» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Toji Hisami el Lun Mar 30, 2015 5:54 pm

Acto I [ROL MASIVO]

Reglas
Podrán participar todos los habitantes de la cúpula y los nómadas de Caos. No hay un orden exacto para responder. No se valen hacer trampas. Coherencia… no creo que quede mucho más por decir.
A cada inicio de semana se expondrá un acertijo que es la clave de dónde estará la siguiente bomba. El objetivo es descubrir quién es el culpable y dar un razonamiento válido. A pesar de que ya se sabe que el terrorista es
Toji vuestros pj no, por lo cual también podéis echar la culpa a otras personas como: Ztear. Razón: lo vi saliendo de clase de química con algo sospechoso. Aunque solo sean dulces lo que llevaba los demás pueden creer otra cosa.

Si sabéis o creéis saber dónde está la bomba enviáis un mp a esta cuenta diciendo el lugar y por qué creéis que está ahí.

Podéis ser leves víctimas, futuros Sherlocks o simplemente aprovechar el caos para darse una vuelta por la cúpula a gusto.

Desde que se postea el acertijo hasta que explote la bomba es una semana. La seguridad de la Cúpula depende de vosotros.

La respuesta de si habéis acertado o no al acertijo se enviará el día antes (por mp) de que explosione la bomba. Si acetáis tendréis el privilegio de desactivarla. Si nadie acierta... habrá victimas~



5:47 de la mañana. La oscuridad le ha noche aún reinaba sobre  la cúpula. Pronto en sol saldría nuevamente a bañar por completo la cúpula. Una mañana perfecta para dar el golpe.

Llegó hasta su compañero y en un mudo lenguaje le indicó que lo alzase en los aires para pasar la valla. Tenía controlado las rutinas de las cámaras, cuáles estaban fijas y cuáles giraban además de cuántos segundos y milisegundos tardaban en hacerlo. Era un excelente trabajo con semanas o incluso meses de observación, trazado y pensado al milímetro todas las posibles variantes. No se trataba de algo simple y sencillo. Tuvo que pensar en todas y cada una de las razas existentes para poder burlar sus dones naturales.

Se pasó cuatro noches creando el líquido inhibidor de rastros. Lo colocó en un simple recipiente de desodorante y listo, fácil de usar y de rociar todo el cuerpo. Cualquiera se asombraría con todo lo que se puede hacer con botequín de primeros auxilios, ingredientes de cocina y un cerebro. Además el hecho de escoger esa época del año les favorecía. La nieve empezaba a derretirse y de vez en cuando caía una fina lluvia que borraría toda fuella o pisa. “Una lluvia artificial” pensó para sí.

Tal y cómo iba el plan llegó a la puerta blanca del edificio y de un rápido movimiento conectó un móvil al panel de números. Salió como programó. La puerta se abrió y las cámaras comenzaron a repetir cómo un circuito los últimos diez minutos de grabación. Eso quería decir que tenía exactamente una media de nueve minutos y treinta segundos para llegar a un ordenador conectado a la central. Eso le permitiría el acceso al sistema de seguridad y cambiaría las imágenes en directo por las de otro día gravado. Aunque estaban los problemas de cómo saltarse seguridad de guardias, científicos y códigos. Miró el pasillo iluminado por leds, gris y frío, muy monótono. Se apresuró a llegar a hasta la primera puerta. Probó a abrirla y al ver que solo se trataba del  cuarto de la limpieza entró con rapidez tendiéndole un mono gris y una gorra colgada a su acompañante. Era hora de parar la primera cuenta atrás de muchas más.

-----------------------

Era increíble cómo un simple traje blanco con una capucha y mascarilla servía para dejarle entrar en cualquier zona de los laboratorios. Las cámaras tampoco captaron nada extraño en su comportamiento y sus compañeros menos, cada uno iba a su rutina habitual. Entró sin problemas en una sala con un montón de espécimen de caos. Pasó de largo hasta sentarse en la mesa delante del ordenador. Confirmó que en estuviese conectado al ordenador principal de alguna forma y así fue. Bajó la cremallera del mono dónde justo debajo tenía puesta la mochila negra con todo lo necesario para el plan. Abrió el portátil plateado y miró la cuenta regresiva. Estaba llegando peligrosamente al minuto con suma rapidez. Se apresuró a conectar dos cables del portátil al ordenador de sobremesa. Conectó un pequeño pen al de sobremesa y con rapidez se apresuró a descifrar las claves con sus propios programas creados a partir de restos de programas antiguos. No dudó ni un segundo, tardó siete intentos hasta despejar por completo todas las claves de seguridad. Entró con rapidez al programa de vigilancia y cambió las grabaciones. Pasó al programa de seguridad de la red. No tardó en derribar una por una los muros hasta llegar a la red principal, el gran ordenador.

Notó que alguien pretendía expulsarlo del sistema. Se puso a dos manos tratando de rechazar el ataque y con la otra, en el ordenador de sobremesa comenzó a expandir su virus informático por toda la red, no solo la del laboratorio sino también por toda la cúpula. El ataque era eficaz debido a la intervención de pequeños virus al sistema creados por pequeños móviles antiguos de Caos. El pen era la diana para dirigir todos esos virus y colarlos en la red privada. Poco a poco parecía crear un queso gruyere en la seguridad del complejo. No fue nada fácil, pero en apenas cinco minutos de pura batalla tecnológica logró hacerse con el núcleo.

Expulsó a todos los demás negándoles la entrada y a continuación comenzó a crear cortocircuitos por todas partes.  No dejaría ni una sola terminal que pudiese conectarse al núcleo. Eso no significaría que perderían para siempre el gran monstruo de la tecnología. Solo que tardarían varias semanas hasta conseguir abrirse paso ante su cortafuegos. Además de que no le dejaría que accediesen al núcleo con tanta facilidad. Pulsó enter y las salas que rodeaban al núcleo de la gran máquina. Cerró a cal y canto todas las puertas para que nadie pudiese acceder a la sala y en cada cerradura puso una serie de códigos unos por encima de otros.

Si eran listos no tardarían en apagar el fuego y monitorizarse para evitar el menor daño posible. Y si no que todo ardiese en llamas. No pensaba darles la facilidad de dar la alarma de incendios. Colocó la cuenta atrás de un minuto en el terminal que estaba usando y se levantó desenchufando el portátil plateado y el pen. Lo guardó todo en la mochila y salió a correr mientras subía la cremallera del mono. En apenas unos segundos la pantalla se apagó y el ordenador empezó a producir llamas gracias al cortocircuito. Salió mezclándose entre los demás trabajadores.

Huyó rápidamente hacia los arbustos y los árboles y se quitó con rapidez el mono. Se roció con el spray anti rastros y salió corriendo por la ruta que ya tenía marcada. Llegó hasta la parte trasera de la academia. Sacó de su pequeño escondite otra mochila con el uniforme. Se cambió y puso su uniforme para luego coger nuevamente su portátil para poner las cuentas regresivas. Guardó todo en la mochila y se puso en marcha hacia el comedor cómo hacía todos los días en la mañana. Un buen día se empieza con un buen desayuno y un atentado.

Cogió su bandeja y se puso a la cola en la fila de los estudiantes para coger su desayuno. Siguió su rutina y fue a sentarse en la misma mesa en que siempre se sentaba. Iban a ser ya las siete, el tiempo pasaba rápido si luchas contra un hacker y tienes que recorrer varios quilómetros corriendo para llegar a tiempo al desayuno. El reloj empezó a sonar pero no llegó al segundo tono. Todas las televisiones, cadenas musicales, radios, megáfonos de la cúpula resonaron al mismo tiempo. Una voz distorsionada que les saludaba:

“¡BUUUUENOS DÍAS HABITANTES DE LA CÚPULA! Hoy hace un perfecto día para empezar un maravilloso juego, ¿no os parece? Soy Twelve y estoy aquí para hacer más divertida la jornada. Si no les han informado, que muy mal no haberlo hecho, ¡he invadido vuestro centro de inteligencia! Creo que si miráis por la ventana veréis la barbacoa que estoy haciendo allí. Qué raro de que nos informe de la verdad…  ah, pero si eso es lo que hacen siempre, ¿no? Esconder secretos~. Vamos a jugar a buscar el tesoro. Yo os doy una pista y vosotros lo buscáis, muy simple ¿verdad? El tesoro es una bomba que explosionará de aquí en siete horas. Encontradla si podéis~ y yo a cambio buscaré también tesoros y los compartiré con toooooodos vosotros. No hay nada más valioso que la información ¿no creéis? Primer tesoro que os muestro: ¿sabíais que la Cúpula tiene un registro de habitantes de Caos y de repudiados? Aunque no amenacen la cúpula tienen todos una orden de cortarles la cabeza. Muy fascista eso de eliminar a quienes van en contra. Dicho esto, os voy a anunciar la primera pista: “para matar al virus debemos aislarlo”. ¡Buenos días a todos, y recordad que el desayuno es la comida más importante del día!”  


Última edición por Toji Hisami el Mar Mar 31, 2015 4:55 am, editado 2 veces
Toji Hisami
Mensaje por Derek Slam el Lun Mar 30, 2015 7:21 pm

Re: Acto I [ROL MASIVO]

No había nada más emocionante que comenzar a ensuciarse las manos nuevamente. Con los altercados que tuvo una vez en la tierra por Filadelfia, el vandalismo y tal. Pero esto ya no se comparaba con andar rayando calles, si no que era mucho más grande.
Si bien no era el cráneo en la situación, digamos que el papel de Derek era ser prácticamente la fuerza bruta, quien se ensucia las manos por su compañero de trueno.
A dicha y cierta ayudó al castaño a trepar por la pared sin mayor problemas, alzándolo con sumo cuidado y así no tirarlo demasiado alto como para ser exageradamente un bruto. No obstante en el momento que le tocó saltar la pared lo hizo de un solo impulso, pasando con mayor facilidad cubriéndole las espaldas a Hisami, bastante sobre mocionado por la situación.
Si bien era más o menos alguien inquiero procuró mantener el silencio debido, se le fue hasta completamente innecesario la ayuda introduciéndose al sistema eléctrico por medio de su propio poder, pero eso era un bonus que tendría por si algo malo pudiese pasar, pensando en la escapatoria ante cualquier caso. –Cuantas vueltas ya? – preguntó en un pequeño susurro, observando las ropas grises que no le venían para nada al estilo, pero ya qué, se lo pondría sin quejarse de forma rápida, al menos le calzaba perfectamente en su contextura física, a paso, se cubrió parte del rostro utilizando la gorra, sonriendo con amplitud alzando el dedo pulgar en señal de que estaba preparado para lo que se vendría.
Tomó una de las cajas cualquiera y siguió a su compañero como si nada, iba tranquilo, actuando completamente natural. SI bien él mismo no parecía exactamente un científico más en los laboratorios parecía una especie de conserje que llevaba la carga del sujeto.

No obstante en una de las esquinas se separaron, aprovechando la instancia para entrar a los salones de los laboratorios, y de forma cuidadosa, tocando las espaldas de los hombres y mujeres que trabajaban en aquel sitio, descargó una pequeña cantidad de electricidad en el cuello de los científicos, no era mortal, sino más bien lo suficiente como para dejarlos inconscientes por un buen rato . Si bien le entraba dicha paranoia por las cámaras, estaba seguro que de todo aquello se encargaría Hisami, por lo que no se preocupó en cubrirse completamente mientras comenzaba a sacar de las estantería toda especie de líquidos embotelladas, más que nada sustancias químicas y algunas herramientas de precisión que serían lo suficientemente útiles para los artefactos que se planteaban esparcir. Dicho aquello entre tanta conmoción pasó a tomarse algo de la energía que hacia cortocircuito en algunos sectores y así colarse como pedro por su casa por uno de los conductos de ventilación, sosteniendo el botín contra su cuerpo.

Dicho aquello desapareció de la supuesta escena del crimen echando esa especie extraña de spray que le había otorgado el castaño; su figura se hizo humo en un par de segundos entre el follaje oscuro del bosque.
Primero se fue a su cuarto a reordenar todo bien, dejó la ropa dentro de su propia mochila junto con algunas otras cosas , útiles y tal, más lo que constaba como mercadería de contrabando fue directamente al cuarto de su compañero, adornando además la cajita con cosas como que aparentemente se trataban libros y disquetes de computadora.

Viendo la hora, se le pasaba lo más fundamental, un desayuno de campeones. Rápidamente se dirigió la cafetería tomando el desayuno de siempre junto a dos latas de soda, buscando con la mirada al de clase trueno, haciendo un suave gesto con la mano, completamente natural, ni siquiera se notaba alguna gota de sudor, nerviosismo o excitación en su faz – Buenos días – Saludó con algo de energía sentándose sobre la mesa, extendiendo la alta a su compañero mientras escuchaba resonar la distorsión de voz por los altavoces de la cafetería, simulando así un gesto extrañado a la perfección. Después de todo nunca pillaron sus actos estando en la tierra, mucho menos se haría ahora. – Qué escalofriante~ -susurró bebiendo un poco de su lata, sonriendo con aquel disimulo al muchacho, viéndole como desayunaba.
Derek Slam
Mensaje por Rous J.Will el Mar Mar 31, 2015 4:36 am

Re: Acto I [ROL MASIVO]


El día iba de mal a peor. Hoy sería el día en que sus demás compañeros conociesen a la chica en modo: odio y rabia a cualquier cosa que tenga alrededor. Se podría decir que se levantó con el pie izquierdo… pero es que eso no abarca en verdad lo que generó su máximus cabreus.

Pasaban de las seis de la mañana cuando, recién levantada, a medio vestir con el uniforme de la academia y tomando su desayuno saltó la alarma. No era nada gracioso estar viendo un clásico matutino: Bobobo. Disfrutando del privilegio de sangre en su temperatura perfecta cuando en la pantalla salta un cuadradito de aviso.

Le pareció al principio casi una broma que alguien tratase de meterse en el sistema de los laboratorios. Pero su sonrisita se disipó al ver que no era nadie normal y corriente. Cerró la ventana del reproductor y comenzó a defender con uñas y dientes sus dominios. Los códigos binarios y las tablas ocupaban toda su pantalla. Maldijo al ver que estaba perdiendo la batalla… esa persona, fuese quien fuese, estaba cruzando la línea hacia la lista de futuras personas muertas. Acabó por sacar otro portátil y mientras con uno defendía el sistema de los laboratorios con el otro pretendía ocultar toda la información secreta de los asesinos y los espías. A nadie le gustaría que entrasen en su casa y menos cuando todo lo que tenían allí era mejor que nadie lo supiese. Sintió como su
cabreo iba en aumento y pulsó enter para prácticamente cortar casi toda la electricidad de la zona de inteligencia. Así sería más fácil pasar desapercibidos por algo más de tiempo.

Casi era como una pequeña victoria hasta que su primer ordenador se apagó y comenzó a arder. Su primera reacción fue volcar el vaso de sangre encima. La segunda, y con más cabeza, crear un minihechizo de agua que apagase el incendio. Lo que no previno las pequeñas quemaduras de su mano.

Salió de la habitación cabreada, con solo una camisa manchada de sangre por el estúpido incidente y con un bate de béisbol. Comenzó a golpear la pared del pasillo. A falta de altavoces… golpes.

--¡Arriba! ¡Todos los espías que estén libres salgan
inmediatamente! ¡Tenemos un intruso!
–Vio como las primeras personas salían de sus habitaciones--. Id a por los perros, tienen que cazar una rata. Nos vemos en cinco minutos en la sala de reuniones y, ante todo, no toquéis la electrónica.

Se giró sin tan si quiera decir los buenos días directa a la ducha necesitando relajarse mínimamente.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima1
◘ Fuerza1
⌂ Resistencia4
♦ Destreza
avatar
Rous J.Will
Mensaje por Victorya Rybak el Mar Mar 31, 2015 12:19 pm

Re: Acto I [ROL MASIVO]

Los primeros rayos del sol comenzaban a iluminarle la cara cuando llegaba a la academia atravesando los bosques. Justo había llegado de la Tierra, de colectar unas muestras para un laboratorio que, por el momento, se encontraba en la calma que precedía a la tormenta. Entraba a su habitación y lo primero que sucede es algo inesperado. El monitor del aparatejo de computación que nunca utilizaba se encendió para transmitir un mensaje.

Que rayos...

Murmuró, acercándose con cuidado mientras escuchaba atenta el mensaje, sacando una pequeña libreta de sus cajones, donde comenzaba a garabatear. La vida le había enseñado a desconfiar de los mensajes y las advertencias que llegaban sin previo aviso, y aquella era una de ellas. Con cuidado, escribió las palabras que él utilizaba durante su presentación.

Juego, twelve, divertiva jornada, he invadido vuestro CI, esconder secretos, buscar el tesoro, una bomba, siete horas, información.

Habitantes de caos y repudiados, eso era nuevo, en ningún informe los llamaban así. Se preguntó la chica si de repente el rufián se daba más importancia que la que quería.

"Para matar el virus, debemos aislarlo" Escribió la primera pista en el papel de la misma manera en que había escrito el resto. Por alguna razón, también escribió "Desayuno", no sabía si porque tenía hambre, o por si había en esa palabra algo más que pudiera aparecer.

El repentino grito de Rous le llamó por sorpresa. Salió de la habitación y se interpuso en su camino con la serena mirada que siempre mostraba.-Rous, mantén la cabeza fría. Eres una espía y te contratan para pensar, no para reaccionar asesinamente. Suelta ese bat, ve a lavarte, nos vemos en el centro.- Susurró con la dulce voz que siempre había caracterizado a la chica. Cerró la puerta de su habitación y se dirigió al centro de Inteligencia, esperando al resto de sus compañeros sentada en uno de los sillones mientras releía la pista con cuidado. Aislar el virus...
Victorya Rybak
Mensaje por Daian Doyle el Mar Mar 31, 2015 12:48 pm

Re: Acto I [ROL MASIVO]

Para esos instantes se encontraba boca abajo en su cama, su rostro descansaba sobre la derecha y aquellos orbes dorados como el mismo oro se posaban sin emoción alguna en la luz tenue que emitía su lámpara sobre la mesa auxiliar. Cinco para las seis era la hora que mantenía el reloj digital que se posaba a un lado de la lámpara, con una pequeña luz verde parpadeando, la cual claramente indicaba que la alarma del mismo estaba encendida.

Se giró en la cama y terminó observando pocos segundos el techo hasta que su brazo derecho cubrió sus ojos, buscando un poco más de tiempo para poder estar allí relajado, aunque realmente nada le impidiera permanecer en su habitación un día completo. Luego de unos momentos terminó estirando el brazo izquierdo, buscando el pequeño botón del despertador, apretándolo para así desactivar la alarma incluso antes de que esta comenzara a sonar; elevó levemente el brazo y ladeo el rostro para ver, uno para las seis.

Tras haberse tomado una ducha y vestido pensaba que un desayuno fuera no le vendría mal, luego iría a ejercitarse un poco, tal vez practicar con el balón. Fue hacia su cama nuevamente, tomando en manos el balón que había dejado caer a un lado de la misma dispuesto a marcharse de allí sin embargo algo lo alertó, los altavoces en todas las instalaciones comenzaron a sonar con un particular y llamativo mensaje, el cual solo ocasiono una ligera sonrisa en los labios del asesino –¿Eh? ~…  Estaba claro que si eso estaba sonando era porque no se trataba de una broma, las personas en el CI eran lo suficientemente maduras para no hacer esas tonterías.
Salió de su habitación con total calma, pues sentía deseos de ir a ver qué era lo que ocurría en la superficie, a pesar de eso, antes de siquiera poder comenzar su recorrido se encontró con una persona en el pasillo que comenzaba a golpear las puertas de las habitaciones de los asesinos ¿Y ese quién era? No lo suficientemente interesante como para que el rubio recordara su rostro, eso era seguro. Cuando este cruzó miradas con el asesino rápidamente fue hacia él, asegurando que los necesitaban en el centro de inteligencia – ¿Y a nosotros por qué? A ustedes se les filtra información ¿Y nosotros debemos limpiar el desastre que ocasionan?…  Jamás admitiría que no confiaba del todo en los espías, pero así eran las cosas, además ¿Tan débil era el sistema? No se les pedía mucho, encontrar información y mantenerla oculta de todos los demás, no podían ser más incompetentes.

Mientras él comenzaba a caminar dándole la espalda al sujeto este repitió lo importante que era que se reunieran. Con malicia tal vez se giró para observarlo, manteniendo una sonrisa en su rostro –Entonces agacha tu cabeza y pídelo por favor…  Claramente no haría eso, por lo que no se sorprendió de que se negara, solo se giró y continuó caminando para luego de dar varios pasos, escuchar el “Por favor” que tanto deseaba. Nuevamente se volteó, encontrándose con la cabeza inclinada del espía ¿A que tanto le tenía miedo? Tal vez lo matarían si no lograba cumplir algo tan simple como llamar a los asesinos ¿Alguien enojado tal vez?

–Como todo un can ¡Buen chico! Lo felicito cual perro domesticado y continuó caminando –Bien, iré allí, pero no prometo que el resto lo haga, tal vez debas inclinarte ante ellos también~ Movió la mano derecha de forma despreocupada mientras se dirigía hacia el Centro de Inteligencia, una suave sonrisa se mantenía en sus labios, bastante divertido con lo que estaba pasando, recordando y repitiendo en su mente una y otra vez aquella frase que había oído por los altavoces: – “Para matar al virus debemos aislarlo”… ¿No? 


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Daian Doyle
Mensaje por Natasha Diatlov el Mar Mar 31, 2015 2:13 pm

Re: Acto I [ROL MASIVO]

Ese día tenía pensado en no faltar a su cita médica por simples controles de rutina que el médico había ordenado, esos mismos chequeos que por llevar dos meses y medio de gestación si o si obligaban a la ninfa a tener que acceder a renunciar a dormir un poco más durante esa mañana o hasta incluso a cambiar el horario de sus patrullas hasta por la tarde. Tras darse una ducha que no duró más de veinte minutos, optó por pedir el desayuno en su habitación, disfrutar del mismo en lo que sus ojos azules se mantenían puestos sobre los últimos reportes que había escrito.

Un pequeño sobresalto tras las alarmas ocasionó que dejara caer su lapicera sobre el escritorio e incluso frunciera el ceño. Apoyó la taza de café con leche sobre el mismo sitio e inmediatamente terminó por ponerse de pie, dirigiéndose hasta la puerta la cual terminó por cerrar con algo de fuerza en un ligero portazo segundos después que tocaran a su puerta en medio de todo el alboroto. Ella por su parte, mantenía esa expresión fría con todos los demás como siempre solía ocurrir en casos emergentes, jamás se desesperaba o al menos no con facilidad puesto que prefería mantenerse objetiva, analítica, sin entregarse a emociones perturbadoras que podían echar a perder lo que consideraba “trabajo”.

Hacía ya un tiempo que experimentaba una sensación de inconformidad por sobre cómo estaban abordándose las cuestiones de seguridad, obviamente nunca iba a admitirlo, pero no confiaba del todo en los espías, no por hechos particulares pero bien podría asegurarse que esa señorita de procedencia Rusa había aprendido con el paso de los años a no confiar fácilmente en los demás, ni siquiera con los que parecían ser más amables o bondadosos. Estaba por una causa allí, eliminar toda posible amenaza que surgiera para perturbar la paz de la cúpula, de sus mismos habitantes…por un lado, comprendía que su vida como asesina no valía nada, por otro lado recordaba que debía cuidarse de no cometer errores al tener que también velar por la vida de un pequeño ser que estaba ajeno a todo lo que pudiese acontecer. Su sistema de protección hacia la cúpula era alto, no dudaría en enfrentarse a lo que sea y quien sea con tal de eliminar dichas amenazas…justamente…la palabra exterminio abarcaba todo el peso y rigor de la misma cuando trataba contra renegados o incluso cazadores.

La petición había sido clara, dirigirse al centro de inteligencia, pero algo más molestaba a la pelirosa por ese entonces y era que simplemente no podía creerse que un intruso así como así ingresara para generar caos en el lugar. Conocía a sus compañeros e incluso a ella misma, algo hubiesen alcanzado a rastrear o tal vez sentir…¿qué clase de persona podía pasar el minucioso control de seguridad que había en el lugar?, ciertamente no tenía ni idea. –Hmp…- No pudo decir más nada al respecto, era más que obvio que la asesina estaba de mal humor por lo ocurrido, por lo que simplemente y sin mediar palabra con nadie tomó camino hasta el destino donde solicitaban su presencia.

Ese porte elegante, acompañado por sensualidad delicada propia de aquella ninfa en combinación con esos preciosos orbes que se mantenían entornados, impasibles, hacia despertar el respeto de la gran mayoría con lo que trataba, quizás también por esa personalidad tallada a base de duras experiencia vividas que la habían golpeado en un pasado, otorgándole la posibilidad de madurar de golpe. Sus largos cabellos rosáceos se mecían con gracia por el andar de ella, quien iba perdiéndose por el pasillo con un sigilo sepulcral hacia el centro de inteligencia al mismo tiempo que por propio instinto iba decodificando las mínimas ráfagas de aire en el ambiente, por ende también del sonido. Jamás bajaba la guardia, jamás se alteraba…hasta ahora jamás se le había escapado una “presa”, e intentaría que esta no fuera la excepción.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia3
♦ Destreza
avatar
Natasha Diatlov
Mensaje por Alice Elder el Mar Mar 31, 2015 3:46 pm

Re: Acto I [ROL MASIVO]

La idea de adquirir una mascota le había estado rondando por la cabeza desde hacía varias semanas... La cuestión era que... No tenía tiempo para cuidarla. Pero de todas formas, la idea no se separaba de su mente. Incluso había considerado el adquirir un gato... o un hurón...
Al final, la idea terminó agradándole de más y acabó en el mercado muy temprano por la mañana, alrededor de las seis. Miraba a su alrededor por si había alguno que le llamara la atención... Aunque tampoco sería mala idea darle un hogar a un callejero... En eso pensaba cuando vio un gato blanco y delgado con manchas color ocre caminando lenta y pesadamente... Tal vez estaba enfermo... Como fuera, parecía una buena idea adoptar a ese pequeño vagabundo. Lo que no esperaba, era que al acercarse al gato, este se echara a correr. Sin querer dejar escapar a su "presa" atravesó corriendo el mercado por gran trecho hasta llegar a la Academia. En los jardines le perdió de vista. "F*ck" pensó al no verle cerca.
En eso estaba, cuando un curioso anuncio se oyó por todo el lugar... Tal vez se trataba de un gracioso, pero no estaba de más tomar nota de ello, por lo cual, sacó rápidamente su fiel grabadora y grabó el anuncio con excepción del saludo, el cual no alcanzó a captar.
Al terminar la transmisión, (y por ende la grabación), se estaba mordiendo el labio con fuerza y frustración. Un idiota se había colado a sus sistemas centrales... Giotto y Xanxus iban a estar furiosos... Una bomba estaba en la cúpula, y tenían una semana para encontrarla.
Necesitaban moverse y rápido. No sólo para encontrar la susodicha bomba, sino también para encontrar al culpable, ahora conocido como "Twelve". Por lo menos con la grabación ahora tenía una pista. Para cualquiera que manejara a la perfección o por lo menos decentemente sus poderes de sonido, el encontrar la verdadera voz tras la distorsión era pan comido... El problema residía en localizar al dueño, y para eso iba a necesitar dos cosas: Apoyo e Información.
Lo segundo muy posiblemente podría encontrarlo preguntándole a cierto espía. Por ello no debía preocuparse. En cuanto a lo segundo... Necesitaba encontrar a alguien con habilidades de sonido o con muy buen oído y así...
Un momento de iluminación llegó a ella. Ya sabía a quien recurrir la cuestión era encontrarle y hablar con él... No le agradaba mucho la idea pero opciones no tenía.
Decidió comenzar a buscar en los dormitorios. Se dirigió corriendo a máxima velocidad, moviéndose entre sombras y personas sin ser vista. Durante el trayecto se había encargado de "decodificar" el mensaje. Tal vez no tenía la pista de la bomba, pero si la del culpable.
Por fortuna no tuvo que buscar demasiado ya le encontró en el pasillo. Menos mal...

- ¡Señor Doyle! - le gritó desde el otro extremo del pasillo y poco a poco se acercó a él con la respiración agitada por la tremenda carrera que había tenido que dar - Que bueno que... Que bueno que le encuentro... Necesito su ayuda para parar esta locura y al culpable... - le miró a los ojos y se mordió el labio, luego respiró hondo - Yo... Usted... A usted le importaría... ¿hacer equipo conmigo...?

Usualmente no hubiese hecho esa petición ya que amaba trabajar sola. Pero debía tragarse su orgullo si quería que... nadie saliese herido... Si quería que su vida siguiese siendo la misma que hasta ahora.


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Alice Elder
Mensaje por Hinata Shouyou el Mar Mar 31, 2015 4:29 pm

Re: Acto I [ROL MASIVO]

Comida… aquello era lo único que tenía en mi mente en ese momento. Tras un duro entrenamiento en el que me había dejado tan destrozado que el moverme ya me resultaba un autentico milagro, reponer parte de la energía gastada era mi principal objetivo en ese momento.  Casi y se podía escuchar rugir a mi estomago reclamándome aquello que iba a buscar a la cafetería de la Academia, siendo cada vez mayor el ruido que emitía según me iba acercando.  No me extrañaba, el olor a carne rondaba por todo el pasillo…o tal vez era mi estado de hambruna y yo el que exageraba ese aroma. De todas formas no importaba…lo importante era llenar el estomago cuanto antes.

Llegando a la cafetería casi arrastras me colocaba en la fila tras coger una bandeja esperando mi turno para tomar la comida.  No podía apartar la mirada de la carne…tenía un aspecto delicioso, casi podía ver brillos a su alrededor. El problema es que quedaban pocos trozos y demasiada gente por delante…tener que esperar en ese momento se me estaba haciendo un castigo realmente duro. Suspirando pesadamente, me dispuse a intentar aguardar la fila con paciencia mientras echaba un vistazo a mí alrededor. Había bastante gente en el lugar y no se encontraba tranquilo precisamente.  Era agradable estar en un ambiente como aquél, aunque no estuviese demasiado integrado por el momento. Ese tipo de cosas eran las que más me gustaban de la cúpula, la posibilidad de poder estar con tus amigos o familiares sin tener que preocuparte por ningún peligro, cosa que ya no ocurría en la Tierra.

Tras a saber cuánto rato en aquella cola increíblemente lenta,  al fin podía echar mano a la carne…si no fuese porque justo el tipo de delante había tomado el último trozo. Casi me dieron ganas de llorar en ese momento.  Volviendo a suspirar, llevaba mi bandeja con cosas varias para luego dirigirme a una mesa un poco apartada del resto, donde solía sentarme casi todos los días.  Bueno, no iba a dejarme afectar por algo como la pérdida de un suculento trozo de carne, al menos tenía una gran cantidad de comida para compensar aquello, por lo que sin perder más el tiempo comencé a devorar lo que había sobre la bandeja como un animal hambriento y con pocos modales.

De repente, se comenzó a escuchar una voz por los altavoces de la cafetería, cosa a la que no hice demasiado caso, seguramente debía de ser algún saludo o algo parecido, nada de lo que preocuparse…o al menos eso pensaba hasta que vi las expresiones de miedo de algunos de mis compañeros.  Eso si me resultaba un poco raro… Sin dejar de comer, comencé a prestar más atención al mensaje que se daba. Tendría que haberlo hecho mientras no estaba comiendo, pues por poco me atragantaba al percatarme de lo que estaba ocurriendo. Bebiendo de golpe mi refresco conseguía hacer pasar la bola que se me había formando en la garganta-  Esto debe ser una broma…- Farfulle una vez recuperado el aire.  ¿Iban a hacer explotar la cúpula? No podía ser cierto… Se suponía que aquel era un lugar seguro…

Levantándome de golpe con confianza, me volvía a sentar igual de rápido. Estaba temblando y no podía pensar con claridad. ¿Debía intentar desactivar esa bomba? ¡Aquello era una locura! ¿Y si explotaba estando cerca?... No, había algo peor, que lo hiciera estando alguno de mis amigos cerca. No importaba que tuviese miedo, debía actuar o no me lo perdonaría nunca.
Bien...debía centrarme en la pista que dio… ¡LA PISTA!... La había olvidado por completo.  Intentaba hacer menoría, pero no conseguía recordarla por completo, solo sabía que era algo relacionado con virus… ¿O eran gérmenes?  Maldita sea…  -¿A-alguien me podría decir cuál fue la pista? –Pregunté alzando un poco la voz a la espera de una respuesta.
Hinata Shouyou
Mensaje por Gowther el Mar Mar 31, 2015 5:09 pm

Re: Acto I [ROL MASIVO]

Gowther se encontraba en los jardines como de costumbre; aquel lugar era hermoso a ojos del pelirrojo, era una especie de pequeño paraíso para el muchacho que no podía sentir absolutamente nada. Llevaba toda la mañana trabajando en aquel pequeño jardín en el que de vez en cuando le ayudaba la muchacha llamada Elissa, a la cual le pareció extraño no ver en aquella mañana, sin embargo recordó que ella era una estudiante, por lo tanto estaría haciendo lo típico de un alumno, estudiar...o desayunar, ya no sabia que iba primero.
El espía que en aquel momento trabajaba de incógnito como jardinero, se sorprendió al ver un pequeño gato pasar entre sus piernas; al cual tuvo que agacharse para atrapar, pues este iba en dirección a las zarzas y podría hacerse daño.

-Ven aquí, gatito, puedes hacerte daño-dijo con su automatizada voz antes de llevárselo de allí para dejarlo en un lugar mas seguro, acariciarle la panza un par de veces y luego dirigirse de nuevo al jardín.

Cuando volvió la vio allí, a lo lejos; si, era ella sin duda alguna, una hermosa muchacha de cabellos anaranjados mandarina; si, solamente se podía tratar de ella...desde que la había visto en el museo Gowther había empezado a interesarse por ella, el intercambio de palabras de ambos, sus hermosos ojos, sus labios, ella en si era perfecta a ojos de Gowther...¿el por qué? No lo sabia.
Pensó en acercarse y entablar una conversación cuando los megáfonos comenzaron a anunciar algo...lo extraño era que...no era algo muy agradable de oír para las personas normales, sin embargo para el pelirrojo era como un reto para su analítica mente.
Aquella amenaza sonaba interesante...quiso incluso decirle a Alice de que la acompañase al lugar donde suponía que estaba...bueno...era evidente el donde se encontraba la bomba, pero cuando se lo planteaba....ella salio corriendo y Gowther la siguió...era curioso la de gente que estaba allí.

Escucho las diferentes conversaciones, ninguna le llamaba mucho la atención hasta que Gowther miro a los presentes y levanto su mano con cuidado.

-Creo saber donde esta la bomba, esa pista es un acertijo sencillo...pero habría que dividirse y tanto espías como asesinas trabajásemos juntos...no es cosa de estar divididos por nuestras diferencias-decía de forma automatizada, con la mirada perdida mientras se colocaba sus lentes con cuidado.
Gowther
Mensaje por Toji Hisami el Mar Mar 31, 2015 5:44 pm

Re: Acto I [ROL MASIVO]

Disfrutaba del caos a cada momento. Miró a su compañero.

--Siete horas... ¿te apetece atacar el congelador de la cocina? Dicen que tiene unos helados exquisitos...

Miró al chico unas mesas más allá y no puso evitar involucrarse.

--Para matar el virus debemos aislarlo. Tal vez ya se encargarán los guardias o los profesores, para eso están. ¿no?

Volvió la mirada a su desayuno comiendo con suma tranquilidad.
Toji Hisami
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: Acto I [ROL MASIVO]

Contenido patrocinado

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares