» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Página 5 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Toji Hisami el Lun Abr 06, 2015 6:02 pm

Acto II [ROL MASIVO]

Recuerdo del primer mensaje :

Dos días de incertidumbre habían pasado ya. Unos pocos alumnos habían salido heridos. Tras el ataque todos habían sido evacuados hacia los campos de entrenamiento. Los profesores pasaron lista a todos los estudiantes. Fue un alivio el saber que solo una estudiante estaba en paradero desconocido. Tras que los especialistas sondeasen los dormitorios y la Accademia al final pudieron volver. La seguridad se incrementó y las clases se suspendieron.

Escuchó que trataron de quitar los escombros pero que no hubo un buen resultado. La magia al parecer no funcionaba y por otra parte, tenía que reforzar primero la estructura principal para que no se derrumbase todo.

Todo había salido a la perfección. Era hora de pasar al siguiente reto.

Se sentó junto a los demás para comer. Algunos temían volver a la cafetería y por lo tanto, y gracias al buen tiempo, llevaban dos días a base de picnics en los jardines. Eran tan necios… en todas partes se extendía una red de megáfonos. Sus mensajes eran emitidos a toda la cúpula y estaba a punto de dar el siguiente golpe. ¿Qué mejor hora que la comida para ver sus reacciones? Incluso había algunos estudiantes que eran incapaces de salir de sus habitaciones o de comer…. Pobrecillos. Era el momento de hacer aletear su corazón otra vez.

Pulsó la tecla del móvil para luego romperlo en dos. Se lo metió en el bolsillo a su amigo. Él ya lo destruiría mejor que nadie. Tampoco es que tuviesen mucho que rastrear con un móvil de prepago. Una música comenzó a sonar, debía llamar la atención de todos ellos y qué menos que usando el Upa ganga style. Apenas duró el estribillo cuando su voz, cambiada por un programa sonó por todas partes.

--Buuuuuuuuuuenos días habitantes y estudiantes, ¿Qué tal la jornada? ¿Esperando otro de mis regalos? Espero que no os haya importado la reforma que hice el otro día. Mi estilo es más caótico que el rococó. ¿Os habéis lavado bien los dientes? Mirad que es algo importante, las caries aparecen con suma facilidad. Volviendo al asunto original. Este día os vengo a informar sobre un dato preocupante. Ahora mismo la cúpula está a un 60% de la ocupación total. Sigue siendo una cárcel por lo cual no puede expandirse. ¿Cuánto tiempo creéis que durara este idílico embuste? Llegará a un punto en que los altos cargos pondrán unas normas sobre quien puede o no tener hijos y el número de ellos. A la mínima falta serán sentenciados a muerte. No es la primera vez que se ve situaciones así. ¿Cuántos años creéis que pasarán? Estadísticamente menos de los que tan si quiera lleguéis a esperar. Quince años bastan para que vuestra burbuja de cristal se rompa. Quince años para que todos comencéis a mataron los unos a los otros por mantener su sitio en la cúpula. Ahora bien, tal vez no lleguéis ni hasta mañana si no acertáis el acertijo. Esta vez os lo dejé muy simple: “Donde la vida nace desde el inicio de los tiempos”. Recordad siempre cepillaros los dientes antes de dormir. Hasta el próximo BUM. Recordad, siete horas~

Simplemente disfrutaba de esos rostros de incertidumbre. Derrumbaría todas sus esperanzas. Una por una.
Toji Hisami

Mensaje por Elissa Zaitseva DiVongola el Mar Abr 14, 2015 1:40 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

De repente, la voz de aquel hombrecillo al que tanto detestaba irrumpió en los altavoces de la academia. Al principio no entendió bien el mensaje, pero luego... luego se dio por enterada cuando sintió las miradas enterrarse en sí misma. Sintió la desesperación por dentro al escuchar aquel "princesilla". ¿De verdad le estaba pidiendo que fuera al centro de la pista a desactivar su bomba que, si se le antojaba podía explotar desde su seguro sofá?

De pronto, todas las preocupaciones se acabaron cuando en su cabeza escuchó la voz del único hombre que podía calmarle. La única diferencia era que no lo había imaginado.- ¡Giotto! - Gritó de gusto,tomando de nuevo el aparatito que le tendían para escuchar con atención lo que aquel decía. Saber que estaba bien era la mayor de las tranquilidades. Lo mejor de todo era que se escuchaba tranquilo, como siempre lo hacía en las situaciones desesperadas. Fue en ese instante en que decidió que, pasara lo que pasara, no dejaría que el agua quedara contaminada con aquella bomba que el canalla mencionaba. No podía permitirlo.

Tras el dulce mensaje del contrario, quiso echarse a llorar. Intentó por un instante tirarse a brazos de sir Stear y llorar sus penas, pero no tuvo el tiempo de dejar que aquella pequeña despedida los separara. Él también contaba con ella, y si se desmoronaba, estaba haciendo lo mismo que si se iba y daba la espalda a la situación. Respiró profundo un par de veces, pensando en las palabras de Giotto mientras observaba al ojo(? de Stear, tratando de atender a sus consejos. Ni siquiera sabía quien era Hans, quizás solo lo había visto una o dos veces por los pasillos. El llamado de "Princesa", le hizo voltear, un poco sonrojada y apenada por el nuevo título, pero a final de cuentas asintió para no dar muchas vueltas al asunto.

Una pequeña chica parecida al mayor al que abrazaba preguntaba por un plan de acción que ni ella misma tenía. Se volteó para ver que tan lejos estaba la bomba. No había manera de llegar hasta allá sin salir mojados, y eso implicaba que no podrían hacer gran cosa si tenían que salir rápido de ahí.- Y-Yo... Todavía no lo domino pero... Podríamos... Caminar hasta allá... Por el aire... Solo hay que tener cuidado de que pisemos a la misma altura, profesor, como... a-así.-Susurró, separándose un poco del albino. Tomó aire por la nariz y lo dejó ir suavemente por la boca, separando los labios con cuidado para después comenzar a subir, como si se tratase de una escalera, pero en el aire. Dio dos pasos arriba antes de que su miedo a las alturas la obligara a dar dos escalones hacia tierra de nueva cuenta. Si Iba acompañada, tal vez no sería tanto el miedo.- No tengo más ideas... Ni más habilidades útiles, lo siento...
Elissa Zaitseva DiVongola
Mensaje por Alice Elder el Mar Abr 14, 2015 7:03 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Estaba tranquilamente revisando los laboratorios en busca de alguna pista que le indicara quién era el culpable. Parecía ser que el culpable había cubierto sus huellas químicamente. Obviamente no era un idiota. Se mordió el labio frustrada. Definitivamente no le iba a dejar las cosas tan fáciles.
Al final, terminó optando por ir a revisar otro sitio. Nunca se sabía dónde podía haber pistas o indicios. Pero en la entrada del la oratorio fue sacada de sus ideas por una llamada en el walkie. Era Xanxus repartiendo órdenes a todos. Incluida ella. La orden que le fue asignada, tras escuchar que la bomba fue localizada, hizo que su frustración aumentara, pero no era como si ella pudiese hacer algo para cambiar esa elección. Posiblemente Xanxus se habría enterado de que dio instrucciones el primer dia de esa locura. De ser así, era obvia su molestia. Pero si algo debía reconocer el líder de los asesinos, era que de no haber sido por ella, posiblemente los destrozos ocasionados por la bomba podrían haber sido peores. No se arrepentía de nada.
Aunque no era como si le importara demasiado. Lo que le importaba era desactivar aquel aparato del demonio.
Podría haberle desafiado pero no era momento para estar tratando de que le mataran por ello. Se le había asignado buscar al culpable, y si esa era la orden no le quedaba otra que obedecer, a regañadientes, pero obedecer.
Así que con Daian y Natasha en otro lado, ella debería ir a dar un vistazo en la academia y asegurarse de que no hubiese algún sospechoso dentro del alumnado y profesorado.
Así que se puso a dar vueltas por la academia, fijándose en cualquier anormalidad que pudiese verse dentro o fuera de los salones.
O eso hacía hasta que el walkie volvió a sonar, era Xanxus dándole órdenes de ir al lago desactivar la bomba. Eso y que decía que iba a sacar a los asesinos de la misión... Wait... ¿Entonces la estaba dejando a su suerte...? Pero si será....

- Entendido. - respondió con frialdad, mordiéndose el labio.

Ahora si que se había cabreado. Debía ir al lago a desactivar una bomba que parecía ser demasiado compleja, según había escuchado en el walkie. Menudos id... Otra interrupción, pero... esta vez era Giotto. Dio instrucciones nuevas a todos, inclusive a ella. Debía ir al lago en calidad de protectora y para ayudar a la desactivación de la bomba. Una sonrisa de satisfacción se vio en su cara. Ahora le agradaba la idea de ir al lago aunque estuviera lejos. Recibir una misión tan especial le había quitado el mal humor.

- Entendido, señor. - dijo dejando ver parte de su entusiasmo en la respuesta.

Comenzó a caminar con rapidez hasta la salida de la academia. Hasta que vio una explosión a la distancia de... ¿colores...? Era broma, ¿no? ¡Justo cuando iba a irse!
Vio algo corriendo y no sabía si regresar o no. Por una parte estaba el lago... Y por la otra, estaba el posible hecho de atrapar a los culpables... ¿El Lago o La Academia...? ¡Era difícil decidir! Después de todo, Giotto había dicho que le llevaran al terrorista vivo...¡ARGHHHHHH!
Estaba perdiendo tiempo ahí parada... Y la bomba iba a explotar pronto. Se iba a odiar por desaprovechar semejante oportunidad pero... La bomba estaba primero.

- Alice Elder aquí. Me dirijo al lago, pero me comunico para avisar que hubo una explosión sospechosa en la academia por lo que posiblemente fuera una bomba de humo. - dijo caminando - Posiblemente el culpable estaba en esa aula. - Y procedió a dar los datos del aula en dónde vio el incidente - Regresaría a dar una checada por mi lado pero ya me encuentro fuera y tengo órdenes de Giotto, tal vez se pueda revisar la lista de alumnos que había ahí y comenzamos a descartar. Cambio y Fuera.

Sin mirar atrás (porque si lo hacía se iba a odiar de por vida por el hecho de no haber ido tras el sospechoso), fue corriendo al lago antes de arrepentirse. Le tomó tiempo para llegar al bosque.
Se detuvo en un punto para tomar algo de aire y ver que tanta gente quedaba ahí presente. El sonido de alguien corriendo le puso alerta. Se giró y el olor de alguien de su especie le sorprendió. Un joven rubio llevaba cargando a una niña mientras corría. ¿Qué rayos estaba pasando...? Ambos se quedaron viendo por un instante. El chico parecía agotado... ¿estaría desacostumbrado a hacer esfuerzo...? De ser así necesitaba sangre... Iba a preguntarle que hacía ahí cuando cayó en cuenta de que podía ser el sospechoso en fuga con su cómplice, cuando este salió corriendo.
Le siguió llegando al lago. Había más gente ahí, incluyendo a señorita Elissa. Ella y la bomba eran su prioridad ahora. Parecía ser que todos los presentes estaban ahí para desactivar la bomba. Perfecto. Esperaba que por lo menos alguno tuviese la más mínima noción de cómo desactivar una bomba. Miró al rubio. Sacó de su bolso que siempre llevaba cargando en la cadera, el cual contenía ítems varios, entre ellos, unas cuantas raciones de sangre para emergencias. ¡No era que le importara el extraño...! Simplemente era mejor un aliado en su máxima capacidad.

- Piense rápido. - dijo lanzándole una de las raciones - Sé que no es mucho, pero peor es nada. - dijo después sin verle a la cara.

Suspiró hondo y vio el lago. Las susodichas bombas estaban ahí. Se acercó a la orilla.

- Bien... Sería perfecto si alguno tuviese noción de cómo desactivar la bomba. O, tuviese algún plan elaborado. Las sugerencias será más que bienvenidas. - dijo dándose la vuelta y mirando a todos los presentes.

Esperaba que alguno tuviera alguna idea por más pequeña que fuera. El tiempo se estaba agotando.


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Alice Elder
Mensaje por Alistear el Mar Abr 14, 2015 9:10 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Observé al rubio arqueando suavemente la ceja. Ya estaba a conocimientos de que al menos, se llevaba ‘bien’ con Colette. Más, era aquella incomodidad de poder ver a ambos seres juntos. Y no precisamente como ese ámbito metafórico, más bien era aquel… nudillo medio raro que se formaba al ver a tal sujeto con aquella niña tan linda. Wilde, sin duda, no era un mal hombre, con sus principios bien marcados, no obstante se era consciente del desvío que éste representaba en ciertas situaciones – Princesa Elissa para la Plebe – corregí esbozando una amplia sonrisa, a la vez enternecido por el rubor que la morena tomó de un momento a otro. Ignoraba el motivo, más, a supuestas, tal vez pudo ser por el hecho del mote de princesa que le habían dado. Era uno bastante adorable, y bien merecido , a mi parecer. Una vez que la chica de blanco estuve cerca, le propiné una suave revuelta de cabellos, pero una más consentidoras, de aquellas que no buscaban desordenar ni una sola hebra de su cabello, al contrario, peinándolo en el sentido adecuado – I don’t have idea, my lady – respondí tras un leve suspiro, viendo la llegada de otra muchacha

Altura promedia, un cuerpo de señorita, un atuendo negro, cabellos rojos tomados en dos coletas que caían con gracia, sumado a unas encantadoras orbes verdes que adornaban aquel níveo rostro. Era la misma joven que había visto hace ya algunos muchos días atrás en los cementerios. A dicha su llegada, voló por los aires una bolsa de… un líquido extraño, rojo, más, a dicho comentario, deduciendo de que el rubio era un hibrido de dos razas, una de esas, vampiro, seguramente necesitaría algo de alimentación en aquel caso.

Tras ello, el intento de Elissa se veía una buena idea. Pero… de estar subiendo volvió a decaer. Otorgué entonces una media sonrisa, esperando algunos comentarios respecto al tema, alguna solución. El tiempo pasaba y no había más que desactivar la bomba, la cuestión era el cómo hacer llegar a los ¿dos?... bueno, la transmisión dejaba en claro a Elissa y a Hans, por lo demás, desconocía si alguien más podría meter mano
– Es el momento oportuno para que supere su temor, señorita Elissa –le murmuré entonces, recordando el entrenamiento pasado.

Ea. Pero si Elissa era capaz de elevarse por sí sola, pero aún le costaba debido a su temor, podría ser incapaz de mantener sólo un cuerpo en cuestión…¿No?.
– Primero, deben de llegar allá ¿no? – era la pregunta más obvia posible. O afirmación.. O lo que sea que fuese.

Cerré el ojo (¿?) Dando la repasada mental a la situación. Calculando las distancias era un buen tramo que había que recorrer. En ello, hasta el ofrecimiento de Cotty era hasta bastante útil. Con gentileza, me acerqué a la albina, extendiendo las manos palmas abajo, los dedos posicionados como quien quisiese tocar un teclado
– Look, dear. It’s really easy. – sonriente, a pesar de la situación, se trató de un simple ejercicio de dedos, un movimiento tenue – Necesito que te concentres. Intentaré armar un sendero de viento, es inestable si no hay con qué retenerlo, no obstante, con un pequeño encantamiento se podría lograr – busqué un poco de aire para rellenar los pulmones – En vez de soltar toda la energía hacia un objeto, mantenla acumulada, en dirección al puente. No quites ni un ojo de encima, no pierdas la concentración. La idea es que generes un…a ver… peso. – chasquee la lengua, tomándola con sumo cuidado de la muñeca, para dirigirla más menos a la orilla del lago. Miré a los presentes, haciendo el gesto de llamado con la mano zurda – Ayudaremos para que puedan cruzar sin problemas. Pero que no les tome mucho tiempo – y era más que lógico, pensando, además, que si estaba creando la retención de aire, necesitaba a alguien que hiciese el soporte. En caso de, no podría hacerlo yo mismo, suponiendo que era un largo trayecto.

Extendí las manos
– Uno, dos… tres…– fue un leve juego, creando un remolino pequeño pero colmado de aire, sobre la tierra, el cual se iría esparciendo en un puente hasta donde flotaba la bomba. Tomó unos segundos que se mantuviese una corriente que se devolvía, esta misma dejaba un circulo donde se encontraba la bomba, por tal de que las brisas no fueran por donde se les plazca, seguirían un flujo que las haría retornar en el mismo sentido contra las agujas del reloj. Para ser más preciso, era como una manguera sin final, el agua fluía por un extremo, daba la vuelta en la curva, y se devolvía, haciendo así un círculo vicioso . Aquel flujo de aire apenas movía un poco el agua, consigo se llevaba algunas hojas y demás, pero no hacia contacto directo con el líquido – Cuando se te ofrezca, linda – le avisé a Colette. Claramente, si alguien pisaba antes de que el peso de energía estuviese activo, una de las brisas tomaría el cuerpo de quien lo pisase, mandándole a volar en alguna que otra dirección.





Thxnks Eli <3

Yo, si fallas en mis clases:

y lo cotidiano:



Dancing?~:



Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Alistear
Mensaje por Hans Wilde el Mar Abr 14, 2015 9:39 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Wilde no pudo hacer más que dedicarle una mirada incrédula a la musa de blanco. Ni el mismo sabía cómo diablos había terminado siendo involucrado por el terrorista. Por un lado le era molesto, no quería ser él el responsable de una presunta tragedia.
Pero todos estaban haciendo algo, aportando. No era correcto quedarse de brazos cruzados “Eso me gustaría saber a mi” Le respondió en un tono bajo ala estudiante. Sus ojos se fijaron en la morena que estaba con el otro profesor. Entonces estaba en lo correcto, a ella debería de ayudar a desactivar la bomba.
Pero hasta sentir la presión de que se trataba de alguien importante hacia querer dar marcha atrás. Cerró los ojos, suspiró, y en lo que los abría una bolsa de sangre cayó a sus manos. Observó a la peliroja. Era la misma que había visto camino al lago. Le dedicó una de esas amplias sonrisas de agradecimiento que poco duró, y con disimulo, siendo lo más natural para él, enterró los colmillos atravesando el plástico de la bolsa, volviendo a llenarse de aquella energía, recuperar la que había gastado.

Y es que Wilde tampoco se había preocupado demasiado por estar bebiendo sangre. No lo necesitaba en mucho debido a que era una mezcla de una y otra cosa, pero el descuido hacia verse la falta del mismo producto. “ Gracias. Fue bastante oportuna joven” le dijo a la muchacha de atuendo negro mientras se relamía los colmillos. Analizando la situación con la cabeza fría.

Esperó opiniones, comentarios, etc. Mientras en si mismo creaba un pequeño plan para desactivar la amenaza. Razonó, volvió en sí y se encaminó a Elissa, cerrando los ojos en un intento de reverencia “A sus servicios” susurró, observando como esta misma aparentemente se elevaba en el aire. Bastante útil. Sería una pérdida de tiempo nadando hasta el sitio, desconociendo lo que puede haberse dentro del mismo lago.
Claro, si el desgraciado fue capaz de meter una bomba, perfectamente pudo meter cocodrilos o cosas raras al agua. Se abstuvo de tocarla “Intentemos desarmarla” ofreció mirando a la de coletas, a la morena, a la musa, y al albino, convencido de sus propias palabras “Si es una bomba de desactivación, lo más probable es que tenga demasiados cables distractores” prosiguió. Hans elevó una de las manos hasta su mentón, en posición de pensante “Nos evitamos problemas intentando desarmarla de forma cuidadosa. Un movimiento en falso y adiós” sostuvo su idea.

La atención del rubio fue llamada ante la del albino, quien parecía ya estar manos a la obra. Inseguro de lo dicho se acercó apenas un poco para ver lo que estaba haciendo, no quería intervenir hasta que se le fuese avisado de que era seguro pisar y avanzar “Señoritas…” miró a Elissa y a Alice, esperando una reacción positiva de ambas.
Hans Wilde
Mensaje por Cyril H. el Mar Abr 14, 2015 9:55 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Pánico, susto, emoción.
Muchas sensaciones raras recorrían los blancos cabellos de Cyril, quien se encontraba en los jardines envuelto en una manta, hecho bolita asustado sin motivos concretos o aparentes.
Principalmente fue por el estruendo de la bomba, vio gente gritar, correr, compañeros de él. Y eso le asustó en mucho. Nunca había visto algo parecido. No vio a ninguno de sus hermanos y eso le preocupaba, también hacia sentir al pequeño alumno de trueno bastante indefenso “Oniichan…Oniisan…Oneechan”susurraba envuelto en su manta deseando de que nada de eso estuviese ocurriendo. Respiraba agitado, buscaba como desahogarse

El pánico en el aumento cuando vio que de su mochila desprendía un humo. Rodó por gran parte del sitio envuelto en la cobija, deseando estar en casa, o en clases, prefería cualquier lugar antes de que estar en ese ambiente tan desconocido para él. Se mordía los dedos, jugaba con sus costuras. En realidad Cyril no lo soportaba.

No fue que se tranquilizó hasta después de un largo rato, cuando sintió a unos niños jugar estando contentos. Sus ojos salieron bajo de las mantas pudiendo ver como ellos jugaban con un juguete que un tipo estaba repartiendo. Sonrió olvidándose del miedo que sintió en el instante pasado. Dejó la manta tirada “ Quiero, quiero…dameeeee!” exclamó mientras tomaba uno de los peluches. Vio a sus lindas sobrinas y otra chica.
Decidido, amistoso y sonriente se les acercó abrazando al peluche, mientras lo mordía algo inquieto “ Nintsu, Annie! Niña a la cual no conozco pero tienes el cabello tan blanquito como la nieve!” gritaría a dicha euforia, sonriendo infantil.
Cyril H.
Mensaje por Anna // Echo/Noise el Miér Abr 15, 2015 8:54 am

Re: Acto II [ROL MASIVO]

A Anna le preocupaba más en este momento la lucha interna de Echo contra Noise. Solo ella de entre todos los presentes era capaz de escuchar las palabras podridas que desprendía Noise. Su lengua envenenada era la mayor característica que Anna había visto de Noise. Esa y sus diversiones preferidas. Por eso para la pequeña niña Echo era una muestra de fortaleza. Siempre luchando contra la bestia que tenía dentro. La niña sonrió al ver a las niñas y pasó entre los demás pequeños con rapidez hasta caer delante de ellas. Se sentó y alzó la mano a modo de saludo. Agradecía que fuese hierba y no pavimento.
--Hola--acabó por abrazar a su lindo peluche--. Pues... Sí, vengo del pueblecillo-- para ella siempre sería un enano pueblo comparado con los pocos poblados en los que estuvo en la tierra.-- Hay fantasmitas en la calle mayor y... --enmudeció al ver a la "chica". Verla tan activa y despreocupada (además de mayor que ella). Era como una estrellita brillando.
Miró a las niñas antes de decidirse a hablar.
--Soy Anna Kush... Nighrtray--se corrigió enseguida y alzó la mano sin saber como presentarse ante alguien nuevo.
Sonrío hasta que pilló el hilo del pensamiento de Noise. Sacó una canica de su bolsillo y miró a través de ella. Apenas un pedazo de futuro se reveló en su canica. A través de ella pudo ver como los hilos de Noise controlaban a Nitsu y esta estrangulaba a su hermana aunque no lo deseada. Ambas niñas lloraban de desesperación y Noise le exigía que eligiese entre las dos niñas o matar al mayor. La pequeña niña miró a su niñera. Noise estaba tratando de apartar a Echo de la consciencia. Les miró y con una pequeña falsa sonrisa volvió a mirar por la canica pero esta vez para insertarles una simple idea.
--¿No os apetece unos dulces?
No les dejó hablar y cogió a Nitsu para tirar de ella hacia la ciudad. Lo bueno de sus pequeñas visiones del futuro era que el futuro no eras estable y siempre podía cambiar. Eso era lo que haría, evitar la ira de Noise.
--¡Yo invito!
Anna // Echo/Noise
Mensaje por Colette Cecile H. el Miér Abr 15, 2015 7:26 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Mientras Colette veía el proceso de levitación de la morena, vio volar una roja bolsa a manos del vampiro cuando desvió la mirada logró divisar a una muchacha elegante, de ropas negras y el cabello carmesí tomado en dos coletas, era una total extraña. No se había percatado de la necesidad del vampiro, de alguna manera se sentía culpable por retrasarlo y hacerle gastar tanta energía.

Escucho las instrucciones de su hermano atentamente, tragó un poco de saliva, para luego anunciar serenamente.- Creo que capto la idea.- Hizo un delicado movimiento de manos, tratando de seguir los del albino, colocando la mayor concentración posible en ello, el puente comenzó a tomar consistencia más… solida, por lo menos a la vista, pero aún no era del todo estable. Colette por lo general sólo manipulaba sombras, las transformaba en pequeños objetos para divertirse un rato, por lo general sólo concentraba su energía en un solo punto. No acostumbraba a usar la magia, y menos en un monto de tensión como lo era en aquel momento. Los nervios no le servían de nada, trato de tranquilizarse, cerró los ojos soltando un suspiro, tomó aire para luego soltarlo, y empezó nuevamente. Ésta vez agarraba mejor consistencia, abrió los ojos, intentando esparcir la energía lo más que pudo, al parecer el encantamiento funcionaba.- Creo que ya está.- Miró al joven rubio, señalándole con la cabeza para que pasaran.- No quiero presionarlos, pero no sé cuánto logre tener estable esto.- Dijo seriamente, para luego darles una sonrisa de aliento.- No están solos chicos, desde aquí los estaremos apoyando.-


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Colette Cecile H.
Mensaje por Elissa Zaitseva DiVongola el Jue Abr 16, 2015 2:34 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Al ver que iba más o menos armado una especie de... puente, o algo parecido a lo que ella iba a hacer con el aire, asintió. Al menos había una mejor idea que la de ella y no dependía del todo de sí misma.

En realidad, no hay ningún plan elaborado, pero el tiempo apremia y si tiene algún plan, será mejor que lo diga ahora... Iremos hasta la bomba. Si cree que necesitamos algo, me lo arroja y puedo acercármelo con aire.-Susurró con cuidado. En realidad, su único plan era llegar a la bomba. Si explotaba, no sabía que podría hacer. Quería estar cerca para poder separar las moléculas en la explosión en el aire, justo antes de que algo de la contaminación pasara al agua, para poder evitar que esta se contaminara lo más posible.

Con mucho cuidado, se acercó al lago y observó el puente que había comenzado el peliblanco. Claramente, la energía que en él ponían era la suficiente para pisar y cruzar hasta el centro, al menos por el tiempo necesario para llegar.- P-Profesor Hans, v-vamos.- Susurró suavemente, sonriéndole con timidez cuando en realidad se encontraba de lo más nerviosa al ver como los hechos de habían presentado. Con cuidado, puso el primer pie en el puente e hizo ligera presión, viendo si su peso sería demasiado para la magia de los dos Harrison que había en el lago. No quería deshacer en un solo movimiento todo lo que habían hecho en tanto tiempo.- Parece estable. Al menos con mi peso... -Susurró subiendo con un poco más de confianza, y dando un par de pasos para luego voltear a ver al profesor Hans, y luego al resto de los presentes.

Dando un par de pasos más, comenzó su larga caminata hasta el centro del lago, donde la bomba se encontraba. Tenía que llegar pronto, y lo haría. No hizo falta demasiado tiempo para cuando ya se encontraba casi a la mitad, y un poco más para cuando estaba ya cerca de aquel artefacto. A cada paso que daba, el silencio era cada vez más absoluto, interrumpido solamente por los latidos de su corazón, el viento y los ligeros sonidos que hacía el agua. Tenía miedo, por supuesto, pero no lo mostraría, al menos no en aquel instante. Tomó el comunicador que había estado sosteniendo entre las manos, y del que no se había dado cuenta hasta hacía pocos segundos y se comunicó con tierra firme cuando llegó al lugar indicado.- Ya la veo... He llegado. Es... No es... Bueno, sí, es... Es una bomba... ¿G-Giotto? ¿P-Puedo sugerir una clase de desactivación de bombas en el futuro... si... si es que salgo de esta? También quisiera vacaciones....- Susurró, justo antes de bajar la comunicación, observando el aparatejo que tenía frente a ella...-

Tras la acción, la morena respiró profundo y con una infinita concentración, exhaló suavemente por los labios. Una ligera capa de aire comenzó a cubrir el lago como un manto denso y delgado, buscando proteger el agua por encima de todo. Si aquello explotaba, al menos que el agua saliera tan poco contaminada como pudiese ser.
Elissa Zaitseva DiVongola
Mensaje por Toji Hisami el Jue Abr 16, 2015 4:49 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Toji tecleó en uno de sus tantos teclados. Seguía tratando de identificar a la persona que le estaba poniendo fácil el asunto. Todo estaba planeado… bueno, casi todo. Los factores variables eran eso, un montón de acciones o posibilidades que podrían variar en una a un millón de situaciones. No era un dios, era humano y lo máximo que podía hacer era calcular los pros y los contras, sacar números variantes de las situaciones. La que más posibilidad tenía en mente había sido que los guardianes estuviesen entretenidos en el helipuerto por los cazadores o renegados. No que llegase a la ciudad.

--Vamos… no juegues al escondite conmigo… --murmuró para sí.

Estaba tan absorto mirando la pantalla que por un momento se olvidó de seguir a los otros dos sujetos. No dudaba de su compañero, pero siempre tendría un ojo puesto en él. Nunca se sabía cuándo un mago o alguien sacase una carta que no sabía ni que existía. Admitía que tenía una cierta tirria a todos aquellos que podían conseguir lo que quisiese simplemente con chasquear los dedos. La única ventaja que tenía ante ellos era el cerebro y el secretismo. El hecho de que no supiesen su rostro ni su raza era uno de los únicos puntos ciegos que podía aprovechar.

Miró por la otra pantalla y vio la ingeniosa forma de llegar hasta su preciosa bomba. Suspiró y cogió el móvil Nokia ladrillo de toda la vida. Marcó el contacto ya añadido como Bomba dos. En el lago había justamente un móvil de tapa sujeto a un lado de la bomba. El sonido fue estridente aunque sin vibración alguna. Sonó un claro: Booooooooomba, sensual, un movimiento muy sexy, sexy… Una vieja canción. Para que luego no digan que no tenía un buen humor. Habló en cuanto descolgaron.

--Buenas tardes personitas, tenéis que admitir que desde ese lugar se ve un precioso paisaje, ¿no creéis? ¿Está en altavoz?—Su voz sonaba distorsionada aunque por ser en directo no podía codificarla tanto.—Creo que ya habéis investigado sobre mi preciosa. Seré bueno… Os daré a escoger entre las dos bombas. Podéis desactivar la de abajo y salvaros, sobrevivir. O –sonrió mirando el monitor y poniéndose cómodo apoyando los pies en la mesa—podéis desactivar la de arriba y morid como unos héroes. Os garantizo que con la potencia que puse a la bomba de abajo no saldréis vivos, aunque tampoco lo hará el gen contaminados de la bomba de arriba. No creáis que os dejaré iros de rositas con las dos bombas desactivadas. He sido un tramposo y por este móvil puedo explotar la de abajo. Venga, os queda poco tiempo para decidir que opción cogéis. Morir estúpidamente o vivir… ¿cuántas personas dejaréis atrás? Quien sabe… si vuestras personitas especiales os acompañarán pronto. En cuanto os decidáis llamadme de nuevo. Twelve a vuestro servicio~ . Ah!, no tratéis de rastrear el móvil, ya os lo adelanto, saldrá una terminal en la tierra y dudo mucho que logréis llegar tan rápido hasta aquí.

Colgó mirando la hora del reloj, no tenían mucho tiempo. Bueno, luego que no se quejasen, las cartas estaban sobre la mesa. Era cuestión de elección. Se estiró y volvió al trabajo sin quitarles la vista a los monitores. Tenía que cambiar los registros y poner en la foto de sus fichas la de algunos alumnos muertos, fácil. Ahora la misión más importante era seguir siendo una persona X ante toda la cúpula. En breves minutos tendría que salir, desconfiaba de la fiabilidad del lugar. Siendo humano y siendo completamente consciente de sus limitaciones y de lo fácil que resultaba morir… Tenía que cubrirse las espaldas por todos lados. No le importaba dar su vida por la causa, aunque esperaba al menos vivir un par de meses más.
Toji Hisami
Mensaje por Elissa Zaitseva DiVongola el Jue Abr 16, 2015 5:56 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

No estaba muy segura de que hacer cuando tuvo la bomba frente a ella. Era una sensación de silencioso terror que solo pudo ser callado cuando sus pensamientos se concentraron en arrodillarse junto a la bomba y tomar entre sus manos el teléfono que sonaba, llenando sus pulmones de aire, por si acaso era aquella la última vez que respiraba antes de descolgar.

La voz de aquel hombre le tomó de sorpresa y su corazón latió de nuevo dentro de su pecho, esta vez de coraje mientras escuchaba las nuevas instrucciones. Una trampa, había caído en una trampa. Rechinó los dientes de frustración, pues había puesto todas sus habilidades en aquella misión suicida. Cuando él colgó, se quedó largos minutos con el teléfono en las manos, pensando en sus instrucciones. ¿Qué podía hacer que no hubiese hecho ya? La de abajo no representaría un peligro para el agua tan grande, y tampoco sería un peligro para nadie que estuviera lejos del lago. Solo para ella. Si llamaba antes de que Hans se acercara demasiado, incluso podría llegar a salvarse él. Observó detrás de ella, él no había recorrido aún la totalidad del trayecto para llegar a la bomba, con la distancia no alcanzaba a distinguirlo. El mensaje había sido claro. Colgó el teléfono y observó el radio que tenía entre manos, la única manera de comunicarse con aquellos a quienes amaba. Podía dejar un mensaje, pero no sabía que decir. ¿Era mejor que la explosión fuera inesperada y que nunca la encontraran? A ella le parecía así, pero quizás algunas personas no pensarían de la misma manera. Con cuidado lo encendió y se quedó un poco sin palabras por algunos segundos, en blanco sin saber que decir.- Las… Las reglas cambiaron…- Susurró simplemente. No había muchas maneras de expresar lo que sentía Era desesperación, pero si mencionaba demasiado, seguramente irían a por ella para detenerla.- Giotto… Creo que dejaremos esa cena pendiente… Sir Stear, será mejor que saque a todos del lago ahora…- Dijo por último.

Antes de arrepentirse, cortó la transmisión y tomó el teléfono. No sabía si tomaría señal solo o si tenía que marcar algo. Por si acaso, marcó el número doce en él.- La de arriba. La biológica. Desactivaré la de arriba. Ya no puedo asegurarte que solo me acercaré yo, así que deberíamos darnos prisa.- Dijo temerosa al cabo de los timbridos, cuando el teléfono fue descolgado y pudo hablar con libertad para dar su veredicto, el veredicto final.
Elissa Zaitseva DiVongola
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Contenido patrocinado

Página 5 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares