» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Nintsu H. el Jue Mar 12, 2015 2:22 pm

¿Nos acompañas? [Priv:Are]

¿Qué podría ser mejor que tener un largo fin de semana? Lo mejor de todo es que el sol brillaba de la forma más radiante posible, trayendo consigo aquellas energías positivas hacia las dos pequeñas niñas. Tenían ganas de salir de casa, pero no a cazar mariposas como acostumbraban hacer, si no que ampliar un tantito más sus horizontes. ¿Y por qué no? Hacer amistades nuevas.

Les costó un poco conseguir la aprobación de su padre para el recorrido que querían hacer, puesto que tenían grandes ganas de conocer la ciudad de la cúpula, nunca antes habían estado ahí solas, sólo habían pasado por allí unas cuantas veces. Obviamente, en antiguas ocasiones se les denegó la salida con la típica de que era demasiado peligroso, pero ellas no lo creían. Usualmente se la pasaban metidas en los grandes bosques de la cúpula, cazando mariposas, jugando con animales y de veces entrenando sus propias habilidades, y nunca antes les había pasado algo malo. Osea, sí, de veces Annie se caía cuando hacía carreras con Nintsu. Pero no era nada que no se pudiese sanar rápidamente.

Cuando escucharon aquel magnifico ‘Sí’ de la boca del profesor, ambas se alistaron con sus atuendos, solo que éstos no eran los comunes. Por el lado de Annie, quien acostumbraba a llevar el vestido beige  de mangas amplias, o el rosado pomposo, prefirió vestirse con uno que recientemente habían terminado de confeccionar. Una pequeña falda color celeste sobre las rodillas, una blusa rosa pastel con un pequeño moño celeste, junto a unas sandalias cafés . Se cepilló cuidadosamente el cabello, puesto que éste era demasiado alborotado, no quería dejarlo de un liso feo, además, adoraba aquel estilo pomposo que tenía, no habían motivos para querer siquiera tomárselo con algún pinche. Éste atuendo ~  

Por otro lado, Nintsu no quiso exagerar con nada. No salió de su atuendo normal. Aquel vestido verde con detalles blancos, las pantys negras, sus zapatos cafés, y fin del asunto. Era algo bastante sencillo, pero no consideraba que fuese algo realmente que valiese la pena para arreglarse con tanto esmero Éste ~ .

Por lo demás, ambas cargaban el dinero suficiente para recrearse. Conociendo ya el camino, se emprendieron hasta lo que era el sector de más aglomeración de gente. Se compraron un jugo frutal, la morena de fresas, y la rubia de melón, caminando por las calles de la pequeña ciudad, tomando descanso en una de las bancas
– Tampoco es que sea la gran cosa – comentó la rubia mordisqueando la pajilla del jugo, a lo cual la morena suspiró suavemente – Aguafiestas! Seguro si hay algo qué hacer acá – respondió en un tono positivo la menor de las dos.  Si bien se disponían de diversos lugares recreativos, no conocían más que el Cine, donde las llevaban una vez a la semana, pero debido a que desconocían del todo la civilización, puesto que nunca lograron conocer la tierra, quedaron vagando por la calle, situadas en la banca, pensando el que hacer.
Nintsu H.
Mensaje por Are el Jue Mar 12, 2015 9:19 pm

Re: ¿Nos acompañas? [Priv:Are]

¿Realmente importaba el sol?, el calor y ese radiante esplendor solo hacían que Are estuviese un poco más ofuscado que lo normal, aquella pizca de nuevos aires, le hacían llevar una camiseta blanca estampada con letras rosadas que decían "Fuck The Life" que combinaba, en cierta forma, completamente con sus puntiagudos cabellos. Además llevaba un pantalón corto gris, que le llegaba hasta las rodillas, finalmente en los pies una sandalias bastantes deportivas de color negro. Si bien no era su tenida habitual, era  una vestimenta sport o más bien un tanto playera, todo esto debido al divino calor que se esmeraba en continuar en la cúpula.

Si bien el calor o frío no le parecían la gran cosa, ya que no tenía favoritismo entre ambos, cuando el sol radiaba tan positivamente le daba ciertos sentimientos de envidio y podía sentir el vigor del positivismo en su sangre y eso no era para nada bueno, pensándolo desde el punto de vista lógico, pero desde el punto de vista subjetivo y de mejora personal, aquellos días solo harían que el joven se vuelva un poco más extrovertido y comenzara a superar esas barreras de su pasado, tratando así de ser una mejor persona. Sin tener una noción de adónde iba a ir, se metió por las calles principales, ese día al igual que todos, buscaba recrear la vista, observar a la gente, sobre todo por las que tenía cierta debilidad, las mujeres. El tipo bromista y alegre caminaba con una cara más bien neutral y ensimismada, observando a toda la muchedumbre que pasaba por aquel aglomerado lugar.

Otra de sus grandes debilidades era la comida, no era que necesitara realmente comer en grandes cantidades pero esto al menos calmaba cierta ansiedad, y saciaba su gula, más que todo, lo hacía por un simple capricho y placer. En una tienda cercana compro un paquete de papas fritas, de esas que vienen en un sobre blanco matizado con un verde, además de contener dibujos tiernos sobre papas, la verdad no entendía eso, ¿porque hacer tiernas a las papas? de todos modos se la comería, aunque pareciese estúpido esto podía ser un problema para Are
- Que dilema...- suspiraba mientras caminaba, usando sus manos para devorar aquel paquete de comida recién comprado. En el modo bestia, realmente parecía un animal comiendo, era ese desenfreno de gula, el que lo hacía ser bastante torpe y verse algo grotesco, pero no demasiado, ya que al fin y al cabo estaba comiendo.

Termino aquel paquete de papas, y lo empuño en su mano derecha, pensó en botar el papel en el suelo, como el común de la gente, pero recordó que eso le daba mucha rabia, aquella gente que contaminaba y no respetaba la naturaleza, esa gente no merecía su atención y el nunca sería uno de ellos, un pensamiento drástico, pero realmente a veces el peliblanco solía ser totalmente idealista. En su camino se topó con mucha gente, chicas voluptuosas que hicieron que se sonrojara y perdiera su punto de atención y ensimismamiento, pero por alguna razón en partículas no dijo ningún comentario al respecto, pese a esa debilidad mujeriega que era tan preponderante en ocasiones en él. No era algo pervertido, no era el morbo, de hecho él nunca había tenido una novia, ni tampoco alguna vez tuvo la oportunidad de estar con una mujer, era más bien una admiración hacia estas, ¿Un complejo de cariño? , ¿una búsqueda constante de atención? , todas esas preguntas eran a la vez las respuestas que podían explicar aquella actitud del joven.

Cuando la gente dejo de pasar, vio una banca, a tan solo algunos metros de él, más bien a cuatro o cinco metros, en esta lo que le llamo la atención era un basurero muy cercano, aún con el envoltorio empuñado, era el momento perfecto para deshacerse de aquel paquete de papitas. Pero debía ser divertido, no botarlo como una persona común y corriente, eso no era genial, y una de sus tareas primordiales era hacer las cosas de una manera más "única" o al menos eso creía él. Por eso fue que estando a distancia del basurero, se colocó de manera perpendicular a este, de manera de quedar casi al frente, tomo el envoltorio con una mano y sin percatarse de si había o alguien o no mirando e incluso en la banca, se preparaba a hacer un lanzamiento hacia este basurero. La distracción en el joven era común, a veces se perdía muchas cosas por ser tan disperso, otras la verdad focalizaba su atención en un punto y lo demás era incapaz de notarlo, esto era lo que pasaba en ese simple momento, tan solo era él y el basurero.


Sus ojos rojos se clavaron en este, su muñeca hacía pequeños arcos, una leve inclinación como preparándose para lanzar el papel, en el momento en que por fin decidió hacerlo una chica de grandes curvas, y unos pantalones cortos muy ajustados, de pelo negro y ojos profundos, paso por detrás de la banca, los movimientos de esta, la belleza de esta, sinceramente su voluptuosidad lo hizo perder completamente la concentración, pero ya era tarde, había lanzado el papel y de una manera un poco más fuerte y firme de lo esperado, aquel envoltorio hecho bolita, como si fuera una pequeña pelotita, no siguió su transcurso normal, era notorio que el joven peliblanco, se había distraído pero al darse cuenta de la fuerza un poco desmedida que había usado volvió su concentración a la situación. Lentamente se pudo ver a aquel papel surcando el aire y dando una inexplicable trayectoria, en vez del basurero fue a parar a la cara  de una chica, que tenía el pelo más bien claro, y además que no estaba sola, estaba con otra de tez morena, ambas dos muy llamativas, pese a eso, el chico de la banda en su cabeza no lo había notado, sin duda alguna, las consecuencias de esto no podían ser buenas.  Luego del incidente del papel, y ese lanzamiento fallido, se acercó lentamente unos pasos, esperando cualquier reacción y llevo una de sus manos por detrás de la cabeza, mientras comentaba - – Que distraído, aunque de todos modos fue un buen lanzamiento firme y parejo, pero siempre las mujeres distraen a los grandes hombres…- sin duda alguna la manera más rara y poco elocuente de disculparse, era como un perdón camuflado, la verdad no podía doblegarse ante nadie, eso no era genial, y no se vería bien, si lo hacía de manera sumisa y poco imaginativa, pues sería demasiado normal, pasaría desapercibido, clavo sus ojos negros en ambas chicas, las miraba una a la vez, analizándolas, sin ninguna preocupación aparente.
Are
Mensaje por Nintsu H. el Dom Mayo 03, 2015 4:34 pm

Re: ¿Nos acompañas? [Priv:Are]

Ambas niñas se dedicaron a una amena conversa mientras disfrutaban de su pequeño refrigerio. A pesar de que solían aburrirse aún más cuando estaban juntas, cuando ya encontraban algo que las recreara podían conversar con mayor soltura, y sin sentirse forzadas a hacerlo.
La situación siempre las llenaba de cierta incomodidad, a pesar de que eran como uña y mugre, inseparables, a veces no se soportaban, pasaban demasiado tiempo juntas, más de lo que las hermanas lo hacían, al parecer de ellas, y tener las camas en un mismo cuarto, que a pesar de ser bastante amplio ellas lo creían bastante reducido, también traía sus desventajas.

Era denotable las diferencias de ambas niñas, además de la edad, de que la rubia era más alta que la morena, y mucho más experimentada, solían tener personalidades bastante paralelas, se repelían, pero a pesar de ser tan explosivas a su modo, juntas podrían ser una bomba aun peor. Pero eso ya no iba al caso.

La tranquilidad perduró hasta el instante en que Annie se inclinó hacia a un lado cerrando los ojos
– Cuida-¡…- Apenas alcanzó a advertirle a Nintsu de que se le avecinaba un proyectil. El envoltorio hecho esfera le llegó a la rubia entre los ojos, a la altura de la nariz. Como un efecto bastante absurdo, tras la sorpresa y el movimiento de su cuerpo al recibir aquel golpe que tampoco era exagerado, derramó parte del jugo en su vestido. Respingó la nariz mientras se la sobaba, suspirando con frustración al ver que se había ensuciado – Y…yo lo arreglo – susurró Annie mientras sacaba de su pequeño bolsito unos pañuelos desechables, para secar el regazo de la muchacha sin problema alguno, dejando su vaso plástico a un lado preocupada, a pesar de que no era motivos para hacer algún escándalo. – Así que tu haz sido – reprochó la rubia al escuchar la voz de un chico que se acercaba, cabellos blancos y ojos rojos. Si bien esos rasgos se le hacían bastante familiares, estaba seguro de que el muchacho no. Apartó con cuidado a su hermana, poniéndose de pie a brazos cruzados, fulminando al desconocido con la mirada – Que distracción ni que nada! Me haz tirado una papel en la cara! ¿’Cómo te atreves? – reclamó tomándose el faldón para agitarlo un poco, notando la fea mancha que marcaba su ropa – Además hiciste que derramase mi jugo! – Se Descargaba en un tono bastante alto y desmesurado, era bastante fácil que se enfadase, sobre todo si se trataba de su ropa – Sabes cuánto cuesta confeccionar un vestido así?! – espetó, siendo jalada de la mano por la morena, quien fruncía el ceño – D..dejalo ya… fue un accidente – intentó calmarla, se puso entre ella y el muchacho, esperando retener a la rubia al menos por un tiempo – se está disculpando..c…creo…- insistía en que se calmara.
Nintsu H.
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: ¿Nos acompañas? [Priv:Are]

Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares