol como madre postiza. Para él estas dos personas fueron sus tutores de sus habilidades de brujo.

Pasaría a su adolescencia con completa normalidad. Nunca fue un muchacho de muchas salidas, a lo más iba a Londres a algunas reuniones donde tenía que hacer presencia de su familia, a algunas compras, y en escasas veces, era invitado por amigos familiares junto a las hijas para supuestamente ‘hacer mejores lazos de fuerza’. En lo personal tampoco fue un chico realmente romántico o que necesitase novia…nunca había buscado alguna pareja, siquiera se lo habría planteado para su vida..
Fue un día cualquiera, él y su abuelo practicaban tranquilamente con las espadas, batiendo un duelo netamente de caballeros, sin apuestas, sin nada lo cual perder o ganar a excepción de la victoria o la derrota de palabra. Hacía unos tantos meses su hermana mayor había desaparecido de los parajes de Inglaterra, nadie (exceptuando Steven, que se vio forzado a guardar silencio) sabía a donde se había marchado, simplemente un día despertaron sin verla en su propio cuarto, todo estaba intacto, siquiera existía una sola carta… Ese era el día en que Bella volvería de una manera poco usual a la mansión H.
En estruendo de gran magnitud en el jardín principal, logrando que los sirvientes de la casa y el par de albinos fueran al antejardín.

La hermana en cuestión había retornado de los fríos parajes del sur de un país latinoamericano, Chile, del cual no llamaba para nada la atención a ojos de cualquiera, a excepción de un brujo, dado que en aquel país existía una especie de subespecie de aquella raza, los tales llamados Chonchones. Aquel conocimiento había surgido cuando ambos hermanos eran relativamente pequeños, habían descubierto aquella cultura a medida que leían los libros de la gran biblioteca, y cuando protestaron sus deseos de querer ir de viaje y conocer aquella zona, tanto sus padres como su abuelo se los negaron de tal forma, que no tacharían como prohibido. Steven olvidó con rápidos aquel sueño, más su hermana nunca lo sacó de su cabeza, por lo cual se encomendó a viajar aunque lo tuviese estrictamente prohibido, desconociendo los verdaderos riesgos que presentaba ir sola a un país desconocido. Ese día volvió de pura suerte con un conjuro básico de transportación, quedando sin energía para poder siquiera levantarse del suelo. La albina se encontraba a tal gravedad que de sus miembros brotaba la sangre, se podía percibir hasta la presencia de quemaduras, pero lo que realmente impactaría a ambos hombres fue ver la ausencia del ojo derecho de Bella.
Por lógica auxiliaron de inmediato a la joven, llevándola al Hall en donde la dejarían caer sobre uno de los sofás, sin saber como salvar aquella vida que pendía apenas de un hilo que en pocos minutos se cortaría. Sorpresivamente, ninguno de los padres demostraba un grado de preocupación por su propia hija, limitándose  a decir ‘ Es una Irresponsable ‘ . Steven estalló en su rabia, tirándose primero contra su padre, armando un gran revuelto al que solo le daba una sola respuesta, sencillamente no harían nada por su hija, no valdría la pena. Ya sin saber qué hacer, llegó a tal punto de amenazar la vida de su  madre, tomándola del cuello mientras la ahorcaba con sus propias manos, olvidando por completo el cariño que sentía. Exigía el socorro de su hermana, pero solo veía que eso no existía.
Fue retenido por su padre y unos cuantos lacayos de él, jalándolo con fuerza para sacarlo de encima de la bruja rubia, quien cayó al suelo tomando bocanadas de aire mientras lloraba.
En un abrir y cerrar de ojos Steven estaba en el subterráneo de la mansión, un calabozo que era ocupado en los tiempos medievales, para la tortura y experimentación de algunos seres. Henry, por otro lado, encontró el modo de poder salvar a la joven bruja que tenía pocas esperanzas; aquello consistía en algo que costaría tanto como la vida de ella, como la de su propio hermano. Steven, quién gozaba de mejor salud tendría que brindarle de sus energías por un tiempo prolongado, estar pendiente de ella cuando curandero  para así poder comenzar a rehabilitar el cuerpo de la joven, por ende, les era imposible encontrarse separados por largos periodos de tiempo.
Previamente fue consultado por el albino, quien sin dudarlo aceptó las condiciones…hará todo por su propia hermana.

Tres años después (él tenía 20 años) aún se encontraba bajo tierra, sin siquiera poder saborear los fructíferos rayos que brindaba el sol en su piel. Si bien se encontraba en pocas palabras, encarcelado, las condiciones en las cuales se encontraban era realmente buenas, estaba todo perfectamente ambientado, y la compañía nunca le faltaba ( normalmente era Henry y Bella quien les hacía compañía ). Salió de aquel cautiverio el 30 de septiembre, justamente en la fecha en la cual cumplía 21 años.
El ‘resto’ de su vida la pasarían juntos grandes tiempos, yendo a todo tipo de fiestas sociales y demás, claro, su abuelo era un rol fundamental en aquella familia. Stevenson y Rebecca se limitaban a aparecer para la fecha de navidad, por lo demás, siquiera un saludo o alguna señal de vida demostraban a su familia. Si bien los hermanos sentían un gran apego, a veces se sentían incómodo cuando querían hacer le das suyas o simplemente escaparse. Si Bella se alejaba demasiado, él tenía que ir a buscarla, puesto que sin sus cuidados era probable que terminaría en los brazos de la misma muerte
Bella tendría 90 años de edad, Steven sólo 60, ambos con un gran pesar de años los cuales sus cuerpos realmente no representaban en nada, seguían igual de frescos; pero eso no podríamos decir de su abuelo, quien recién se le notaban demasiadas repercusiones en su rostro, añejado como pasa.
Los días tranquilos nunca fueron eternos, para ese entonces nuevamente los brujos del sur harían presencia en la propia mansión H, y no precisamente con buenas intenciones; buscaban a la albina, al precio que costase. Solo pedían venganza de la cría que se había metido en sus cuevas formando revueltos y destrucción, por lo que la violencia fue uno de los factores más fuertes del conflicto.
Los dos grupos comenzaron una pelea, en la cual los albinos estaban en clara desventaja de números, en lo cual, su hermana dio la cara sin titubear, haciendo de frente a su destino. Luego de una serie de tratos, Bella accedió marcharse con ellos, siempre y cuando ellos no volvieran a Inglaterra, siempre y cuando no tocaran a ninguno de los integrantes de su familia. El trato fue aceptado, además de una condición pequeña dada; debido a la ferocidad en que fueron atacados por parte del hermano de la chica, dejaron en juego la vida de este, limitando su vida o tal vez, extendiéndola un poco más con una “mortífera” maldición. Entonces, a Steven solo le quedaban 60 años de vida, esos mismos años correspondían exactamente a los de su hermana; la muerte supuesta sería por una especie de infección que derrocaría con todo su sistema inmunológico, dejándolo agonizar hasta una muerte dolorosa.
Avergonzado, humillado se vio forzado a volver dentro de la mansión, meditando, pensando en qué había ocurrido. Había cedido una parte importante de la mansión, de la familia, de su propio corazón, realmente no se sentía precisamente un ganador, a pesar de haber llegado a un supuesto justo acuerdo.
Las seis décadas pasaron de forma lenta, y provechosa para él, y una vez cumplido su tiempo, Stevenson daría una misteriosa aparición, dejando así el único acto piedoso a su hijo. Nunca se supo el por qué de los motivos de su padre, pero por amor nunca fue.
El hombre había creado un nuevo trato con la otra especie de brujos, y tras un montón de acuerdos nuevamente jugarían con los hilos de la vida. ‘ No te dolerá, será una nueva oportunidad de vida. Me quitaré el pesar de haber abandonado a Bella en los momentos difíciles, ahora quiero remendar mis errores protegiéndote a ti Se notaba aquella falsedad en sus palabras ¿Pero qué podrían pedir?... terminaron convencidos de que venía con buenas intenciones.

Steven aceptó sin titubear las condiciones dadas por los brujos, en cambio, Henry solo maldecía por lo bajo y se negaba arduamente a que su nieto aceptase, no le daba buena espina un proceso de aquel calibre.
Se le restaron años a su cuerpo, engañando al dios del tiempo… volvió a ser de un tamaño diminuto, tener unos pequeños miembros, un rostro completamente nuevo, siendo un pequeño bebé… había rejuvenecido, además de serle borrados sus recuerdos, por tal de asegurarse que en algún futuro no le tomaran represaría alguna.
Por este motivo nunca recordó a su hermana , a excepción de saber que una vez la tuvo, pero falleció antes de que este naciera. No recuerda haber tenido una buena relación con su abuelo, absolutamente nada.

Antes de la Guerra:
Nuevos Comienzos.

Todo volvía a ser un jardín de rosas, Stevenson y Rebecca volvieron a instalarse en la mansión para criar a su bebé nuevamente, repitiendo la etapa de paternidad. Henry nunca más tuvo la intención de tratar de una buena manera a su propio nieto, aparentó haber olvidado el cariño que le tenía.
Sus padres nunca fueron ‘Los mejores padres del mundo’, cuando este cumplió los cincos años de edad volvieron a marcharse, a irse como antes, a dejarlo al cuidado, esta vez de su abuelo y ya, yéndose ellos a plantar semillas a América.
De aquí comenzarían fastidiosos días para Steven; debido a que sus relaciones con su abuelo comenzaron a ser más tensas, la personalidad que alguna vez fue alegre, esta vez se convertía en una amargada, arrogante, seria; era la misma imagen de su abuelo , solo que más joven, según los chismosos sirvientes.
Normalmente iba practicando esgrima, estudiando brujería y los ramos comunes de humanos, de forma independiente, debido que las veces que este intentó pedir ayuda a su abuelo se le fue rotundamente negado, haciendo que se independizara en cierto sentido. De todos modos Henry le dejó todas las herramientas en bandeja, la llave de la biblioteca, de los sectores relativamente prohibidas, y claro, de dinero.
A pesar de que sentía cierto odio por su abuelo, tenía aquella necesidad de ser el orgullo de su abuelo cuando sea grande, lástima que nunca pudo cumplir aquel ese infantil deseo.
A los trece años fue comprometido con una niñaja que no le superaba en edad, aquella hermosa niña tenía unos tiernos diez años. Se llamaba Charlotte, Lotti, un par de ojos verde esmeralda, cabellos oscuros como el carbón, una blanca paloma que añoraba libertad. En sus ratos libres la niña iba de visita a la mansión para conocer a su prometido, comenzar a encariñarse con el que supuestamente sería el hombre de su vida, y claro! A Steven no le importaba realmente tener una relación con aquella chica .No era exactamente cariñoso con ella, le negaba todo, desde salidas hasta peticiones, dando siempre la misma excusa de que el estudio era su prioridad, y efectivamente así lo era. Era un cascarrabias amargado con la pequeña niña, la cual no se perecía al menos, estar con él durante este tiempo.
Un día aquella pequeña paciencia que le tenía se quebró cuando, la pequeña doncella entre su enorme curiosidad, había ido a la biblioteca en busca de libros de magia, para asimilar al albino, claramente, sin su permiso. Aquello provocó que el albino se descargara contra ella, bastó con quitarle el libro de mala forma, mirarla con desprecio y decirle ‘Solo eres una molestia, vete, déjame solo’. El pequeño corazón de Lotti se rompió, y la joven en llanto se marchó.
Una semana después del hecho el padre de la muchacha rompió el contrato con su abuelo, al igual que la sociedad que ambos mantenían, el sujeto se lo había tomado realmente a pecho.
Semanas después, una de las casetas en donde guardaban las espadas de esgrimas fue incendiada por un desconocido, ahí se encontraba Steven, rodeado de fuertes llamas las cuales lo dejaron en un lapsus medio inconsciente. Despertaría a las afueras de la caseta, su cabeza en el regazo de aquella joven la cual había rechazado, y que ahora aparentemente lo habría salvado de quemarse en las llamas.
Valoró a Lotti lo poco y nada después del incidente, como quien no quiso la cosa le pidió disculpas, la niña no dudó en darle el perdón.
Los años avanzaron sin mayor novedad alguna, Steven sólo se centraba en sus estudios como de costumbre, limitándose de veces a las invitaciones formales a fiestas de la sociedad.
Cumpliría sus preciados 14 años, edad en la que supuestamente podría ser reconocido como el próximo heredero de la fortuna de los Harrison.
La mañana comenzaba a ser realmente espléndida, pero cayó en un agujero profundo, el cual dejaría una marca que luego procedería a desvanecerse al pasar los años.
El padre de Lotti, aprovechando la situación mandaría a asesinar al par de albinos, en forma de venganza ( realmente se pasaba de mano, tal vez el hombre no era más que un enfermo ).El acto sucedería a las ocho de la noche, en mitad de la cena, cuando de pronto, de la mismísima nada, una bala atravesaba el grueso pecho de Henry, perforándole un pulmón dando así una muerte casi instantánea. Un gran público fue espectador de aquel acto, y sin saber quien era el culpable, el caso quedó con aquella incógnita, dejando al joven a sus propias cuentas, al menos  unos par de meses en la gran mansión. Accedió a ser la cabecera de la familia debido a la ausencia de su padre.
Claramente, quien se trataba de su progenitor no tardó en volver a proclamar lo que le pertenecía como suyo, estableciéndose por un tiempo en la casa que antes, en un lejano pasado, lo vio crecer.
Steven se había acostumbrado a estar únicamente con su abuelo en la mansión, y la presencia de sus padres se le hacía algo incomoda, por lo que comenzaría a darle más importancia a su vida social, por tal de no hacer tantos roces de silencio con sus progenitores. Aquel parecer excluía a su madre, a quien valoraba hasta cierto punto, le tenía aprecio, a pesar de todo.
Para este entonces, el albino era realmente ignorante de la vida privada de sus padres, aun no estaba enterado absolutamente de nada, de la presencia de hermanos, o simplemente, medio hermanos. Y en aquellos inexplicables acontecimientos de la vida, se enteró por la boca de su propia madre de la existencia de una hermana, una menor, pequeña la cual estaba encerrada en una torre la cual la protegería en su ausencia.
¿El por qué? Además de ser una hija no deseada por su padre, no fue deseada por ella misma, fue forzada en una de las tantas borracheras de su marido, y de ahí salió el tal llamado Domingo Siete. Y un motivo el cual se le fue omitido. Nuevamente una cólera y odio profundo atacaría el corazón del albino, nuevamente, contra su padre, esta vez no perdonaría aquel acto inhumano, hasta para él aquella medida parecía drástica
[21 años] Sorprendido por esa situación no supo cómo poder actuar, y forzando hablar a su propia madre, localizaría la ubicación de la torre escondida e iría a buscar a la pequeña Colette, dispuesto a traérsela consigo.
Partiría a caballo ( por retro que sonase para esta fecha ) hacia Londres, encontrando la dirección dada, adentrándose por el follaje observando aquella torre, la cual desprendía una fuerte energía mágica, la cual se encontraba al mero descontrol.
Subiría a inspeccionar el sector, y al visualizar aquel pequeño cuerpo de chica, bastaron unos segundos para verse en pocas palabras, golpeado por ella. Era una situación que no comprendía, era demasiada violencia contra él, inexplicable, y en mejores palabras le intentaba decir que venía a buscarla. Más extrañado aun se vio por la manifestación de una muñeca, la que en unos segundos lo apoyaba, fue destruida por su hermana, y previamente, viendo su rostro retenido, se le fue sacado sin aviso alguno, su orbe izquierda, sin siquiera tener piedad de parte de la chica. Entre el shock, ni siquiera fue consiente de que el suelo cedía , tragándolo una especie de boca oscura.

Dicen que la Tercera es la Vencida.

Despertó en el regazo de una mujer la cual desconocía, a su lado, una joven niña la cual lo observaba con un gesto despreocupado. Se incorporó cubriendo la orbe con sus manos, ahogando un grito desesperado, tocando su cuerpo, luego mareándose, y dando contra el suelo sin siquiera decir una palabra.
La mujer lo retuvo con mucho cuidado, explicando que de un momento a otro había caído en el antejardín de su residencia, y desde ahí no lo había movido. Tardó un par de días en poder incorporarse de manera correcta, atendido de una buena manera sanando el sangrado de la ausencia del ojo. Su memoria se encontraba relativamente intacta, se acordaba de todo, y aun es inexplicable la confusión de sus nombres
Laurent, la señora de la casa le preguntaría su nombre, a lo que este le respondió ‘Alistear S. Harrison’. Entre otros datos, después de una semana, intentó ‘salir’ de aquella mansión en la que había sido bien recibido, más cuando preguntó con respecto a si es que lo podían llevar a su casa, como último favor, la señora le diría con pesar que desde hace unos días la mansión había ardido en llamas, solo pudieron rescatar algunos bienes materiales que se encontraban en una casona desligada de la construcción de la mansión, una biblioteca llena de libros, un par de muebles y unos cuantos retratos.
Lógicamente, espantado por lo oído ¿Qué le quedaba ya?... Solo intentó buscar resignación, tomándose un…unos buenos años para recapacitar sobre lo sucedido.
Laurent Rumsfeld lo había dejado hospedado en un cuarto amplio, y los bienes que aparentemente le correspondieron fueron trasladados ahí, donde ambientaron, además, un cuarto adicional para condicionarlo con los inmuebles.

En aquel transcurso de dos años, su personalidad que ya había sido una cerrada y poco social, se había encerrado más de lo que estaba , recapacitando su posición actual. Primero, sus padres lo habían abandonado dejándolo con su abuelo; segundo, este mismo fue asesinado frente a sus propios ojos; tercero, sus padres volvieron por mero interés, además, enterándose de las peores maneras de la presencia de una de sus hermanas; y por último, en cuarto lugar, ya no tenía casa en la cual vivir. Se sentía en una especie de desolación, su apellido ahora seguramente solo marcaría lo que antes fue una familia de poderío. También, en esta etapa, la niña que era la única hija de la señora, Elizabeth, junto a un allegado momentáneo , sirviente de otra familia intentaron sacar de aquel estancamiento al albino. Y en parte, después de un largo tiempo ( plasmado de insultos y malos tratos ) se le resultó con un buen fruto.
Alistear se ganaría el puesto de sirviente en la casa de los Rumsfeld, ya repuesto completamente, dispuesto a reescribir su vida olvidando lo de antes.
En esta etapa, sufriría un último cambio en el ámbito psicológico. A pesar de ser un pequeño cambio de nombre, aparentemente este mismo trajo una buena vibra y humor a Alistear, quien se convertiría en un personaje algo…excéntrico de lo que antes era. Su vida se tornaría un poco más movida, alocad ay despreocupada.
Tendría la total libertad de desplazo a reuniones sociales, se le era permitido salir a distintas horas del día, siempre y cuando diese señales a qué hora volvería entre otros etcéteras, y, si Elizabeth pedía serle de chaperona, este debía por obligación a acceder a su compañía
Nunca , en esta etapa pareció ser sirviente, aquello solo servía como una aparente excusa, debido a que estaba expuesto a diversos lujos y costumbres que nunca salieron de su status social. Si bien dejó de lado en parte, su pasado, seguiría practicando la nigromancia, entre otras prácticas y rituales en sus debidos momentos de soledad, y hasta, enseñando de las habilidades de su compañero de casa, Reim.

En este tiempo su interés romántico iría en un aumento llegando, como quien diría, a ser una especie de ninfómano. De vez en cuando en sus andanzas, se escapaba en busca del aparente amor de su vida, que no necesariamente significaba que sea una mujer, porque efectivamente, tuvo encuentros con varones. Esto, lógicamente, no le agradaba a su pequeña ama, Beth, quien normalmente andaba tirándolo del cuello para moderar su actitud. Esto provocó no solo cierta capacidad romántica en él, si no que logró ser que, las mujeres, en especial, fuese su debilidad; por ende tiende a ser sobreprotector y cariñoso con el sexo opuesto, no soporta verlas llorar, o entristecidas, por lo que haría esfuerzos en siempre verlas sonreír.
Cabe destacar que uno de los encuentros ‘homosexuales’ que destacan en su trayectoria de amoríos fue con su propio compañero, Reim, con quien no se había generalizado públicamente una relación, pero que efectivamente existía. No duró más de unos cuatro meses, por cuestiones propias de Stear y sus actitudes lo bastante fueras de lugar con su tal llamado novio, terminaron por cortar con él; aunque la relación de ‘amistad’ nunca fue capaz de romperse. Por esta altura, ya habría cogido un odio a los gatos, debido a la mala experiencia de unas de sus ex novias, la cual murió accidentalmente por un gato robusto el cual hasta el día de hoy recuerda con desagrado.

Cuando Elizabeth cumpliría los 17 años de edad, puso en práctica una gran cantidad de sus habilidades manuales como elementales, para obsequiarle una pequeña muñeca hecha a mano de su propia fábrica, la cual se nombraría como Nintsu. Movimientos sumamente básicos y precarios, encantada. Fue su primer experimento exitoso de crear vida.
Bordearía aproximadamente entre los 26 y 27 años de edad, cuando religiosamente contrae matrimonio con una mujer extravagante, bien vestida y con un cuerpo sumamente envidiable. Duró cerca de un mes viviendo bajo el mismo techo de aquella joven que lo tenía enganchado, más no tardó en adivinar los viles planes que esta traía, pretendía robarle las riquezas a la familia a la cual él servía, y de hecho, esta misma amenazó con quitarle la vida a su protegida si este no estaba de acuerdo con ayudarla.Y claramente, Stear se negó rotundamente a cumplir aquel deseo, cortando de raíz sus relaciones con ella.
Clementina, quien era su esposa únicamente por iglesia, no se trataba de una humana común y corriente, si  no que se trataba de un Vampiro. Pasó un mes, y aquella mujer encelada y cegada por su sed de venganza y despecho, iría en busca de la cabeza del mago, a asesinarlo junto al ducado Rumsfeld. Se libraría una especie de batalla entre él y su ex mujer, en un instante, estando contra la espada y la pared, terminó en una posición poco probable de ganar, más, la aparición de Bush sería aparentemente su gran salvación. En un abrir y cerrar de ojos, la cabeza de la vampira rodaría por el suelo, con una mueca de sorpresa y pavor. Por primera vez, que recordase, había matado a una mujer, utilizando en esta vez, su propia espada.

Los años transcurrieron de una manera lo bastante prolongados. Hasta que la guerra en el mundo comenzaría a estallar.
La familia a duras penas pudo escapar de aquel desastre que comenzaba a ocurrir en lo que era Inglaterra, a tientas pudieron estar a salvo, pero siempre unidos. Stear se dedicó expresamente a cuidar de Elizabeth, sumado a Laurent y a la abuela de la casa, agregando en el costal hasta al mismo Reim. Si bien procuró proteger a toda la familia, fue algo que por desgracia no pudo cumplir. Ambas mayores terminaron perdiéndose entre las multitudes, entre bomba y balazo, desconociéndose su paradero; Reim, de quien se separó dejaría su huella incógnita, por lo cual quedaría sólo con Beth.
Habrían escuchado que la salvación se encontraba en Italia, se había construido una especie de utopía, un nuevo mundo, entre comillas, la Cúpula que sería esa prospera salvación.
Sin dudarlo, yendo a los parajes Italianos, cometería el peor error, según él, de su vida. Dejar que Beth soltara su brazo. Se encontraban a un pelo de poder abordar ambos una nave, cuando de pronto sintió que era soltado por la muchacha, la cual habría soltado por cuestión de haber perdido uno de sus tacones. Desesperado por tomarla y llevarla dentro, además de estar casi a mitad de campo de batalla, iría a por ella, más fue cuestión de un segundo cuando una bala impactó con aquel frágil cuerpo, dando así una supuesta muerte instantánea.
Stear , muerto de pánico se abalanzaría contra ella para poder despertarla, más ya era realmente tarde, y no podría hacer nada. Recibió efectivamente un disparo, pero este nada más rozó parte de su hombro ocasionando sangrado, pero eso ya no le importaba. Había muerto la única integrante de aquella pequeña familia, si vida se había en pocas palabras, vuelto a derrumbar . Tomó como último recuerdo, y recurso, la muñeca que le había obsequiado, y abordando a tientas una de las naves que lo llevaría a la Cúpula.

Terminaría inscribiéndose como profesor en la Accademia (irónicamente) , especializándose en variadas materias las cuales podría exactamente manejar. Además de encontrar un pequeño rincón estable dentro del bosque de esta misma, una casa de unas dimensiones a las cuales podría recibir a la gran familia que poco fue surgiendo; paulatinamente, se le fue otorgado un cargo de mayor importancia, estándose como profesor y subdirector de Di Cielo.


Extras


►  Gustos:
>Los dulces de todo tipo, pasteles, chocolates
>La hora de la merienda, tomar el té (Normalmente es a las 16:00 hrs, aunque a veces la toma a las 18:00 )
>Los conejos, son su animal favorito
>Juegos , sobre todo los que ‘él’ hace
>Los juegos de tableros, ya sea el monopolio hasta el ajedrez, normalmente para pasar el rato
>Los trucos de magia, como también, la ciencia.
>La lectura en general, aunque no lo demuestre a primeras impresiones
>La soledad, aunque nunca es mal recibida la buena compañía
>Esconderse por donde pueda, ya sea en lugares poco comunes, como obvios.
>Las rosas rojas y blancas, al igual que los Lirios. Las plantas son unas de sus extrañas vocaciones

►  Disgustos:
>Los gatos, no es temor, más bien, repulsión y desagrado ante esta clase de felinos
>Ser insultado con derivados de ‘tuerto’, lo que tenga que ver con su falta de ojo, lo demás suele pasar o restarle importancia
>Que toquen sus pertenencias sin permiso, aquí se incluye objetos , artefactos y personas
>Ser despertado de su siesta en mala manera, dormir poco , suele ponerse desagradable y grosero cuando presenta malestares de sueño
>La monotonía, lo ordinario , la rutina
>Gente desagradable, arrogante; en pocas palabras, la amargura
>La poca educación, a pesar de que este mismo se dispone a faltar algunas de las reglas
>Que le arrebaten tanto como sus dulces, como su sombrero de copa
>Los niños en general.
>Personas que lloran; realmente le desagrada debido a que no sabe cómo reaccionar ante ello

►  Manías:
>Relamerse los labios de manera seguida, si no estar con un dulce en la boca
>Agitar las mangas en los movimientos corporales, se le ha vuelto una costumbre
>Reírse casi siempre del que habla, normalmente  a carcajadas

►  Fobias y Debilidades:
>Tiene un gran temor a perder el ojo que le queda, aunque no lo aparente y se vea indiferente a su posición actual. De igual modo, el perder algo que toma como propio, sin tenerlo como retorno
>Debido a la falta de su cuenca, su vista se ve considerablemente disminuía, de igual modo, a veces se le nubla.
>Tiene diabetes, cosa que no le es satisfactoria debido que básicamente su comida se basa en azúcar
> En todo este transcurso, se puede destacar cierta obsesión que desarrolla con relaciones sentimentales

►  Datos Extra :
>Es muy común que se le vea obsequiando dulces a quienes se les pase, estos mismos no tienen trampa alguna, debido que el mismo los ingiere. Suele llevarlos a donde sea y como sea.
>Curiosamente, sabe tocar tanto el acordeón, contrabajo, guitarra y hasta piano, instrumentos normales a vivo parecer, aunque se ha demostrado que tiene una gran habilidad de manejar el Theremín
>Tiene un extraño apego con las muñecas de porcelana o las de trapo, mientras más grotescas o malévolas se vean (más que nada fuera de lo común) más le llaman la atención
>Sabe tejer toda clase de puntos, a palillos. Es uno de sus hobbies, pero no suele darle relevancia a esta habilidad manual
>El sombrero de copa que suele traer, no tiene fondo alguno, este mismo es utilizado normalmente para la casa de los conejos , y hasta para guardar objetos
>Es bueno en artes manuales en general, al igual que la repostería, como la preparación de comidas normales
>Suele intercalar idiomas cuando habla, a veces solo frases sencillas. Los idiomas que maneja son en Inglés, como lengua natal, el Español, y el Latín ; tiene escasos conocimientos del francés y el turco.
>Los perfumes de un calibre lo bastante fuerte , le dan una especie de reacción alérgica, la nariz se le enrojece y estornuda continuamente
>Curiosamente, el lado izquierdo de su rostro presenta un grado de sensibilidad fuerte. Si es tocado de forma correcta, lo más posible es que Stear se logre sonrojar
>Debido a su estado de salud, le es casi imposible beber alcohol . Lo hace muy pocas veces
*Actualmente ingiere un par de pastillas para nivelarse.
>A veces, ocupa lentes de descanso.
>Le interesa la creación de vida, al igual que la mutación de personas, animales y hasta plantas.

Xerxes Break // Pandora Hearts


Última edición por Alistear el Sáb Jul 16, 2016 10:30 pm, editado 1 vez





Thxnks Eli <3

Yo, si fallas en mis clases:

y lo cotidiano:



Dancing?~:



Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Alistear
Mensaje por Giotto Vongola DiZaitsev el Miér Abr 20, 2016 5:44 pm

Re: Alistear || Expediente



accademia di cielo
Ficha Aceptada
No olvides pasar por los registros



Because i will protect you...
El prosperar o perecer depende de ti


Hoja de personaje
Nivel:
25/25  (25/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima10
◘ Fuerza10
⌂ Resistencia5
♦ Destreza
avatar
Giotto Vongola DiZaitsev

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares