» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Lovina V. el Vie Feb 06, 2015 7:30 pm

¿Es posible tener tranquilidad acá abajo? [Priv. Daian Doyle)

La italiana recorría uno de los sectores que le eran más agradables en cuestión de clima. No era predilecta exactamente de los climas de altas temperaturas, mucho menos las que eran exageradamente bajas; pero aquel sitio era lo bastante húmedo y tropical. Claramente no era algo como lo era Italia en sus bellos días, pero necesitaba de cierta estabilidad ambiental, puesto que ante cualquier ataque y demás, necesitaba al menos estar cerca del agua para poder algunos de sus poderes, a pesar de ser independiente de ellos con otras habilidades.

Digamos que Lovina no era precisamente agresiva, al menos no estando como ella era realmente. Danielle no había demostrado signo alguno de salir de su estado pasivo, eso decía que la hibrida tenía plenitud de su cabeza, de sus movimientos corporales. Se la había pasado caminando de allá para acá en busca de un lugar estable en el cual poder descansar, poder sacarse los tacones y recostarse en un lugar ‘limpio’, y por qué no, comer un poco de lo que traía en su bolso.

Pudo localizarse en un claro , en el cual corría un poco de agua y había algo de sombra, y no se veía tan sucio… o al menos eso creía a primera ves. Para ser un lugar bastante tranquilo, se podía sentir que no estaba precisamente sola, seguramente no sería la única ‘acampando’ en el sitio, y eso no le molestaba, a no ser que le invadieran el terreno que tomaría. Se posicionó debajo de unos  árboles, sacando de su bolso un pequeño manto el cual tendió en el suelo para tomar asiento sobre este. Del mismo sitio sacó un brillante tomate, el cual había robado hace unos días atrás de un tumulto de renegados.
– Quién diría que terminarías así, Vargas – refunfuñó a voz alta mientras lo limpiaba con el borde de la falda – de estar en tu cuarto, con comida y una cama donde dormir, pasaste a …esto – se lamentaba voz alta, estando en sus días de arisca.
Lovina V.
Mensaje por Daian Doyle el Lun Mar 02, 2015 5:31 pm

Re: ¿Es posible tener tranquilidad acá abajo? [Priv. Daian Doyle)

El joven rubio constantemente se la pasaba renegando solo, quejándose de lo aburrido que era todo ¿En verdad lo habían contratado como asesino? Malditos mentirosos, lo único que hacía era pasársela vigilando de aquí para allá para que los incompetentes estudiantes no metieran las narices donde no les correspondía. Él, quien siempre estaba de buen humor, solía evitar el quejarse demasiado, lo único que constantemente estaba pidiendo era algo de diversión.

Las quejas cesaron cuando encontró algo interesante en la cúpula, o más bien dicho alguien, tan grande era su mala suerte que cuando más a gusto se sentía sin tener trabajo lo mandaron a uno ¿Es que todos estaban en su contra?  Viéndolo del lado positivo al menos podría descargar su enojo en su trabajo, arrancar alguna que otra extremidad, lo natural.

Llevaba ya varios días debajo, afortunadamente su trabajo estaba hecho, había exterminado a un sujeto que se atrevió a cuestionar la vigilancia en la cúpula al poner un solo pie dentro de la misma, pobre infeliz. Habría regresado de inmediato para poder encontrarse con aquella persona que tanta atención le había llamado de no ser porque estaba agotado. El lugar era templado y más agradable que cualquier otro sector de lo que una vez fue un hermoso mundo; por ese motivo, aprovechando este pequeño punto a favor el rubio decidió tomar un descanso.

Claramente no podía permanecer completamente relajado durante todo momento, estaba en territorio enemigo y podría ser fácilmente atacado si no era precavido. ¿Su lugar elegido para el descanso? Un árbol. Su destreza felina lo ayudo enormemente a escalar el mismo, quedando recostado en una de las ramas mientras su bolso descansaba sobre sus piernas mantuvo los ojos cerrados para recuperar algo de energía antes de regresar a la estación.

Cuando creyó que ya nada podía impedir que descansara un aroma lo alertó completamente, dirigió su mirada para poder observar a los alrededores hasta que aquellos orbes dorado se posaron en una figura femenina que había decidido descansar justo debajo del árbol donde él estaba, aparentemente hablando consigo misma.

-Vaya… Cualquiera pensaría que algo realmente malo te ocurrió… Comento de un momento a otro, tal vez ella no era hostil y si lo era ¿Qué mas daba? Solo debería exterminarla como a los otros, había pasado tanto tiempo solo allí abajo que necesitaba cruzar unas cuantas palabras con alguien. Se incorporó, quedando sentado en la rama mientras observaba hacia abajo, denotando total curiosidad en su mirada por ella -¿Cómo te llamas?


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Daian Doyle
Mensaje por Lovina V. el Lun Mar 02, 2015 9:28 pm

Re: ¿Es posible tener tranquilidad acá abajo? [Priv. Daian Doyle)

Aunque ya no era la misma Lovina de antes, su vida se basaba en parte a sus propios diálogos de queja, hablando como loca a voz alta, maldiciendo y agradeciendo unas cosas. Pero la ocasión ameritaba todo el desprecio que se sentía hacia su persona por haber cometido una estupidez tan grande, perder lo que una vez tuvo en sus manos. Ahora comprendía aquel dicho de ‘Nunca sabes lo que tienes hasta que lo tienes’ – Porca Troia – gruñó ante su inexplicable malestar, sin querer sus manos apretaron el tomate el cual limpiaba, en lo cual terminó por enterrar las uñas en el fruto rojo, haciendo que escurriese el líquido de sus manos – Bah! – enfadada lanzó el fruto despedazado hacia cualquier lado, limpiándose en el manto en el cual estaba sentada, a la vez terminó por acostarse en éste, cubriéndose los ojos con los brazos con el cabello desparramado por donde se le diese la gana, respirando pesado.

Apenas se había percatado de que no se encontraba sola. A esas alturas ni siquiera se molestó en asegurar el perímetro de posibles enemigos. Puesto que Caos era un lugar hostil ni siquiera los que estaban tachados como ella, de renegados, eran desconfiables si se trataba de la supervivencia. Y por otro le preocupaba que le hayan encontrado pista. Logró subir en una sola ocasión a la Cúpula, a suertes no se encontró con nadie no deseado, además, si se desconocía de ella, de que hace meses atrás estaba dada de baja de la Accademia debido al suicidio, podría seguir estando dentro del papel de Estudiante de Di Pioggia.
Si no le hubiese importado la cúpula, no hubiese subido. Pero necesitaba informarle a aquel muchacho que amaba que de alguna forma u otra, estaba ahora con vida. Fueron apenas unos cuantos días que estuvo allí, resolviendo la situación con la tercera muchacha, y aprovechando las circunstancias para estar con el muchacho Di Nuvola. Pero tuvo que bajar por el doble efecto de Danielle, no podía demostrarse agresiva en tal pacífico lugar, sabiendo que su vida nuevamente podría ser dada fin, y esta vez dudaba que una especie de milagro la reviviese .

Con una evidente mueca de disgusto, terminó incorporándose con brusquedad en cuanto una voz surgió de la nada, una masculina, además. No tardó en alzar el rostro, viendo a un muchacho de cabelleras rubias que parecía estar a gusto en aquella rama. Enarcó una ceja
–Te diviertes espiando? – Preguntó con la voz cargada, sujetando el bolso contra su cuerpo por cuestión de seguridad. Llevaba consigo muchos artefactos de importancia. – Qué te importa. – Era más que evidente que no se encontraba con el humor como para ser más gentil con alguien que desconocía. Se podía denotar, además, en aquel timbre un pequeño asomo del acento italiano puesto que era su lengua natal, pero aprendió a hablar de forma fluida lo que era el español puesto que pasó toda su niñez viviendo en aquel país, pero no había adaptado aquel… ¿Siseo? Especial de la habla hispana.
Lovina V.
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: ¿Es posible tener tranquilidad acá abajo? [Priv. Daian Doyle)

Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares