» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Hans Wilde el Lun Ene 26, 2015 11:48 pm

La musa de blanco (Priv. Colette Cecile H.)

Recuerdo del primer mensaje :

El timbre que finalizaba las clases sonó por toda la Academia.
Los alumnos salieron de las aulas con tranquilidad, el sol estaba algo escondido en las grises nubes de invierno, y el frío no se llegaba a sentir debido a los movimientos y la energía que emanaban los salones que fueron plasmados de gritos, preguntas, respuestas, de los alumnos y del profesor.

Hans, por esta vez, la última clase del día le tocó a él en soledad, impartiendo Fuego elemental a algunos alumnos. Al profesor que ayudaba normalmente le tocaba por las mañanas, por suerte ninguna clase era interrumpida por ambas partes.

El rubio vestía un atuendo 'normal' en el rubro de los profesores, unos pantalones de tela café oscuro, una camisa pulcra blanca, y sobre esta un suéter crema que lo protegía un poco del frío. Y claro, Wilde era incapaz de olvidar sus inseparables auriculares, ni siquiera para dar clases era capaz de quitárselos.


Tomó su maletín y caminó por el tramado de pasillos, en dirección a los edificios habitacionales de la academia .Le era sorprendente lo grande que era, y lo fácil que era perderse en esa misma. Le llamó la atención ver que ya ningún estudiante se veía al rededor, seguro ya habían ido a sus cuartos antes de que se les hiciese tarde.
Hans Wilde

Mensaje por Hans Wilde el Sáb Mar 21, 2015 1:57 pm

Re: La musa de blanco (Priv. Colette Cecile H.)

Aquella respuesta no lo dejaba más pasar por un inútil. Pero no abandonaría su propio protocolo, a pesar de que la muchacha de cabellos blancos asegurase de que estaría bien sola, no podía hacerse el loco ante aquella situación. “Mejor prevenir, que lamentar” Mencionó Hans, sin siquiera una sonrisa, si no que con aquel rostro tan inexpresivo como el de siempre. No obstante, cuando la chica accedió, se le fue prácticamente inevitable sonreír de igual forma, pero en un signo más ladino en comparación a la que le habían obsequiado.

No le molestaba que el dialogo entre ambos fuese corto, y preciso, después de todo Hans Wilde no era de quienes hablasen mucho, y normalmente sus respuestas eran tan cortas y precisas que no se veía capaz de hacer algo más ameno. Pero algo lograba desde que comenzó a entablar relaciones con algunos personajes de la Academia.

Colette Harrison. No tardó en asimilar el apellido con quien se trataba de su maestro en una de las clases que impartía, así mismo las semejanzas del cabello blanco que los dos traían, aunque la musa de blanco tenía unas obres violetas, y el mayor las tenía rojas. “Hans Wilde, el gusto es mío” una vez que su duda fue levemente despejada, puesto que dudó en que habría dos personas con el mismo apellido, pero diferente. Tampoco es que Hans perdiese algo en lanzarse con una palabra. “¿Eres la hija, o la hermana del profesor Alistea.r?” preguntó con la creciente duda. Sabía que tenía hijas, pero no sabía nombres ni fotos. Procuró, además, de tener cuidado en su tacto como también en sus propias palabras. Prefería no meterse en problemas[/color] ” Ambos tienen el mismo apellido “ Replicó
Hans Wilde
Mensaje por Colette Cecile H. el Sáb Mar 28, 2015 7:11 pm

Re: La musa de blanco (Priv. Colette Cecile H.)

Aún no estaba muy acostumbrada a decirle a A.listear ‘’hermano’’, pues se había enterado muy recientemente que tenían parentesco alguno, y de alguna manera le tenía un pequeño resentimiento. Colette sabía que su familiar era sociable y conocido por casi toda la academia, por lo que al decir su apellido esperaba alguna pregunta acerca de su parentesco con el profesor. Y así fue, su cambio de tono fue notable, una voz dulce a una con ¿miedo? Podría llamarle así. El apellido Harrison le traía malos recuerdos, a veces deseaba no llevar tal carga- Oh, claro Stear es mi hermano… si así se le puede decir.- Para no parecer  tan mal a la vista forzó una pequeña sonrisa.-¿Usted lo conoce? No lo veo muy seguido y no tenemos muchas instancias para conversar.-
El camino cada vez se hacía más corto y estaban por llegar a su destino, los pasos se hicieron más lento mientras se acercaban más a las habitaciones.  Colette supuso que  el  joven impartía clases, aun así debía confirmarlo, no perdería nada haciéndolo.- Ehm… Joven Wilde, usted es profesor ¿no? Nunca lo había visto dentro de la academia.-
El piso ya se empezaba a sentir frío al contacto con los pies descalzos de la chica, al igual que el ambiente, la temperatura empezaba a descender mediante caía la noche y se notaba en el entorno, aunque era una gélida noche,  Colette la disfrutaba, no tenía muchas oportunidad para entablar amistades, si es que así podría llamarle a la situación. Aunque su cuerpo le comenzaba a traicionar, sentía como su piel comenzaba a enfriarse y de apoco tiritaba concuerdo a ello. Para intentar disimularlo daba pequeños saltos y corría hacia delante, para luego volver a su lugar.


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Colette Cecile H.
Mensaje por Hans Wilde el Vie Abr 03, 2015 10:48 am

Re: La musa de blanco (Priv. Colette Cecile H.)

Espero con paciencia la respuesta de la albina, caminando tras de ella escogiéndo la pista de música de su reproductor.
El tono empleado por la musa no fue otro más que raro, no era la misma voz normal que ella había ejecutado en toda la plática como el trayecto. A Hans le sonó como si fuese de algún modo, u otro, a angustia, algo de temor.
Y eso le sonaba hasta un poco raro. Venía conociendo al profesor desde hace ya un tiempo y nada, exeptuando algunos puntos en especial lo hacía un hombre verdaderamente temible. Dudaba que le haría daño a una pequeña niña.

Pero después fue capaz de recordar la mala fama que traía aquel apellido, y lo comprobó hasta hablando con uno de los hermanos que también demostraba el repudio al apellido inglés " ¿Usted es de las hermanas que nunca supo que tenía más familia?" Preguntó Wilde con algo de duda, el 'por así decirlo' le sonó que eran personas algo lejanas y la segunda aclación lo soltó de la misma duda " Estoy aprendiendo de las clases que imparte; somos colegas, tanto como aprendiz y maestro. Sólo que yo estoy bastante viejo para ser estudiante" Dijo con cierto sarcasmo lo último.
Era cierto que ya por la edad no caía en la categoría de un estudiante cualquiera, pero a pesar de su supuesta prominente altura, además como la juventud que se veía en su propia piel podría confundirse con alguien mucho más joven; y todo eso era el resultado de tener la sangre de vampiro corriendo por sus venas, como la de un brujo. Siendo éstos mismos poseedores de una vida más amplia que la de los simples humanos, como un crecimiento más retardado. " Ha de ser que estás en otra clase. A los alumnos que frecuento son los Fuegos Elementales y a los que van a la clase de Hechizo y Conjuros" Respondió con naturalidad , deteniendo levemente el paso como la albina también lo hacia, estando un poco más atrás de ella, pero no lo suficiente para marcar una real distancia

El cambio de temperatura, la presencia única de la luna eran evidentes. Estaba más oscuro y se podría percibir aquella brisa fría que corría por los pasillos. Seguramente algunas ventanas quedaban abiertas para ventilar todo el edificio, por consecuencia se formaban las llamadas corrientes de aire. Giraba el cuello de derecha a izquierda haciendo que friccionase con el cuello de la camisa, creando un poco de calor tras la estremecida que dio por una de las corrientes.
En eso la muchacha se adelantó en una especie de danza, saltaba, y volvía. Ahí se dio cuenta que anadaba descalza, y él, que estaba mas menos abrigado, tomando en cuenta de que no iba con vestido ni descalzo, tenía frío.

Esperó que la joven volviese más cerca. Sin pedir autorización, y con mucho cuidado sus manos rodearon parte de la cintura de ésta, una ascendió por su espalda y en un ligero tirón de fuerzas la elevó en sus brazos, cargándo a Colette al estilo princesa, continuando el camino con la vista en él " Debería considerar traer zapatos si estará afuera de su cuarto muy tarde " Insistió sonriendo con levedad, pasando el gran pasillo que conectaba el edificio Academico con los Dormitorios, entrando al Edificio 4.
No sabía a qué clase correspondería la muchacha; pero como la siguió durante el camino llegarían a tal distrito, por la zona sur de la Academia. Y ahí solo recidían dos de las clases, los Nube y los Niebla. Torció un poco la boca, comenzando ya a adentrarse en los pasillos que tenían las puertas enumeradas " Cuando me avise, me detengo"
Hans Wilde
Mensaje por Colette Cecile H. el Dom Ago 02, 2015 8:52 pm

Re: La musa de blanco (Priv. Colette Cecile H.)

Lo gélido de aquella noche era notable, y para Colette le era casi imposible disimular el frio que sentía en su cuerpo.  Pero nunca habría pensado que el vampiro la tomaría a lo princesa para que sus pies no estuvieran en contacto con lo helado de el suelo. El movimiento fue tan rápido que no logro reaccionar bien, mejor dicho, no sabia como reaccionar, pues era la primera vez que la sostenían de tal manera.

Intento aclarar la garganta para disimular el tono nervioso en su voz, pero no logro conservar su quietud por mucho tiempo, se mordió el labio inferior mientras meditaba que decir, recordando la pregunta que la había hecho el vampiro minutos atrás, sin embargo no sabía como contestarla, después de todo, Colette no era de esas personas abiertas que liberaban toda su infancia con la primera persona que se le cruzase, aunque a simple vista, parecía una chica bastante alegre y sin secretos.

Suspiró y miró al techo con nostalgia. -Bien… le has acertado.  Digamos que he vivido sola toda mi vida y cuando llegué a la cúpula me entere que tenía familia…  Pero en fin~ de a poco me iré acostumbrando a la idea ¿no?- le dirigió una pequeña sonrisa y el ambiente quedo en silencio por un momento, donde solamente se podían escuchar los pasos del rubio y el ruido exterior. Aquel sonido que tanto disfrutaba.  – Por cierto~ ¿Viejo? ¿Usted? Pero si se ve  en sus mejores años- Dijo riendo sarcásticamente, recobrando su ánimo.-Y... bueno, acostumbro a estar descalza, tampoco me esperaba que la noche cayera tan helada, y aunque lo fuera, estoy acostumbrada a eso... Digo, me gusta pasear de noche,  en los jardines.- Anunciaba mientras se arreglaba el flequillo, que se le corría con las leves corrientes de aire que entraban por las ventanas.  

Cuando traspasaron el pasillo que unía la Academia con los dormitorios, la chica supo que ya llegaban a su destino, aunque no lograba entender como el vampiro sabía perfectamente que camino seguir, sin la necesidad que le especificara a que dormitorio llegar.  

Ya llegando al edificio 4 era cosa de pasar un par de pasillos, debido a que el inmueble no era muy amplio, ya que en él solo habitaban la clase nube y los niebla. De a poco lograba visualizar el marco de la puerta que pertenecía a su habitación.- Girando a la izquierda, la segunda puerta.-  

Aunque no le gustaría admitirlo, la chica se sentía muy agradecida por la compañía del profesor, y no quería despedirse tan rápido al rubio y a sabiendas de lo frio que estaba la noche y lo desabrigada que se veía su ropa, quería devolverle el favor de buena manera. -Ah... ¿no te gustaría pasar a tomar un té? También me quedan un par de pasteles que podríamos comer y calentar la habitación... digo por el frio que hace, y en agradecimiento por traerme hasta aquí.- emitió con una sonrisa


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Colette Cecile H.
Mensaje por Hans Wilde el Sáb Sep 05, 2015 4:32 pm

Re: La musa de blanco (Priv. Colette Cecile H.)

Para Hans no le era molestia alguna traer a la muchacha en sus brazos. Después de todo las ventajas que tenía su raza (más bien, siendo poseyente de la mitad de ella) le permitían cargar inclusive aún más peso, por lo cual, levantar a Colette era comarado como tomar alguna silla para acomodarla.

El rubio ladeo con suavidad la cabeza; Wilde era estrictamente cerrado de sus percepciones de relación, por lo que no estuvo certeramente seguro de qué opinar al respecto. Sus labios se contrayeron apenas un poco, caminando con lentitud para no albortar la situación. " No me es correspondiente decirlo. Pero tal vez ya lo sabías o aun no te lo ha contado tu hermano. Pero son una familia bastante amplia " Claramente era más que obvio que dar ese tipo de información no le correspondía, por mucho que conociera a su maestro y colega, aun más si era primera vez que veía a la musa de blanco. Pero por otro lado lo encontró pertinente. Wilde no conocía a toda la familia, pero sí unos pocos, simplemente le dio la advertencia de que en algún caso puntual podría encontrarse con algún pariente.

El híbrido observó los violáceos ojos de la albina, si fuera un hombre más expresivo seguramente hubiese reído, o bien, ser capaz de devolver una suave sonrisa. Pero por más que sería algo perfecto, era bastante lejana aquella idea, aquel reflejo. " Sí; parece ser que soy bastante joven. Pero desde la guerra siento haber cargado más años aun. Me siento hasta un poco viejo por ése mismo.motivo. Admitió Hans con algo de libertad, aparentemente tomando confianza con la chica que cargaba con tabta facilidad entre sus brazos.

La brisa que entraba por las ventanas de los pasillos le era sumamente indiferente. Su nívea piel era capaz de sentir esas caricias del viento, pero a pesar de que eran temperaturas frías no aparecía afectarle demasiado. Tal vez iba bien abrigado y por eso no se molestó en cerrar algunas ventanas para evitar las corrientes de aire.


Con obediencia a la indicación Wilde giraría en la esquina dicha. Conocía de pasada las instalaciones de la Academia, sabía localizar los sectorea cables. Y no era que eaa información fue adquirida por ese molesto ocio, si no que para él era necesario saber los sectores claves. Por alguna posible invasión, tal vez.


Sus tacones dejaron de sonar cuando ya se encontraban en la segunda puerta. Con cuidado de no levantar el vestido de la chica, y de no dejarla tan brusco, dejó primero que bajase los pies al suelo, y una vez retomada la firmeza la soltaría con libertad.

La propuesta por más que poco prudente, considerando cuatro puntos: Eran del sexo opuesto, Era de noche, Ella era estudiante y él un profesor, y por último el más crítico a su jucio, es la hermana pequeña de su mentor. Si una vez fue capaz de surcir sus labios por tercearse con una de sus amistades, no sabía de lo que esperarse si le hacía algo a uno de sus parientes.
No obstante, uno de sus puntos a favor ( y tal vez, uno bastante triste) era su condición sexual.
Después de meditar la propuesta de la musa de blanco, Hans respondió " Es gentil de tu parte. Aun es temprano, así que aceptaré tu invitación.
Hans Wilde
Mensaje por Colette Cecile H. el Lun Oct 26, 2015 4:30 pm

Re: La musa de blanco (Priv. Colette Cecile H.)

Sonrío ante la respuesta del rubio, y en seguida, abrió el cerrojo de la habitación y se aproximo a encender la luz, no era de lo mas espaciosa, tampoco le llegaban demasiado los rayos del sol, frente a la cama se veía un gran estante con muñecas de porcelana, de felpa, marionetas, con sus implementos incluidos, Colette gozaba moverlos con las sombras y divertirse cuando se encontraba sola.

Lo invitó a pasar y se dirigió a la nevera para sacar un par de pasteles y servir el té, si había algo que nunca faltaría en la vida de la chica es lo dulce, y el té, con ella se podía encontrar toda variedad de aromas y esencias, era, literalmente, el alimento de todos los días. Se recogió el cabello en una cola para no enredarlo y prosiguió a preparar la infusión.- Tengo entendido que somos una familia algo numerosa, Stear me lo mencionó en algún momento para que luego no me asustara al conocer a alguien del mismo apellido.- Dijo con naturalidad, tomó las tazas y las llevó a una pequeña mesa de madera al centro del cuarto. –De todos modos, gracias por el dato y la preocupación.- agregó con una sonrisa mientras servía los pasteles, con un típico color rosa que no aparentaba nada más que el sabor a frutos rojos.- Lamento no tener mucha variedad, pero es el sabor que mas recurro.-  Se sentó y notó que algo faltaba, el azúcar. Esta estaba junto a la repisa donde tenía los muñecas, aún así no se levantó y con un suave movimientos de manos, despegó su sombra y la recorrió hasta llegar al tazón, atrayéndolo hasta su mano para luego dejarlo en la mesa.- Si falta o necesitas algo, no dudes en preguntar.-  


Hoja de personaje
Nivel:
1/1  (1/1)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima
◘ Fuerza
⌂ Resistencia
♦ Destreza
avatar
Colette Cecile H.
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: La musa de blanco (Priv. Colette Cecile H.)

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares