» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Una misión interrumpida. Móvil al agua. [Priv Ethan Wilde]
Dom Jul 24, 2016 2:47 am por Ethan Wilde,

» Holis
Miér Jul 20, 2016 9:26 am por Ahren Radziwiłł

» Sobrevivir es un Arte, Deja que el mundo sea tu lienzo [Privado con Marie-L]
Miér Jul 20, 2016 1:34 am por Ryu Mizuruki

» Rhino Marea
Lun Jul 18, 2016 8:00 am por Charlotte C.

» Dulce Hierba. [Priv. Scarlett Cipriano]
Sáb Jul 16, 2016 2:45 pm por Noah H.

» Niku se pasa para decir "¡Hola!"
Sáb Jul 16, 2016 2:18 pm por Alistear

» El conejito blanco del lago [Libre] [1/3]
Sáb Jul 16, 2016 11:42 am por Lehiya Folsen

» Dominique Sikorski || ID Alumno -Sin Finalizar-
Lun Jul 11, 2016 8:42 pm por Charlotte C.

» ATENCIÓN! you listening ?
Vie Jul 08, 2016 2:09 am por Bellatrix A. Crownguar

» [S-010] There are silences that speak and words that say nothing... [Privado]
Jue Jul 07, 2016 7:02 pm por Ahren Radziwiłł


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Toshikazu Tanaka el Jue Jul 09, 2015 1:42 pm

¿Eres tú mi Diosa? [Seika Okami]

Aunque era un demonio, ciertamente nunca se había sentido como uno. Tanaka era un hombre bueno, alguien que le gustaba ayudar a los demás desinteresadamente y eso en un demonio no es normal. Por eso, al parecer algo o alguien que aún él desconoce que sabe de quién se trata, le envió una especie de maldición nocturna. Esta consistía en ser atacado por fuerzas abismales sobrenaturales que pretendían hacerle actuar como un auténtico demonio. Le atacaban con intensos dolores de cabeza a partir de medianoche y pesadillas que le afectaban en la vida real, despertando con dolores en el cuerpo también. Y esto ocurría cuando se resistía, osea siempre. Tenía la voluntad para aguantar esto por el bien de los demás: Uno tiene que sufrir para que los demás estén felices... ¿O no?

Tanaka aguantó las agonías durante un par de semanas, hasta que se decidió por buscar algo para contrarrestar esa extraña maldición. Encontró una pequeña posibilidad, alguien le dijo que podía intentar pedirle a una diosa que le desvaneciera aquel poder oscuro. Realmente él no pensaba que hubieran dioses, pero por intentarlo no perdía nada. Aquel individuo misterioso, le comentó que se trataba de una mujer muy poderosa, con el pelo albino y un signo celestial rojo. Lo cierto es que él nunca había visto a esa chica, por lo que la descripción no era de fiar en su totalidad. Con esas escasas señas, esperó al día siguiente para irse a buscar a alguien que podía estar o no por la calle e incluso fuera de la cúpula. No tenía ningún detalle de dónde podía encontrar a una diosa.

Primero quería recorrerse la ciudad por si acaso y luego ya miraría lugares más específicos y buscaría otras indicaciones. Tanaka estaba caminando por las calles, mirando a todos y cada uno de los habitantes que se paseaban por ahí. Algunos volvían de compras mientras que otros solo eran grupos de amigos que salían a tomar algo e iban contando chistes. No veía nada fuera de lo común, por el momento, puesto que más tarde, sí que vio cruzar a una joven de pelo blanco, por la calle perpendicular. Tenía que atravesar esa avenida lo antes posible para no perderla, pero la gente que se interponía no le facilitaba las cosas. Intentaba no parecer un acosador, pero desde luego la estaba siguiendo, aunque pretendía acercarse a ella, no esperar a que llegara a su casa o a donde fuera.


Última edición por Toshikazu Tanaka el Vie Jul 10, 2015 7:29 pm, editado 1 vez (Razón : Faltas de ortografía.)


Hoja de personaje
Nivel:
1/25  (1/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima1
◘ Fuerza0
⌂ Resistencia0
♦ Destreza
avatar
Toshikazu Tanaka
Mensaje por Toshikazu Tanaka el Lun Jul 13, 2015 10:08 am

Re: ¿Eres tú mi Diosa? [Seika Okami]

Por un segundo, perdió de vista a la joven y fue cuando le recorrió un calambre por toda la columna. No podía empujar a la gente para abrirse paso. Finalmente, tras insistir un poco, consiguió cruzar la calle corriendo y girar la esquina. Ella estaba mirando un papelito, pero a él no le interesaba eso, sino que por suerte estaba más o menos quieta. Bueno, caminaba lento para poder leer sin comerse un árbol o una persona que viniera de frente. De pronto, se metió en un edificio: Como Tanaka no estaba leyendo los carteles, no se esperó ese cambio de dirección, pero no tuvo problemas en entrar también. Él iba por detrás, primero se relajó y después se aproximó a ella como quien no quiere la cosa, para tocarle el hombro con el dedo índice.

-¡Hola! Oye, disculpa, mm... Eh... Yo... Um...

Ahora que lo pensaba, no tenía mucho sentido decirle a una persona totalmente desconocida que le ayudara. Ni siquiera sabía el nombre de la chica, era demasiado repentino pedirle un favor tan grande, además ¿Por qué tenía que aceptar ella si no le conocía? Tenía que intentar ganarse algo de amistad o confianza, aunque fuese de la manera más estúpida posible. Carraspeó, ocultando sus intenciones, pero sin olvidar que debía conseguirlo antes de la noche o tendría que volver a sufrir todos esos dolores. Miró a los alrededores y pensó en algo que no estuviera a la vista, como si quisiera comprar algo. Estaban donde los desayunos, cajas de cereales, algunos bollos de chocolate y botes de café y cacao, lo típico.

-¿Sabes dónde está la leche...?

Se llevó una mano al pelo, rascándose con dudas. Ni siquiera estaba seguro de que se viera creíble. Un hombre tan grande como él, con cara de ocultar algo, sin saber realmente si quería leche o estaba buscando carne. Pero es que le estaban saliendo mal las cosas, debió pararse a pensar algo distinto y no el tener que abordar a una chica de esa manera. La diferencia de altura, era considerable, le sacaba bastante, pero confiaba en que eso no fuera ningún problema, al fin y al cabo, casi siempre era igual.


Hoja de personaje
Nivel:
1/25  (1/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima1
◘ Fuerza0
⌂ Resistencia0
♦ Destreza
avatar
Toshikazu Tanaka
Mensaje por Toshikazu Tanaka el Dom Jul 26, 2015 11:09 am

Re: ¿Eres tú mi Diosa? [Seika Okami]

El cebo, por así decirlo, había funcionado, porque incluso ella le ofreció buscar el producto los dos juntos, lo que le daría cierto margen para atreverse a pedirle ayuda. Tampoco podía parecer que supiera que era una diosa mágicamente y no quería delatar a su contacto. Por suerte, lo único que necesitaba era ser un sinvergüenza, es decir, ser capaz de hacerle la pregunta de la raza basándose en el signo de la frente o del pelo, la verdad es que ni él tiene claro donde está, pero eso significa algo. Se puso a un lado de la joven para mirar hacia todas partes, con el objetivo de buscar de verdad la leche, porque al fin y al cabo, él no la necesitaba, pero ella sí y nunca estaba de más ayudar a alguien.

-Oye... ¡Mm...! Ese tatuaje, signo, sello...- Le dijo, señalándole con un dedo a la frente. -¿Eres una diosa o has sido bendecida por una?

Era un riesgo a correr, pero al menos había hablado bajito sin que nadie se enterase y su pregunta había sido suave, con un tono de voz curioso y amable. Aunque su voz era grave y su aspecto imponente, no significaba que tuviera que ser malo, de hecho no lo era y por eso le había castigado el infierno. Irónico: Un demonio pidiéndole ayuda a un dios. Era como una alianza entre los dos señores de bandos contrarios. Tanaka no era tímido, solo se andaba con cuidado, no quería incomodar a la joven, porque si huía o se negaba, acabaría muriendo con el tiempo torturado todas las noches. Mientras le había comentado esto, habían seguido avanzando, por lo que al hacer tiempo esperando la respuesta, llegó a encontrar la sección de lácteos.

-¿Desnatada, semidesnatada o entera...?

Le preguntó situándose al lado de las tres botellas con el color del tapón distinto. Al lado había mantequilla, queso, yogures de varios sabores... La verdad es que incluso le estaban entrando ganas de comprarse algo, pero comía en la cafetería de la academia y no le hacía falta, aunque un capricho de vez en cuando no está mal. La gente paseaba de un lado a otro del pasillo ignorándoles, con toda la concentración sobre la lista de cosas a comprar, como era lo más normal.


Hoja de personaje
Nivel:
1/25  (1/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima1
◘ Fuerza0
⌂ Resistencia0
♦ Destreza
avatar
Toshikazu Tanaka
Mensaje por Toshikazu Tanaka el Miér Ago 12, 2015 4:18 pm

Re: ¿Eres tú mi Diosa? [Seika Okami]

Le sorprendió la reacción de la chica, pero al menos era mejor de lo que esperaba. De buenas a primeras pensó que se sentiría ofendida por ese atrevimiento, pero ver que se lo había tomado bien, le sonreía e incluso se le escapaba una risilla amistosa, le hizo sentirse bastante más tranquilo. De hecho, le incitó a exponer su problema con menos miedo, sobretodo al escuchar que Amaterasu vivía con ella. Luego rectificó en cierto modo, lo que le dejó perplejo, al igual que pareciera hablar sola, aunque Tanaka pensó que se lo estaba diciendo a él, por lo que asintió. Él, mientras asimilaba todo eso, le cogió una botella de leche semidesnatada, tal y como ella lo quería. Se la entregó cuidadosamente.

-¿Amaterasu? Es la Diosa del Sol.- Le dijo, llevándose una mano al pelo. Él era japonés y eso formaba parte de su cultura. -¿Vive en tu casa...?

Cada vez sentía más curiosidad por aquella chica, aunque también estaba más confudido. Las palabras ajenas lo liaban todo, le daban opciones y descartaban otras cuantas, como si lo enmarañara todo alguien que no sabe atarse los cordones de los zapatos. El demonio decidió seguir ayudando a su compañera a terminar las compras, incluso dispuesto a acompañarla a su hogar, aunque era probable que malinterpretara el acto. Le preguntó qué más tenía en la lista, si es que no la había completado ya, en cuyo caso simplemente esperaría a que pagara las cosas. Decidió que ya era hora de comentarle un poco por encima que necesitaba su ayuda, a ver con cuánta disposición contaba.

-Es que tengo un problema y requiero de un "Dios" o alguien con poderes parecidos... Es bastante urgente.



Mientras recorría algún que otro pasillo, decidió coger una tableta de chocolate, aunque de buenas a primeras no tenía previsto llevarse nada, pero no costaba demasiado y era un caprichito, a él le encantaban los dulces. Si fuera por él, ya se iría, pero debía esperar a ver lo que decidía la muchacha. Tal vez se acordara en el último momento de algo que no estuviese apuntado o se le antojara algo, por eso, Tanaka era tan paciente.


Hoja de personaje
Nivel:
1/25  (1/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima1
◘ Fuerza0
⌂ Resistencia0
♦ Destreza
avatar
Toshikazu Tanaka
Mensaje por Toshikazu Tanaka el Miér Ago 26, 2015 4:07 pm

Re: ¿Eres tú mi Diosa? [Seika Okami]

Pareció que pasaba de él, pero rápidamente entendió que era para no olvidarse de su dulce de leche. Tanaka no le dijo nada, no podía meterle prisa, solo vigilar que no tuviera ningún percance. Ella se tomó su tiempo para pensar, momentos en los que él por dentro, ardía de curiosidad y nerviosismo, aunque no se le notara en el exterior. Terminó diciéndole que vivía dentro de ella, lo que le hizo quedarse sin entender nada. Posiblemente significara que tenía dentro el espíritu de Amaterasu o que tenía el poder de invocarlo. También podía ser que ella misma fuese la diosa y se hiciera pasar por mundana. Ninguna de las opciones le extrañaría, pero no tenía ni idea de cuál de ellas se acercaba más.

-Verás... Me maldijeron para obligarme a hacer cosas malas.- No sabía muy bien cómo explicar lo que le sucedía. -Por la noche la maldición me tortura, duerma o no. Me causa dolores reales y no sé cuánto tiempo voy a poder aguantarlo. Yo no quiero ser malo, yo ayudo a la gente. Necesito alguien que pueda deshacer esa maldición.

Su tono de voz se quebró, como si buscara ayuda con desesperación, pero en parte así era. Sentía que iba a morirse si no conseguía arreglarlo. Aprovechando lo alto que era, le cogió el bote a la chica y se lo entregó, aunque ella también había hecho todo lo posible para alcanzarlo y lo había conseguido, pero bueno, quiso ser de ayuda, como siempre. Tanaka la seguía de cerca, parecía un acosador, un novio o un amigo super íntimo que no hace más que ir detrás del otro, pero oye ¿Qué le iba a hacer? Necesitaba estar a su lado y aprovechar a pagar la tableta de chocolate que le había conquistado las ganas de dulce. No hubieron muchas personas delante de ellos y la cajera se notaba hastiada de haberse pasado horas y horas haciendo siempre lo mismo.

Apenas les miró un par de veces, para dirigirse a ellos al decir los precios y preguntar sobre si deseaban bolsas. De alguna manera el demonio se compadecía de aquellos que tenían un trabajo tan estático: Él no podía quedarse quieto y cuando debía estar sentado atendiendo a conferencias o explicaciones, siempre tenía que estar moviendo alguna parte de su cuerpo, ya fueran las manos o los pies. Él pagó parte de la compra ajena y lo suyo, ayudando a meter todo en bolsas para cargarlas sin decirle nada. Bueno, no iba a permitir que ella llevara el peso cuando él era fuerte y no le suponía siquiera un esfuerzo llevar todo eso.

-Permíteme ayudarte y llevarte las bolsas.- Sonrió amablemente. -Tú me guías a donde deba dejarlas ¿Vale?


Hoja de personaje
Nivel:
1/25  (1/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima1
◘ Fuerza0
⌂ Resistencia0
♦ Destreza
avatar
Toshikazu Tanaka
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: ¿Eres tú mi Diosa? [Seika Okami]

Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares