» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Elizabeth Hamilton el Sáb Dic 06, 2014 1:56 pm

Close Your Eyes [Priv. Daian]

Pasada la medianoche y atormentada por sus recurrentes pesadillas, la jovencita se había adentrado más allá de lo permitido tal vez, dando con un hermoso y tranquilo lago que en el centro reflejaba la luna llena en todo su esplendor. A pesar del frio, la tersa piel de la chica permanecía cálida, al menos en las partes que mantenía al descubierto como los hombros y parte del pecho. Un profundo suspiro producto del cansancio que generaba la monotonía abandonó sus labios en el preciso instante en el que elevaba la vista hacia el firmamento donde sus orbes celestes con algunos reflejos verdosos se posaron sobre las estrellas brillantes, solitarias, resplandecientes que le transmitían una sensación ligeramente calma a pesar de los continuos recuerdos que llegaban a su mente cada vez que intentaba dormir.

Una vez que se quitó las sandalias y las dejó a un costado se aproximó hasta la orilla del lago, sintiendo y estremeciéndose por la fría temperatura del agua en contacto con su piel. Aquel kimono blanco ceñido de la cintura para arriba mostraba como en segundos se humedecía en la parte inferior por efecto del agua, sin embargo…a la hibrida no le molestaba en lo más mínimo. Llevó sus manos hasta una de las coletas que mantenían sujeto su cabello, deslizando hacia abajo el lazo rojo que formaba un delicado moño. Lo mismo hizo con el otro, ocasionando que aquel delicado, largo y extremadamente bien cuidado cabello cayera sobre sus hombros, delineando todavía más la figura de aquella hermosa mujer solitaria.

La brisa fría los movió grácilmente hacia atrás, luciendo el increíble largo que poseía el cabello suelto en su totalidad, su frente también fue despejada por acción del viento y en ese instante cerró los ojos, poniéndole atención únicamente al sonido de la brisa, al del agua misma golpear despacito contra las pequeñas rocas de la orilla. El aleteo de aves nocturnas, el crujir de las ramas…nada…absolutamente nada pasaba desapercibido ante los sentidos de aquella chica cuya raza era tal vez no tan común, mitad ángel, mitad sirena.

Poco a poco fue abriéndolos, posando su atención en el centro del lago, más aun en el reflejo de la luna llena que parecía oscilar entre el continuo y calmado oleaje del lago. Dejó escapar un sollozo bajo en el momento que se abrazaba así misma ante los inminentes recuerdos que seguramente volverían una y otra vez para jugar con sus sentimientos, con su mente misma. Así era ella, como el lago…en apariencia o por fuera calma, serena, aunque por dentro los tormentos más crueles la azotaran con ira de forma casi continua. Dolía demasiado el saber que ella había sido la única sobreviviente de su familia…de tener una vida perfecta y ser tratada como una princesa por sus padres terminó a ser simplemente la sombra de la jovencita que había sido una vez.

Era consciente que debía actuar con madurez, pero a pesar de todo…ella aun seguía siendo joven, inexperta y sobre todo…temerosa…No tenía ciertamente idea de cómo seguir su vida después de todo lo que había ocurrido. Bajó la mirada repentinamente, observando su propio rostro reflejado en el espejo de agua, intentando buscar, sí, buscar con demasiada ansía algo que le recordaba quien era en verdad, algo que la hiciera sentir mínimamente viva aunque sea por leves segundos.
Elizabeth Hamilton
Mensaje por Daian Doyle el Miér Ene 14, 2015 6:25 pm

Re: Close Your Eyes [Priv. Daian]

Noche, aquel momento donde la obscuridad reinaba casi en totalidad por toda la cúpula. El felino no solía estar a gusto en lugares completamente obscuros y aun así había días, extraños, donde le agradaba la idea de salir a pasear a esas horas, principalmente porque solía aburrirse por el día y solo en esos momentos podía esperar algo de diversión en los lugares más peligrosos de la cúpula. Las montañas, la lejanía del árbol, el bosque… eran lugares donde los renegados o cazadores solían frecuentar y donde él debía estar si quería pasar un momento de tensión y diversión, al menos para sus ojos era mejor eso que aburrirse.

Varias pisadas rápidas y fuertes se hacían notar en el bosque, pisando las hojas del lugar y quebrando algunas ramas, entre los arboles una figura robusta pasaba con total agilidad y rapidez, escabulléndose cada tanto. Aquel tigre tan imponente podía ver con total claridad entre la obscuridad que lo rodeaba, buscando encontrar alguna presa que lo mantuviese entretenido por aquella noche. Observaba con detalle cada rincón que podía, sin detener en lo más mínimo su andar y aquella respiración profunda con cada salto.
Se detuvo cuando vio finalizar aquella zona llena de árboles, dando paso a un hermoso lago que podía verse a distancia. Poco a poco comenzó a caminar de manera lenta, con la simple idea de descansar un momento allí sin embargo en lugar de relajarse solo logró ponerse alerta.

Se escondió entre los arbustos, aquellos ojos dorados se posaron rápidamente en una figura femenina justo frente a él. Su respiración se volvió baja y agacho poco más su cabeza, su cola se movía suavemente de lado a otro, asechando a aquella mujer que claramente no reconocía de ningún sitio. Permaneció en completo silencio un largo rato, analizándola, no parecía ser una chica peligrosa, al menos así lo decía su instinto.
Salió de su escondite cuando la vio suspirar, decaída tal vez. Se acercó por su espalda cuando ella mantenía la mirada en su reflejo. Un pequeño gruñido escapo de sus labios mientras se sentaba allí mismo, al borde del agua, moviendo suavemente la punta de su cola mientras la observaba.

Esa mujer era ciertamente hermosa, parecía totalmente delicada y aun asi se veía sumamente triste, esa fue la principal razón por la que el felino se mostró, no le agradaba ver esa mirada en sus ojos. Permaneció inmóvil mientras la observaba, no quería que se asustara y saliera corriendo histérica de allí, aunque aún cabía esa posibilidad. Su mirada era totalmente diferente a como cuando entró al bosque, ahora simplemente expresaba armonia, calma, demostrando toda la majestuosidad que poseia.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Daian Doyle
Mensaje por Elizabeth Hamilton el Jue Ene 15, 2015 10:09 am

Re: Close Your Eyes [Priv. Daian]

Entre casi constantes suspiros permaneció absolutamente callada, simplemente viéndose reflejada en aquel hermoso lago que tenía allí para disfrutar. Podría decirse que al no encontrarse ejerciendo su trabajo sus sentidos estaban completamente relajados, por lo que seguramente no llegaría a percatarse de nada más hasta que fuera demasiado tarde. En la noche encontraba refugio irónicamente, puesto que adoraba estar al aire libre, sentirse en medio de la naturaleza para así intentar olvidar un poco sus penas.

Otra nueva brisa fría movió sus largos cabellos celestes hacia atrás en lo que ponía mayor atención a las pequeñas olas que se generaban en aquel lago cristalino, increíblemente bello como lo había sido cierto lugar al que ella solía recurrir casi siempre en Inglaterra. Claro que extrañaba su tierra, su familia pero lo que más deseaba en lo más profundo de su corazón era volver a un planeta ya reconstruido, poder recostarse sobre el césped, sentir los cálidos rayos del sol aunque se encontrara en completa soledad, ciertamente, el futuro para ella era algo incierto, más aun cuando ni siquiera podía superar su pasado.

Captó indiscutiblemente una presencia cercana a ella al oír un rugido, lo que ocasiono que la chica se voltease para posar sus orbes ligeramente curiosos en la figura de lo que parecía ser un tigre, el cual se mantenía meciendo su cola de un lado a otro con total calma. Abrió más los ojos algo escéptica, dejando escapar una pequeña risita al final mientras llevaba la diestra sobre sus propios labios en el proceso, así y todo mantuvo la mirada tranquila sobre el gran felino, ya que podría decirse que adoraba todo tipo de animales y lo que menos sentía era temor.

-¿Encontraste algo interesante?- Cuestionó como si el animal pudiese responderle en lo que trataba de no hacer ningún movimiento brusco. Admiró sus rayas, sus ojos, aquel hermoso pelaje que la había cautivado con solo segundos de haberlo visto. –No sabía que podía haber este tipo de animales aquí en la cúpula, pero eres muy bonito- Musitó a nueva cuenta entre una pequeña sonrisa ligeramente dulce con algún que otro atisbo de tristeza en la misma.
Elizabeth Hamilton
Mensaje por Daian Doyle el Lun Mar 02, 2015 5:01 pm

Re: Close Your Eyes [Priv. Daian]

Se sorprendió cuando ella no corrió, incluso le había halado con tanta paz y calma. Oh, su hermosa voz parecía haberlo cautivado de un segundo a otro ¿Quién era ella? La belleza de esa mujer bajo la luz de las estrellas, estando allí en el lago la hacía parecer el más precioso de los seres; y él, un simple peón que su hundía en el más profundo y oscuro abismo sentía que había encontrado algo maravillosamente valioso.

Gruño nuevamente por lo bajo, muy suavemente mientras la observaba, como si respondiera a su pregunta, estaba claro que había encontrado algo interesante. Sus dorados ojos no se despegaron ni un segundo de los de ella, perdiéndose completamente en el mirar de la misma, como si estuviera hipnotizado por esta. Bajó la cabeza, echándose en el suelo mientras la observaba sin dejar de menear suavemente la punta de su cola en un acto de paz, demostrando que no haría absolutamente nada, permitiéndole incluso acercarse si así lo deseaba.   

La tristeza en la mirada de ella le causaba demasiada curiosidad, deseaba saber el motivo de esto, tenía la necesidad de permanecer a su lado durante al menos esa noche, su instinto no lo alertó en lo más mínimo porque solo hizo lo deseado, permaneció a su lado, dejándola acercarse y tocar su pelaje, cosa que no a todos le permitía.
 
-----------------------------------------------------------
Abrió sus ojos suavemente, poco a poco para poder acostumbrarse a la luz que daba directamente a su rostro, podía sentir una cálida presencia justo a su lado. Su cabeza descasaba sobre las piernas de la mujer con la que había estado soñando, o más bien, la mujer a quien estaba recordando en sus sueños. Giró levemente la cabeza para posar aquellos expresivos orbes dorados, aun ligeramente adormecido, justamente sobre el rostro de ella. Mantenía la diestra sobre su propio estómago y elevó la izquierda hasta poder tocar la mejilla de ella con suavidad, como si se asegurara de que no había sido un sueño.

-Eres hermosa… Esas fueron las primeras palabras que dijo al despertar, al fijar sus ojos sobre los de ella, tan hermosos e hipnotizantes, esa pequeña muchacha había atrapado la atención del asesino desde la primera noche donde cruzaron miradas y él no pudo hacer nada para impedirlo. Ahí se encontraba nuevamente, en el lago, recostado sobre las piernas de ella mientras las estrellas y la luna era lo único que iluminaban sus figuras, había caído totalmente rendido por esa chica, comenzando a seguirla constantemente, a estar a su lado y protegerla siempre que le era posible, el lago se convirtió en el lugar más sagrado para ambos, un lugar donde podía verla y estar a su lado en total paz.  El viento soplaba meciendo suavemente tanto sus cabellos como los ajenos, podía escucharse suavemente el sonido del agua moverse por algunas pequeñas criaturas allí, las luciérnagas rondaban los alrededores brindando un poco más de luz mientras él estaba totalmente centrado en ella.


Última edición por Daian Doyle el Mar Mar 03, 2015 7:05 pm, editado 1 vez


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Daian Doyle
Mensaje por Elizabeth Hamilton el Mar Mar 03, 2015 9:23 am

Re: Close Your Eyes [Priv. Daian]

En el transcurso que él parecía completamente sumido en sus sueños, la joven hibrida mitad ángel mitad serena se había encargado de velar por él, como si de algún modo desease poder ingresar a ese mundo apacible donde él se encontraba para continuar cuidándolo. La chica estaba perdidamente enamorada del rubio, aquel hombre misterioso que solía seguirla fuese donde fuese había encontrado la manera precisa para colarse en el lastimado corazón de la niñera que aunque siempre sonriese, mostrándose completamente afable tenía un gran peso encima impuesto por su pasado. La mano derecha de Elizabeth ofrecía tiernas caricias en la cabeza del contrario mientras se encontraba dormido, incluso enredaba suavemente algunas hebras doradas en sus finos dedos por el simple hecho de hacerlo.

Se mantenía con la mirada fija en la luna, sonriéndole incluso, aunque pudiera ser mentira que alguien le sonriese a lo que muchos consideraban un simple astro. Al menos no para ella, cuyo padre había sido nada más ni anda menos que un ángel lunar que pereció en la guerra más cruel de todas junto con toda su familia, tanto madre como hermano pequeño. Negó repentinamente en completo silencio, no iba a ponerse a pensar justamente en su pequeño hermano porque ese recuerdo era justamente el punto de quiebre de la muchacha.

La voz hipnótica del hombre que amaba con todo su corazón acabo con todo atisbo de tristeza en su mirar, puesto que la ilusión misma se reflejó en los orbes de la chica quien no dudaba en cerrarlos por unos instantes al recibir la caricia. Suspiró suavemente feliz, plena, notándose tal paz en ese bello rostro ligeramente aniñado, todo por una simple caricia…que pareció detener el tiempo en ese preciso instante.

-No, tú eres hermoso. No imaginas cuanto…- Contestó con calma, inclinándose muy apenas para depositar un pequeño beso cargado de amor en los labios ajenos. Deseaba internamente poder expresarle siempre todo lo que por él sentía, y es que claro…ella quería con todo su corazón poder estar al lado del hombre que adoraba por toda la vida, incluso en un futuro poder formar una familia a su lado…Quizás, poder en parte reconstruir la que había sido destrozada en la Tierra, volver a ser feliz.

No muy a lo lejos podía oírse el canto de los grillos junto con el aleteo de alguna que otra ave nocturna en busca de ellos. El sitio parecía mantener una calma increíblemente natural, salvaje pero enigmática que tenía como testigos de eso al par de enamorados que habían decidido reunirse bajo la luz plateada de la luna. En la orilla del lago pequeñas olitas se formaban emitiendo un sonido completamente relajante, las estrellas mismas parecían brillar con más intensidad que de costumbre en el manto negro de la noche.

Finalmente se separó muy apenas, manteniendo la mirada entornada pero cargada de sentimientos que solo por él podía sentir. Volvió a sonreírle pero esta vez con más entusiasmo, sintiendo incluso un pequeño calor que subía y terminaba alojándose en sus mejillas.

-¿Pudiste descansar a gusto este ratito, amor?- Cuestionó bajito, en apenas un susurro altamente dulce, cariño, melodioso como la propia voz que ella poseía.
Elizabeth Hamilton
Mensaje por Daian Doyle el Mar Mar 03, 2015 6:02 pm

Re: Close Your Eyes [Priv. Daian]

Ante de poder siquiera darse cuenta se encontraba observándola pasear por la academia, sus encuentros inicialmente habían sido totalmente casualidades o al menos eso se hacía creer él mismo, toda la verdad era que él era quien continuamente estaba buscándola, buscando saber dónde solía estar para poder estar al pendiente, secretamente había causado más de una pelea al encontrarse con personas que la siguieran con malas intenciones, nada de eso había sido revelado y así lo prefería, no quería que nada perturbase la paz en su vida. Estaba claro que seguía ligeramente adormecido, su mirada lo delataba completamente en ello, sin embargo no perdía de vista el rostro de ella por nada del mundo mientras los recuerdos de su sueño aún seguían latentes en él.

Sus ojos nuevamente se cerraron cuando ella se aproximó para juntar sus labios a los propios, aquella hermosa sensación causó que el alma del metamorfo se tranquilizara increíblemente, el sentir sus dulces labios era uno de los placeres de la vida que más vivo lo mantenían, algo que le daba motivos para luchar, volver y esperar en ese lago a que todo se iluminase con la presencia de ella.  Allí estaba él, besando a la única mujer que había despertado aquellas emociones profundas en él, cariño, deseo de protección, nada ni nadie sabía de ella por el momento ¿Cómo podría siquiera revelarlo? Ella era suya y él sería de ella, no permitiría que alguien arruinase aquella paz que se había empeñado a proteger.

Cuando sus labios se separaron entreabrió muy suavemente la mirada, sonriendo finalmente al escucharla decir aquellas palabras, especialmente la última. No había nada más en ese mundo que él tuviera, nada que le causase las emociones que ella lograba con una simple mirada –Lo hice… Aseguró en prácticamente en un ligero susurro, regalándole una sonrisa a ella, una repleta de cariño y amabilidad como solo a ella podía darle –No me di cuenta, lo lamento… Se  disculpó claramente por haberse quedado dormido cuando estaba a su lado, tal vez fue la relajación o el cansancio que el mismo tenia luego de haber tenido un día ligeramente agitado, claramente ella sabía sobre él sin embargo no podía decirle todo ¿Qué diría ella al enterarse de su verdadero empleo?  Su alma estaba totalmente perdida pero la de ella tenía aun esperanza, no quería alejarse de su lado y temía que lo rechazara al enterarse de lo que era: un asesino.

Las caricias a la mejilla de ella continuaron durante varios segundos incluso después del beso hasta que finalmente apartó la mano y se levantó con cuidado, cerrando sus ojos, soltando un ligero suspiro llevó la diestra hacia su cuello por la parte trasera y movió levemente la cabeza unos instantes como una simple maña que poseía al despertar. Segundos después de esto coloco esa misma mano en el suelo, justo a las espaldas de ella y se acercó para observarla.

Acortó toda distancia de sus rostros mientras sus orbes dorados se clavaban esta vez con más intensidad sobre los de ella –Elizabeth… su voz era calma y seductora como era de esperarse de alguien que mantenía un porte totalmente elegante, digno de su apellido y procedencia. Elevó la mano izquierda, posándola en la mejilla de ella mientras simplemente terminaba con la distancia entre ambos, besándola nuevamente, ladeando un poco el rostro mientras acercaba su cuerpo al de ella durante todo instante en que se prolongó la unión de sus labios.

Cuando por fin se separó permaneció serio escasos segundos antes de terminar sonriéndole con esa chispa de alegría algo infantil que poseía, soltando el agarre de su mejilla, pasando a rodearla con sus brazos para que así pudiese descansar sobre su pecho recargó la espalda en el tronco del árbol por más comodidad, dejando descansar unos instantes la barbilla en el hombro izquierdo de ella -¿Qué tal tu día? No había podido estar vigilándola todo el día por su trabajo, por eso mismo se mostraba sumamente interesado en saber que había sucedido.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Daian Doyle
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: Close Your Eyes [Priv. Daian]

Contenido patrocinado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares