» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Toshikazu Tanaka el Dom Abr 12, 2015 11:26 pm

Donde las lágrimas son vida [Anna]

Recuerdo del primer mensaje :

El manto oscuro que indicaba la noche cubría todos los terrenos que los ojos del centinela podían abarcar. Los estudiantes estaban en sus habitaciones o ahí es donde deberían estar. A él le tocaba pasearse por los pasillos y los alrededores, asegurándose que todo estaba bien, que no había ningún alumno pululando por ahí y que no armaban escándalo. Estar dentro de la academia era la primera parte, la que compartía con los vigilantes, pues luego se marchaba al exterior. Esta vez salió antes de tiempo porque al pasar por una ventana, un brillo llamó su atención. Quiso ir a investigar, estando convencido de que era un estudiante que estaba fuera, cosa que estaba prohibida durante la noche por motivos de seguridad.

El brillo se alejaba a gran velocidad, por lo que él se vio obligado a perseguirlo lo más rápido que podía, teniendo cuidado de no tropezarse con todas las ramas y raíces que le entorpecían el paso. Aquella criatura se detuvo de repente, poniéndose de cuclillas en la hierba, mirando a la misma con unos ojos grandes azabaches. El demonio se detuvo y ladeó la cabeza: Era muy raro y definitivamente no era un alumno. La criaturita giró la cabeza de tal manera que Tanaka se llegó a asustar, porque se invirtió por completo. Tras unos instantes volvió a su posición original e inclinándose lentamente hacia el suelo, parpadeó un par de veces para soltar unas lágrimas brillantes sobre una parte marchitada. Ahí lo entendió todo.

-¡Hah! Pensé que había alguien por ahí.- Le susurró, adoptando la misma posición que el espíritu arbóreo.

Como si acabara de aparecer un depredador, el ente salió disparado hacia la copa de árbol más cercana, escondiéndose. Tanaka se levantó y miró a todas direcciones, iluminando un poco con una linterna que llevaba siempre en el bolsillo del pantalón. No escuchaba ni veía a nada ni nadie, aún así continuó alerta, en busca de cualquier sonido o sombra que delatara la presencia de alguien más.


Hoja de personaje
Nivel:
1/25  (1/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima1
◘ Fuerza0
⌂ Resistencia0
♦ Destreza
avatar
Toshikazu Tanaka

Mensaje por Toshikazu Tanaka el Jue Jul 16, 2015 9:16 pm

Re: Donde las lágrimas son vida [Anna]

El demonio apenas contestó a la chica, puesto que no había mucho más que decir con respecto al animal del bosque. No estaba seguro de que fuera un conejo, pero no podía decir que fuera otra cosa más que una criatura luminosa. A lo mejor era un fantasma, un conejo muerto vagando por el bosque en busca de venganza. Su miedo a los fantasmas no era solo a las ánimas antropomorfas, por lo que al pensar que podía haber estado al lado de algo así, empalideció durante unos instantes. Tenía que ser mentira, seguro que era un gato mágico, algo así. Sí, seguro, no era el alma de un muerto. Convenciéndose, pudo recuperar su color y responder a la chica que, a saber lo que había ocurrido para que le hiciera tantas preguntas. Había escuchado la mitad del mensaje anterior, a las tres y cuarto llegaría... ¿A dónde? Bueno, no le importaba encontrársela por ahí algún día.

-¡No! ¡Claro que no! ¿Cómo ibas a molestarme? Si eres un encanto.- Le respondió tranquilo, diciéndole la verdad. -Disfruto de tu compañía, es muy agradable y curiosa.

Sonrió ampliamente, subiendo los primeros peldaños de la escalera en la que ella se había detenido. Imaginaba que era por ahí y sino, bueno, no le importaba volver a bajar, eso era ejercicio y a él le gustaba. No podía vivir sin ejercicio, si no gastaba fuerzas se volvía irritable y a menudo se enfadaba él solo. Era difícil tomarse en serio que una niña como ella se enfadase, sobretodo porque ponía una carita muy tierna que le ablandaba por dentro (aunque él no era una piedra). Levantó un pulgar, aún sonriendo mientras le enseñaba las puntas de los colmillos. Había diferencia entre hacer alguna cosa mal y ser malo en sí, pues era imposible ser perfecto y eso no le convertía a uno en una mala persona, por lo que esperaba que Anna le creyera.

-No, no eres mala. Alguien malo me hubiera intentado pegar y le haría daño a los demás. Tú eres una niña muy buena.

Le ofreció amablemente la mano derecha para que le acompañara en el ascenso hasta el cuarto ajeno. Después de esto, debería reportar la falta de la jovencita, pero realmente se estaba planteando no hacerlo, por lo inocente que parecía ella. También podía ser que fuera super inteligente y se la estuviera jugando a él haciéndose la tonta, pero era imposible darse cuenta ahora. Pensaba fervientemente que ella era así de verdad. Terminó de subir el primer tramo de escaleras, quedando solo el segundo antes de ver el pasillo lleno de dormitorios. Al ser de noche y estar tan cerca, Tanaka bajó el tono de su voz, pasando a susurrar y así no despertar a nadie, porque para qué quería más... Que se uniera a la fiesta media academia por su culpa.

-Estoy seguro de que nos encontraremos por los pasillos algún día.- Dijo en alusión a que su trabajo consistía en recorrerse los mismos. -Espero que me saludes cuando me veas.


Hoja de personaje
Nivel:
1/25  (1/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima1
◘ Fuerza0
⌂ Resistencia0
♦ Destreza
avatar
Toshikazu Tanaka
Mensaje por Anna. el Miér Oct 07, 2015 1:15 pm

Re: Donde las lágrimas son vida [Anna]

Saber que era un encanto agradable y curioso le traía una sonrisa al rostro mientras se abrazaba a su cabello con fuerza. Era muy satisfactorio para ella que el resto de las personas llegaran a aquellas conclusiones sobre sí misma.

En parte, saber que Anna no era mala era malo, pues el resto de las personas sabrían y se darían cuenta de que las intenciones de la chica podrían no ser crueles como las de otras personas. Después, sin más por el momento, le dio la mano al contrario para iniciar de nuevo el ascenso hasta su habitación. Con los dos pies juntos, comenzó a saltar los escalones de uno en uno hasta llegar al punto más alto y volver a caminar hasta su habitación.

¿Pero no se supone que no debería de haberte visto? Se supone que no debería estar tan tarde por los pasillos, pero como me perdí, te vi... Anna no debió salir tan tarde, por tanto no debió verte, y si te saluda, todos sabrán que estuvo de noche por los pasillos... Aunque realmente nadie sabría que hacía Anna en los pasillos, seguramente no pensarían que estaba persiguiendo conejos brillantes.- Pensó en voz alta, tratando de ver si lo que debía hacer era saludarlo o no por los pasillos cuando lo mirara, aunque después se encogió los hombros y encontró ninguna objeción más.

Una vez estuvo frente a la puerta de la suya, sacó la llave, abrió la puerta y la cerró de nuevo, metiendo la llave a su bolsillo de nueva cuenta.- Bien, ahora que ya me has traído te tengo que llevar yo a tu habitación... Andando...- Dijo con el rostro muy serio, volviendo a caminar con dirección a las escaleras, jalándole de la mano que le tenía sujeta a él para llegar a paso normal a las escaleras. En el extraño mundo de su cabeza, si él la había llevado a su habitación, ella tenía que corresponder el favor y hacer lo mismo.
Anna.
Mensaje por Toshikazu Tanaka el Jue Oct 15, 2015 5:08 pm

Re: Donde las lágrimas son vida [Anna]

Vigiló que la estudiante no se tropezara mientras saltaba los escalones, a la vez que escuchaba lo que decía. Esa era una buena reflexión, pero él tenía una mucho mejo ro al menos una que podía aliviar el "miedo" de que dijeran que fuese mala. Ella sola pareció encontrar su propia solución, pero quería responder para que supiera que "estaba de su parte", es decir, que no le diría a nadie sobre su falta de esta noche. No obstante, él sabía que si se repetía, tendría que castigarla, ya que esta vez, los dos están incumpliendo una parte de sus tareas. Ella como niña que debe estar durmiendo y él como centinela que debe dar parte de los niños malos que se escapan. No habría una segunda vez, por mucha inocencia que presentara la estudiante.

-Yo no trabajo solo por las noches. Nadie sabrá que me has visto por la noche porque me has podido ver por el día.

Zanjó el tema con una palmadita cariñosa en la espalda, atravesando parte del pasillo hasta la puerta ajena. La joven abrió la puerta y luego le dijo que quería acompañarle. Le pareció bastante tierno y amable que tuviera esa disposición, pero por desgracia para ella, no era posible. El demonio le sujetó la mano con delicadeza a Anna, para tirar de ella y no permitirle el avance. Ya había perdido ella demasiado tiempo de sueño y él de trabajo, aunque no le quedaba demasiado para acabar el turno. Estaba seguro de recibir réplicas, pero tenía que lidiar con ellas y acostar a la jovencita antes de que a alguien se le ocurriera salir por escuchar aunque fueran los susurros.

-No Anna, yo no puedo ir a mi habitación todavía: Tengo que trabajar.- Le respondió, seriamente, ya que no quería que le tomara a broma. -Abre tu cuarto, te arroparé. Un día que no tenga que trabajar, te prometo que te dejaré que me acompañes.

No estaba seguro de poder prometer eso, es decir, no podría dejar que Anna le llevara a su cuarto y se marchara sola, por lo que al volver a acompañarla, ella le repetiría lo mismo. Tal vez podía permitir que durmiera con él, pero dudaba que quisiera y a él no le convenía. Lo cierto es que prefería tirarse toda la noche arriba y abajo llevándola a su habitación y regresando a la suya, que el hecho de que durmieran en la misma habitación. Ella se acabaría cansando pronto y se quedaría en su cuarto. Esperó tranquilamente a que accediera a quedarse, convenciéndola de que tenían que separarse ya por esa noche, porque sino iban a tener problemas. Anna no era tonta y él sabía que ella tenía conocimiento de que podía caerle una buena regañina y no por parte de Tanaka.

-Buenas noches Anna, descansa. Nos veremos pronto.


Hoja de personaje
Nivel:
1/25  (1/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima1
◘ Fuerza0
⌂ Resistencia0
♦ Destreza
avatar
Toshikazu Tanaka
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: Donde las lágrimas son vida [Anna]

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares