» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Noah H. el Miér Feb 25, 2015 5:12 pm

>> Insomnio [Libre]

La luz de la luna bañaba toda la cúpula, lo fresco de la noche, aquella brisa de viento que revoloteaba por las hojas del bosque, el sonido de los animales nocturnos. Todos en casa dormían, sus hermanos, sus sobrinas, hasta el ama de llaves ya se encontraba durmiendo, y él, precisamente, estaba tumbado en la cama aspirando el dulce aroma del incienso en su cuarto, con sus dos lobos sobre el cuerpo. Ambos grandes, peludos, bien aseados. Era uno con ellos, básicamente, siempre se sintió como aquellos animales, desde que tenía memorias.

Serían eso de las una o dos de la madrugada, ya ni siquiera se sentían almas vagando en el bosque, y la jornada laboral… bueno, no tenía hora exacta. Pero tampoco halló lo que hacer que fuese productivo. No podría meter ruido a tales horas, al menos respetaba el sueño de los demás. Acarició el cabello de sus mascotas, tal vez sería buena hora para salir y ver si hay algún externo haciendo de las suyas por la cúpula. Se levantó quitando a los animales de encima, se encontraba únicamente en los jeans oscuros, por lo que tomó una de las tantas camisetas negras que tenía, colocándosela, seguido de ello se calzó y se puso aquel pesado abrigo oscuro. Le tomó un tiempo poner el arnés a Hyke y Bolt, sus lobos, puesto que aquellos animales preferían estar sueltos antes que con correa. Pero no los sacaría a pasear sin la seguridad correspondida.

Al final el albino recorrió el bosque de la cúpula, siguiendo los senderos que llevarían a aquel pequeño poblado que poco a poco se habría construido. Al respirar, se podía notar hasta el aliento fresco que emanaba, dejando algunas escarchas en el aire . Todo lo contrario a un aire tibio al estar expuesto a un clima frío. Llegó entonces a un comienzo, las calles estaban levemente iluminadas por las farolas, sumando al manto de estrellas. Dudó encontrarse con alguien a esas horas, mantuvo silencio, de veces hablando con ambos lobos que olfateaban las calles, estando atentos a cualquier señal de peligro

[


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Sora el Sáb Mar 14, 2015 4:35 am

Re: >> Insomnio [Libre]

¡Definitivamente, lo haría! Había sido advertido de que había gente mala por la noche, principalmente renegados rencorosos y cazadores con demasiada curiosidad en la sangre, pero no me lo creía. No creía que hubiera gente realmente "mala". Era por eso que había trazado un plan perfecto: salir por la noche y comprobarlo. Porque si tan malos eran debían intentar pasar desapercibidos, y por lo tanto la oscuridad sería una gran amiga para ellos. Y para mí, en este caso, porque tampoco me verían. Iba cubierto con, encima de todo un conjunto de color negro, una gabardina ancha y oscura y me cubría el rostro con su capucha. Por lo tanto era difícil reconocerme. Por lo tanto no lo harían. Por lo tanto podría hacerme pasar por un renegado más, o un cazador, para descubrir sus verdaderas intenciones, y eso haría. Era un plan verdaderamente perfecto. Me alejaría de la cúpula, porque alguien que va en su contra no debe acercarse para no ser atrapado rápidamente. ¡Ya hasta empezaba a pensar como uno de ellos!

Hasta que pasé todo el bosque de incógnito. Llegado a ese punto, comencé a perder las esperanzas. O ganarlas, más bien, ya que tendría razón si no existían "malas" personas en la cúpula. Además, en cualquier momento podía aparecer alguien. ¡No podía dejarlo estar tan rápido! Eso sí, empezaba a tener calor por ir tan bien cubierto.

Mis alrededores me indicaban que estaba la ciudad de la cúpula. Sí, una ciudad... Algo así había oído por ahí, aunque físicamente fuera una zona completamente desconocida para mí. Repasé el plan mentalmente y creía darme cuenta de que, pese a su simpleza, no había posibilidad alguna de salir herido. Al fin y al cabo, la gente "mala" no existía. Todos tenemos nuestra parte buena y actuamos de un modo u otro según la situación y el pasado.

Aunque seguramente llevara ya un rato por allí, yo me percaté entonces de la presencia de alguien más. Era un hombre de aspecto sospechoso, aparentemente dueño o compañero de un par de lobos. Posiblemente él fuera el jefe de una manada y también tuviera forma animal, pero sólo la tomaran esos dos por... No sé, por algo. Posiblemente hubiera más. Estaba seguro: estaban investigando la cúpula. Por lo tanto eran de fuera. ¡Ya había encontrado a algún cazador!

Ahogando la tentación de mimar a los animales, corrí hacia el único ser de forma antropomórfica y me detuve delante de él, sonriéndole por debajo de la capucha, la cual mantenía bien puesta con la mano izquierda, enfundada en un guante negro, igual que la otra.

- Pst, pst. Soy de los tuyos. - Intenté sonar lo más sincero posible, aunque hasta un niño pequeño se hubiera dado cuenta de que estaba fingiendo la voz por tal de encubrir mi identidad. - ¿Qué tramas? Puedo ayudarte si me lo dices. Otro cazador en el equipo nunca va mal, ¿eh? - Comenté refiriéndome a los lobos, totalmente convencido de mi rápida hipótesis. Estaba esforzándome por no hablar como de costumbre para que no me reconociera, aunque no tenía ni idea de quién era aquel hombre y dudaba haber visto antes a aquellos lobos. Nada podía salir mal. Nada.

A menos que en realidad no estuviera frente a un cazador, precisamente.
Sora
Mensaje por Noah H. el Vie Mar 20, 2015 8:34 pm

Re: >> Insomnio [Libre]

Mantuvo el paso firme caminando por las calles de la pequeña ciudad, como siempre su rostro no demostraba más que aquella indiferencia y tosquedad de sentimientos, siquiera una sonrisa era capaz de plasmar estando tan a gusto, y eso que rara mente se le veía sonreír de una forma plenamente sincera y no forzada. De veces, aquellos lobos que traía consigo ladraban de tal forma que daba parecer que no se encontraba precisamente sólo , pero como Noah no era un ser al cual se le pudiese meter el miedo de aquella forma, ignoró cada señal de agresividad de sus mascotas, tirando un poco de las correas para detener a los animales, sin siquiera tocarlos en gesto de golpe – Silencio – les ordenaba cada vez que metían escándalo, de veces eran por pequeños animales que andaban de noche, hasta por ardillas. Era consciente de que era una zona habitada, y podría serle molesto a cualquiera que a esas altas horas estuviese durmiendo. Prácticamente prefería ahorrarse los dramas de una vieja en bata que lo amenazaba con una escoba, por ejemplo.

En la intercepción de algunas calles, de veces, sólo si es que era una zona donde aún mantenían algunas casas y recintos las luces encendidas, aparecía un alma dando las señales de vida, pero se limitaba a mantenerse al margen, sin necesidad de saludar a un completo extraño, siguiendo de veces los movimientos con quienes se topaba. Aun así , si fuesen gente del exterior los lobos les hubiesen ladrado de forma distinta, dispuestos a atacar a pesar de que se encontrasen con el arnés. Perfectamente podrían morder un buen trozo de pierna, después de todo, andaban sin el bozal. El animal más hiperactivo agitó la cola dando pequeños saltos, mientras que el otro se adelantaba un poco gruñéndole al sujeto que de la mismísima nada había aparecido, ambos sintieron su aroma, entre gruñidos y alguna que otra enseñada de dientes, comenzando a discernir el olor.

El albino se detuvo ante la presencia de un sujeto que lo redondeaba en altura. Arqueo una ceja tal vez de una forma despectiva, intentado discernir de quien se trataba, puesto que la luz, sumando a la capucha del anónimo dificultaban la visual hacia su rostro . ¿De los suyos?. ¿A qué se refería con eso? . Si daba vueltas a la memoria de todo, aquella voz, a pesar de ser un desastre, no la reconocía de ningún sitio. Si bien no profundizaba lazos con todos los Asesinos, no recordaba siquiera alguna voz similar. Posiblemente podría tratarse de uno de los Espías, que diferenciaba algunos cuantos por anteriores reuniones.
La poca agresividad de los animales le confirmó que no demostraba peligro, aunque eso no quitaba lo desagradable que podría llegar a ser en esa circunstancia
– Nunca te he visto – aclaró a comienzos.
No estaba lo suficientemente aburrido como para hacerse pasar por alguien del exterior ante el muchacho
– Si quieres también te pongo la correa. – suspiró levemente pero a forma pesada, sacando el mechero de su bolsillo e, intencionalmente, encendiéndole a cercanías del rostro al encapuchado, para al menos saber de quién se trataba – ¿Y te acercas ante un desconocido de tal manera? – cuestionó. Supuso que no había forma de dejar más en claro, por lo que supuso, que simplemente se trataba de alguien de los alrededores.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Sora el Dom Mar 29, 2015 9:00 am

Re: >> Insomnio [Libre]

El olor. Los olores. No olería a la Tierra porque la última vez que estuve allí fue antes de subir por primera y última vez a la cúpula. Podría fingir que llevaba tiempo escondido y había salido al ver a otro de los míos, un cazador como ya había dicho, y así se entendería por qué parecía de la cúpula queriendo destruirla y por qué iba tan cubierto. Si lo pensaba bien, sería imposible que me descubriera. Y todavía más si de verdad supiese fingir de algún modo convincente, o algo parecido.

Una sonrisa forzada se ocultaba ahora bajo la capucha, mantenida todavía por una mano por si acaso a ese extraño se le ocurría la brillante idea de querer levantármela para descubrir mi identidad en medio de las tinieblas de la noche. Rápidamente pensé en alguna excusa, dispuesto a seguir con todo y cada vez más seguro de que me encontraba ante un renegado o un cazador "bueno".

- Tú no me has visto a mí, pero yo sí a ti. Por eso voy tan cubierto. A los cazadores no nos conviene que la gente de la cúpula nos vea, aunque queramos comprar pacíficamente por aquí. Ya sabes... Al fin y al cabo, tú estás en la misma situación. - Intenté fingir una risa malvada pero misteriosa, aunque lo que solté fue algo así como un intento ridículo de imitación de hiena con problemas mentales de retraso graves. Me prometí a mí mismo que no volvería a hacer algo así delante de ese chico. Me arriesgaría demasiado. Más de lo que lo estaba haciendo ya. El siguiente comentario me causó gracia, pero una de esas que hacen reír de verdad, sinceramente. Tuve que contener mi verdadera risa para no delatarme, intentando parecer serio aunque mi expresión, para mi suerte totalmente desconocida ante cualquiera que no fuera capaz de ver a través de objetos sólidos opacos, se acercara más a lo opuesto. - No estoy para bromas. Más bien no soy de bromas. - Mentí totalmente. Las adoraba, tanto hacerlas como recibirlas. Más de lo primero. Aun así quería mantener mi falsa identidad de forma creíble. Ya que había llegado tan lejos, no lo abandonaría todo tan fácilmente.

Al ver la fuente luminosa, apenas una pequeña llama de fuego, di un paso hacia atrás a tal velocidad que estuve a puntito de tropezar, entretenido en omitir un ahogado gritillo delator. Conseguir seguir de pie y en completo silencio fue una suerte y hasta un logro para mí. Presioné la capucha con la mano, aplastándome los cabellos contra la cabeza provocando que algunos se asomaran por delante, creando un flequillo que me cubría ahora parte del rostro. Mejor. Así no podría verme tan fácilmente.

La tensión que sentía en aquel momento causaba que mi corazón se acelerara hacia límites insospechados. Un paso en falso y Sora sería tachado como traidor, si no era atacado como un cazador misterioso.

- No eres un desconocido, chaval. Eres uno de los míos. Entre los cazadores somos todos como hermanos, y los renegados son nuestros primos. - Ni yo mismo sabía qué acababa de decir, pero parecía servible y había empleado un tono creíble. Creíble para la idea, no para mí, porque se notaba muchísimo lo fingida que era aquella voz. - Dejémonos de charlas. ¿Tienes algún plan en mente para destruir esta maldita cúpula? - Casi me había dolido decir "maldita", como si fuera el mayor de los insultos. Siquiera contaría como insulto, probablemente. Empezaba a darme cuenta de cómo se notaba que era un ángel y de lo difícil que podría resultar que también era un vil demonio. - Yo tengo algunas cosillas en mente, pero me falta organizarlas. Si me dices tus planes puedo ayudarte a mejorarlos y a cumplirlos, compañero. Pretendo actuar pronto, en menos de una semana. Me estoy cansando de esperar. Todo esto es una... - Me costaba soltar palabras dignas de un vocabulario inadecuado. - ... estafa. Esta cúpula es una maldita estafa. Estoy totalmente seguro. - Disimulé como pude. Si cedía lo conveniente sería delatarlo de algún modo a alguien, aunque desconocía cómo o a quién con exactitud. Si lo rechazaba, tendría a mi deseado cazador o renegado "bueno" aunque no tendría ni idea de cómo explicarle lo que estaba haciendo. Ocurriera lo que ocurriese, tenía un problema y además bastante grande. Es lo que tiene ser espontáneo y actuar sin pensar, que me costaba mentir y solucionar los problemas que yo mismo me creaba...
Sora
Mensaje por Noah H. el Dom Mayo 03, 2015 3:50 pm

Re: >> Insomnio [Libre]

A medida que la conversación parecía prolongarse, la expresión del albino se tornaba de a poco un tanto más disgustada, entre la sorpresa y la incredibilidad de que un sujeto, a tantas de la mañana, encapuchado, se le acercase así como así a hablarle, incriminándole, además, de que era un cazador.
Desistió completamente de seguir el juego, aceptando quedar tachado como un externo por el simple de hecho que podría ahorrarle problemas si de eso se trataba, puesto que, a pesar de que estaba dudando de que el muchacho fuese en realidad alguien de afuera, podría perfectamente hacerlo…. Y bien tonto que era si se delataba con tanta libertad así mismo.
Si hubiese podido, en esos momentos, esbozaría una amplia sonrisa con el mejor de los ánimos, al menos tendría a alguien a quien poder despellejar después de tanto descanso para los suyos, últimamente las misiones estaban bastantes descendidas, cosa que particularmente lo molestaba un poco.
– No creo que me arriesgaría a salir con mis mascotas a tal hora a un lugar donde podría ser descubierto – cuestionó arqueando una de las cejas, halando de las correas de los animales una vez que denotó a ambos lobos algo inquietos.
Fue innecesario pegar un grito al aire para dejarlos tranquilos y quietos al lado de él, no demoraron en sentarse, uno por la izquierda y el otro a la derecha, tomando una compostura cuan perro vigilante. No pudo evitar ser algo perturbado por aquella risa tan extraña. No le sonó del todo fingida, de hecho, le resultó bastante común si consideraba que estaba enfrente de quizá, algún enfermo sin nada lo mejor que hacer en la noche. No, no podía dormir como cualquier otra persona, tal parecía.

Asintió con la barbilla aun con esa mirada de duda, sin lograr convencerse por ningún instante del todo, estando en medio de la incertidumbre; no podía arriesgarse a actuar agresivo si no estaba seguro, como tampoco actuar como uno de ellos, no haría nada si es que no tenía las pruebas suficientes para incriminar o no. Pero ya se estaba molestando un poco.
– Claro. De momento me estoy limitando a pisar el césped aunque pongan los carteles “No pisar” – rodó los ojos en un tono bastante socarrón, burlándose del sujeto sin problema alguno. ¿Se arriesgaba?. Lo dudaba demasiado.
Sin preámbulo alguno, pasando un tanto de la situación adoptando una de sus grandes costumbres, el mal vicio, encendió un cigarrillo nuevamente, otorgando una calada bastante larga, expulsando el humo con cuidado
– Quieres uno? – ofreció con bastante naturalidad, siendo bastante desconsiderado por la situación.
Carraspeo un poco, suspirando a medida que lo que restaba del humo que deambulaba por sus pulmones se escapase a mezclarse con el aire
– Mira. No me gusta que me fastidien mi turno de guardia. Mucho menos cuando tengo que alterar mis horas de sueño – bueno, no se haría pasar como un cazador, pero sí como algunos de los vigilantes de la cúpula. Después de todo su profesión era más menos similar – Te has topado con alguien incorrecto, mis criaturas de acá no son más que entrenado como caninos policiales. Sólo que estas bellezas son más…agresivas que ellos . ¿No, Hyke? – el lobo mencionado se puso de pie, adoptando la posición de persecución, gruñendo con poca amistad – Vamos, vamos, intimida tú también – se mofó de su otro animal, el que más que ser alguien en busca de presas, iba con intenciones de jugar. El animal únicamente imitó a su hermano, parecía hasta adorable.

Aun ni él mismo se creía de la naturalidad con lo que se estaba desenvolviendo al muchacho a pesar de estar en un supuesto papel de alguien que en vez de otorgarle un par te palabras y atención; debería de haberlo reportado o algo parecido para que fuesen a exterminarlo
– Estás a sabiendas que no nos gustan los problemáticos no? – soltó por unos segundos las cuerdas de los animales y las volvió a tomar; estos aprovecharon el tiempo para acercarse más al desconocido, asechando.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Otoko Musume el Lun Mayo 04, 2015 3:24 pm

Re: >> Insomnio [Libre]

El muchacho presencio como una enorme silueta de viento y nieve, que mas bien parecía una ventisca personificada, se llevaba lo mas preciado para el. Otoko despertó sentándose en la cama de golpe. Había tenido una pesadilla y no una muy agradable precisamente. Era muy tarde, toda la cúpula debía estar durmiendo a esas horas. El chico se regresó a su posición inicial, se recostó en la cama otra vez e intentó cerrar los ojos de nuevo, solo para darse cuenta que, pasados unos segundos, la ventisca personificada volvía a hacer acto de presencia en el mundo onírico.

-No puedo descansar así- se dijo a si mismo en voz baja, entre la sofocante oscuridad de la habitación, la cual solo empeoraba las cosas para él, el hecho de no poder ver nada en la habitación solo gatilló que su imaginación se volviera loca tomando información de sus recuerdos y traspasándola a sus sueños.

Decidió que necesitaba algo de aire libre, a pesar de todos los riesgos que la noche en la cúpula tenia fama de poseer. Se vistió y abandonó la academia en secreto, con mucha cautela y en silencio.

-Mucho mejor- se dijo a si mismo. Nunca se cuestionó si hablar consigo mismo era algo normal o no, pero en ese momento era lo que menos importaba. Solo deseaba no dormir esa noche, sin sueño no hay pesadillas, y no le importaba si eso significaba meterse en uno que otro problema.

Mientras deambulaba por la cúpula, vió algo curioso. Una silueta con una capucha, la cual estaba aparentemente, en peligro de ser atacada por dos bestias, las cuales parecían pertenecer a la silueta de otro sujeto. No tenia ni la menor idea del contexto de la situación, pero su costumbre de defender al inocente por varios años en la tierra, le hizo decidir intervenir. Se escondió tras un árbol, y alli cogió su amuleto mágico, el cual le daba la capacidad de cambiar de género y transformarse en una chica mágica con sorprendentes habilidades. Una brillante luz rosa cubrió su cuerpo durante unos segundos, tras los cuales su apariencia cambió completamente. Ahora era una atractiva y joven chica, con cabello violeta, un traje rosa y un cetro mágico. Sin ninguna prudencia, se puso en frente de la silueta con capucha, mirando frente a frente al dueño de las bestias, que al mirarlas de cerca, resultaron ser enormes lobos.

-No le toques un pelo- dijo con una voz femenina e infantil, pero seria a la vez. No sabía en lo que se estaba metiendo, pero algo era seguro, esa noche no dormiría, no habrían pesadillas.
Otoko Musume
Mensaje por Sora el Mar Mayo 12, 2015 9:48 am

Re: >> Insomnio [Libre]

Comenzaba a sentir que estaba perdido en la penumbra, ya que estaba claro que aquel chico pertenecía a la cúpula y que, si seguía así, terminaría siendo atacado y me tocaría pelear irremediablemente porque convencerlo de la realidad resultaría todavía más complicado que vencerlo en una feroz batalla. Y no sólo eso. Además, parecía ser alguien importante que se dedicaba a proteger el lugar de, por ejemplo, cazadores. El mismo rango del que estaba fingiendo ser yo, precisamente. No me gustaría hacerle daño a alguien así, tan protector y bondadoso, que seguro que lo hacía por gusto, sin buscar beneficio alguno a cambio. Menudo fallo que había cometido al pensar que aquel hombre era el líder de una manada de temibles licántropos, y... Contra más lo pensaba, más absurdo me resultaba. Rozaba lo ridículo, y más si tenía en cuenta que mis razonamientos habituales se acercaban comúnmente a ése. Esperaba que fuese una excepción, ya que siempre había creído que los demás eran correctos, igual que con éste al principio. Lo que estaba claro era que me arrepentiría de haberme arriesgado tanto sin tener siquiera los datos mínimos para actuar de tal modo.

Sus indicios de maldad me parecían un tema serio. Si había carteles que prohibían pisar el césped había que cumplirlos, ya que de lo contrario resultarían inútiles. No podía ser alguien tan protector, en ese caso. Pero tampoco podría considerarlo del todo "bueno", si hacía eso. O... ¿Acaso se estaba burlando de mí? No, no, no. Estaba seguro de que lo decía en serio. No se podía mentir con algo tan grave.

- Seh, eres uno de los míos. - Le sonreí, añadiendo un acento dejado al tono agravado en un intento de parecer mayor y menos educado. El típico cazador era un loco desalmado y, aunque no creyera que fuesen de verdad así, pretendía imitar algo similar.

El humo del cigarro me hizo toser inevitablemente, como si me fuese a morir allí mismo, pero, ¡vamos! ¿Cómo podría un cazador ser débil ante algo así? Si quería hacerme el duro, debía aceptar, al menos...

- No, gra... - Me sorprendí a mí mismo respondiendo con naturalidad, utilizando un tono intermedio entre el fingido y el real. ¡Si hasta estuve a punto de agradecérselo! - Métetelo por donde te quepa. - Había oído comentarios de aquel tipo alguna vez y no resultaban agradables, aunque no entendía lo que significaban. Esperaba que él sí que lo comprendiese para que me considerara, definitivamente, un tipo peligroso. O, lo que es lo mismo, un cazador infiltrado en la cúpula con malas intenciones, con el objetivo de destruir ese fantástico lugar. Sin saber por qué, pero con esa finalidad en la vida. O que al menos lo pareciese así, para que confesara que también había gente externa a la cúpula agradable.

Y encima el humo me seguía molestando. Di un par de pasos hacia atrás y me cubrí tanto la boca como la nariz con la manga derecha, ahorrándome la forzada sonrisa que me había entretenido en mantener durante tanto rato. Menudo descanso, después de tanto esfuerzo por fingir algo tan descaradamente...
Y un par de pasos más por los comentarios siguientes. No quería terminar siendo la cena de aquellos pobres animalitos, que actuaban así por cómo habían sido adiestrados y no porque fuesen hostiles de por sí. Y si lo pensé fue porque estaba seguro de ello por deducción, porque adivino no era. Porque si lo hubiese sido hubiera adivinado eso también, guiándome por la lógica.
Hyke parecía querer atacar en serio, pero el otro... Aquel lobito transmitía una ternura increíble. Me daban ganas de lanzarme a jugar con él y lanzar a tomar viento todo el plan. Me estaba conteniendo más de lo que creía que pudiese hacerlo.

- Tsk... ¿Qué te has creído, para hablarme a...? - Callé de repente para ahogar un grito al ver a los cánidos tan cerca. De verdad tenían pinta de querer terminar conmigo. - Ja... Amenazas con tus perritos porque son mejores que tú... Ridículo. - Me estaba pasando, y demasiado. Debía terminar aquello, pero no tenía ni idea de cómo. La opción de jugar con el lobo que parecía más manso volvió a mi mente. Si comprendían mis intenciones, podría pasarlo bien con él, más tarde con su compañero y finalmente con su dueño, cuando le dijera mi identidad, y...

Y cuando mis planes no se viesen interrumpidos por... No estaba seguro de lo que era. Una chica, de cierto modo. Una chica de aspecto excéntrico pero dulce. Y, según parecía, de espíritu protector también. Vaya tres que nos habíamos juntado...

Estuve a punto de confesar la verdad para no meterla en líos pero, por actuar sin pensar una vez más, aparté a la muchacha para ponerme entre ella y aquel imponente hombre. Fui un insensato al girarme hacia ella, lo sé, pero no me pareció peligroso en aquel momento. Me acerqué a ella, aparentemente amenazante hasta que abrí la boca.

- Te estás equivocando. - Le susurré con mi voz habitual, y le sonreí con sinceridad, levantándome un poco la capucha para que me viera la cara y le guiñé un ojo en señal de que no pretendía dañarla, mas enseguida la volví a bajar para cubrir mi faz casi al completo. Sólo podían distinguirse los labios y la barbilla, y no con especial claridad debido a la oscuridad nocturna.- Es un experimento. Sígueme la corriente y finge que te estoy diciendo algo indebido, así, para disimular un poco al menos. - Le pedí en el mismo tono casi inaudible. Esperaba que el chico de aspecto níveo no hubiese oído ni una sola palabra. Enseguida me di media vuelta, volviendo a mi actuación. - No te metas, niña. - Volví a fingir la voz del intento de macarra para que pareciese que nada había cambiado desde la aparición de la supuesta heroína.
Sora
Mensaje por Noah H. el Dom Jul 05, 2015 7:26 pm

Re: >> Insomnio [Libre]

No pudo evitar soltar una risa pequeña, casi ahogada, parecía más un ronquido medio sordo que un amago de risa alguna – Dale, te anuncio de ante mano, yo piso el césped sólo por mi cuenta, no necesito un compañero para hacerlo – lo siguiente lo había soltado en un tono cargado de burla, poco amigable, con la clara intención de molestarlo aunque sea un poco. Y es que sentía que se lo merecía.
Aparentemente, quien sea quien le estese hablando en estos minutos, segundos, no le creía ni un pelo. Pero tampoco Noah se estaba fiando de la palabra del anónimo. Tal metida de pata a tal grado hacía pensar que sólo era alguien aburrido que molestaba, o un llamado cazador bastante idiota, amateur, sin experiencia, un simple novato. Pero sin duda estaba llenando cada vez más, con un granito de arena, el vaso que estaba indicando que se merecía un puñetazo entre los ojos, a ver si de esa forma lo dejaba tranquilo, a él, y a sus mascotas
.Se encogió de hombros, sonriendo ladino mientras tomaba un poco más de aquel insano humo que hurgueteaba por sus pulmones, costumbre era ofrecer de lo que fumaba, indiferentemente si la persona le agradaba, o no.
– Con un ‘no’ bastaba.– ni siquiera se molestó ante una respuesta tan ‘poco amigable’, tampoco lo consideró una falta de respeto contra su propia persona, pero no se molestaría por una miniatura así – Pero tú te lo pierdes – dio una calada disfrutando del cigarro. Más para él.



No le era difícil mantener a ambos lobos bajo su mando, al adiestrarlos desde cachorros en forma que le obedecieran a él, y a unos cuantos, le facilitaba en vida. No tendría que preocuparse porque mordieran a quienes se les plazca, atacasen sin motivo en especial, por naturaleza. Pero sí estaban preparados para pegar el susto a los curiosos, pero no morderían hasta que se les dé la orden de ataque, o bien, atacasen a quienes les ordena.
– Tal vez. Al menos ellos no dejarían evidencias, se las comerían – sonrió de forma forzosa, algo molesto, pero no en demasía.
La calma la recuperó una vez que se acordó de que el cigarrillo se estaba quemando aún, que aún le quedaba bastante del ejemplar para darle una extendida calada, lo cual hizo. En ello, Bolt, el lobo más juguetón, dio un salto, ladrando, moviendo la cola, cogiendo parte del pantalón del muchacho, pero en vez de rasgarlo (o bien, pudo haberlo hecho entre tantos tirones) pretendía juguetear con él. Lo normal de él. Del lobo más mimado. De todas formas el fumador no tenía un corazón tan cruel como para marginar a uno de sus “hijos” a quedarse encerrado en casa. Por otro lado, Hyke mantuvo los ladridos ásperos contra el encapuchado.

Parpadeo. Fue cosa de… un… parpadeo, cuando de pronto apareció una niñata de cabellos chillones, un atuendo bastante ridículo y una voz que además, se le fue completamente desagradable. Para Noah no había mujer que fuese horrible o poco atractiva, pero prefería abstenerse de lidiar con niñatas, mucho más si parecen ser una especie de súper heroína animada
– Me están tomando el pelo? – susurró atragantándose, por una propia torpeza y descuido, con el aire del tabaco. Hyke, por mero instinto, además que bien el susto se le había transmitido, no dudó en agarrarle la falda a la chica, mordiéndola y tirándola con intenciones de desgarrarla; una vez de que el peliblanco lo notó , tiraría un poco del cordel de los lobos, los cuales retrocedieron en la señal, pero seguían con la misma actitud – Bien. No tengo intenciones de seguir siendo involucrado en éste asunto de un ocioso y una sailor moon – y es que sintió que los pelos se le erizaban un poco en cuanto la chiquilla había saltado desde la nada. Comenzó siendo una situación más menos aceptable, ser confundido con un cazador, seguirle el juego al sujeto encapuchado, pero ahora, que saltara menuda especie, se le parecía una mala broma y una pérdida de tiempo; seguramente a la vuelta de la esquina, o unas cuadras más adelante encontraría algo interesante, o bien, nada. Qué mejor que encontrar nada y estar tranquilo.

Al parecer los chiflados que antes aparecían de noche por la tierra también existían en la cúpula. Iugh.
Los lobos terminaron volviendo al lado de Noah, guardaron silencio, y sin volver a dirigirle la palabra, o siquiera una mirada mezquina a los dos entes ‘extraños’, dio media vuelta, dispuesto a retornar unas cuantas cuadras más allá y tomar algún otro camino… o en el mejor de los casos, volver a casa.



Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Otoko Musume el Jue Jul 09, 2015 10:05 pm

Re: >> Insomnio [Libre]

Otoko miró firmemente al dueño de los lobos durante unos segundos. Pretendía que su mirada le dejara en claro que solo tenía dos opciones, dejar sus pleitos con el otro chico o prepararse para luchar contra el. Pero su postura supuestamente amenazadora fue interrumpida por el chico al que se supone, el se encontraba defendiendo.

Se puso frente a Otoko, con una postura amenazadora. Por un momento, le preocupó la posibilidad de que ambos sujetos fueran cómplices o compañeros, y que solo se encontraban en una pequeña discusión. Eso desde luego sería un grave problema para la heroína, ya que se habría metido en un gran lío innecesariamente, aunque claro, quizás se lo merecía por meterse donde no lo llaman. Afortunadamente no, la preocupación solo duro unos segundos. El chico estaba fingiendo al parecer, y pretendía que Otoko le seguiría la corriente. La superchica le guiño el ojo en señal de confirmación.

Uno de los lobos comenzó a morder la falda de la heroína de forma brusca. -¡Oye! ¡No me ensucies la falda bola de pelos!- exclamó Otoko hacia el animal. El dueño de las bestias tiró un poco del cordel, provocando que el canino volviera a su lugar con una disciplina admirable.

El muchacho dueño de los lobos, que ahora que Otoko lo veía de cerca, tenía un extravagante cabello blanco, hizo un comentario sarcástico y algo despectivo hacia Otoko y el otro muchacho, al tiempo que se daba media vuelta, con intenciones de retirarse.
-Hey! No te puedes ir asi como asi, ¡Ven aca y soluciona tus problemas con este muchacho ahora mismo!- dijo la heroina con un tono de mandona. Su entrada heroica no podía ser en vano, Otoko realmente deseaba que algo interesante ocurriera en ese momento y lugar.
Otoko Musume
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: >> Insomnio [Libre]

Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares