» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Toji Hisami el Mar Abr 21, 2015 3:11 pm

Acto III [Masivo]

Iba caminando tras poner su sorpresa. Esta vez no les dejaría un margen de tiempo, la razón era simple. Si les daba tiempo pensarían y ya le había dado dos días de margen antes de la segunda bomba. Dos días de margen que había utilizado hábilmente para construir todos sus juguetitos, desde la biológica hasta las futuras. Menos mal que tenía a Slam ayudándole y muchas sodas. El cansancio parecía no hacer mella en él todavía. La explicación era muy lógica, la soda y las endorfinas le permitían seguir con su ritmo frenético aunque pronto necesitaría descansar.

Eso era lo de menos en esos momentos. Les había dado… ¿cuánto? Apenas unos minutos. El siguiente anuncio tenía que salir cuanto antes. Lo único bueno de la llamada es que, tras dejar su voz expuesta a menos seguridad y menos capas de codificación, podía ahora librarse de tanta periferia a la hora de dar sus mensajes.  De hecho eso significaba el no necesitar un portátil. Y a su vez eso conllevaba a la libertad y la movilidad por toda la cúpula. Lo manejaría todo con el móvil.

Buscó la canción que ya había escogido previamente. Le encantaba su humor. Ahora tocaba un Harlem Shake. La voz de: Con los terroristas!! Le llegó desde lo lejos. Poder tener la cúpula conectada y que los mensajes llegasen hasta todos lados era un lujo. Había escuchado que en la Accademia hasta los propios despertadores transmitían los mensajes. Que oportuno. Llevó el móvil a la oreja nuevamente.

--Bueeeeeeenos días, habitantes, trabajadores y estudiantes… ¡ah! No me olvido, tengo que invitar a comer a esa personilla que me está echando una mano. Os daré un resumen de la situación actual por si no os tienen lo suficientemente bien informados. El director está… ¿cómo decirlo? Fuera de juego. El hospital, sí, ese centro médico nuevo y etc. Bien, tal vez os interese acercaros, según mis informes han jugado una partida sin mí. ¿Cuántos muertos? ¿Quince? ¿Veinte? Quien sabe, hay tanta sangre que nadie quiere entrar a mirar. ¡Pero no todo es malo! Una de cal y otra de arena. La segunda bomba fue desactivada. Al menos vuestra princesilla miedosa tiene lo debe tener para sacrificarse por los demás. O tal vez era una forma de librarse de las ataduras de esta sociedad. Ahora viene lo bueno… malo para vosotros. En este momento está habiendo otra masacre en la calle principal. Me da pereza ya contar y contar… Tanto buscar una bomba y luego escapáis de los problemas inminentes. Debe ser una de las filosofías de aquí ¿no? Deja para mañana lo que puedas hacer hoy. Bien, debido a todo esto… ¿vamos a la siguiente adivinanza? Muy sencilla: “la esperanza del futuro”. Eso es lo que os voy a robar. Poneos a trabajar, tenéis siete horas como de costumbre y… casi me olvido. Es malo moverse con el estómago vacío. Comed fruta y verdura, no os saltéis las cinco comidas del día y…. mmm, sí, que aproveche~. Nos vemos en un BUM~

Ahora iba a prometer lo debido. Accionó con un botón y todas las máquinas expendedoras de la cúpula comenzaron a funcionar y a soltar todo tipo de alimentos. Tenía que empezar a buscar a su compañero no identificado. No esperaba encontrarlo fácilmente pero sí que se dejase ver… durante un par de segundos.
Toji Hisami
Mensaje por Nicro el Miér Abr 22, 2015 6:31 am

Re: Acto III [Masivo]

La voz de aquel individuo sacó de su masacre a Nicro; no se había quitado la bata, pues con esta la gente creía que era un doctor y todo era mas sencillo. Aquel personaje llamado Twelve, era realmente, perfecto para causa. Caótico, confuso, si, un espécimen en toda regla. Alguien a quien deseaba en su pequeño "grupo" para causar un caos mayor a la Cúpula.
Sacó su teléfono móvil mandando algún que otro mensaje hacia las personas que le seguían en la Tierra.

-Oh, Maya, mi querida dama del caos, si estuvieras aquí, esto seria el doble de excitante!-exclamaba el peliverde mientras lanzaba una nueva oleada de espíritus oscuros contra una horda de guardias.

Todo era maravillosamente caótico, pero debía seguir con su actuación de "tipo bueno". Ser el doctor...¿que nombre mas extraño tenían aquellos doctores por el amor de dios. El hombre se colocó su trofeo; las gafas de Gowther, la verdad es que aquellas lentes no hacian otra cosa que dejar la vista demasiado borrosa, acaso tenia una miopia brutal aquel pelirrojo, o quizas era todo una farsa...
Bueno daba igual realmente; su próximo objetivo era el mercado, en el cual la gente escapaba de sus espíritus del caos, dentro de poco Genbu resucitaría, si, solo faltaba una pequeña pieza en su plan...un cuerpo fuerte de psique y de físico....alguien capaz de resistir todo aquel poder...y esperaba que tras encontrar a Twelve, este le ayudase a seleccionar minuciosamente un cuerpo para aquel experimento que tenia en mente.

-Vamos Twelve, juega conmigo-sonreía el hombre mientras seguia todo a su alrededor convirtiendose en una espiral de caos
Nicro
Mensaje por Anna // Echo/Noise el Miér Abr 22, 2015 6:54 am

Re: Acto III [Masivo]

Solo habían pasado un par de minutos pero la niña ya no estaba… había tanta gente. Y Noise trataba de aferrarse al cuerpo y de apartar a Echo. Cada palabra que escuchaba por aquellos altavoces parecían gritarle con fuerza que saliese a jugar. Vicent se enfadaría con ella… solo si se enteraba. Esbozó una peligrosa sonrisa mirando sus manos. Listo, Echo se había quedado como era… un Echo.

Con su magia hizo aparecer su típica capa roja. Se la puso con disimulo, había tanta gente que pasaba desapercibida, por ahora. Se colocó la capucha. Tenía ganas de teñir el ambiente de rojo y de gritos, tal y como le gustaba. << No, Noise, aquí no. Vicent se enfadará con Noise. Los niños no tienen culpa. Echo no lo permitirá >>

Ensanchó más la sonrisa. Adoraba molestar todo lo que podía a Echo. Después de todo solo era un deje, un sonido bajo y alargado, nada más, una repetición de ella.

--Solo me interesa una niña… Pero me encantan los gritos—habló consigo misma en bajo.

Alzó la mano y la cerró en un puño tirando de unos hilos casi invisibles. Fue cuestión de segundos. Los guardias que custodiaban al grupo se dispararon mutuamente a la vez, por parejas. Pequeñas marionetas… Todo estalló en gritos y lloros. Los niños salieron corriendo junto a sus madres. Que divertido era todo… ahora le quedaba ir de caza. Alguien tenía que enseñarle a esa cría a hacer caso de los mayores.
---------------

Anna había utilizado sus canicas para evitar a los grupos de gente. Había recorrido las calles secundarias hasta su tienda de dulces preferida. Solo había un pequeño problemilla. Un espíritu estaba enfrente la puerta. La niña se acercó valiente y miró a través de su canica. Nunca antes había probado a hacer hipnosis con espíritus pero siempre había una primera vez. El resultado fue asombros. El espíritu hizo una pequeña reverencia y le abrió la puerta.

--Un té y un helado por favor—le pidió la niña sonriente mientras se sentaba en una de las mesas de la terraza.

A pesar de que todo estaba rodeado de caos y miedo la niña estaba bien tranquila esperando a que su particular camarero le hiciese el favor.
Anna // Echo/Noise
Mensaje por Rous J.Will el Miér Abr 22, 2015 3:10 pm

Re: Acto III [Masivo]

Mantuvo la mirada baja, mirando sus dedos ensangrentados. Alzó la vista cuando en la luz vino a través de los escombros. Vio el rostro del director pero… se sentía impotente, asustada, ¿Qué iba a decirle si no podía escucharle? Solo atinaba a abrazar a su gato con fuerza aunque eso le impidiese respirar t le produjese más dolor aún.  

No dijo nada cuando la cargó, no quería mirarle a los ojos al director. No quería ser una carga y ahora mismo se sentía más que inútil. Solo observaba en silencio.  Se quedó quieta encima de la camilla a pesar de que le dolía cada parte de su cuerpo. Solo cuando vio irse al director alzó la mirada horrorizada a su compañera, Bella.

--No… no puedo escuchar…

Se estaba quedando sin oxígeno en el cuerpo y los oídos volvían a pitarle nuevamente. Empezaba a tener nauseas. Necesitaba sangre pero al mismo tiempo estaba demasiado asustada como para salir del shock. Abrazó con más fuerza al gato asustada, había echado tanto de menos a su Chesire. Trataba de aferrarse a la consciencia como fuese, aunque eso conllevaba sentir más dolor.

Unos médicos de asistencia la obligaron a soltar al felino violeta. Ni siquiera sintió la aguja que le clavaron en el brazo. No tardó mucho en perder nuevamente la consciencia aunque esta vez inducida y en manos de expertos médicos.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima1
◘ Fuerza1
⌂ Resistencia4
♦ Destreza
avatar
Rous J.Will
Mensaje por Chesiré el Vie Abr 24, 2015 4:29 am

Re: Acto III [Masivo]

Chesiré casi perdió la respiración debido a la fuerza con la que aquella chica le abrazaba; sabia que le necesitaba, por lo que lamió con su áspera lengua el rostro de la muchacha; intentando que al menos una parte de su ser pudiese demostrar el amor que tenia hacia su dueña.
Su alma casi se cayó a trozos al escuchar lo que ella le decía a Bella, cuando los médicos le apartaron de ella, para que quedase dormida, la mirada del gato fue seria, dejo que su cuerpo fuera volviéndose el del humano que en realidad era, sus huesos se recolocaban, se hacia mas grande; cada vez que se transformaba pasaba aquel infierno, pero valía la pena hacerlo en aquel instante.
Una mata de alilados cabellos caían desordenados sobre su rostro, tapando su ojo izquierdo, mientras que a pesar de estar desnudo su atlético cuerpo se dejaba notar; con un chasqueo de dedos y un encantamiento sencillo invoco sobre su cuerpo sus ropas. Una chaqueta azul, camisa verde, pantalones vaqueros y unos mocasines.

Aquello había ido demasiado lejos, el tal Twelve iba a ser castigado por las manos de Chesiré. Cualquiera de los espías que le viese de aquella forma pensarían que era el escurridizo, Adám, uno de los espías mas eficientes que solía tener Giotto, nadie le conocía, y nadie iba nunca con él a sus misiones, porque el híbrido temía que la gente descubriese que el era el gato de Rous, pero ante Bella y aquel robot era de vital importancia, estaba cabreado y se notaba en el ambiente.
Se acercó con cuidado y aun sigilo felino, le costaba un poco volver a acostumbrarse a su cuerpo humano...bueno siempre le pasaba, chasqueó sus dedos, dejando aparecer una azulada rosa en sus manos que coloco en las manos de su amada dueña, se acercó a su oido y susurró algo suavemente, aunque sabia que ella no le escucharia; una fina lagrima caeria por la mejilla izquierda de Chesiré mientras lo susurraba:

-No te atrevas a dejarme solo, ¿quien me cuidara como lo haces tú?.

Tras aquello, la miro, durmiendo tan "placida", y se atrevió, sabia que estaba mal que lo hiciera, pero algun dia se lo contaria todo. Se acercó a ella y beso sus labios con suavidad mientras acariciaba su rostro con sutileza, antes de separarse y mirar a Bella y al llamado "Alexander" robot.
-Agradecería, que nadie contase nada de esto a Rous, aqui somos todos compañeros bajo el mandato de Giotto y creedme...ese Twelve no se saldra con la suya...Bella, cuida de ella, por favor-tras aquellas palabras el hibrido salio de la sala que antes era el despacho del director.
No descansaria hasta encontrar a aquel malnacido.
Chesiré
Mensaje por Bella H. el Vie Abr 24, 2015 9:01 pm

Re: Acto III [Masivo]

La pelirosa esperó con ansias la salida de su compañera como la del mismo director. Esperaba, rogaba en parte, de que al menos estuviesen bien, a pesar de saber que la espía estaba herida y no respondía, al menos, siempre había la oportunidad de recuperarla.
Cuando vio salir al jefe, esbozó una amplia sonrisa, bastante alegre (ésta vez, de corazón) al ver que no estaba herido, con cuidado, ayudó a acomodar a la muchacha en la camilla que ella misma había traído desde la enfermería, viendo aquel torrente suave de sangre. No se inmutó demasiado, siquiera un gesto de preocupación o algún escalofrío, ya estaba acostumbrada, además, de nada le servía . Mokka, por su lado, le maulló al director, subiéndose por la ropa a la pelirosa hasta adentrarse nuevamente en su gorro de la chaqueta de camuflaje azul, su especie de guarida, al parecer
– Vaya con cuidado – le gritó al director una vez que le vio irse. Se pensó en acompañarlo para asegurarse de que nada le pasase, después de todo el atentado fue contra él primordialmente, podría perfectamente pasarle algo, no obstante, se le había encomendado de cuidar a la castaña.

Luego, la voz de la menor le llamó la atención, sintiendo un pequeño golpazo de electricidad por su espalda. Atinó a no hablarle, igual no le escucharía, en lo cual, antes de que los médicos le sedaran le otorgó una sonrisa, y con sus dedos índices, dibujó imaginariamente una en el espacio, así en el aire, en señal de que todo estaría bien.
– Y ese gato dónde apa…-susurró bien bajo viendo a otro felino que se mantenía junto a su compañera. Nunca antes le había visto, más, se mantuvo a los límites, no quiso intervenir a los médicos mucho, puesto que tenían más experiencia, por obviedad.

Fue testigo, sí, lo fue. De toda aquella extraña transformación. Respingó la nariz con cierto desconcierto. Ante su presencia aquel gato que desconoció tomó una forma de un humano, y por lo demás, desnudo. ¡En bolas! . No puedo evitar cubrirse la boca con las manos, riendo para sus adentros. No se haría la apenada, después de todo no encontraba la gran cosa ver a alguien a lo natural, alguna vez tuvo un prometido, de él nació un hijo, antes convivía con muchos hombres. La anatomía masculina simplemente le parecía bastante…normal, ni siquiera se ruborizó por la impresión.
Mokka se asomó por el hombro de la espía, maullándole al sujeto de cabellos violetas. En ello chasqueo los dedos en silencio. Tenía más menos la cuenta de los integrantes del grupo, pero siempre le extraño la ausencia física de uno. Omitió comentarios al respecto, respondiendo de inmediato
– Awww! – no pudo evitar soltarlo ante aquella muestra de afecto, asintiendo con el rostro – De aquí no soltaré nada, quédate tranquilo. No obstante, ten cuidado por donde pisas. Es terreno peligroso ¿no?. Aunque creo que sería más conveniente que si llegases a atrapar al pequeño terrorista, lo pillases en vida más que en muerte – comentó viendo cómo se marchaba.

Con sumo cuidado, medio danzando entre los doctores, tomó las manillas de la camilla sonriendo con amplitud, siendo encantadora con los trabajadores de la salud
– Su silencio también es perjudicial, caballeros – les dijo, mientras que tomando algunos cuantos pañuelos desechables de su bolsillo, limpiaba la sangre del rostro de la menor con cuidado, bastante gentil.

Siguiendo las indicaciones, llevó a la herida a la misma enfermería de la Academia, en compañía de los médicos, claro
– Vaya día – suspiró.




Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Bella H.
Mensaje por Derek Slam el Vie Abr 24, 2015 9:49 pm

Re: Acto III [Masivo]

No demoró demasiado en obsequiar todos los peluches que pudo a los niños presentes, puesto que se acercaban como peces a la comida que se les daba. Una vez con el trabajo finalizado, se devolvió al recinto con suma tranquilidad, coló por uno de los pasillos hasta el salón del conserje para quitarse las ropas que traía puestas y cambiársela por la normal, que traía dentro de su mochila.
Sin duda la satisfacción estaba descrita en el ánimo que cargaba el castaño consigo. Había terminado de hacer el labor que se le había encomendado, por lo que se sentía libre , momentáneamente, de algunas cosas. Salió del cuarto cargando consigo una escoba cualquiera junto a un aromatizante de ambientes, con tanta naturalidad y soltura que era de esperarse de que se le preguntase por qué tan contento cuando se estaba en un atentado. Ahí vería que responder si es que algo así se presentaba.

Vio a personas correr de allá para acá, pero eso no quitaba el hecho de que el fuese en dirección al edificio de tormenta, fui directamente a su propio cuarto a tomarse una ducha, escuchando la emisión globalizada que entregaba su compañero – Y un buen plato de comida, eh – pensó para así mientras se enjabonaba y consecutivamente se quitaba los excesos. Si algo le desagradaba al hibrido era andar sucio por la vida.

El contenido del mensaje le llamó la atención, puesto que la táctica parecía haberse cambiado, se notaba que estaba hablando en vivo y en directo. Aun con la voz distorsionada, pero no eran grabaciones como las primeras. Tomó una toalla, y se volvió a poner ropa limpia.

Ahora sólo le quedaba hacer cuenta a algún llamado que le hiciese Hisami, por lo demás solo debería pasar desapercibido, en lo cual, con intenciones de volver a los jardines se detuvo al sentir los lloriqueos de unos cuantos niños. Algo sorprendido, se quedó siendo testigo de los hechos tras del cristal de uno de los pasillos siendo espectador. No le llamó demasiado la atención. Pero sí lo hizo un sonido metálico.

Se acercó a una de las máquinas, sacando con sumo cuidado de no ser noqueado por algún alimento enlatado o empaquetado, unas papas fritas , un pequeño pastelillo de aquellos con chocolate y frutos rojos, y un par de latas de soda que nunca le venían mal. Prefirió quedarse en la misma Academia, siendo un pseudo punto estratégico ante cualquier eventualidad, no obstante, si se le necesitaba en algún otro punto, no demoraría demasiado en llegar al dicho lugar solicitado.
Tomó lugar cerca de las máquinas, sentándose contra la pared de uno de los pasillos, disfrutando del bocado, sosteniendo entre sus piernas uno de los peluches que había entregado. En comparación de los demás, éste estaba algo desarmado, bastante mal hecho. Poco más parecía que lo habían atropellado.
Derek Slam
Mensaje por Fränze Edelstein el Vie Abr 24, 2015 10:33 pm

Re: Acto III [Masivo]

Tenia casi nada de que se había llevado los cadáveres de la escena del crimen. De hecho, ella había estado a punto de hacer la autopsia, cuando el mensaje sonó... A aquel tipo si que le gustaba hacerse el gracioso...
Dejó de lado lo que estaba usando para casi abrir el cadáver y comenzar con su trabajo de identificar a cadáver #1 y #2. ¿Les quitaría el futuro...? Bueno... Con esa pista sólo se le ocurrían dos opciones... Y ninguna de ellas era buena... Si quería evitar una desgracia tenía que darse prisa. Tomó sus cosas y por si las dudas, se llevó su pistola y los cartuchos de la misma. No estaba de más ser precavida. Recargó los elementos de su bolsa y recalibró su martillo. Una vez que todo estuvo listo, fue por por un por las notas adheribles y garabateó con prisa una nota para su jefe en caso de que regresara al laboratorio.
"Creo que se dónde está la bomba. He salido a buscarla. Tranquilo, no es necesario preocuparse, seré prudente. Si las cosas se complican, te llamaré."
Una vez que la nota fue depositada en el monitor del pc de su jefe, tomó un par de cosas para electrónica y mecánica básicas y las colocó en su bolsa. No sabía que tipo de bomba era así que se llevó lo que creyó necesario. También tomo un detector de metales en miniatura. Podía ser útil. Se guardó las gafas en la bolsa y con paso decidido salió del laboratorio...

- ¡Bien! - exclamó alegre - Se puede ir ya sea al punto "A" o al punto "B"... - meditó - la cuestión es que, si no recuerdo mal, es imposible acceder al "A" así que.... Mmmm... Pero el "B" podría ser demasiado disperso... ¡Es difícil elegir! - tomó una moneda de su bolsillo y la lanzó al aire. Cara "A". Sello "B". Salió sello... - Bueeeeeeeeno... - dijo sin mucho afán - Menos mal que... Vengo preparada para lidiar con crios... ¡Puedes lograrlo Fränze! - se dijo como animándose a si misma - ¡Demostrémosle al mundo de lo que eres capaz!

Dicho esto se puso en marcha sin rumbo fijo. Simplemente debía encontrar a cada niño existente en la cúpula... Viéndolo de esa forma... No iba a acabe nunca... No podía llamar a Rous porque estaba herida... Los asesinos no estarían ahí para dar una mano... Y... El jefe estaba ocupado ayudando a Giotto... ¿Qué haría...?

- ¡Bueno! - se dijo tratando de animarse a si misma... Había muchos sitios con escuincles... Eso sin mencionar la cantidad de nieños que había... Hizo memoria de cualquier cosa con pinga de pista y entonces recordó - ¡Empecemos analizando el peluche que la señorita espía dejó! Veamos si se me ocurre algo revisándolo... Después de todo... Pidió que alguien lo revisara...

Dicho esto se encaminó hasta dónde se encontraba el juguete. Cuando lo vio no pus evitar soltar una exclamación de ternura... ¡Era adorable! Quería llevarse uno a casa... ¿Quién en sus cinco sentidos se regalaría algo taaaaaaaaan adorable a gente extraña...? Ella no hubiese regalado uno ni de chiste.... Eran demasiado tiernos como para dejarlos ir tan fácil... Tan tiernos como para... Que un niño los aceptara sin problemas....

- Maldición... - susurró. Luego sacó el móvil y llamó a su jefe - Sharek... Tenemos un problemita...
Fränze Edelstein
Mensaje por Chesiré el Sáb Abr 25, 2015 12:58 pm

Re: Acto III [Masivo]

Estaba enfadado, su cuerpo estaba lleno de rabia, temblaba de ira; habia escuchado las palabras de Bella mientras hablaba, le parecia bien que ella fuera la que guardase su secreto ante Rous y los demas. Pues poca gente conocia su secreto, por no decir que unicamente la conocian dos personas, una el director y otra...la persona que le habia convertido en aquello que era hoy en dia.

Sintio ganas de despellejar la carne de la piel de aquel individuo llamado "Twelve", pero se centro en calmarse, sentirse mas tranquilo; sin embargo cuando quiso darse cuenta, sobre el se abalanzaba una especie de sombra que se lanzaba hacia el muchacho. Instintivamente dejo que de su mano se liberase una potente luz que dañaría la visión de aquel ser, el cual no era corpóreo...¡perfecto!, se habia metido en medio de toda aquella mierda de ataques de espíritus oscuros...pero bueno, quizás así encontraría al casate de aquello.
Empleando su habilidad sobre la luz, utilizo la energía lumínica para mandar un fogonazo a aquella criatura con un tremendo halo de luz blanca.

-Estoy jodidamente cabreado, venid, venid, voy a descargar toda mi jodida ira contra todo aquello que se me tire encima-mientras decia aquello Chesiré caminaba por las calles, dejando notar su cabreo, destrozando a todo espritu que se lanzaba hacia el.

En cada momento recordaba a Rous, su sonrisa, sus momentos de soledad donde el gato le estaba siempre ahí queriéndola, cuidando de ella...haciendo todo lo posible por mantenerla a salvo y de que le había servido todo aquello si ahora...la herían...¿de que demonios le servia?...
El responsable iba a recibir su justo castigo...oh si, y tan justo, lo dejaría sordo, le rompería las costillas y el brazo y si podía, le dejaría dos días sin comer ni beber nada.
Chesiré
Mensaje por Alexander D.S.A el Lun Abr 27, 2015 3:09 am

Re: Acto III [Masivo]

-Oh Franze, ¿qué voy a hacer contigo?-se pregunto a si mismo mientras se pellizcaba el puente de la nariz y suspiraba; acababa de volver de haber estado manejando al "Iron Alex", quería contarle a ella que había logrado ayudar a Giotto y qué este estaba ahora a salvo, al igual que una de las espías. También quería contarle que como el sospechaba, dentro de los espías todos tenían sus secretos y que cada vez le gustaba mas todo aquello...pero cuando volvió y vio aquel post-it de ella diciendo creer saber donde estaba la bomba hizo que Sharek suspirase.
Estaba loco por ella,no lo dudaba, y se lo había dejado bien claro aquella noche en el lago, la quería con locura y no deseaba que le pasara absolutamente nada malo...por eso había intentado que no se pusiera en peligro con todo aquel tema de Twelve.
Pero si algo le gustaba más al peliazul que la muchacha, era la personalidad rebelde de ella,el estiró sus brazos por encima de su cabeza y una suave sonrisa se dibujo en sus labios:
<<No podemos estar siempre encerrados en el laboratorio, debemos ahora mismo luchar codo con codo dejándonos la piel...ya me encargaré de comérmela a besos cuando todo esto finalice>>

Cerró los ojos con cuidado y encendió su ordenador; generalmente por aquel momento de seguro todo estaba siendo controlado aún por Twelve, pero nada, nada, NADA. Iba a frenar ahora mismo a Alexander Dereck Sharek Arned...y mas sabiendo qué su linda ayudante estaba duramente trabajando. Estiró sus manos y comenzó a teclear rápidamente, cortafuegos, anti-hackeos, el peliazul estaba hackeando al hacker a un ritmo alarmado, ganando terreno constantemente, mientras sus dedos se movían a una velocidad de vértigo sobre el teclado escuchó su móvil; sonaba "Your Song" de Sir Elton John, la canción que había puesto de tono a la muchacha que le había robado el corazón; rápidamente puso el altavoz del móvil para escuchar a la chica y responderle.
¡Perfecto, más problemas!.
-Cuéntame lo que has descubierto, pero antes necesito que cuelgues un segundo, dudo que esta linea sea segura, en cuanto terminé esto sabrás cuando tienes que volver a llamarme y me lo cuentas todo...ah y por cierto...te quiero-esas palabras fueron suaves, rápidas y precisas, habló rápido pues aun no había podido asegurar al cien por ciento las lineas ni nada por el estilo, por esa razón escucharla de aquella forma le alarmó más, y una vez colgó, trabajo el doble de rápido.

Unas ultimas teclas tocada y...¡voila!...Era un jodido genio, si señor...y si aquel dia se encontraba con el tal Twelve, se encargaría de medirse intelectualmente con él...aquel tipo era...su perfecto "rival".
En todos los altavoces de la Cúpula comenzaría a sonar una canción, una de las pocas canciones que hacían de Alex, el hombre tan característico que era; Thunderstrack, de AcDc sonaba a casi toda pastilla mientras que con un par de botones pulsados más, en el aire se vio dibujado en toda la Cúpula gracias a algunos proyectores holográficos, obra de Alex; un 12 gigantesco que poco a poco se vio envuelto en una explosión gigantesca, dejando únicamente un 1 en el cielo de color azul eléctrico; mientras que cogió un micrófono y habló alto y claro a través de los nuevos y hackeados por él altavoces de la Cúpula.

-¡Alehop!, Buenas gente de la Cúpula, no os preocupéis, esto es solamente temporal...a todos los asesinos y espías...bueno y gente que esta impidiendo que todo esto suceda, yo el magnifico Ojo de Dios estoy ahora mismo con el control de las comunicaciones de tooooooodaaaaaaaaa la Cúpula, pero se que esto es un juego de ajedrez mental para mí ahora mismo auto nombrado "rival" Twelve, ya que seguramente me esta escuchando...¿por qué elegir el 12, si puedes ser el número 1?...-una suave risa sonaba en los altavoces mientras Alex dejaba ver un enorme chibi de él mismo de forma victoriosa en el holograma-.Soy extravagante lo sé, pero vuelvo a repetir, hay tres lineas seguras, una para los amigos íntimos del rubio-dijo refiriéndose al director y a los espías-, otra para los amigos de toda la vida de cierto hombre que solo sabe gritar-dijo refiriéndose a Xanxus y sus asesinos- y por ultimo, una que va directamente a mi móvil, esa es para mis amigos y gente cercana...aun no he terminado con el gran hackeo que este tipejo ha hecho, pero no tardare mucho en desactivar todo esto y conocer el paradero del resto de bombas...y ahora, sin más dilación...como el mismo Twelve diría, le voy a dar un consejito de eso que tanto le gustan a él: ¿Has recordado hacer tus deberes?...bye bye, ya sabéis...a terminar con todo ya...Ojo de Dios, cortó y cambio.

Tras aquellas palabras dejo que la música siguiese sonando y los hologramas del cielo se apagasen...ahora era cuestión de seguir hackeandolo todo hasta que Twelve decidiese dar la cara...sujeto su móvil, esperando como no, la llamada de la mujer de su vida, su Damita.


Última edición por Alexander D.S.A el Lun Abr 27, 2015 3:53 am, editado 1 vez
Alexander D.S.A
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: Acto III [Masivo]

Contenido patrocinado

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares