» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Toji Hisami el Lun Abr 06, 2015 6:02 pm

Acto II [ROL MASIVO]

Recuerdo del primer mensaje :

Dos días de incertidumbre habían pasado ya. Unos pocos alumnos habían salido heridos. Tras el ataque todos habían sido evacuados hacia los campos de entrenamiento. Los profesores pasaron lista a todos los estudiantes. Fue un alivio el saber que solo una estudiante estaba en paradero desconocido. Tras que los especialistas sondeasen los dormitorios y la Accademia al final pudieron volver. La seguridad se incrementó y las clases se suspendieron.

Escuchó que trataron de quitar los escombros pero que no hubo un buen resultado. La magia al parecer no funcionaba y por otra parte, tenía que reforzar primero la estructura principal para que no se derrumbase todo.

Todo había salido a la perfección. Era hora de pasar al siguiente reto.

Se sentó junto a los demás para comer. Algunos temían volver a la cafetería y por lo tanto, y gracias al buen tiempo, llevaban dos días a base de picnics en los jardines. Eran tan necios… en todas partes se extendía una red de megáfonos. Sus mensajes eran emitidos a toda la cúpula y estaba a punto de dar el siguiente golpe. ¿Qué mejor hora que la comida para ver sus reacciones? Incluso había algunos estudiantes que eran incapaces de salir de sus habitaciones o de comer…. Pobrecillos. Era el momento de hacer aletear su corazón otra vez.

Pulsó la tecla del móvil para luego romperlo en dos. Se lo metió en el bolsillo a su amigo. Él ya lo destruiría mejor que nadie. Tampoco es que tuviesen mucho que rastrear con un móvil de prepago. Una música comenzó a sonar, debía llamar la atención de todos ellos y qué menos que usando el Upa ganga style. Apenas duró el estribillo cuando su voz, cambiada por un programa sonó por todas partes.

--Buuuuuuuuuuenos días habitantes y estudiantes, ¿Qué tal la jornada? ¿Esperando otro de mis regalos? Espero que no os haya importado la reforma que hice el otro día. Mi estilo es más caótico que el rococó. ¿Os habéis lavado bien los dientes? Mirad que es algo importante, las caries aparecen con suma facilidad. Volviendo al asunto original. Este día os vengo a informar sobre un dato preocupante. Ahora mismo la cúpula está a un 60% de la ocupación total. Sigue siendo una cárcel por lo cual no puede expandirse. ¿Cuánto tiempo creéis que durara este idílico embuste? Llegará a un punto en que los altos cargos pondrán unas normas sobre quien puede o no tener hijos y el número de ellos. A la mínima falta serán sentenciados a muerte. No es la primera vez que se ve situaciones así. ¿Cuántos años creéis que pasarán? Estadísticamente menos de los que tan si quiera lleguéis a esperar. Quince años bastan para que vuestra burbuja de cristal se rompa. Quince años para que todos comencéis a mataron los unos a los otros por mantener su sitio en la cúpula. Ahora bien, tal vez no lleguéis ni hasta mañana si no acertáis el acertijo. Esta vez os lo dejé muy simple: “Donde la vida nace desde el inicio de los tiempos”. Recordad siempre cepillaros los dientes antes de dormir. Hasta el próximo BUM. Recordad, siete horas~

Simplemente disfrutaba de esos rostros de incertidumbre. Derrumbaría todas sus esperanzas. Una por una.
Toji Hisami

Mensaje por Natasha Diatlov el Jue Abr 09, 2015 1:46 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Se encontraba aun sumergida, analizando el lago con total certeza de que podría dar con el dispositivo y su raíz, al menos para tener una idea de cómo era. Por el momento, sus pulmones con la reserva de aire que en ellos había, podían tolerar un poquito más, más aún porque el cuerpo posee excelente memoria y el de Natasha estaba preparado para esas condiciones tras duros entrenamientos en la Tierra que había recibido por parte de militares de élite. Sintió los toques sorpresivos del contrario e incluso diviso luces tenues, sin embargo, al posar la mirada en los ojos ajenos negó sutilmente, pasando en ese segundo a sumergirse un poco más, esta vez apurando un tanto más el desplazamiento bajo el agua.

Poco a poco, liberaba un poco de aire, justamente para permitirse unos momentos más en comodidad en dicho elemento. Fue entonces cuando los ojos azules de la ninfa expresaron sorpresa total al dilucidar una escena un tanto dantesca que la hizo estremecer por completo, esperaba solo toparse con un dispositivo, pero para su sorpresa era dos. Una flotaba en la superficie, sujeta con una especie de cadena a la que estaba anclada en el fondo. Optó por ese entonces a adentrarse un poco más en las profundidades de aquel lago tan preciado como bello, su prioridad según las ordenes de Xanxus era junto a Daian intentar desactivar la bomba, pero eran dos y malditamente conectadas entre sí. Un movimiento en falso y la reacción en cadena podría llegar a ser ciertamente fatal para todos en la cúpula.

Los cabellos de la chica se mecían lentamente debajo del agua mientras ella se mantenía completamente absorta en ambos dispositivos tan bien conectados, apenas si pudo observar al rubio a su lado en medio de nuevas señas. Las mismas que usaban normalmente en expediciones en la tierra cuando debían permanecer en absoluto silencio y sigilo. Negó, negó una y otra vez con notable reflejo de miedo en su mirada, no pensaba abandonarlo, al menos ella consideraba que así estaba haciéndolo. Había captado en parte el mensaje, la idea conceptual de lo que el rubio quería transmitirle, por lo que simplemente colocó ambas manos en las mejillas ajenas para darle un pequeño beso, profundo, cargado de amor, de cariño e incluso de profundo miedo por su bienestar, más no de despedida.

Volvió a observarle profundamente a los ojos y en ese instante le tomo de las manos, comenzando a crear una pequeña cúpula de viento que envolviera a ambas extremidades, como así también la cabeza del contrario, dándole la opción de poder respirar con tranquilidad al aislar esa parte entre el agua y él. Por otra parte, el oxígeno en los pulmones de la chica estaba acabándose, desencadenando que súbitamente comenzara a mover sus piernas un poco más rápido en dirección a la superficie. Por un lado, el trayecto de ascensión se hizo increíblemente largo, pensaba que no llegaría, por otro lado deseaba no salir…deseaba no salir con vida de ese lugar si no era con Daian.

N bien emergió, dio un profundo respiro, completamente agitada. Podía sentir los latidos fuertes de su corazón golpearle contra el pecho de manera casi continua al mismo tiempo que la diestra apartaba algunas hebras de cabello. Finalmente, a toda prisa se dirigió a la superficie, observando fijamente a la espía de cabellos negros.

-¡Rybak!...- Elevó la voz en un tono de voz completamente imperativo, más bien ligeramente desesperado por lo que había visto ahí abajo. –Hay…hay dos de ellas, hay dos bombas…- Exclamó como pudo, respirando agitadamente en lo que buscaba recuperarse de algún modo y tomar un poco de aire cuando por fin salió del agua. –Son dos bombas conectadas entre sí, Daian cree poder desactivarlas…Sin embargo, llama a Zaitseva! Necesito que me ayude, ella y alguien más…vamos a crear una cúpula sobre el lago, una cúpula de viento…Vamos a aislar en el caso de que algo salga mal..- La observó fijamente a los ojos con algo de tristeza en su mirar al  saber que el hombre que tanto amaba estaba exponiéndose así directamente.

Hubiera querido llorar, llorar de forma desgarradora pero no podía, no en ese momento, debía procurar ser fuerte y no dejarse llevar por las emociones. Por ese entonces, tomó a nueva cuenta su comunicador. –Xanxus, son dos bombas, Daian cree poder desactivarlas, yo intentaré aislar el lago con ayuda de un par de personas más.- Informó la ninfa, quien estaba completamente empapada y nerviosa al menos internamente.

No quedó más entonces que esperar, Natasha permaneció a orillas del lago, cerrando por unos momentos los ojos, calmando y serenando su respiración. El cuerpo de la muchacha comenzó a emanar una tenue energía color celeste, y a medida que iba elevando las manos con dicha elegancia, las corrientes de aire movían con fuerza moderada sus cabellos y las hojas de árboles cercanos. Finalmente, esas corrientes convectoras comenzaron a girar en torno al lago, creando una cúpula protectora en todos los ángulos posibles… Ahora, simplemente debía esperar a las personas que reforzarían esa protección, ya que tenía muy en claro que sola no podía hacer absolutamente nada.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia3
♦ Destreza
avatar
Natasha Diatlov
Mensaje por Xanxus. el Jue Abr 09, 2015 7:38 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]


Estar tanto tiempo refugiado con la cálida compañía de Cheza le hizo pensar mucho las cosas que lo rodeaban, ¿cómo era ella capaz de vivir aislada en ese mundo “sin vida”? Aunque de cierta forma, envidiaba la tranquilidad que ella tenía en el bosque. Cuestiones llegaron a su cabeza, ¿sus asesinos eran leales? Podía considerar a la mayoría de ellos como tal, pues se lo habían demostrado con creces, desgraciadamente, no podía decir eso de todos. Lo peor que puede pasarle a un empleado, es que su jefe no confíe en él, una situación similar trabajaba en la cabeza del moreno, mientras, una voz femenina lo sacaba de sus pensamientos tan complejos.

Sus palabras lo pusieron alerta, pero guardó la calma para explicarle bien la situación. —Se trata de un malviviente. Un terrorista que sólo busca hacer daño a la cúpula, pero no te preocupes, todos están bien. Giotto y la familia está muy bien cuidada. Ahora estamos tratando con un problema... en el lago hay una bomba, ¿tú sabes algo de eso, Cheza?— Justo cuando terminaba de hacer la pregunta, una interferencia leve se escuchó en el comunicador, para convertirse en la voz de alguien, hablando acerca de sus bombas y demás, en con un acento que no lograba de agradarle.

Miró a Cheza a los ojos, como diciéndole que se trataba de ese mismo mensaje. —Pero no te preocupes, todo estará bien—. Dijo como si quisiera reconfortarla -algo raro en él-, y tras esto, tomó su comunicador. —¿Y tú? ¿Ya te lavaste los dientes? Con todo eso que dices, no me extrañaría que la boca te oliera a mierda, escoria—. Se puso de pie, era obvio que el de las bombas lo había escuchado. Encendió su tabaco con una mano, para no perder la comunicación y tampoco dejar que alguien más interfiriera, no soltó el botón.

—Alice Elder. Eres libre de incorporarte al grupo de anti-bombas, eres la única de nosotros con conocimientos similares, de tal modo que nosotros somos unos inútiles—. Las palabras del moreno eran serias y frías, no podía determinarse si hablaba con ironía o algo similar, nunca había sido bueno con las bromas, pero lo que decía era una orden. —Daian, Natasha, Kano, Noah, Rias. Retírense de la operación. Salgan del lago y vayan a donde les plazca, no nos meteremos en esta clase de problemas. La situación es peor que antes y esto no es de nuestra incumbencia. Yo seguiré cuidando de Cheza, ustedes manténganse a salvo—. Se escuchó un leve murmuro de risa, después de una obvia calada de su habano. —Si yo he de morir, alguien tiene que seguir haciendo el trabajo sucio. Nos veremos nuevamente, mis leales perros, ya sea en mi oficina, o en las profundidades del infierno. Xanxus, fuera—.

Y así cortó comunicación. No metería sus narices en el asunto, su prioridad inmediata era Cheza y nadie más. Eso no cambiaría, daría su vida por protegerla.
Xanxus.
Mensaje por Reim Bush el Jue Abr 09, 2015 8:32 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Nervioso, Bush sí que se encontraba más que nervioso.  No quería quedarse de brazos cruzados, pero hasta su poca experiencia y conocimientos de sí mismo hacía que no fuese nada más y nada menos que un estorbo. Suponía y quería suponer que todo iba a estar bien.

Tenía susto, pero prontamente ya sabría estar con seguridad, lo que le preocupaba fue que de tantos que conocía (pocos, a verdad)  nadie parecía estar entre los jardines con los demás alumnos. Escuchó el segundo anuncio por el altavoz, una nueva adivinanza. Para él era obvia, pero guardó silencio mientras leía uno de sus libros aparentando la misma calma de siempre, aunque preferiría mil y una veces quedarse en su cuarto durmiendo por un largo rato para descansar un poco el dolor de espaldas que sentía tan brutal. Vio correr a uno de los profesores junto a una chica, los alumnos recorrer. Bueno, se quedó sentado en el césped en compañía de la lectura.

Y así fue por horas, hasta que de pronto un humo comenzó a esparcirse por el sitio. Sintió gran alboroto, con temor a ser pisado , mantuvo como pudo el control, se hizo más menos bolita, y se cubrió el rostro mientras tocia medio ahogado. Esperó a que todo lo demás se esparciera con el viento, limpiándose los anteojos con el pañuelo de su abrigo
  -cielos.-   Tocía un poco fuera de control, pero no tardó en reincorporarse, algo mal por la inhalación del humo, pero en fin, nada alarmante en cuestión.

Se mordió el labio inferior, aún más desorientado de lo que ya podría haber estado. Lo primero que pasó por su cabeza fue que el sujeto ya estaba fuera de quicio, alguien contra el sistema. Para él no había mejor lugar que la misma cúpula. Si bien Bush no podría colaborar con nada tan concreto, su mejor opción era evitar dar problemas. Se alejó un poco de donde estaba en busca de aire fresco, mirando hacia el cielo
  -Ojalá esto termine-   susurró.


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Reim Bush
Mensaje por Ginger el Jue Abr 09, 2015 8:43 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Se corrían rumores de que algo había pasado en la Academia, algo había explotado, sin duda bastante extraño, puesto que para la arácnida de largos vestidos era suficientemente anormal que conmociones tan grandes hubiesen, siendo que para ella era tan pacífico aquel sitio
Debido a que se encontraba aislada de lo que eran los altavoces de la academia, puesto que Gin era una de las ciudadanas, estando en el bosque, le era imposible saber si era cierto o no, o qué medidas se estaban dando para tratar el tema.

Y era cosa de rutina, sacó el canasto con el cual recolectaba las hiervas y alguna otra cosa más que llamase su atención por el camino, saliendo de la casa para irse por los senderos del bosque, recolectando de cada a cada, poco a poco lo que pretendía necesario. Plantas medicinales, frutos del bosque y flores silvestres que adornen los floreros del lugar donde vivía.

Llegó hasta donde estaba el lago, dando cuenta a bastante gente que estaba por ahí, pero no hizo caso alguno a nadie, desconocía a los presentes, por lo que con naturalidad moviendo lentamente las caderas pasaba por la orilla de éste, mojándose la aguja de los tacones y parte del vestido, divertida por aquel acto tan infantil y poco cuidadosa con su mima ropa. No obstante, se quedó unos segundos ahí, para adentrarse más a lo que era el sector de barrillo y musgo, recolectando lo primero en uno de los frascos. ¿Y qué se esperaba? No sabía ni siquiera de la existencia del peligro ahí, tampoco le iba importar, únicamente se dedicó a sus objetivos
-Kukuku~, lotería- Canturreo para sí misma, sacando el barro perfecto para los tratamientos de piel, solo una pequeña muestra, no llenó más de un simple tarro de 175 gr.


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Ginger
Mensaje por Daian Doyle el Jue Abr 09, 2015 9:05 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Ella estaba completamente empeñada en buscar la bomba y él no la dejaría sola en ello. Sus ojos viajaron por el agua, yendo poco más detrás de la asesina, iluminando poco los lugares más oscuros del agua. Su respiración estaba claramente contenida, podría aguantar un poco más pero realmente no sabía cuánto seria su tiempo límite en ello, algunas pequeñas burbujas de aire salían de él cada tanto, escapando de sus labios y tomando camino hacia la superficie. Mantenía el comunicador aun con él, simplemente porque se había olvidado de quitárselo cuando se sumergió. Increíblemente, pudo escuchar por este la voz de Xanxus darles órdenes y permiso de asesinar a quien fuera, aunque su misión principal era estar allí mismo.

Sintió un enorme frío recorrer su cuerpo de un instante a otro, sus orbes se ampliaron en sorpresa cuando se encontraron frente a frente no solo con una bomba al fondo del agua, sino también con una cadena que conectaba directamente con otra sobre los límites del lago. Por su mente pasaron más de un pensamiento, el primero fue que claramente eso sería difícil, el segundo era que debía informar a su superior de ello y sin lugar a dudas de que debería sacar a Natasha de allí, intentaría ver un poco más sobre las bombas pero primero dirigió la mirada hacia la asesina. Estaba claro que como asesinos estaban seriamente entrenados para comprenderse sin necesidad de palabras, solo bastaron unas señas con sus manos para que ella comprendiera su mensaje, cosa que fue fácil de notar tras su rostro de preocupación.

A pesar de todo se mantuvo observándola de forma firme a los ojos, no pensaba retractarse, lo principal para él en esos instantes fue sacarla de allí e intentar ver de cerca la bomba para darle la información a su jefe o a quien sea que estuviera arriba. Instintivamente cerró los ojos al sentir aquel beso por parte de ella, correspondiéndolo de la misma forma en que ella lo propuso, sus manos tocaron las ajenas escasos segundos antes de que se separaran y ella terminara emergiendo nuevamente. Permaneció a una distancia prudencial, una cadena conectaba las dos bombas, no podía saber con exactitud cuál de ellas ejercía qué papel, pero su instinto le decía que era peligroso, que tal vez era demasiado arriesgado. Como todo felino, desconfiado, optó por hacer caso a aquella voz en su interior. Mantuvo una distancia considerable, simplemente observando la situación hasta que escuchó la voz de Natasha por el comunicador, hablando hacia Xanxus; solo restaba esperar sus órdenes.

Grande fue su sorpresa cuando escuchó segundos después a su jefe hablar por el comunicador. Gracias al poder de Natasha podía respirar con calma allí debajo mientras no perdía de vista a la bomba a la distancia. Aparentemente su jefe también consideraba la misión demasiado riesgosa, no lo culpaba, él mismo estaba observando la magnitud del problema a distancia. Su deber era seguir ordenes de su superior, por ende, no dudó ni un solo instante en apartarse del camino, nadando lejos de allí antes de ir hacia la superficie, intentando no hacer demasiado movimiento cerca de las bombas, escuchando las últimas palabras del guardián que lograron que el asesino arqueara una ceja, como si no se creyera lo que estaba escuchando.

Ni bien salió del agua aquel viento que estaba aislándolo pareció desaparecer completamente. Se movió con cuidado hacia la orilla, estando bastante alejado de la misma, al menos podía ver a la distancia a la asesina allí arriba, estaba a salvo, o al menos por el momento. Una vez nadó ahacia allí salió del agua lentamente, completamente empapado de pies a cabeza, sacudió la misma para quitar el agua de su cabello, sonriendo con ligera molestia mientras se pasaba la mano por el rostro -¿Perros dice? Condenado… Murmuró con una molestia que más bien podría tomarse a broma, pues no le afectaba en verdad eso, solo que era contradictorio, considerando que era un felino. Sus orbes dorados se posaron en la pelirosa unos instantes antes de suspirar y negar con la cabeza, comenzado a caminar hasta pasar por un lado de ella, se detuvo unos pasos adelante y se giró para ofrecerle la mano derecha –Tenemos ordenes de retirada, te llevaré a un lugar seguro, debes quitarte esa ropa mojada. Ya había recibido instrucciones, Xanxus cuidaba de Cheza, él cuidaría de la mujer que amaba y su propio hijo. Había estado intentando cooperar lo posible sin embargo ese no era su trabajo, ahora que su jefe había aparecido no tenía más motivos para continuar allí.

Con la mano izquierda sujeto el comunicador de su cintura, repleto de agua, pero aparentemente aun en funcionamiento, el sonido era malo, claramente el agua lo habría afectado, pero por el momento le serviría –Rompemos filas, nos retiramos del lugar. Informó a su jefe con total calma, sujetando la mano de la asesina para comenzar a caminar y sacarla de allí. Se llevó consigo el comunicador y claramente sus propios zapatos, si algo debería ser informado utilizarían esos comunicadores hasta que reestablecieran nuevamente los aparatos tecnológicos, por el momento se contendría en solo obedecer y dar explicaciones al Guardián, ese era su trabajo.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Daian Doyle
Mensaje por Nicro el Vie Abr 10, 2015 4:20 am

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Un medico caminaba con tranquilidad por las caóticas calles que era en aquel momento la Cúpula. Se ajusto la bata de medico, y caló su sombrero de ala caída para evitar contacto visual alguno con alguien de momento, mientras sacaba del bolsillo derecho de la bata, unas gafas.
Esas gafas no eran suyas, bueno, ni las gafas, ni la bata. Y tampoco era medico.
¿Que por que estaba allí?, muy simple, dar tiempo a "Twelve", de acercarse a el, ¿que cómo lo haría?, sencillo, primero hacerse pasar por ciudadano, segundo, eliminar a quien le hubiese visto...y en aquel momento Gowther llevaba un día entero sin despertar desde su enfrentamiento. Y eso era grandioso, ¿le habrían encontrado ya?, o todavía seguiría lleno de heridas y medio muerto?...¿quien sabia?, lo único que era seguro...
...Era que aquel caos, estaba siendo de su agrado.

Había sido ridículamente sencillo hacer enfadar a Gowther, solo tuvo que nombrarle a alguien, decir que la despellejaría, trituraría y luego quemaría delante de sus ojos, ay...los sentimientos mundanos de amor eran demasiado conmovedores, hacia que alguien que generalmente no entendiese nada de lo que a su alrededor sucedía, se transformase en el sanguinario asesino que una vez fue...si todo perfecto y genial estaba saliendo todo a pedir de boca, y si las cosas seguían así, quizás al final del día...tendria un nuevo aliado


-Veamos, ¿como puedo evitar que la gente que busca a Twelve, le busque?-mientras se preguntaba aquello, su fiel espíritu oscuro, Ourobos danzaba alrededor de su mano mientras alzaba su reptiliana cabeza para observar, confundido, a su amo-¡Oh, claro!, ¿están buscando bombas?, seria una pena que un ejercito de espíritus oscuros kamikazes comenzaran a causar estragos por la ciudad.
Y, así fue.
Un simple chasqueo disimulado de dedos hizo que una horda de espíritus, -a cada cual mas horrorosos y bañados con una oscura aura-, se lanzaran contra los habitantes de las calles por las que el paseaba.
Se escuchaban gritos mientras los espíritus explotaban en energía oscura que causaba gritos y caos; ahora solo quedaba esperar y actuar.

Para disimular aun mas, el peliverde corría por las calles fingiendo huir de un espíritu.

-¡¡¡¡SOCORRO!!!!
Nicro
Mensaje por Natasha Diatlov el Vie Abr 10, 2015 8:40 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

La orden del guardián más fuerte de la cúpula había sido clara y precisa, la pelirosa alcanzó a escucharla y simplemente esperó hasta hacer contacto visual con el rubio. Quizás, presa del nerviosismo que ocasionaba toda la situación no dudó en lanzarse sobre él, rodearle cálidamente el cuello con ambos brazos para darle suaves besos en los labios repetidas veces. La mirada de la joven era ciertamente más serena que en otras veces, más sensible u expresiva aunque no pudiera controlarlo, no cuando tenía frente a ella al hombre que amaba. Con cuidado terminó por ponerse a nueva cuenta sus botas, y enganchar el comunicador en la cintura en lo que tomaba la mano del rubio.

Sus pasos eran lentos, sin embargo, optó por pasar el brazo derecho por detrás de la cintura ajena, abrazándolo de ese modo sin dejar de caminar a su lado con calma. Estaba sintiendo frio, algo completamente descabellado puesto que era capaz de soportar los crudos inviernos de Rusia sin ningún problema, presuntamente, todo sería a causa de ligeros cambios hormonales o puede que los nervios de esos dos días estaban jugándole en contra. –Pero te quedarás conmigo, ¿cierto?- Preguntó con algo de temor por perderlo, o que simplemente la dejara en algún sitio seguro para regresar él por su cuenta.

-Tengo frío, me siento un poco cansada la verdad…- Confesó repentinamente en un tono bastante bajo de voz, notándose tal condición en su mirar un tanto ausente o carente de brillo con atisbos de cansancio tanto físico como mental. Internamente solo deseaba darse una ducha tibia, acostarse y dormir entre los brazos del asesino durante horas de ser posible.

Desconocía porque Xanxus les había dado esas órdenes, pero era claro, lo que el jefe decía…se hacía sin cuestionamientos como las piezas fieles que eran ante él. La asesina sabía muy bien que jamás se atrevería a pasar por encima de las órdenes del guardián, bajo ningún punto de vista, obviamente poseía criterio propio, pero también tal conocimiento que Xanxus y Giotto eran la autoridad máxima para los asesinos. Terminó por recargar suavemente la cabeza contra el rubio, manteniendo el paso tranquilo a medida que ambos iban alejándose poco a poco de la zona de peligro. Su respiración era lenta, calmada, notándose en el leve subir y bajar de su pecho continuamente. Colocó la mano libre sobre su propio vientre, sin siquiera pensarlo o reparar en aquello, completamente absorta en el tenso momento que acababa de vivir por no saber si Daian saldría ileso o no.

Fueron adentrándose poco a poco camino de regreso, sin saber en qué podría deparar todo esto, siguiendo las órdenes de Xanxus al pie de la letra como se había indicado.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia3
♦ Destreza
avatar
Natasha Diatlov
Mensaje por Elissa Zaitseva DiVongola el Vie Abr 10, 2015 10:00 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Al ver como el peliblanco mayor se acercaba, tomo el dulce que le ofrecía y se hizo un ovillo en su lugar, aceptando las palmadas que el contrario le daba, pero escondiendo el rostro por la verguenza. No quería estar ahí, de nuevo volvía a ser aquella niña que quería regresar a aquel seguro bunker en Rusia. La voz de aquel infame ser se escuchó de nuevo por los altavoces a medida que un extraño gas comenzaba a salir y esparcirse por los jardines. Antes de llegar a la nariz de la pelinegra, se había dado cuenta ya de que era lo que contenía, y no quería arriesgar a marearse con simple humo.- S-Sir Stear, v-vamos, es hora de ir al lago.- Murmuró, tomándole de la mano para ayudarle a levantarse y luego salir corriendo del lugar, antes de que la nube de humo los envolviese.

Afortunadamente, el lago no quedaba demasiado lejos. Hicieron falta algunos minutos para que llegaran, pero una extraña rama que salía en los alrededores del mismo, obligó a la morena a caer de rodillas al piso, con las manos en el suelo para detenerse. Ahí, descansando por un instante, se dio cuenta de que a su flanco derecho habían quedado un par de personas, empapadas y descansando, a la vez que a través de un radio les daba órdenes a la cansada pelirrosa y al cuidadoso rubio.- ¿La bomba está desactivada? - Preguntó a una chica pelinegra que, parada un poco más alla a la que se acercó tras pararse del suelo, parecía en mejores condiciones de darle una respuesta que aquellos extraños, viendolos tan cansados y campantes. Sin embargo, las palabras de aquel hombre, Xanxus, que salían por el radio de la misma chica. Lo conocía. Todos conocían su nombre, el nombre del hijo de Giotto que ayudaba a administrar un poco de la accademia. Era casi como conocer el nombre de Giotto. -¿Se retiran?- Preguntó de nuevo al rubio, mirándolo fijamente, incrédula, anonadada. ¿Lo decía en serio? ¿Había dado la orden de retirarse cuando no había nadie ahí para ayudar con aquello? - ¡Traidor! - Le gritó con todas las fuerzas de las que fue capaz, antes siquiera de poder contenerse; no al rubio, ni a la pelirrosa ni a la chica pelinegra, ni siquiera a ellos mismos como asesinos, sino a él, a aquel que dejaba en manos de estudiantes el destino del sueño de su padre. Tomó el radio de la chica y lo accionó a como pudo.- ¡Traidor! ¡Tu padre está bajo escombros, desaparecido, quizás muerto y lo primero que haces es darle la espalda! ¡Traidor! Ojalá... O-Ojalá... El infierno es tu mínimo merecido.- Susurró, guardando la calma con sus fuerzas, con toda la fuerza de la que fue capaz de contenerse para no derramar lágrimas ni hacerle daño a nadie. Por el momento, había que pensar. Le devolvió el radio a la chica, que en el impulso le había quitado y volvió a Stear, simplemente a abrazarlo y a gimotear por la tensión de tener al amor de su vida desaparecido.- Sir Stear... -Susurró con la frente enterrada en su pecho.- Hay que desactivarla nosotros... No podemos dejar que exploten el lago, ahí vive Cheza... Y el agua, si contaminan el agua... Solo nos quedará la que llegue de las montañas, no sé si será suficiente para todos... Y tenemos que buscar a Sir Giotto...- Suspiró, preocupada, preocupada por todo lo que no se había preocupado antes. Ya no solo era la vida del ser que más amaba, sino la de todos la que estaba en juego.
Elissa Zaitseva DiVongola
Mensaje por Toji Hisami el Vie Abr 10, 2015 10:03 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

No negaría que los movimientos de los últimos momentos le tenían con los nervios a flor de piel. Y aun así su rostro no reflejaba duda alguna, solo esa sonrisa que siempre llevaba puesta. Por ahora todo iba como estaba planeado. Se sentó a tomar su soba mientras controlaba los movimientos que acechaban a la bomba.

Estaba sentado en la silla del cuarto aparentemente deshabitado del edificio residencial de los tormenta. Tenía tres portátiles abiertos y conectados entre sí. Uno de ellos tenía las imágenes de varias cámaras, otro analizaba los informes de la central. Buscaba algo en concreto… sí, ahí estaba la foto que necesitaba con todos sus datos.

Se acercó para programar el cambio de voz en su tercer portátil y comenzó la retransmisión a través de todo aparato electrónico al igual que todos los anteriores. Tomó respiración y acarró el pequeño micrófono dando pequeños golpes para comprobar que funcionase. Era la primera vez que hacía un anuncio sin ser grabado.

--Veo que el tiempo pasa… --dio un exagerado suspiro--. Creo que muchos os estáis acercando a mi pequeña… con lo delicada que es al igual de hermosa. Creo que no mencioné el pequeño dato de que puedo estallar la bomba a distancia. Pensé que seríais más divertidos –chasqueó la lengua--. Asique tendré que daros yo el empujón. ¿No os encanta cuando la tensión puede cortar como el filo de un cuchillo? Bien, vamos a conseguir ese efecto. Solo dejaré que una persona se acerque a mi niña. Sí, nuestra hermosísima princesilla. Espero que no me guardes record por matar a tu marido –rio sarcásticamente--. Hay más peces en el mar… Mejores partidos y etc… Aunque pensándolo bien, te veo demasiado inútil, o más bien, demasiado princesilla como para hacer algo bien. Ya que no creo que decidas levantarte, haré que una persona te arrastre hasta allí si es necesario—miró la imagen del lago y avistó a un hombre conocido, alguna vez le tenía dado clase--. Te concederé a alguien de tu confianza, ¿Hans te parece bien? Ya te está esperando en el lago querida. Apresúrate, no tenéis todo el día. Espero que tengas una buena sonrisa, será precioso verla en la esquela de tu muerte. Nunca es tarde para cepillarse los dientes.

Cerró la transmisión y por primera vez centró la mirada en la primera pantalla. Alguien estaba causando destrozos por él, esto se volvía interesante por momentos.
Toji Hisami
Mensaje por Giotto Vongola DiZaitsev el Dom Abr 12, 2015 3:46 pm

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Como pudo y estuvo a su alcance había logrado de menos sanar las heridas internas que tenía la joven espía. En silencio comenzaba a pensar, analizar y tratar de comprender quién y por qué trataba de atacar de esa manera. Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando el sutil sonido de escombros moverse captaron su atención. No tardó mucho hasta que un pequeño felino se paró ante él con un par de provisiones, pequeñas pero realmente necesarias en el momento. Con un suave movimiento rascó el mentón del animalito retirando de su lomo lo que traía, conocía bien al gato, acarició tras las orejas y se concentró en lo que había traído. Abrió el pequeño paquete de galletas comiendo una, tomó un trozo de tela de su camisa arrancándolo y empapándolo con un poco de agua para ponerlo sobre la frente de Rous. Escuchó aquella fina voz por el comunicador, lo tomó para comenzar a responder sus preguntas. -Gracias Bella, llegó tu gatito, ya tenía algo de hambre.- Confesó y agradeció con tranquilidad. -Yo estoy bien, nada grave.- Claro que no se quejaría por un pequeño golpe y algo de sangre en su frente. - Pues ¿Escombros? Sólo lo normal, igual mente quería darle una pequeña remodelada a la oficina pero creo que se pasaron un poco.- Sí, no perdió tiempo para una sutil broma con el fin de que no se alarmaran más de lo debido. -Rous está desmayada y herida, la curé internamente y algunas heridas superficiales, pero creo que tiene fracturas, es necesario que la revise un doctor.- Susurró con seriedad. Hizo un suave gesto al gato para que regresara con su dueña, se recargó en lo que parecía un trozo de columna y suspiró. -Si es posible manda un par de vendajes con tu gato, trataré de cuidar a Rous en lo que nos sacan de aquí. Un analgésico por si se queja de dolor y algo dulce para el susto.- Terminó por decir dejando el comunicador a su lado. Cerró sus párpados un instante para tratar de relajarse, igual era inútil en su situación, no ganaba nada con tratar de arreglarlo todo, si intentaba salir de ahí seguro lastimaría a la joven espía.


Su tranquilidad no duró mucho cuando escuchó la voz de uno de los guardianes, abrió uno de sus ojos atento al comunicador. Era de esperarse que con ese humor propio de él comenzara a mandar a los suyos, al menos tenía la certeza de que si pasaba algo afuera los demás estarían atentos a lo que pasara. Sonrió y tomó el comunicador, había acertado en algo el moreno -Ya escucharon, busquen los registros de las últimas semanas. Quiero detalles de todo.- Masculló complementando la previa orden.


La desesperación comenzó a invadirlo, el enojo y el deshagrado de escuchar la voz de quien era hasta ahora su verdugo le enervaba y no podía ocultarlo. ¿Dos bombas? ¿En el lago? - … - Si el lago se contaminaba significaría que escasearía el agua, las plantas perecerían entre ellas la más importante de todas; Cheza. Tomó el comunicador para comenzar a dar órdenes, sin embargo si quien quería hacerles daño se estaba comunicando con todos, era más que obvio que escuchaba sus conversaciones ¿Cómo no había pensado en ello? Hizo presión en su quijada y con fuerza empuñó su mano. Estaba totalmente atado de manos.

Quizá había sido lo mejor que retiraran a los asesinos del lago, no era necesario que se sacrificaran un par de vidas que a fin de cuentas sería inútil. En su pensamiento ya daba por hecho de que esa o esas bombas explotarían. Nuevamente el comunicador se escuchó, la voz de su hijo en él y las nuevas órdenes acompañadas de una noticia que si bien, entre todo, era lo mejor, Cheza estaba bien y al cuidado de Xanxus, sabía que él no era tan tonto como para dejarla sola, él sabía que ella era su prioridad ante un problema así.  La sutil sonrisa que tenía en su rostro se había desaparecido cuando la voz de su amada rompió con el momentáneo silencio entre escombros. Se le hizo un nudo en la garganta cuando la escuchó de esa manera. - Elissa.- La llamó por primera vez para llamar su atención. -Elissa no estoy muerto.- Agregó con aquellos aires de tranquilidad pese al vacío en su estómago. - Es por protegerlos, sería en vano que ellos murieran así, si algo le pasa al agua encontraremos la manera de solucionarlo, tranquila.- Guardaba la calma todo lo que podía. - Todo estará bien.-



Tras terminar de dar aquel mensaje no tardó mucho en que otro fuese transmitido. Más órdenes, más pistas y lo peor, ahora había condiciones. Por aquella descripción era más que obvio que se trataba de Elissa, le hirvió la sangre y una sutil sonrisa apareció en sus labios, esto ya se había vuelto personal. - Elissa, si tienes un comunicador me imagino estás con un espía o un asesino. Sea quien sea pídele te lo entregue para que estés comunicada. - Ordenó. - Según las órdenes de Xanxus Alice va para el lago, encuéntrala ahí para que te ayude. En cuanto llegue el profesor Hans procedan a desactivar la bomba.- Agregó y suspiró. -Elissa, no te arriesgues más de lo necesario, no cometas ninguna tontería.- Conocía bien a la morena, pero también sabía que en situaciones así ella respondería bien. - No te asustes, no es el fin del mundo, cuando todo esto termine te prometo llevarte a cenar lo que tú quieras. Te amo.-  Fueron sus últimas palabras hacia ella. Seguido de ello comenzó a dar órdenes generales a todos. - Alice  encuentra a Hans y llévalo al lago, cuando estén ahí entre tú, Hans y Elissa tendrán que desactivar la bomba. Xanxus, mantente con Cheza, no le quites los ojos de encima. Bella, en cuanto me mandes con tu gato lo que te pedí necesito que busques a alguien para que nos saquen de aquí, comienzo a fastidiarme. En la voz se le notaba lo molesto, no iba a dudar ni un segundo de qué haría en cuanto tuviese a su verdugo frente a sí. -Y si encuentran a quien está provocando todo esto lo quiero con vida.-



Because i will protect you...
El prosperar o perecer depende de ti


Hoja de personaje
Nivel:
25/25  (25/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima10
◘ Fuerza10
⌂ Resistencia5
♦ Destreza
avatar
Giotto Vongola DiZaitsev
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: Acto II [ROL MASIVO]

Contenido patrocinado

Página 3 de 7. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares