» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Cedric Belphegor el Lun Mar 30, 2015 6:40 am

The Swordsman and The Witch (priv. Nahiara)

Con otro ágil movimiento en el que Cedric esquivaba a su contrincante este movió con gran velocidad su espada en un semicírculo con el que ejerciendo algo de fuerza desarmaría al décimo contrincante que había osado desafiarle en aquellas clases de esgrima al aire libre. Antes de que la espada de entrenamiento de su contrincante cayese al suelo, Cedric logro sujetarla en el aire por el mango y tendérsela a su rival, al cual le dedico una sonrisa mientras le entregaba el arma.
Se trataba de una chica joven, apenas dieciocho años, no sabia cuanto tiempo llevaba queriendo enfrentarse a Cedric, quizás desde aquella mañana en la que el albino había dejado oficialmente en ridículo a todos los miembros del club de esgrima que había allí en aquel centro deportivo. La chica con un leve rubor tomo la espada y salio corriendo del sitio...haciendo que Cedric se sintiese mal...quizás se había pasado...o quizás no.

-Buenooooo, ¿alguien mas?-pregunto mientras se estiraba, pero como de costumbre, todo el mundo se negó y acabaron marchandose de aquel lugar mientras que Cedric suspiraba, dejando a un lado la espada de practica y desenvainando la real-.Me lo imaginaba...bueno...creo que nos hemos quedado solos chicos, ¿cual de los tres desea batirse en duelo conmigo?
Cedric no hablaba solo, no se habia vuelto loco ni nada por el estilo, pues ahora que se encontraba solo en aquel lugar, del colgante metalico que se asemejaban a cadenas, hub un ligero brillo blanquecino que cego momentáneamente a Cedric.

-Yo sere tu oponente, si no te molesta, Cedric, ¿o tienes miedo que el rey de Babilonia te de una tunda?-el ser que hablaba en aquel moment gozaba de una buena estatura, 1,82 cm y de un peso promedio. Alto, con un cuerpo atlético y músculos bien formados, como lo requeria su ocupación. Su cabello rubio llevado hacia atrás. Sus ojos de color rojo eran penetrantes y profundos, con una mirada tenebrosa pero también calmada y pacífica. llevaba una enorme armadura de oro de cuerpo completo en la que casi no puede verse qué tipo de ropa lleva debajo. De la parte trasera de su armadura, a la altura de su cintura, sale una capa roja hasta los pies que termina de embellecer todo el porte digno de un rey, y en sus manos tenia una lanza con la vertiginosa forma de un rayo.
-Miedo yo, ¿de ti?-reia el chico, pues Gilgamesh, era de los tres espiritus que le acompañaban el que mejor le caia; con una sonrisa blandió su espada con una mano frente a él-.Cuando quieras.
Cedric Belphegor
Mensaje por Nahiara Dah´er el Jue Abr 02, 2015 9:47 am

Re: The Swordsman and The Witch (priv. Nahiara)

Era la primera vez que visitaba la ciudad desde que había llegado a la cúpula, resultaba un lugar bastante agradable y tranquilo,  casi me daba la sensación de estar en la tierra.  Me parecía increíble como habían conseguido creado un lugar como aquél… estaba segura que no solo era por la avanzada tecnología, estaba claro que sin magia aquello no sería posible y tal vez por eso me llamó suficientemente la atención el moverme por la zona,  pues la verdad prefería estar en el laboratorio o dando clases. Aunque bueno, por un día que me tomara libre no pasaría nada.

Había decidido a no centrarme en mi trabajo aquel día, me dedicaría a perder el tiempo en cosas menos interesantes y supuestamente relajantes.  Mi primera parada fue en un pequeño establecimiento en el que ofrecían dulces de todo tipo, algo que irremediablemente capto mi atención al instante, si había algo que adoraba además de la magia eran los dulces.  Comprando una caja de los que más me llamarón la atención y sosteniendo otro en la mano, el cual pensaba comer mientras paseaba por el lugar,  salí del establecimiento tras despedirme amablemente del dependiente, el cual fue de lo más agradable, sin duda volvería aquel lugar.  

Al salir escuché por pura casualidad a un par de chicos hablar sobre una zona en la que podían practicar sus habilidades al aire libre sin problemas. Aquello captó mi atención al instante, pero no iba a ir tras ellos para saciar mi curiosidad…o al menos era mi intención al principio. Antes de darme cuenta ya me encontraba en el lugar del que hablaban… Bueno, ya que estaba allí podía echar un pequeño vistazo y marcharme.

Paseando me fijaba en los diferentes grupos que había, la mayoría usaba magia básica que ya comprendía o practicaban sus habilidades con las armas, cosa que me parecía de lo más inútil. Aquello era algo que ya estaba más que anticuado… ¿Qué iba a hacer una simple arma contra un ataque mágico? No entendía como no se daban cuenta. Ya estaba a punto de darme por vencida y abandonar el lugar, cuando una presencia mágica me hizo frenar en seco. Aun sin saber de qué se trataba la sonrisa en mis labios fue instantánea, al fin había dado con algo interesante.  

Llegando al lugar en el que se encontraba dicha presencia, no pude evitar llevarme una sorpresa al ver quién era el artífice de dicho acto.  Pero en ese momento no me había fijado tanto en el peliblanco como en el ser que lo acompañaba y claro está, no era la única en hacerlo, pues un hombre que lucía una armadura de un dorado que se confundía con el oro no era precisamente algo que pasara desapercibido.

-Siempre intentando llamar la atención – Dije a Cedric en un tono de broma acercándome un poco por detrás, pero sin hacerlo demasiado  ya que se encontraba practicando con la espada. Mi mirada se centraba por completo en el rubio, casi pareciendo que todo a su alrededor hubiese desaparecido - ¿Es uno de los seres con los que hiciste el contrato? – Preguntaba maravillada, mostrando en ese momento una expresión de lo más infantil-  Me gustaría hacerle unas cuantas preguntas…
Nahiara Dah´er
Mensaje por Cedric Belphegor el Sáb Abr 04, 2015 5:47 pm

Re: The Swordsman and The Witch (priv. Nahiara)

Cedric lanzo una serie de estocadas que el rey de babilonia, Gilgamesh bloqueaba con su lanza repetidas veces, haciendo que Cedric tuviese que esforzarse mas por pasar su defensa; la cual casi, pero solamente casi, parecia inexpugnable, hasta que el albino esbozo una sonrisa de triunfo, saltando acrobaticamente por encima de la lanza de aquel ente sobrenatural a una buena velocidad, colocando el filo de su fiel espada en el cuello de Gilgamesh.
-Si hubiese si un enfrentamiento real, habrias perdido-dijo sonriendole el chico mientras suspiraba, se habia percatado de la presencia de la bruja; aquella mujer le parecia fascinante, es decir, era una profesora de la Accademia, pero que seria, unos años mayor que Cedric?, bueno aquello no importaba, pues a Cedric le iban las maduritas y la verdad es que aquella chica, le volvia loco...no sabia explicar el por que, pero lo hacia.
-Amo Cedric, creo que deberia bajar de mi lanza-dijo Gilgamesh mientras hacia desaparecer esta arma, haciendo que el moreno, cayese con suavidad al suelo.
-Lo se, Gilgamesh, lo se.

Tras unos momentos donde Cedric miraba a la bruja, y la bruja a Gilgamesh, se centro en la pregunta que ella le habia hecho.
-Pues si, este es Gilgamesh, elrey de Babilonia y el primer espiritu acompañante que tuve, y para tu informacion, no intentaba llamar la atencion, Gilgamesh, responde a lo que ella quiera preguntarte.

La criatura sobrenatural se sento en el aire, cerca de su amo, mientras observaba a la chica, clavando en ella sus rojizos orbes.
-Dispare.
Cedric Belphegor
Mensaje por Nahiara Dah´er el Jue Abr 09, 2015 12:13 pm

Re: The Swordsman and The Witch (priv. Nahiara)

Observando los movimientos de Cedric al entrenar con la es espada, me seguía llamando la atención su amor por aquel arte tan anticuado y venido a menos… Aquel chico era de los que defendían con pasión la esgrima, cosa que no me sorprendía demasiado, ya que esta era prácticamente su vida…o eso tenía entendido… Aun así… ¿Por qué lo hacía? Poseía artefactos mágicos que sin duda le darían más poder de lo que lo haría una simple espada, aunque la suya fuese especial, no quitaba que me pareciera una pérdida de tiempo aquellos entrenamientos… - Deberías intentar perfeccionar tu magia antes que la esgrima – Le dije dando voz a mis pensamientos,  sin tener la intención de ser maleducada…solo sincera y directa, siendo este mi modo de expresarme la mayoría de las veces.

Bah, a mi no me engañas, seguro que querías exhibir tus dotes de espadachín anticuado delante de tus compañeros – Le dije con una pequeña sonrisa burlona. Era divertido en cierto modo meterme un poco con él. Tampoco pensaba que estuviese diciendo nada malo, al fin y al cabo, bajo mi punto de vista no me encontraba demasiado alejada de la realidad.

Mi mirada debió de iluminarse como si fuese una niña pequeña a la que entregan un preciado regalo -¡Gracias! – Acercándome a él, le entregaba la caja de dulces que había comprado pocos minutos atrás, mostrándole una gran y animada sonrisa al hacerlo- Puedes quedártelos, como agradecimiento por dejarme hacer esto – No tenía muy claro que aquello fuese suficiente, pero al menos era mejor que nada…

Saqué la pequeña libretita que siempre solía llevar conmigo junto a un bolígrafo, pareciendo en ese momento una periodista en toda regla. No podía hacer otra cosa, de otro modo seguro que olvidaría la mitad de la información que me diese antes de poder estudiarla y memorizarla-  ¿Qué tipo de magia ha conseguido volverte de este modo?... ¿Eras algún tipo de mago o criatura poderosa que sellaron en ese objeto? …  ¿Qué hizo que lo eligieras a él?... –Esta última pregunta no resultaba despectiva hacía Cedric, solo quería saber que hacía que eligieran a un amo u otro.
Nahiara Dah´er
Mensaje por Cedric Belphegor el Sáb Abr 11, 2015 6:27 pm

Re: The Swordsman and The Witch (priv. Nahiara)

Cedric observaba la situacion con calma, sonriendo a pesar de sentirse insultado en muchas ocasiones por las palabras de la mujer; aquello realmente era una ofensa...aunque Nahiara, nunca habia sido muy amable con él, si bien es cierto que le habia perdonado las dos ocasiones que le habia robado un beso...pero bueno, eso daba igual...porque el albino pensaba muchisimas cosas agradables sobre aquella bruja, cosas que jamas diria...pero al ser su profesora, era algo "prohibido".
-No hago magia, empleo energia espiritual, la magia es para vagos.
-Señor...en el Kyokudai Oversoul, cuando se fusiona con nosotros...bueno, usa magia, y podria aprender nuestras magias extremas, pero aun no esta preparado.
-Pero por dios, Gilga, eres un bocazas-dijo dandole un codazo amistoso al espiritu en el costillar, el cual sujeto la cabeza de su dueño y mientras reia le revolvia los cabellos albinos.
En aquel momento se notaba la amistad y el buen rollo que habia entre Gilgamesh y Cedric.


-Que va, creo que me oxido peleando contra los enemigos invisibles de mi cabeza, asi que vine a ver el club de esgrima...y nadie me duro un asalto, y luego Gilgamesh...esta muy oxidado, una lanza puede ganar a una espada facilmente, ¿que te paso?
-Fuiste mas rapido, solo eso, la proxima vez, te vencere.

-La verdad es que...oh, dulces-dijo Cedric mientras cogia la pequeña caja que la chica le daba, seguro que era algo especial, pero tampoco tanto; si bien sabia Cedric que aquella mujer le chiflaban las cosas como conocer nuevas magias y demas...asi que aquello la habria emocionado.

-Te sere sincero, no soy ni fui mago ni criatura, fui el rey de babilonia, un dia sucedio que mori...y bueno, como espiritu tuve muchos dueños, no se que clase de magia me ato a este mundo...y elegi a Cedric, porque sus motivos para la lucha son los mejores que he escuchado nunca, un mundo donde la guerra no exista...eso si que es ser un rey, sin embargo...cuando el emplea una parte de mi poder, puede acceder a usar mi lanza y rodearla de rayos para atacar mas velozmente...por ejemplo.
Cedric Belphegor
Mensaje por Nahiara Dah´er el Vie Abr 17, 2015 2:00 am

Re: The Swordsman and The Witch (priv. Nahiara)

Verlos interactuar de ese modo me dejaba claro el profundo lazo de amistad que los unía, algo que me resultó bastante entrañable. Había conocido a otros poseedores de guardianes o sirvientes espirituales que usaban en guerras y enfrentamientos, pero hasta la fecha no me encontré con ninguno que mantuviese una relación tan intima...mas bien, eran simples armas con las que deshacerse de su enemigo o defenderse…Tal vez aquella amistad era la base para poder usarlo el poder del espíritu de aquel modo… Bueno, era un simple teoría que no podía descartar.

-Yo diría que el bocazas es otro – Le dije con una amplia sonrisa burlona- Siempre despreciando a la magia cuando tu poder se basa en ella – Acercándome comencé a revolver su cabello, tal y como lo había hecho con anterioridad su compañero. Me sorprendí descubriendo lo agradable que era al tacto…Tal vez por eso el gesto duró más de lo debido, provocando que al darme cuenta de ello apartase mi mano de golpe, como si me hubiese quemado- No aprendes la lección, espadachín anticuado – Dije con la intención de molestarle un poco, sintiendo cierto rubor en las mejillas. Tan solo esperaba que no le diese demasiada importancia al gesto o moriría de la vergüenza.

-¿Y qué me dirías de un bastón? – Repentinamente apunte a su pecho con él, viéndose como una tenue luz originaria de la joya que se encontraba en el extremo resplandecía en ese momento - ¿Crees que es suficiente para ganar a tu espada? – Pregunté con una amplia sonrisa retadora-  Realmente no creo que seas tan bueno… solo te gusta alardear – Añadí de nuevo con la intención de provocar al muchacho. Si de algo estaba segura respecto a su persona, era lo admirable que era en el terreno de las espadas.

No dejé ni un solo detalle sin apuntar de toda la información que me proporcionaba el rubio. Aunque no tuviese importancia, la experiencia me enseñó que lo más simple puede ser la clave para el más complicado de los hechizos- ¿Un mundo sin guerras? – Repetí extrañada, dedicándole una pequeña mirada al peliblanco- Desconocía que tuvieses tales ideales… - Comenté sonriéndole con cariño. En ese momento lo miraba diferente, como si estuviese viendo a otra persona…Cedric podría no ser el bárbaro sin cerebro que pensaba hasta el momento.
Nahiara Dah´er
Mensaje por Cedric Belphegor el Dom Abr 19, 2015 10:19 am

Re: The Swordsman and The Witch (priv. Nahiara)

Gilgamesh miro hacia Cedric, recordando aquel dia en el que ambos se habian conocido, de como el muchacho habia salvado a toda aquella gente del ataque de varios cazadores empleando unicamente su espada, sus habilidades y su destreza. En aquel instante Gilgamesh pertenecia a otro chamán. Uno que unicamente deseaba tener poder, sin embargo, a pesar de que se enfrento a un chaman que no tenia espiritu acompañante, perdio, de una forma estrepitosa,mientras que Cedric apuntaba con su espada al cuello de aquel hombre diciendole que liberase a todos los esclavos que habia capturado a lo largo de sus maldades, diciendo que un rey no debia comportarse de aquella forma.
Y si, aquellas fueron las palabras que convencieron al rubio para unirse a él. Para darle su poder, y verle conquistar el mundo, convirtiendose en alguien, al cual admiraba...aquel al que Cedric habia llamado, el rey de los siete mares.


-Si, ya lo sé, ahora es cuando te reiras de mi sueño,¿verdad Nahiara?-preguntaba Cedric llevandose una mano a la nuca y girando su cabeza con suavidad, apartando sus verdeazulados ojos de ella-.Hace tiempo perdi todo, y mientras estaba en la tierra me dedicaba a liberar a todas las victimas de los renegados y los cazadores, siempre empleando mi espada; usando a mis tres espiritus para evitar mas guerras. Alguna sveces lo conseguia, y otras veces llegaba muy tarde-con aquellas palabras los ojos de Cedric cambiaron, se notaba la tristeza, el dolor, la impotencia. Habia visto a muchos pueblos morir sin el poder hacer nada, pero tambien habia salvado muchas vidas.

-Señorita, dejeme decirle que el muchacho podria vencer su magia a prueba de usar solamente su espada y su ingenio; no lo digo por subirle el ego, pero en muchos años no le he visto la necesidad de emplear el Kyokudai Oversoul de ninguno de nostros para fines egoistas, y si lo ha usado, ha sido solo para alejar a las malvadas personas que intentaban jugar con los demas...pero si quiere, compruebelo por usted misma, quizas algo en usted haga respetar a Cedric, aunque algo me dice, que ya lo hace-Gilgamesh, hablaba con suavidad y tranquilidad.
Cedric Belphegor
Mensaje por Nahiara Dah´er el Mar Abr 28, 2015 11:15 am

Re: The Swordsman and The Witch (priv. Nahiara)

La respuesta que recibí por su parte me sorprendió, algo que quedaba bastante claro por la expresión que mostraba en mi rostro en ese momento.  ¿Realmente pensaba que sería capaz de burlarme de él por semejante sueño?... Eso me hacía plantearme el tipo de persona por el que me tenía Cedric…Aunque tampoco lo culpaba del todo, la verdad era que solía tomarle el pelo bastante seguido, por lo que no resultaba tan sorprendente que pensase de ese modo.

-Te equivocas, jamás me reiría de alguien por tener semejantes ideales, más bien me resulta algo bastante respetable… Hace que te vea como algo más que un espadachín anticuado y sin cerebro – Comenté con una amplia sonrisa y las mejillas ligeramente sonrojadas. Quería dejarle claro que no me parecía algo estúpido aquello y que esta vez no le estaba tomando el pelo.

Noté el cambio de actitud que se produjo en él al hablar de las guerras que no pudo detener, sabía lo que se sentía en momentos como aquellos, el no poder hacer nada para impedir una desgracia era un sentimiento horrible que no le deseaba a nadie. Acercándome a él tomaba su mano apretándola con cuidado-  Estoy segura que hiciste lo que pudiste…no debes castigarte por eso, no puedes hacerte cargo de todo solo… - Le dije fijando la mirada en la contraria intentando brindarle mi apoyo de algún modo, aunque no estaba segura que fuese a servir de algo.

Al escuchar lo que decía el rubio, me gire hacía él mostrándome algo escéptica por sus palabras- No me tome a mal y tampoco quiero parecer irrespetuosa…pero dudo mucho que sea capaz de vencer a alguien con habilidades mágicas usando simplemente la espada – Miré un momento a Cedric- Y no lo digo para retarte, es algo de lo que estoy bastante segura – No era mi intención molestarlos, pero decir que una simple espada podría vencer a mi magia era algo que sencillamente me resultaba del todo imposible.
Nahiara Dah´er
Mensaje por Cedric Belphegor el Jue Mayo 07, 2015 4:35 am

Re: The Swordsman and The Witch (priv. Nahiara)

-No entiendo por qué tienes que insultarme cada vez que me ves-susurraba el chico mientras suspiraba mirándola; la verdad es que Cedric se había dado cuenta de que sentía algo mas allá del respeto hacia Nahiara, sin embargo no podía decirlo, su orgullo era demasiado grande y el sabia que ella era demasiado reservada y estricta con las normas como para mantener una relación sentimental con un estudiante...pero de seguro, sabia que jamas saldría con un "espadachín anticuado y sin cerebro".
-No pude salvar a las personas que confiaron en mi para impedir que las guerras llegaran hasta sus hogares, vi como todo aquello por lo que luchaba, mis ideales de paz, el impedir que las avanzadillas guerrilleras avanzaran...todo resulto en vano, al final es verdad eso que dicen de que "la palabra no es mas fuerte que la espada"...estúpidas frases, estúpidas guerras...

Tras un rato escuchando la conversación que Gilgamesh; el cual parecía en empeñarse en dejarle "en buen estado" delante de la chica, cayó en algo; parecía que Nahiara le estaba retando...no de forma directa, pero el podría demostrarle que una espada podía estar al mismo nivel que la magia que ella empleaba.
-Siempre podemos hacer la comprobación, Nahiara-decía mientras la miraba con una suave y cálida sonrisa, clavando sus verdeazulados ojos en la muchacha-¿Quien pierda hace lo que el otro diga?
Preguntaba el muchacho mientras ladeaba la cabeza, parecía estar retándola ahora a ella con una mirada llena de ilusión...quería ponerse a prueba.
Cedric Belphegor
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: The Swordsman and The Witch (priv. Nahiara)

Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares