» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Elizabeth Hamilton el Vie Oct 02, 2015 11:25 am

You're my little treasure [Priv: Jiro ♥ ]



My Little...



Aquella mañana fresca de Otoño, la maid se levantó un poco más temprano que de costumbre y trató de que ningún asunto pendiente pudiera llegar a retrasarla o importunar sus planes…Para muchos, la llegada de la época fría era sinónimo de tristeza o nostalgia, esto no ocurría con la muchachita que creía fervientemente que la baja temperatura era una excusa perfecta para estar más cerca de las personas que uno quiere…de abrazarlos porque si y estar más “pegados” que nunca. Así era Elizabeth, el paso de una guerra en la Tierra no había afectado demasiado en su personalidad, en esa calidez que su corazón aguardaba para cualquiera que pudiera necesitarla.

Cuando el reloj marcó las ocho de la mañana y los tenues rayos del sol empezaban a rozar los cristales de las ventanas de esa peculiar habitación, estaba a la jovencita sentada en el borde de la cama de uno de sus pequeños preferidos…quizás con el que había generado más lazo. Las horas invertidas en Jiro desde que era un niñito indefenso en su incubadora no había sido mayor o menor a las dedicadas a otros…Elizabeth era incapaz de sentir una especie de favoritismo a la hora de cuidar a los pequeños, sin embargo…aquel guardián entusiasta de amplia sonrisa se había hecho camino de una forma especial hacia el corazón de la híbrida.

Como era de esperarse, lo despertó con todo el cariño del mundo…teniendo que insistir un poco ante la posible normal pereza del menor que insistía en quedarse un poco más. Fue entonces, haciendo uso de un poco de astucia que optó entonces por llevarle el desayuno a la cama, solo por esa ocasión…Conociendo los gustos del contrario, sabía que esos dulces lo alentarían a despertarse por completo. Entre charlas y sonrisas, ella comenzó a buscar la ropa que consideraba adecuada para que el contrario se pusiera, dejándola sin más a los pies de la cama.

Para las nueve de la mañana, ya estaban recorriendo las calles, observando la cantidad de negocios que ahí mismo iniciaban con la apertura. Las coletas en tonalidades celestes de ella ondeaban hacia atrás a causa del viento algo frío, ocasionando que incluso un montón de hojas secas fueran en la misma dirección al compás de tal caprichoso elemento…Sostenía de la mano al menor, a quien le seguía el hilo de la conversación e incluso le aseguraba que luego de comprar las cuerdas nuevas para el violín, lo llevaría a donde desease a modo de compensación. Nuevamente, posó tal cristalino mirar en el frente, siempre manteniendo los ojos algo entornados a causa de la ventisca que venía de frente…Una sonrisa pequeña se curvaba en aquellos labios, como si el mismo tiempo se hubiera detenido en ese rostro que expresaba bondad en su máxima expresión.

...Cualquiera que la viera, podía creer que Elizabeth era la persona más feliz del mundo...

By Crissy ~
Elizabeth Hamilton
Mensaje por Jiro el Sáb Oct 03, 2015 4:04 pm

Re: You're my little treasure [Priv: Jiro ♥ ]

Las mañanas comenzaban a ser más frescas poco a poco, las hojas de los arboles mismos comenzaban a teñirse de tonalidades naranjas, marrones, casi un aspecto oxidado e increíblemente maravilloso si se las veía a todas juntas. Las brisas frescas y fuertes las mecían cuidadosamente hasta que por falta de fuerza se desprendían delas ramas, cayendo en un lento baile hacia el suelo, lugar donde se amontonaban para formar un maravilloso y sendero de colores cálidos en la fría época.

Realmente no había clima malo a los ojos del guardián, se trataba de un pequeño niño, indefenso y alegre a la simple vista, una pequeña criatura que con una sonrisa y brillo especial en su mirada lograba acapararse la atención de las personas que deseaba, robando sonrisas y cariños de forma constante, buscando ser consentido como el pequeño que era. A pesar de lo frágil que podía verse su figura, nada de frágil poseía ese pequeño guerrero, siendo nada más y nada menos que el hijo de Giotto fue dotado de grandes habilidades, incluso su misma personalidad dulce se modificaba en el campo de batalla, lugar donde era casi imposible reconocer al pequeño. Así era él, una moneda de dos caras que cambiaba de forma constante conforme la situación lo ameritase, comportándose, mayormente, como alguien gentil para con todos.

Su sueño se había visto interrumpido por una suave y angelical voz a la que estaba acostumbrado, una que escuchó incluso en sus primeros momentos de vida. A pesar de esto, el caprichoso can nuevamente ocultó su rostro bajo esos pequeños puños en un deseo de ocultarse de la luz y continuar durmiendo, a pesar de las insistencias dela fémina y sus caricias. Murmuraba quejidos por lo bajo, pidiendo un poco más de tiempo que lejos de ser tan solo minutos serian ciertamente horas. No fue sino hasta que la mujer le ofreció un amplio desayuno que él se dignó a abrir sus ojos para observarla, tramposa. Como era de esperarse ante tal delicioso soborno el infante tomó asiento en su cama y entre amplias sonrisas y varios dulces devorados terminó por perder todo rastro de sueño que podría llegar a tener al estar recientemente despierto.

Aprovechando que el frio se hizo presente el cuello así como barbilla del menor estaban ocultos tras una bufanda roja mucho más grande de lo que debería ser para un simple infante. Los extremos completamente largos de la prenda colgaban a su espalda y se mecían  al compás del viento mañanero mientras su manito estaba aferrada a la de la mujer, dirigiendo en todo instante miradas a su alrededor con tal asombro, como si fuese la primer vez que salía al exterior, aunque claramente o fuera la situación. –Y también… Continuó hablado –Una caja de chocolates para papá,  así jugará conmigo cuando lo visite Su voz tan alegre no paraba de hacer peticiones sobre lo que quería comprar, tanto para él como para otras personas, no podía caber más bondad en el alma del guardián con los suyos –Y pastel ¡Comamos pastel Elizabeth! Pidió mientras elevaba su vista para que esos intensos y brillantes orbes se clavaran en los de la mujer.

Los senderos mostraban un camino de hojas, algunas perfectamente acumuladas a los costados que llamaban por completo la atención  del infante -¡Allí! ¡Juguemos allí!… Por su mente rápidamente volvió el recuerdo de lo que debían hacer antes que nada y elevó la vista con preocupación –Pero luego de comprar, jugaremos luego de comprar Fingió ser todo un adulto responsable al tiempo en que elevaba un poco su mano libre en forma de puño, auto convenciéndose de aquello. –¿A ti te gusta jugar, Elizabeth?


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza3
⌂ Resistencia3
♦ Destreza
avatar
Jiro
Mensaje por Elizabeth Hamilton el Jue Oct 29, 2015 11:51 am

Re: You're my little treasure [Priv: Jiro ♥ ]

La mirada de la fémina se posaba en cada rostro que pasaba cerca de ella, no los conocía ni tampoco le interesaba demasiado o no estaba en sus planes por el momento. Su noche había sido bastante buena y tampoco pretendía permitir que nada le arruinara el día…pero claro, la gran verdad era que Elizabeth siempre poseía muy buen humor para todo y casi con todos…Paciencia extensa pero tampoco infinita, afirmando que en muy pocas ocasiones se había llegado a enfadar realmente. Desvió a nueva cuenta la mirada hacia abajo, prestándole atención al menor que parecía más entusiasmado que cualquiera por la repentina salida. –Claro que me gusta jugar, pero mira, estamos solo a dos calles y después…haremos lo que tú quieras el resto del día, ¿te parece bien?- Prometió con sinceridad, sonriéndole aún más antes de desviar la mirada hacia el frente, exhalando mínimamente hasta que algún que otro rastro de su respiración era visible gracias al frio que se había ya instalado de por si en la cúpula.

-Con un poquito de suerte y si no se nubla, podremos aprovechar bien el día- Mencionó pensativa, relamiéndose con cuidado los labios antes de jalar repentinamente del menor tras largarse literalmente a correr. Solo pudo observarle apenas, con una sonrisa mayor, casi entusiasmada, sin mejor idea que dejarle caer un pequeño desafió. -¡Eh! ¡Vamos, corre! ¿no me vas a decir que ya estás cansado?, te dije que el exceso de azúcar no era bueno para ti- Lo picaba por ese lado, dándose una idea de las posibles reacciones que él podía tener…Así era a fin de cuentas ella con los pequeños, o mejor dicho, con ese pequeño…más cariñosa que con el resto. Gran verdad era que los niños eran su debilidad, e incluso en un futuro, de poder…le hubiera gustado tener. ¿Por qué entonces hablaba en pasado?, si bien sus sentimientos seguían intactos, procuraba o intentaba no pensar demasiado a futuro…menos cuando su vida sentimental era literalmente un desastre.

Por fin llegaron en frente de la tienda después de la pequeña carrera, en la vidriera se podías apreciar numerosos tipos de violines habidos y por haber, como así desde tamaños o materiales. Abrió la puerta de la misma, generando que la pequeña campanilla sonara con suavidad…adentró había algunas personas, por lo que seguramente deberían aguardar un tiempo prudencial. No soltó la mano del pequeño, sin embargo, observaba con atención todo el lugar…evidentemente con ligero reflejo de nostalgia en su mirar al recordar uno de los locales que más solía frecuentar en Londres, en compañía de su padre. Aunque ese nudo en la garganta se hizo sentir, no borró tal suave sonrisa de sus labios, por el contrario, reemplazaba un recuerdo doloroso por otro postivo.
Elizabeth Hamilton
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: You're my little treasure [Priv: Jiro ♥ ]

Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares