» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Nesya Baudry el Mar Feb 24, 2015 8:08 pm

¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

Un sábado por la mañana se despertó con ganas de salir, gracias a los dioses el  cielo estaba gris y no muy brillante cuando abrió las persianas, era un día agradable para él considerando que no tendría que sufrir el suplicio que le causaba caminar bajo el sol, "-a veces ser mitad shinigami era una basura cuando amabas el aire libre-" pensó para si mismo mientras se duchaba y se vestía con su llamativa chaqueta naranja, al menos el estresante y demasiado alegre color distraía un poco la mirada de su cabello que allí no era tan raro.
Al terminar de arreglar su habitación salio del campus, si en efecto un buen día, cada vez estaba más oscuro con amenazas de lluvia, comenzó a caminar hacia la ciudad,lentamente, deleitándose con el paisaje, sentía que olvidaba algo pero ¿qué era?. Levanto los hombros, si era algo importante ya luego se acordaría o lo sufriría, o, en el peor y más común de los casos, ambas al mismo tiempo.

Con las manos en los bolsillos alcanzo a divisar el gran edificio qué era el museo mientras escuchaba como la lluvia le pisaba los talones, no era común que estuviera tan despejada esa zona, pero le gustaba, al menos así no tendría que disculparse con cada persona con la que tropezara mientras se echaba la capucha y la lluvia lo engullía dejandole totalmente empapado para cuando llego a la puerta del edifico, no pudo evitar reír mientras se  veía en uno de los vidrios, se sacudió un poco   e ingreso, primero observando algunas esculturas y luego camino directo hacia  la sección de cuadros, a su segunda madre le fascinaba la pintura así que ir allí le traía buenos recuerdos de ella.

Se detuvo de golpe al vislumbrar algo de reojo que le pareció conocido, devolviéndose sobre sus pasos un metro hasta quedar de frente a un cuadro de Vang Gogh, sonrió, amaba el arte de ese hombre, pero en  en especial le atraía esa pintura, "Noche Estrellada" era su nombre, una hermosa sinfonía de colores oscuros y claros al mismo tiempo que le transmitían una dulce sensación idílica, casi como una realidad de sueño llena de esperanza, suspiro, extendiendo su mano hacia el vidrio protector que resguardaba la pintura con una sonrisa triste, si, le traía buenos recuerdos, pero también arrastraba memorias tristes - me sorprende que hayas sobrevivido - murmuro a la pintura en voz baja mientras recordaba la sonrisa de su madre cuando observaba la imitación que tenían en la sala de su antigua casa, ese también era el cuadro preferido de ella.
Nesya Baudry
Mensaje por Alistear el Sáb Mar 07, 2015 2:03 pm

Re: ¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

Día sábado. Eso significaba solo una cosa. Día libre.
Entre comillas, de paso, puesto que el sábado era el día de las planificaciones de las clases para así tener el domingo únicamente para dárselas de vago, pero… geh. El constante trabajo lo cual se suponía que en parte es bueno para la salud, me tenía a colmo como para seguir releyendo los libros mágicos , ahí vería ya el Lunes por la mañana qué dar de nuevo, si es que no un examen sorpresa para la clase.

Contaba los días para que la primavera llegase y así no tener que llevar el paraguas de allá para acá, aunque era uno de los artefactos que más me gustaba llevar, tanto así como el bastón, pero no era lo mismo ver aquel bosque de la cúpula lleno de nieve, o simplemente con un verde musgo, que lleno de flores mostrando sus colores al volver a nacer.

¿Qué hacer cuando ya ni quería ver por el rabillo del ojo la Accademia?. Fue una de las más sencillas preguntas en las cuales me sumí mientras tomaba aquel saco azul con detalles pasteles, el cual abarcaba en una cola de detalles hasta cerca de las canillas. Si bien no era impermeable, protegería del frío una vez afuera.
– Será lo que diga el camino – Suspiré tomando el paraguas negro, junto al sombrero de copa por cuestión de mantener la estética, saliendo de casa, por el sendero húmedo que unía el de la propia infraestructura entre los grandes árboles del bosque.
El color del cielo no era precisamente el más alegre de todos, era cada vez más gris, pareciese que en cualquier momento rompería en la lluvia. Jah! Perfecto día. Al menos habías traído paraguas contigo, Stear.

Seguí caminando hasta llegar al final del sendero principal, el cual terminaba en tierra, pero a la vez comenzaba un tramo pavimentado, aquello ya era la ciudad de la cúpula, que estaba ‘recién’ conociendo a cada habitante puesto que no llevaba mucho tiempo de estar. Apenas recordaba pasar un par de veces para aquel sector, normalmente a comprar algunos víveres o ir al cementerio a ver a algunos ánimas y entablar charlas con ellos, pero en aquel día , pensando en que ya el cielo se había roto, la gran parte del comercio estaba cerrado.
Con las opciones levemente reducidas seguí caminando entre las calles, para quedar frente a una estructura más voluminosa. ¿Un museo?. Me sonaba algo extraño que así lo fuese, puesto que históricamente no había nada a lo cual hacer referencia a la cúpula, y sonaba casi irreal que se hayan rescatado ejemplares de la Tierra antes de que todo quedase reducido a cenizas.

Sumido por la duda entré al recinto, antes de pasar por la puerta al lugar más cálido cerré el paraguas, sin antes pasar la mano ejerciendo una brisa de aire compacta, la cual secó la tela impermeable. Claro, no entraría goteando agua al museo.
Una vez ya viendo las pinturas y esculturas a medida que adentraba en el lugar, se notaba la ausencia de gente dentro, apenas personal encargado estaba presente , al menos sería más sencillo observar toda la galería en vez de estar en atacamientos.

A medida que avanzaba por los cuadros, observé a un muchacho que prestaba atención a un ejemplar, cosa curiosa pero a la vez algo normal. Por simple inercia , sin atacar su espacio personal me posicione detrás, descansando la punta del paraguas en el suelo, y las manos en el mango de éste mismo
– Suena curioso que se rescatasen la mayoría de cuadros importantes ¿no? – comenté en una voz medio baja, por tal de no hacer resonar en un eco en toda la habitación.





Thxnks Eli <3

Yo, si fallas en mis clases:

y lo cotidiano:



Dancing?~:



Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Alistear
Mensaje por Nesya Baudry el Dom Mar 15, 2015 6:37 pm

Re: ¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

Sintió la presencia de alguien tras él y sus sentidos se pusieron alerta, aun no estaba acostumbrado del todo a la paz por lo que cosas como eso le ponía los pelos de punta y aceleraban su corazón aunque no hubiera sed de sangre en el aura de la otra persona.
Al escuchar su voz algo en su mente hizo clic y se retiró hacia un lado, avergonzado por haber sido descubierto haciendo algo que probablemente no debía hacer, bajo la mano y se giró hacia quien emitió tal sonido, sonrió algo sonrojado - Es todo un milagro, aunque muchas de seguro se perdieron entre el fuego y el caos - respondió con lentitud observando a aquel personaje pintoresco que le sonreía con un paraguas y totalmente seco a diferencia de sí mismo que goteaba levemente, intento reconocerlo sin victoria alguna, no le sonaba de nada pero no aprecia alguien hostil por lo que se obligó a respirar con lentitud para pasar la sorpresa y tratar de controlar sus músculos para que se relajaran en lugar de permanecer en esa postura rígida y lista para atacar o defender a la que lo había llevado el sonido inesperado de la voz de él, muchos se ofendían si notaran la hostilidad con que reaccionaba ante un simple saludo sorpresa y eso era lo último que quería, pero era incontrolable, su cuerpo reaccionaba por si solo a merced del instinto y su mente racional era algo más lenta que este.
Observo las pinturas a su alrededor de soslayo tranquilizándose un poco con los recuerdos que le traían y luego volvió los ojos al hombre de en frente analizándolo de arriba a abajo en lo posible, a juzgar por su aspecto debía de ser alguien que estaba allí antes que él - pero es bueno, al menos tenemos algo que recordar y con qué deleitar la vista, y eso es algo por lo que definitivamente hay que agradecer - agrego mientras se retiraba la capucha revelando su cabello desordenado, parpadeo adaptándose al cambio y le dio las gracias mentalmente al diseñador de interiores que había decorado el lugar y al arquitecto que se había encargado de regular la fuerza de la luz aunque sabía lo habían hecho para preservar las pinturas más tiempo y no en consideración a los ojos de los seres nocturnos.
Se restregó el ojo derecho con el puño e intento enfocarse en el hombre frente a sí, sus ropas no eran precisamente claras pero la adorable reflexión de su chaqueta amarilla sumada a la de los detalles pasteles en las de él le causaban un extraño efecto sinfónico en los ojos donde los colores bailaban y se combinaban impidiéndole distinguirle del todo bien a excepción del sombrero de color negro que hacia algo de sombra a su rostro definiendo los rasgos, por eso sabía que sonreía. El hombre vestía algo raro, era verdad, pero no se veía mal sino que le daba un extraño aire de nobleza que le agrado.
Volvió la vista a la pintura al girar la cabeza un poco asegurándose de no darle la espalda y agradeció la mezcla de colores sobrios y brillantes que hacia contraste con los de su alrededor y le daban un momento de paz a sus órganos visuales, tal vez esa era una de las razones por la que tanto le gustaba ese cuadro como a su madre, que los relajaba, casi como si entendiera que les gustaba la calidez pero al mismo tiempo la oscuridad y su expresión se volvió ausente de nuevo - personalmente agradezco que se hayan salvado en especial las de Vang Gogh y Da Vinci, ¿le gusta Vang Gogh..señor....? - inclinó la cabeza recordando que no conocía el nombre del extraño, aun no se habían presentado así que no tenía ni idea de cómo llamarlo, sonrió con algo de culpa girándose a verlo de nuevo - disculpe ¿cómo se llama? - pregunto con divertido consigo mismo, tendía a olvidar ese tipo de cosas con gran frecuencia, los nombres y el ámbito de las presentaciones en general se le pasaban por alto, él era más del tipo que conversaba y dejaba para la hora de despedirse el dar su nombre o pedir el de los demás, y eso, en caso de que el tema surgiera, de lo contrario podía hablar con alguien durante horas y luego preguntarse ¿y quién era ese o esa?
Nesya Baudry
Mensaje por Alistear el Jue Abr 02, 2015 3:06 pm

Re: ¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

Le sonreiría al muchacho de aquella forma amplia pero no de aquella manera que fuese bastante forzada, después de todo el clima como la tranquilidad del día ameritaban a una actitud un poco más relajada que cualquier otro día. Acto seguido, un pequeño gesto de la barbilla concordaba con lo dicho del muchacho de cabelleras verdes. – En realidad, es una lástima que los demás cuadros o esculturas no corrieron la suerte que tuvieron estas mismas – agregué ante ello dando un ligero suspiro.

Los pintorescos museos de Europa, más bien, de todos los sectores del mundo merecían ser rescatados. No importaba demasiado la fama que tuviese el artista, como lo que hizo con sus propios recursos, daba igual si el cuadro, por ejemplo, era un fondo negro con un pétalo de rosa caer. Todo aquel trabajo involucraba mucho más que la tela en la que se pintaba, como en los pinceles y en la propia pintura. Era todo un sentimiento transmitido ante cada pincelada, independientemente si el dibujo era poco entendible a los ojos de cualquiera o inclusive fuese feo para la mayoría de las personas. Después de todo el arte simplemente se contemplaba, era tan subjetivo que era difícil de interpretar y comprender, arriesgo hasta decir que es mucho más complejo que las mismísimas piezas musicales.
Sonaba de alguna forma demasiado triste pensar que el esfuerzo y la pasión de los artistas fue destruido por el persistente egoísmo del mundo, todos contra todos, un objetivo difuso. Los hombres preferían las armas para la guerra, en vez de convivir entre sí de forma civilizada sin recurrir a la fuerza bruta. ¿Pero qué se le haría a éstas alturas? Era de esperarse de que el hombre tendría su merecido después del tercer encuentro de guerra, éste mismo, el que había dejado en pedazos la misma tierra la cual nos brindó su calidez, sus frutos, su todo.

Pero bueno, sin irnos del tema. . .
–Hay que considerar descorchar una buena botella de vino en nombre de quien rescató las pinturas. – reiría con levedad tras lo dicho. Y es que era cierto lo que el muchacho decía. Dejar en exhibición el material rescatado daba oportunidad para quienes no conocían las obras en personas antes de, las conocieran, como también darles paso a la nueva generación para conocer las maravillas de lo que se podría insinuar como un mundo más antiguo.

Desconocí a completas al joven; no recordaba haberlo visto en ningún sitio, hasta en la misma Accademia, pero suponiendo que ésta era lo suficientemente grande como para perderse sin conocer el establecimiento, era normal que ni yo mismo conociese a cada estudiante que pisaba los suelos del gran edificio. Ea, estudiante. Mera suposición, denotando la juventud que se lograba percibir en el chico. Era aquello o un ciudadano más de la cúpula, como podría también ser un trabajador lo bastante joven o . . . un externo. Bah-. ¿Qué más daba? Sea de afuera o no, se notaba el interés que le daba a las exhibiciones del museo, no había motivo alguno para dudar, o hacer un gran escándalo.
–Está entre la lista de los preferidos. Tiene unas pinturas bastante bonitas, incluyendo ésta misma. Es un gran hito , junto con lo que es Da Vinci , como Picasso – comentaba viendo de lejos las pinturas consecutivas de Noche Estrellada. Quién lo diría, un día cualquiera de lluvia, queriendo salir, y ya te encontrabas hablando de lo que es el arte. Un día lo bastante fuera de lo usual, sin duda – Los tres aportaron lo suyo en sus respectivas épocas. Pero sí, me gusta Van Goh. Hay otra de sus pinturas de oleo que son a la misma fecha y es bastante conocida… uhm – Inspeccionaba las demás obras buscando una es especifica. Esa que montaba un escenario nocturno, una calle de adoquines por el suelo, unas meas esparcidas, gente sentada siendo iluminada por el local, como algunos que iban cruzando la acera – Terraza de café por la noche – A dichas, la pintura se encontraba dos cuadros más a la izquierda.

Ante la pequeña interrupción seguí la pregunta ante una pequeña risa, aun más pequeña que la anterior desbocada. Hasta a mi mismo se me había pasado por alto aquel gran detalle. Con la mano desocupada , siendo por costumbre la derecha, hice el ademán hacia al pecho, otorgando así una reverencia típica inglés.
– A.listear Harrison, es un placer. – Dicho aquello volvería a la postura recta, sosteniendo el mango del paraguas con ambas manos, descansando en él – Pero para todos Stear. . . . Oh. Y la pequeña de aquí en lado es Emily – La muñeca que residía en mi hombros izquierdo levantó una de sus manos saludando, volví a observan al muchacho, esta vez con una sonrisa más empalagosa que las normales. – Con quién tengo el gusto? –





Thxnks Eli <3

Yo, si fallas en mis clases:

y lo cotidiano:



Dancing?~:



Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Alistear
Mensaje por Nesya Baudry el Sáb Abr 11, 2015 8:54 pm

Re: ¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

Observo la reverencia entre sorprendido y divertido, no lograba distinguir si se estaba burlando de él o simplemente saludaba así, luego se fijó en la muñeca de vestido rosa en su hombro a la que había presentado como Emily, levanto una ceja considerándolo inmediatamente por lunático hasta que la muñeca levanto la mano y él dio un paso atrás con los ojos bien abiertos por la sorpresa ¿acaso era un robot? – Un placer Emily – correspondió no muy seguro y con un leve movimiento de cabeza educado – y un placer Stear – su sonrisa empalagosa le causo cierto tic en uno de los bordes de su propia sonrisa, lo ponía nervioso más no le desagradaba – Mi nombre es Nesya, Neya Baudry, pero para evitar confusiones de pronunciación y ahorrar trabajo los amigos me llaman Nell – estiro la mano hacia él y luego recordó la reverencia ¿tal vez debería hacer lo mismo por cortesía? Dudo y al final se inclinó por no prestar atención al asunto, la informalidad era parte de su ser y él no parecía una persona tan importante o delicada como para requerir formalidad en el buen sentido de la expresión.

- Y en cuanto a la botella de vino en honor a tal persona con gusto lo acompañaría – “porque también pudo haber sido una mujer” – vale la pena brindar por gente así – amplió su sonrisa al imaginársela, tal vez era un estudioso que se armó de valor y salió a proteger lo que más quería o un lunático amante del arte, las posibilidades eran tan finitas como la cantidad de personas que habían vivido durante el tiempo de guerra sobrevivientes o no.

Al recordar su comentario sobre el otro cuadro lo giro a ver forzando su vista, era cierto que era hermoso y también le transmitía cierta calma pero con alegría, como si hubiera sido pintado una noche de fiesta apacible en la que la gente sale a pasear con sus amigos por la ciudad o a citas – También es muy bonita – camino hacia ella para observarla mejor, ya antes la había visto y dedicado su tiempo, los paisajes de ese tipo despertaban cierto anhelo doloroso en su corazón, como si desease hacer parte de ellos para sentarse en una de esas mesas y disfrutar del ambiente que el pintor veía, suspiro mientras algunos recuerdos de su pasado volvían a su mente casi estrujando su corazón, al parecer era un día donde a su memoria se le había dado el capricho de hacer recuentos de experiencias - ¿sabe? a mí siempre me gusto este tipo de ambiente pero lo disfrute muy poco en la Tierra, tanto por mi edad como por mis circunstancias, esto, especiales, era difícil que se dieran las ocasiones – relato volviéndose a mirar al joven con una amplia sonrisa – por eso la cotidianidad de las escenas que ha pintado Van Gogh siempre me atrajo, aunque el tipo era un loco con serios problemas psicológicos era un gran artista – rió por lo bajo al recordar lo que un amigo había dicho alguna vez sobre eso y se fijó de nuevo en el cuadro, aunque si lo pensaba bien tal vez “cotidianidad” no era el término más adecuado por ser de concepto relativo de acuerdo a la época, lugar y situación de cada persona, cómo por ejemplo durante la guerra, lo cotidiano era el miedo, la muerte y la sed de sangre, comparada con su ahora, en donde lo cotidiano era una vida pacífica estudiando con todo tipo de personas de distintas razas, nacionalidades y creencias en un lugar perfectamente dotado pero de paisajes artificiales que existía en el cielo, literalmente.

Paseo la vista hacia el cuadro junto a Terraza de café por la noche que ocasionalmente era La Anunciación de Leonardo Da Vinci, que curiosa casualidad, se fijó en el ángel y le causó gracia las alas que poseía, comparadas con las suyas o las de los tipo alado que había conocido eran las alas de un niño pegadas a la espalda de un hombre, y se preguntó ¿qué tipo de pinturas habría salido de la mano Da Vinci si hubiera estado al tanto de las criaturas como las que vivían en la cúpula? Probablemente el ángel tendría alas más grandes y tal vez de otro color o estilo ya que, desde su opinión, uno de los puntos fuertes de la pintura de Da Vinci era la máxima semejanza a la realidad en el estilo, independientemente de la escena que usualmente eran retratos o de tipo religioso debido a la época y la fuerte influencia que tenía durante ese tiempo la religión.

- ¿No cree que todos los grandes artistas tenían sus peculiaridades? – exclamó al recordar algo la peculiaridad de la ambidestreza de Da Vinci, el poder escribir y dibujar con ambas manos al mismo tiempo de seguro era una habilidad que muchos estudiantes habrían deseado al menos una vez en la vida mientras trasnochaban o forzaban a su mano a escribir y dibujar lo más rápido posible sin importarle los limites o el dolor solo para lograr completar algún trabajo, al menos a él le había pasado más de una vez. Incluso a muchos profesionales les habría de hacer ilusión el poseer tal habilidad para su trabajo.
Nesya Baudry
Mensaje por Alistear el Vie Abr 24, 2015 11:46 pm

Re: ¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

La muñeca se había adelantado ante la respuesta que iba a dar. – El placer es nuestro – su voz volvió a presentarse, apenas se movió un poco, y volvió a su compostura. Ante la mano extendida, estuve a centímetros de corresponderla, siendo aquel un saludo mucho más usual que una reverencia, no obstante el muchacho ya estaba devolviéndola sin problema alguno – Entonces, joven Nell – repuse, haciendo exactamente caso al mote que éste mismo había dado por el nombre. Perfectamente, haciendo a locas podría haberle nombrado por el apellido, pero si el muchacho había dicho mi propio ‘sobre nombre’, pues, no había a lo cual quejarse.

Asentí con el rostro ante lo dicho; quien había rescatado aquellas pinturas se merecía mucho más que aquello, después de todo, se veía que era un arduo trabajo ir buscando cada ejemplar, rescatando algunos de las mismas ruinas de la guerra. A suertes, al menos no parecían siquiera haber sufrido algún rasguño. Si se pensaba por los materiales hechos, si a alguna pintura, por ejemplo, se le hubiese roto el cristal del cuadro enmarcado, seguramente se hubiese hecho polvos a la entrada del aire. Si se consideraba, llevaban mucho más de cien años en exposición, mucho más de la cifra dada, en realidad, pero la pereza en sacar una simple resta… dejemos que llevaban demasiado tiempo intactas.
– Se perdió de mucho, entonces – comenté.
Tras la aclaración del chico era evidente que en él recaían pocos años, según su forma de vestir pareciese ser… ah, adolescente. Lo mismo.
En comparación a una edad bastante juvenil, había pasado un buen periodo pisando las firmes tierras. Lo cotidiano de la pintura era algo que podría verse normalmente por las calles de Londres, en cualquier hora del día, aunque normalmente, cuando la familia Rumsfeld iba a comer al exterior, solíamos pasar más temprano que tan tarde, debido a que ya a las altas horas de la noche retornábamos a Oxford.
– Aunque, seguramente sea capaz de poder vivir una escena tal como la que está retratada. Aún la tierra es inhabitable, pero algún día se podrá volver a lo que antes era – miré hacia a un lado, pensando un pocoo al menos se tratará de imitar – a dicha, todo el plano terrestre había sido abruptamente cambiado por la misma guerra, y los acontecimientos naturales que parecieron haber hecho sopa todos los continentes, dejando unos unidos y algunos separados. Y no era exactamente la definición de Pangea interpretada. – Oh. Vamos. Normalmente, quien tienes grandes dotes en el área creativa, no es una persona normal – reí junto al muchacho tras la aclaración del personaje.


Muchos que alguna vez tuvieron que ver con la zona de creatividad no estaban en su completa cordura, aunque también aquellas artes maestras científicas tampoco lo estaban ciertamente. A mi punto de vista, aquellos que tenían esas grandes dotes se regían por sus propios pareceres, no actuaban con la normalidad de quienes les rodeaban, todo por ser más inteligentes, por despectivo que parezca, a los demás. Lo bueno es que quienes se destacaron, quedaron marcados en la historia de por vida, y no han sido olvidados por el público. Al menos el culto.

Mantendría la vista distraía entre lo grande del lugar. Había aún bastante tiempo para dar con cada obra, para quedarse de pie por varios minutos intentando ser invadido por los sentimientos de los artistas, para hacer las propias filosofías con respecto al por qué de las pinturas
– Claro. Era, más que nada, una especie de revuelo, la crítica – di la razón a Nell, contemplando el mismo cuadro que el muchacho observaba, el cual ponía una especie de ángel arrodillado – Por ejemplo, Picasso compraba castillos, aprovechando el abierto espacio de los salones de éste, colgaba sus obras hasta que se quedase sin espacio, y ahí iba en la búsqueda de otro. – me parecía absolutamente chistoso aquel hecho, quien fuese él para comprarse cada cuanto una morada, todo para tener más espacio –Por otro lado, a Van Gogh , se dice, que por la noche pintaba con la luz de unas velas sobre su propio sombrero, cosa que se ve bastante….curiosa – daba otro análisis, cada quien tenía dichas excentricidades. – Da Vinci también era ambidiestro, y más…¿extraño? Aun, que era disléxico. Pero bueno, a todos se les atribuye algo en especial. La vida de un artista, de por sí, es bastante excéntrica y confusa, sobre todo para esa época, los datos rescatados eran los que se encontraron. No como ahora – a dicha de tener bastantes utilidades tecnológicas para respaldar datos valiosos sin que se pierdan por el paso del tiempo. – A usted le gusta pintar, joven Nell? –





Thxnks Eli <3

Yo, si fallas en mis clases:

y lo cotidiano:



Dancing?~:



Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Alistear
Mensaje por Nesya Baudry el Sáb Mayo 16, 2015 8:34 pm

Re: ¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

Asintió – la vedad es que si y es una lástima – miró a lo largo de corredor, era el único museo y aunque era gigantesco no se compraba en nada a la cantidad de museos que había antes y su contenido no lo calculaba ni siquiera en un tercio de lo que había antes en toda la tierra, que la verdad fuera dicha, los humanos eran unos idiotas autodestructivos pero tenían una amplia colección de arte en todas sus formas creada por sus semejantes y uno que otra criatura disfrazada de humana que era una mezcla de eras, civilizaciones y culturas tan distintas como los amaneceres y anocheceres, algunas macabras y otras tan hermosas que eran capaces de hacer llorar a los más sensible con su sola visión.

-Ya había dicho algo que la diferencia entre genialidad y locura es aún más fina que el pelo de un gato – asintió de acuerdo, él también apoyaba aquella teoría, las grandes mentes nunca habían sido del todo normales, sin importar el campo de aplicación siempre habían tenido sus peculiaridades, algunas más destacables que otras o incluso menos comunes pero todos las tenían, un efecto colateral de ser superior a los otros es que o normal para ti no es necesariamente lo normal para los demás, alabada y maldecida sea la relatividad del concepto.

- Ojala, pero no es lo mismo, la emoción es única, además la tierra ahora es, por lo que sé, un caldo pasado de tierras que flotan como pan y mareas incontrolables, la belleza de las ciudades de nuestra era ya se perdió y aún más las de la era de Van Gogh cuando aquella obra fue retratada - exclamo con algo de dolor.

Al escucharlo hablar de las manías de los tres grandes artistas no pudo evitar reír ante las tremendas imágenes mentales, en especial de la de Van Gogh quemándose la punta de la nariz con la cera derretida y a Picasso viajando con un agente de bienes raíces en busca de otro castillo que comprar, era demasiado gracioso verlo – Definitivamente Picasso debía tener mucho dinero – tenía vagos recuerdos de uno que otro castillo de su patria natal de cuando era joven, a veces a su padre le gustaba ir a visitarlos y su madre se lo llevaba para recolectar alguna alma por el lugar, eran lugares gigantescos y hermosos que lo hacía soñar con las épocas de princesas, caballeros y dragones, siendo él un caballero que rescataba a una princesa de la torre más alta tras atravesar valles y montañas como en los cuentos de hadas, o si, esos días sí que eran hermosos.

Cuando escucho su pregunta no pudo evitar reírse a carcajadas – lo siento – susurró ya la borde de llorar de la risa, no sé imaginaba a si mismo pintando o siquiera en cualquier tipo de área artística, los trabajos con las manos nunca se le habían dado, ni siquiera algo tan básico como la costura era presentable al ser creada por él, un simple fracaso para todas las artes, eso es lo que era, miró al Stear algo avergonzado y agitó la cabeza de lado a lado en negación – no me malinterpreten – volvió a reír –es solo que si yo pintara iría directo a una caja fuerte que luego lanzarían a la tierra para que desapareciera como aberración de la humanidad – aspiró profundamente calmando los últimos vestigios de la risa.

Cuando había sido pequeño se había interesado por las artes, como cualquier niño pequeño probo con música y dibujo, un fiasco total, luego se fue por la pintura y aunque no era una abominación simplemente no era lo suyo, estuvo también metido en la escultura y parecía que ningún material lo quisiera y finalmente probo con la escritura, entonces se dio cuenta de que las ideas no fluían tan fácilmente en el papel como en su mente y se rindió con eso, no había nacido para ser artista y no amaba tanto aquellas materias como para sacrificar todo por hacer lo que quería así que finalmente había declinado por observar todo desde lejos con un ojo crítico pero maravillado, envidiando en cierto grado a quienes tenían talento y aún más a las personas que lo complementaban con el trabajo duro y el esfuerzo.

- ¿y usted…señor? – exclamo lo último con algo de duda, él lo había llamado “joven” pero no estaba seguro de cómo interpretarlo, si como una denominación dando a entender que él era mayor o cómo una forma de hablar, era dudoso pero sentía que sería mala idea cuestionar sobre su edad, no a muchos les agradaba la idea de revelar sus años ya fueran hombres o mujeres, el tema parecía algo delicado por alguna razón que se escapaba de su conocimiento - ¿le gusta pintar? ¿o acaso prefiere algún otro tipo de arte? –pregunto decantándose por no utilizar un lenguaje formal, al fin y al cabo su apariencia era como la de él, a su concepto, un joven que no pasaba de los veinticinco…aunque también había que considerar que estaba en la cúpula y no todo era lo que parecía, no, mejor esperaría y cuando tuvieran un poco más de confianza preguntaría o si el tema simplemente surgía lo aprovecharía, después de todo realmente sentía curiosidad -¿o alguna vez lo ha intentado? - también existía, ahora que lo consideraba, la posibilidad de que estuviera hablando con un artista
Nesya Baudry
Mensaje por Alistear el Jue Mayo 21, 2015 6:54 pm

Re: ¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

Un caldo de tierras….. sonaba bastante curioso aquel termino, sacado de algún sitio como frases celebres. Nunca se me habría ocurrido una asimilación tan..¿culinaria?, pero fue bastante buena. – Bueno, son los cambios que sufre la misma Tierra. No me sorprendería que dentro de un tiempo más, el pan que usted dice, vuelva a ser el pangea. Tampoco que la era jurasica volviese a renacer, siendo aun más sorprendente de lo que el cine las retrató. – Lo dicho fue acompañado de un suspiro entrecortado, aun pasando la mirada por algunos cuadros, algunos detalles, por un momento observando los pequeños escritos bajo los cuadros. Las fechas. Simplemente, todo – Por si misma la tierra será capaz de reparar el daño que los demás le hicieron. Tal vez ni usted, ni yo estaremos cuando eso ocurra. Ni siquiera nuestros bisnietos. Pero, seguramente, una vez que el ciclo vuelva a repetirse, al menos algo de aquellos paisajes será recapturado. O quien sabe. Un Van Gogh de un nuevo siglo surja – Era obviamente una especie de teoría rebuscada. Pero no del todo imposible, después de todo, luego de la extinción de una raza, podría perfectamente comenzar todo desde cero.
Después de todo, el planeta Tierra aun era bastante joven, a pesar de que cargaba varios años escritos en cada capa de su superficie. Era de esperarse de que todo volviese a comenzar nuevamente, una nueva historia escrita bajo la pasada. O simplemente se optaría por una tecnología más avanzada de la actual, y se buscaría un planeta más adaptable a las condiciones, y se dejaría éste mismo abandonado con descaro.

En fin, de nada serviría rebuscar tantos futuros, si apenas se podría digerir bien el presente. ¿No?.
– Quien hubiera sido él para comprar castillos ¿no?. El hombre ha de haber disfrutado cada casa que tuvo. Aunque dudo que tendría el tiempo necesario para ir de una en una. – comenté en la misma nada. Un castillo era una fortaleza exageradamente grande, miles de habitaciones, seguramente uno tardaría más de un día en darle la vuelta completa a cada centímetro de aquella pasada y posiblemente destruida infraestructura.
Era sin duda, un pequeño placer adquirido gracias a la risa contraria. El muchacho de orbes verdes parecía estar lo bastante entretenido con la platica, y eso que ni siquiera me había esforzado demasiado para hacerle reír. Ni era la intención; pero siempre era bueno reír. ¡Venga, también reiré!, total, dicen que quince minutos de risa al día, te dará un día más de vida.
– Siga, siga. La risa es uno de los males más contagiosos. Es mentira de que abunda en la boca de los tontos. Nada peor que conocer a alguien amargado! – alenté entonces con los mejores animos a Nell. – Epa, tan mal se considera? – arquee la ceja algo extrañado. Aunque sólo de quienes tenían un ego bastante elevando eran capaces de adorar algo hecho con sus propias manos, por mucho de que fuese un fiasco de – Hay arte que apenas se entiende. He visto cuadros del que sólo es un fondo llamativo, lleno de pinceladas de diversos colores. Y costaron millones de libras. En lo personal, preferiría una casa pintada a dedos por un niño de cinco años, ante que pinceladas locas que cuesten una fortuna. – a la devuelta de pregunta, pues… los años pasados bajo un techo de un anciano bastante estricto que pedía más de lo que uno podría entregar, dieron como fuesen sus frutos. Nunca pensé si era simplemente un don, o algo adquirido a modo de práctica. –No me considero alguien que haga bellos retratos o esculturas. Pero desde joven se me fue familiarizando con las artes plásticas como musicales. Emily, por ejemplo, es una de mis creaciones a mano. Sí, sé que es algo fea, una muñeca de trapo bastante poca cosa en comparación a cualquier otra. Pero para mi sigue siendo linda – comenté tras reír en media burla.
Emily, por su lado, se balanceo un poco, dando un cabezazo a mi oreja izquierda, refunfuñando
– Chistosito, chistosito. Además maleducado. – soltaba la muñeca con bastante enfado. Luego volvió a moverse, dirigiéndose al joven – No le hagas caso, soy una muñeca espléndida, linda! – alardeó la misma, con aquel ego infaltable.
Ni idea de donde había adquirido dichos aires de grandeza, pero me seguía pareciendo una muñeca bastante adorable. Le cubrí la cabeza con ambas manos, sonriendo al peliverde, caminando apenas un poco
– No le apetece avanzar en el recorrido?, luego podríamos seguir la charla en la cafetería del museo. Hace algo de frío por la lluvia, un té no le viene mal a nadie – .






Thxnks Eli <3

Yo, si fallas en mis clases:

y lo cotidiano:



Dancing?~:



Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Alistear
Mensaje por Nesya Baudry el Dom Jun 14, 2015 5:38 pm

Re: ¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

Sonrió ante sus palabras –  la  verdad es que nunca entendí cómo alguien podía pagar tanto por esos cuadros sin sentido, tal vez hay gente que puede ver una extraña belleza en el sin sentido y el descontrol que las pinceladas, una extraña paz en los trazos que no buscan completar una figura – levanto los hombros – el mundo estaba lleno de personajes peculiares antes – se fijó en una pintura tras lo que él consideraba un muchacho hasta sus siguientes palabras que lo hicieron dar un paso atrás sorprendido - ¿En serio? - Sus ojos brillaron emocionados – debe ser genial poder utilizar las manos para crear cosas bellas, la habilidad para traer lo que pase por tu mente a la realidad es realmente envidiable, y si no, al menos algo similar – no pudo evitar reír ante las palabras de la muñeca, se notaba que era alguien con demasiada autoconfianza – es cierto que usted es toda una belleza peculiar, ¿La gran… muñeca Emily? – dudo en cómo llamarla pues inicialmente la primera idea fue la de “señorita” ya que en cierta forma le recordaba a una jovencita de la clase alta que había crecido con demasiadas comodidades.

Notaba algo nostálgico en ese personaje tan vivaracho, escondido tras la burla veía vestigios de dolor, tal vez de una mañana no muy buena o de un pasado difícil… aquello le saco una sonrisa burlona de si mismo, raro era el personaje en la cúpula que no tenía un pasado difícil, casi todos debían de haber perdido a sus familias en la guerra, eso lo hizo recordar algo que había dicho su acompañante antes – si surge un nuevo Van Gogh tal vez de un giro inesperado y no realice pinturas tan brillante porque estas ya existen y entonces será una lástima no ver lo que salga de sus manos – metió las propias en los bolsillos de su chaqueta, la verdad es que si el mundo se volvía a unir y hacerse habitable el tiempo, lamentablemente, no le alcanzaría para verlo por más que quisiera montar en un dinosaurio o apreciar el renacer de grandes artistas y civilizaciones ….ummm tal vez esa era una de las ventajas de los inmortales, el ver eso directamente con sus ojos, el renacer de la vida en la tierra, el tener toda la autoridad para decir que civilización fue mejor, y para confirmar si era cierto eso que decían de que se vivía en un círculo vicioso  que se repetiría hasta el fin de los tiempos cuando el sol se tragara a la Tierra o esta simplemente explotara o acabara con todos sus recursos inevitablemente. Pero eso no le importaba, él no era un inmortal hasta donde sabia y dudaba que algo lo hiciera inmortal por las casualidades de la vida así que su destino seria morir probablemente antes de que el primer pez siquiera volviera a formarse en los mares y ríos tóxicos de la tierra.

Sacudió la cabeza retomando las ideas anteriores, a veces divagaba demasiado - a menos que fuera usted el próximo gran artista que marque todo un movimiento que comience aquí en la cúpula – lo miró con curiosidad volviendo a la idea de ser un gran artista y luego volvió a sonreír - ¿no le interesaría? Ser llamado “El Van Gogh de la Cúpula” – se imaginó la escena de aquel personaje saliendo en todo medio de información y casi se atraganta con su propia saliva al contener la risa pues en la foto aparecía él haciendo una pose muy rara por alguna razón, o incluso en una escena bastante divertida, simplemente no se lo podía imaginar con seriedad estrechando la mano del director, probablemente por su apariencia llamativa, aunque ¿habría algún pintor de gran renombre que saliera serio y formal en alguna foto? Tal vez los grande hombres dedicados a la caligrafía oriental, aunque no fueran pintores, utilizaban un pincel para escribir aquellos hermosos tapices indescifrables para él por no hablar la lengua y solían salir muy serios y estirados en las fotos de la prensa que recordaba a veces traía su madre, bueno, algunos, otros salían manchados de tinta hasta la coronilla y con sus ropas tradicionales de trabajo.

- No me tome a mal, tan solo llego una idea graciosa a mi mente, lo de un gran artista lo digo en serio ¿no le gustaría? - se excuso retomando la compostura al entender que tal vez Stear se lo tomaría a mal.

La idea de ir a la cafetería le sonó llamativa, la verdad es que tenía algo de sed aunque no hubiera corrido a esconderse de la lluvia – adelante – acepto de buena gana – si usted guía el camino yo lo sigo pues aunque he venido antes nunca he pasado por allí, y si lo hice mi memoria es tan buena para eso que lo suprimió – se rasco tras la nuca de nuevo apenado, normalmente cuando entraba a un lugar se dirigía directo a lo que lo había hecho acudir allí, y solo en pocas ocasiones, cuando el día era gris o quería seguir gastando tiempo daba vueltas por los alrededores y memorizaba lo que encontraba, pero esa no era la suerte del museo, pues cuando deseaba gastar tiempo en el edificio se dedicaba a mirar esculturas y pinturas, analizando cada detalle y buscando el significado tras su creación.
Nesya Baudry
Mensaje por Alistear el Lun Jul 20, 2015 9:56 pm

Re: ¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

La forma en que lo explicaba, en realidad, parecía bastante aceptable que comprar cuadros con trazos locos porque sí – Verdad, verdad. De todas formas, en gustos hay mil colores. Pero sigue sin serme realmente lógico gastar en algo así. – Parecía haber, involuntariamente , emocionado al chiquillo, cosa que no fue intención. Tampoco me consideraba un gran artista, pero algo bueno podría sacar con éstas delgadas y algo viejas manos – Desafortunadamente, el mismo talento, o bien, habilidad adquirida, podría estar en el poderío de alguien que saque al lustre las técnicas, más que dejarlas guardadas y no hacer nada por pereza – comenté con un aire cargado de flojera.
Todo era un pasatiempo, costurear, cocinar, pintar, esculpir, cocer, escribir, bailar. Absolutamente todo aquello era hobbies que de vez en cuando, en las tardes más ociosas podrían surgir, pero todo, o al menos la mayoría de las cosas terminaban a medias, inconclusas. Abandonadas en la espera de que algún día fuesen terminadas. Exceptuando la comida, que si se dejaba para otro momento, luego sabía mal y …puaj.
– Omite el gran muchacho!, que me da algo de pena. Con Emily estamos hablando el mismo idioma – canturreo la muñeca en un tono más amigable que el anterior, medio cohibida, pero con esa actitud de alardear todo lo posible.

¿Ser artista?. Parecía el sueño de un muchacho joven, más de alguien que ya tenía sus años. No me era de gran interés llegar a la fama de aquella forma, más bien, tener fama. De nada me serviría, después de todo, si lo que quería ya estaba más menos perdido, o dejado para otro momento. No veía sentido en hacer algo que no quisiera, o al menos, que no estaría dispuesto a terminar.
– Sería un título envidiable, sin duda. Pero… - me sorprendí ante la inesperada risa del muchacho ¿Qué le había hecho gracia? ¿Habría visto algo? ¿Un pensamiento? Pues que yo no había hecho la gran cosa esta vez para que se riera. Pero en vez de gesticular un rostro de desconcierto o desagrado. Unirme a la risa era más acogedor y cómodo que guardar un silencio que podría tornarse, probablemente, incómodo. – No, no , que no le he tomado mal. Es más, me ha hecho gracia su propia risa, a pesar de que no le entendí ni comienzo ni fin del chiste del cual se reía – una forma de expresar, tal vez no pensó en un chiste, claro – Na’, no le veo demasiado brillo a ser un renombrado artista, no me serviría para nada. Digo… La cúpula es bastante pequeña, no podría difundir algún mensaje subliminal en lo que dibujaré, pintaré o esculpiré de forma realmente global.  Y si lo pienso bien, si pudiese hacerlo en “el caldo de panes” tampoco. La bohemia carcome, la vida, el alma, el vicio, todo. No digo que sea fácil de influenciar, pero… tengo todo lo que necesito en mis manos, le dejaré ése título a alguien que lo añore, mejor – agité apenas una de las manos, como desechando la soñadora idea de ser un artista del pincel . – Magnifico! – sonreí de oreja a oreja, buscando con la mirada el pasillo adecuado, el único que daría el paso a la cafetería del museo.

Y es que el hambre también era llamada ante tal clima. Era normal, hace años, que en aquellos días, se encendiera la chimenea, se disfrutase de algún chocolate caliente, de algunos malvaviscos, cosas por el estilo, dulces, calientes, un libro, también.
– Pasas muchacho, las pasas ayudan a la memoria, o alguna vez ha visto a un elefante desmemoriado? – pregunté riendo apenas, caminando en dirección al comedor.





Thxnks Eli <3

Yo, si fallas en mis clases:

y lo cotidiano:



Dancing?~:



Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Alistear
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: ¿Vang Gogh o Da Vinci?(Priv.Stear)

Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba