» Ultimam Voluntatem [Élite]
Miér Ago 24, 2016 9:44 am por Invitado

» Hola a todos :3
Dom Ago 07, 2016 3:23 pm por Dark Wolf

» Reglamento {Leer y firmar} Obligatorio
Sáb Ago 06, 2016 11:48 pm por Dark Wolf

» Hola a todos.
Sáb Ago 06, 2016 7:46 pm por Dark Wolf

» CHECK♚MATE [Monochrome School RPG Yaoi+18] - Cambio de botón [Élite]
Sáb Ago 06, 2016 12:39 pm por Invitado

» [ID] Patchouli Knowledge// Espia
Vie Ago 05, 2016 1:54 am por Patchouli Knowledge

» Ephemeral | Afiliación Élite |
Jue Ago 04, 2016 11:35 am por Invitado

» Inert ❤ Love. Rol Amo x Androide [NORMAL]
Miér Ago 03, 2016 7:33 pm por Invitado

» RE APERTURA INB (NORMAL)
Sáb Jul 30, 2016 7:55 pm por Invitado

» Protego Horriblis || Petición Cambio de Botón || [Elite]
Sáb Jul 30, 2016 4:57 pm por Invitado

» Tartarus - Élite
Vie Jul 29, 2016 4:38 pm por Invitado

» Cromulent University - Hetero/Yaoi/Yuri [Élite]
Miér Jul 27, 2016 11:36 am por Invitado

» ¿Se encontrará Mona Lisa? - [Priv. Reim Bush]
Mar Jul 26, 2016 9:22 pm por Reim Bush

» Heta-rol [Confirmación Élite]
Lun Jul 25, 2016 10:41 pm por Invitado

» Beyond the stars - CAMBIO DE BOTÓN - NORMAL
Lun Jul 25, 2016 3:36 pm por Invitado


Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Noah H. el Dom Ene 12, 2014 10:23 am

Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

Recuerdo del primer mensaje :

El día había pasado tranquilo. No se había sentido mucho escándalo dentro de la cúpula, al menos, hoy no me tocaría mancharme en sangre de alguien, o similar . Aun así, un irreparable insomnio me atacaba por las noches, más bien, a todas horas. No lograba conciliar el sueño, y cuando lo hacía, venía aquella pesadilla realmente .. fastidiosa. No era que le tuviese miedo a mi propia fantasía mental, más bien, el cuerpo era el cual reaccionaba involuntariamente ante ellos, en consecuencia, despertaba en las fauces de la cama de mi oscuro y frío cuarto empapado en sudor; tallaba mis ojos con confusión, viendo el termómetro ambiental que demostraba al menos unos 24 grados , lo cual era casi imposible sudar por el calor, estaba realmente fresco, además, era aquella mala costumbre que mantenía de dormir con la ventana abierta, así, limpiando el cuarto por las noches. Me veía forjado a levantarme en puntas de pies a la ducha, tomar un baño frío, sin emitir ruido alguno, a pesar de que aquel chorro de agua a presión que caía hasta el fondo de la ducha, demostraba que era el único sonido ambiental, casi, que abordaba desde mi cuarto hasta el extendido pasillo de la casa en la que actualmente habitaba.
Bostecé mientras divagaba entre los sectores de la cúpula, en cierta guardia de tarde-noche, consiente de que no lograría siquiera una pestaña para poder descansar. Después de todo, el sueño no era lo que realmente me preocupaba a esas horas el día. Quizá las pesadillas nocturnas se trataban simplemente de un estrés luego de encontrarme con aquella sorpresa de una familia realmente extendida, y no lo digo simplemente por Alistear y ambas niñas que suelo cuidar en mis tiempos libres, si no más bien por una parvada de los que se apellidaban Harrison de los cuales estaban dentro de la cúpula. Hace ya un tiempo atrás, realmente considerado, me había topado con un albino de orbes violáceas, del cual simplemente con una presentación curiosa, ambos terminamos siendo hermanos consanguíneos,. No.No se trataba simplemente de un ‘Harrison’ , un bastardo más en la tierra por la lujuria de Stevenson , desgraciadamente, nuestro progenitor, no obstante, se trataba algo más allá de estar unidos con un horrible padre, si no, del ejemplar, al menos para mi, de mujer perfecta. Miranda Salth, la única persona a la que podía llamar familia antes de poner pie en la media esfera en la cual hoy habitaba. Se trataba de una broma?. Al menos eso sentía, No era solo el chico que había conocido, si no que se trataba de un caso de trillizos. Realmente, frustrante.
Desde que supe la verdad sobre respecto a mi padre, no tenía más en la cabeza de la simple idea, de que mi madre era la mujer más buena del mundo, que a pesar de haberme dejado tirado a una edad juvenil, aunque lo suficientemente independiente, más.. al saber aquella triste verdad, uno cae cuenta que realmente, al menos.. Miranda habría perdido todo mi respecto, sentenciando a la que alguna vez con cariño le dice –Mamá – a un odio casi irreparable. Si la viera hoy, ahora mismo, acá, viva, no le daría más que la espalda. Aun así teniendo el corazón en vacío. Por otro lado, no me sentía completamente solo, si bien quien me había acogido no era el ser más simpático de la historia, extrañamente, se sentía cierta calidez transmitida. Aunque el único detalle erróneo era que aquel rostro me hacía pensar nada más que en la faceta del bastardo de mi padre. Ambos eran horriblemente iguales. Él lo sabía. Y hasta se quejaba de veces de parecerse a su abuelo, del cual no alcancé a conocer, a mi suerte. También, de sus palabras, me había enterado de que un muchacho más, esta vez, hermano directo del mayor, habría aparecido, tratándose simplemente de un Renegado. ¿Qué hacer?... ¿Negaría el hecho de que este lo fuese? Dudaba si podría cumplir mi labor al pie de la letra. Y. sobre otra muchacha de la cual al menos el otro no se fiaba de su vida, según él, había muerto mucho antes que naciese,… Quizá qué cosas uno se esperaría.
Tal vez eso era lo que había terminado haciendo que una especie de terror nocturno me alterara y llegase a trastornar.
Ahora bien, mis pasos eran más lentos, ya daban cerca de las seis de la tarde, más menos, y el sol al parecer quería bajar y dejar que la Luna subiese. Suspiré ligeramente, sin sueño ni siquiera pro asomo. No tenía ganas de volver a casa, y deambular por la Academia de noche.. eso ya me aburría, puesto que solía darme unas vueltas y pasar a la cafetería a sacar algo de beber. En este caso, ya ni sed se me asomaba. Saqué un cigarrillo, acto seguido, el encendedor. Posé la punta del ejemplar entre mis labios, absorbiendo aquel contaminante aire que se iría hasta mis pulmones. Ya no importaba, el fumar era una mala costumbre que habría agarrado hace ya años. Me encaminaba ya por unas praderas algo.. extrañas, no recordaba haber puesto un pie por aquel lado. Curioso, hasta realmente cerca habría una infraestructura algo rural, y el sonido de los animales se sentiría una vez que ya me encontraba frente al camino que daba hasta la puerta. Fruncí suavemente el ceño, con el cigarrillo entre los labios. ¿Entrar o no Entrar?.. He de ahí el dilema. En ello, sin más que hacer, opté por ir a dar un vistazo, a lo que se daba conocer ahora, como una granja.



Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.

Mensaje por Noah H. el Dom Ago 03, 2014 12:43 pm

Re: Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

-Dependiendo del qué; los animales extrañas veces atacan porque sí, atacan porque se sienten bajo peligro…atacados. Las arañas en especial no son agresivas con los humanos, si no las jodes, no te pican, es más, hay algunas que te hacen señas de que va a atacar.- Expliqué tras lo dicho por la chica. Al menos eso era de lo cual me había informado, realmente lo poco y nada, pero tampoco podría auto tacharme como un completo ignorante en el tema. El ser humano era el pesado que molestaba a los animales, por ende, ellos solo reaccionaban bajo la tensión –Pero claro, hay quienes no hacen caso – Susurré ya sin darle más importancia al asunto.

Esperaría con paciencia que la chica procediese a atravesar para poder yo mismo pasar, pero por lo visto la rubia se tomaría cierto tiempo para hacerlo. Omití comentario alguno, después de todo, no había apuro alguno en salir de la granja, tampoco en llevarla con rapidez a donde esta pedía, claro, mientras la chica no pidiese …Daba una segunda calada un poco más corta, conteniendo el aire dentro del cuerpo, jugando con este mismo mientras sujetaba el ejemplar lejos del paso, para así no quemar a Verónica cuando se acercase.
Ladearía el rostro con extrañeza al ver tanto titubeo de la otra parte, y en cuanto noté aquel suave, pero notorio ruido de la puerta rasgar la pilademierda que estaba bajo esta tapando la entrada, hizo que me percatase de que el espacio aun era pequeño para ella. Hubiese sido más fácil haberlo dicho, pero se notaba esa.. ¿independencia? De la chica. Una vez que ella pasó, haría lo mismo, cerrando la puerta tras la espalda, por tal de dejar todo en cierto orden

–Pudiste haber dicho que aun era estrecho – Comenté entre tanto, tirando el humo grisáceo hacia otro lado, para no incomodar a la femenina. Atendiendo a lo dicho bajaría el cigarrillo un poco, para aplastarlo con los propios dedos y desistir momentáneamente de la idea de fumar; no tiraría el ejemplar al suelo, aun estaba a más menos la mitad, por lo que lo dejé en uno de los bolsillos internos del abrigo, para más tarde. Más que nada lo hice por aparente respeto, si la chica no fumaba, pero según decía, no le molestaba, de todos el hecho de estar expuesta, la hacia fumadora en consecuencia; fue por respeto, más que nada  - ¿Vas con mucha prisa, preciosa? – Le pregunte en cuanto volvería hablar, mientras avanzaba a su lado para pasarla por no más de dos pasos, con las manos dentro de los bolsillos del mismo abrigo. El aire afuera estaba un poco más fresco y puro en comparación dentro del granero, si bien no era realmente desagradable, no era precisamente un olor que daría al gusto de todo.  



Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Vincent Nightray el Mar Ago 05, 2014 8:10 pm

Re: Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

Respondió a las palabras ajenas con un asentimiento de cabeza, pues estaba de acuerdo con ellas. De hecho era precisamente a lo que se refería, así que le hubiera gustado decir algo así si hubiera pensado mejor en cómo expresarlo, pero casi ni se lo había planteado. Suponía que si iba soltando cosas se terminaría entendiendo y, de hecho, ese había sido el caso.

- Eso es a lo que me refería. - Aclaró, manteniendo una tierna sonrisa en su rostro. El hombre parecía bastante pasota, así que comenzaba a perder interés en hacerle caer en algún tipo de engaño de los suyos, o algo similar, por lo que no tenía por qué seguir fingiendo bondad, pero continuó con ello por si acaso. ¿Quién sabe? Tal vez surgiera alguna señal de que había posibilidades de conseguir algo a su favor, en cualquier momento. Era mejor no arriesgarse y mantener la frágil apariencia mostrada hasta entonces. - Y por eso es mejor estar alerta. - Añadió la aclaración sin demasiado entusiasmo.

Al oír el comentario, tras haber salido ya, negó con el rostro. No pretendía ir pidiendo cosas por aquí y por allá de forma innecesaria, entreteniendo al contrario de mala manera, aunque seguramente ya lo estaba haciendo de más al decir estar perdida.

- Si sabía que podía hacerlo sola, ¿para qué te lo hubiera pedido? - Comentó en un tono un tanto alegre, ignorando lo que parecía indecisión por parte del contrario respecto al tema del cigarro. Si quería fumar, allá él; ella ya estaba acostumbrada en consecuencia de que su hermano fuese un fumador que supuestamente quería dejarlo pero que no parecía esforzarse todo el tiempo en ello. Pero sí demasiado, aunque en momentos concretos y, claro, sin éxito por la inconstancia. Así que, total, si ya era una fumadora pasiva, ¿qué le molestaría tragar algo más de humo ajeno? Ella no tenía pensado fumar y, de hecho, si se lo ofrecieran sería bastante probable que lo rechazara, como lo había hecho con Noah momentos antes, aunque ante una gran insistencia sería capaz de ceder por tal de evitar ser molestada, en algún caso poco habitual. O no. Incluso ella misma lo estaba dudando.

Volvió en sí rápidamente al oír la pregunta. En vista de los pocos avances que hacía, estaría bien responder de forma afirmativa. Pero parecía estar demostrando lo contrario, a excepción de lo de la puerta.

- ¿Eh? - Soltó la onomatopeya por tal de hacer tiempo mientras seguía pensando. - Un poco, sólo. Pero con llegar a la academia sin entretenernos estará bien. Ahí ya sabré qué hacer. - Respondió al fin, ladeando un tanto el rostro y, con ello, provocando un suave movimiento de su cabellera llevado, básicamente, por la gravedad.

Ya simplemente quedaba seguir avanzando hasta el lugar mencionado y, una vez allí, separarse finalmente y terminar con tanta tontería por su parte. Ya estaba hablando demasiado, así que pensó que sería mejor terminar el camino en un prolongado silencio o, en su defecto, en apenas algunas palabrejas, la mayoría monosílabas, apenas dichas de tanto en tanto. Sólo tal vez, a su parecer, sinceramente.
Vincent Nightray
Mensaje por Noah H. el Sáb Oct 18, 2014 9:27 pm

Re: Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

- Ser atento con las cosas más pequeñas - Se animaba a agregar el peliblanco, quien no quetaría ni por un segundo los ojos del camino, repasando por dónde debería de doblar.
Noah ya había perdido el interés en volver a la granja,aunque recién estaban saliendo de aquel lugar, le daba pereza devolverse más tarde, las ganas se habían desvanecido ... además que le tomaría también un buen rato de caminata de retorno, terminaría tirado a un lado del camino entre algunos arbustos para observar las estrellas, de seguro. La pereza terminó por ganarle de cierto modo, por lo cual pensaba en qué lugar podría ir a descansar un poco, porque al loquerío de la casa no estaba dispuesto a ir de momento, sí llegaría a dormir, pero no quería pensar siquiera en que tendría que brindarle atención a los lobos que parecían estar más estresados que nunca. No podía estar con aquellos ejemplares todo el día, el 'trabajo' no se lo permitía aunque este no hicese la gran cosa, aunque se fiaba de que al menos sus sobrinas jugarían con Bolt y Hyke, se notaba aquella desesperación por su persona. Y en parte, extrañaba sentir el olor del pelaje de sus mascotas, o aquellas bruscas mordidas que lo dejaban marcado hasta por semanas.

- No pareces ser tan despistada como supuse, Verónica - Respondería ante lo dicho de la chica. No era por discriminar o algo similar por aquella cabellera rubia que emanaba aquel olor femenino, Verónica sin duda le parecía alguien atractiva y a la vez una buena presa para alimentarse, y ante aquel dicho de que las rubias eran tontas, la chica parecía ser una de las excepciones de la vida. Aun así, por pesado y arrogante que fuese, no le hubiese molestado mucho el heco de abrir un poco más la puerta por la chica, no era un buen acostumbrado a modales, con suerte se presentaba, pero era de alguna u otra forma evidnte que a una chica, se le abría la puerta.

Borró de su mente las preocupaciones diaras, la noche no era la mejor de todas, pero el cielo de la cúpula se veía tan despejado y pulcro, que daban ganas de poner bajar una de las estrellas de aquel manto nocturno, y poder guardarla dentro de un frasco y apreciarlas por un largo rato. Sí, en parte Noah era de quienes ocultaban aquel lado , por cliché que sonase, romántico, el cual lo encontraba hasta cierto punto patético. Sacaría entonces de sus bolsillos el par de guantes gruesos oscuro los cuales acostumbraba a llevar, de cuero, para abrigarse aquellas pálidas y hasta suaves manos de las cuales disponía. -
- Si de caso, puedo escoltarte dónde sea prudente; ya no tengo el qué hacer - Informó como quien no quería la cosa, ahora con una especie de nuevo objetivo.

La rubia respondía que, efectivamente, andaba con algo de prisa, y después del 'Ahí ya sabré qué hacer' se le abriéron dos posibles acciones, la primera, ese no era completamente su destino, o la segunda, que solo quería llegar para poder hacer cualquier cosa, sea lo que sea. Se arreglaba el cabello como de costumbre , ya más relajado, y eso se podía notar hasta su expresión facial, que en vez de demostrarse con tanta frialdad y dureza, estaba como algo decaída, entre distraído, en verdad. Pocas veces lograba relajarse de aquella forma, al principio la rubia le había parecido algo molesta, pero no tardó en aligerarle un poco el aire.


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Vincent Nightray el Vie Nov 07, 2014 8:03 pm

Re: Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

La aprobación del albino la alegró un tanto. Al fin habían logrado hacer que sus ideas coincidieran, provocando que él apenas pudiera añadir algo al no diferir. Suerte, según ella. Le gustaba compartir la opinión con los demás, evitando pleitos por tener ideas contrapuestas, pues le parecía absurdo discutir por algo así y, además, prefería mentir antes que pelear por una chorrada de ese nivel. Prefería ser falsa que enemiga. Apenas asintió levemente en respuesta al último comentario del contrario respecto al tema sobre la peligrosidad de los animales y los riesgos consecuentes a ello.
Sonrió por su siguiente comentario. Con eso también había mejorado. Aunque hablara poco, al menos lo hacía correctamente y pensando antes de soltar cualquier cosa, o eso parecía al menos.

- No soy despistada, que yo sepa. - Aclaró. No quería mostrarse como una niñita estúpida, pero tampoco como una completa creída. Por experiencia propia, las chicas egocéntricas no le parecían el mejor tipo.

Era tarde y estaba gastando más tiempo en pedirle ayuda al desconocido, prácticamente por gusto, que si fuera ella misma, pues en realidad conocía perfectamente la cúpula y por lo tanto sabía incluso varios caminos de vuelta, mas así era más divertido, a su parecer. Era una buena excusa para hacer una buena amistad, la de estar desorientada, y más siendo mujer, al menos físicamente.

Su siguiente afirmación la desconcertó bastante. Hasta entonces el hombre parecía haberse mantenido esquivo, dando la impresión de que quería deshacerse de la chica cuanto antes para poderse separar y volver rápido a lo suyo, que prefería estar solo que con ella, que no preciaba sus primeros momentos juntos... pero ahora, a diferencia, parecía pedir que se quedara con él un rato más o, más extensamente, el tiempo que fuera necesario. Cuando Verónica había comenzado a pasar, él fue el que la buscó a ella. Tal vez, supuso, prefería que fuera algo ajena en lugar de mostrarse simpática y sociable. Había gente para todo, y lo sabía de sobras.
Aceptar no estaría mal. Pasarían más tiempo juntos. Pero, por otra parte, no tendría mucho sentido seguir unidos en cuanto llegaran la academia, pues la fémina había admitido que sabía ubicarse desde la academia, aunque realmente supiera hacerlo desde donde estaban... y más.

- No es necesario. Con llegar a la academia sabré ubicarme. - Insistió. A menos que le hiciera dar vueltas aprovechando que se suponía que no se daría cuenta, si se separaban nada más llegar se ahorraría posibles problemas. Eso sí, pretendía que el camino hasta allí fuera normal y, si había suerte, algo más animado que hasta entonces. - No me gustaría entretenerte más. Resultar una molestia y saberlo no es una sensación precisamente... agradable. - Comentó, como si no lo hubiera hecho lo bastante ya de por sí, y prácticamente por simple gusto.
Vincent Nightray
Mensaje por Noah H. el Dom Nov 16, 2014 12:50 pm

Re: Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

No tuvo intención alguna de ofender a la rubia, en lo absoluto, lo hizo en una especie de adulación, pero tampoco percibió que esta se hubiese enfadado cuando hizo el comentario con respecto a que fuese despistada o no. Se encogió de hombros con una sonrisa un tanto más amplia, pero seguía siendo tan penosa que se denotaba que había sobre esfuerzos en ella misma
– Como antes andabas algo desorientada; aunque no es una excusa suficiente para decir que lo eres. – Respondió con sencillez a lo oído, sin llegar tampoco a ser alguien…chupa medias o algo por el estilo, lo aborrecía, simplemente comentó su opinión con respecto a la rubia, que aun quedaba como una simple desconocida, a pesar de saber su nombre.

Efectivamente, Noah veía a las mujeres usualmente como un simple objeto sexual, quienes le servía para absorber su energía, para darse así mismo placer en aquel acto que, si se analizaba cuidadosamente de ‘con cuantas se había acostado’ adulterio. Escogía con cuidado con quienes se revolcaba en las sábanas, tenían que cumplir ciertas expectativas, no únicamente físicas, quizás más de salud, pero nunca lo hacía con cualquiera, claro. Pero siempre quedaba como el método para absorber, sin compromisos, sin líos mentales. Antes de que la respectiva muchacha despertase él ya había cambiado de rumbos, siendo alguien básicamente nómada desde que abandonó la casa. Pero aun así no era tan descarado, eso lo veía netamente por sus rasgos de incubo; aunque lo negase, adoraba aquella majestuosidad de cuerpo, ese mismo que estaba lleno de curvas, de montañas que podían ser recorridas con la punta de los dedos, ser acariciadas por la pluma más suave de un pavo real, aquel dulce aroma de los perfumes que estas mismas portaban, sus gestos naturales, poder ser presente de cómo la sangre subía por sus mejillas, ser capaz de percibir cuando su pecho subía y bajaba al respirar, y hasta lo agraciadas que podrían ser cuando lucían todo tipo de vestuarios; pasando de lo físico, también le atraía aquel encantamiento que algunas poseían, sus formas de pensar…para él la mujer también tendría gran potencial, inclusive, superando las metas masculinas, más, como todo el mundo, sea hombre o mujer, estaban las excepcionales, las cuales ensuciaban el parecer de algunos.
En este caso Verónica le había tal vez, o simplemente era una observación única llamado cierta atención como hombre, en vez de incubo; altura prominente, una cabellera rubia que parecía ser revestida en oro, unas facciones ligeras, un par de orbes de distinta gama, inusuales, que bien podrían ser simplemente contactos, pero era fácil poder denotar el brillo de estas mismas, un par de gemas naturales. Aquello combinado con un vestido invernal rosa. Adorable a la vista.
Si fuese cualquiera, o si simplemente estaría desesperado por energía, no hubiese dudado ni siquiera por una milésima de segundo descubrir que se hallaba debajo de aquella falda, siendo quizá más arriesgado, rasgando aquellas medias negras, descubriendo cada centímetro de sus piernas.

A aquello, agregando el hecho de que le pareció una muchacha simpática, e inteligente.
Quedó esperando la respuesta de la fémina, guardando sus manos en los bolsillos, con la mirada fija en el camino nocturno, siendo también testigo de los sonidos de la naturaleza. La observó nuevamente, sin gesticulación alguna, pero…si….internamente se encontraba algo decepcionado ante tal respuesta, aclaró su garganta volviendo sus orbes al camino
–Como gustes – Respondió a secas , sin la intención de parecer algo pesado ante la indirecta a negación, o al menos así fue como Noah lo tomó. Tampoco sería capaz de insistir en escoltarla a su destino final, rastrero tampoco era; aunque hubiese gustado tener aquella ‘misión’ , al menos así la plática podría durar un poco más – ¿Hay algo de malo que entretengas? – Preguntó al escucharla, al menos, ahora, que ya no tendría lo que hacer, podría tomarse ‘la molestia’ de acompañarla, aun así no expresaría cierto deseo de la compañía.








Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Vincent Nightray el Jue Ene 08, 2015 4:23 pm

Re: Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

Las palabras ajenas le sonaron un tanto a excusa, mas no sería capaz de asegurar la intencionalidad de éstas. Existía la posibilidad de que ciertamente hubiese cambiado de idea respecto a ella.

- Well... - Apenas lo murmuró, sin saber qué comentar. No le gustaba responder con silencio para no parecer cortante, aunque también tenía en cuenta lo callado que se mostraba aquel hombre y, además, no tenía lo que decir. Insistir resultaría molesto y cambiar de tema sonaría muy forzado, seguramente. Fue por esa razón que decidió soltar aquella palabra, sin percatarse de que lo había hecho en su idioma natal, el inglés, dejándola en el aire, sin continuación alguna al creerla innecesaria por lo ya explicado. Pero tal vez sería peor así... Parecería que había repensado lo que iba a decir y que era una persona indecisa. O no.

Se entretuvo durante un buen rato pensando en si decir o no algo más, como es de suponer totalmente inconsciente de los deseos ajenos, concluyendo en mantenerse en total silencio hasta que el contrario decidiera romperlo. Sería mejor no hablar de más para no parecer estúpida ni pesada.

Una sonrisa totalmente sincera, marcada, de esas visibles incluso a distancia, se apoderó de sus labios al oír su respuesta, aunque enseguida pasó a ser la habitual de nuevo. No cualquier persona sería tan amable como lo parecía ser aquel hombre, y menos teniendo una personalidad tan... cerrada, a primera vista. Muchos la hubieran abandonado o hubieran escapado cuanto antes por tal de no perder el tiempo con algo así o, directamente, le pedirían favores poco agradables a cambio, en mayor parte sexuales. Y antes que ceder a cualquier pervertido admitiría que estaba fingiendo. Podía llegar a ser descarada y hasta agresiva, si se lo proponía. De hecho, alguna vez había tenido que llegar a... ciertos extremos, a causa de acosadores, y en cambio como Vincent era tratado distinto. Diferencias entre ambos sexos, o eso suponía.

Ante la última pregunta negó rápida pero suavemente, causando que los rubios y largos cabellos llegaran a cubrirle un tanto el rostro durante unos instantes, o mejor dicho hasta que se los apartó con las manos, colocándoselos detrás de las orejas a excepción de los dos mechones que siempre caían sobre su pecho, uno a cada lado de la cara, algo más cortos que el resto de la cabellera. Aprovechó para recolocarse también la diadema. Todo esto en apenas unos segundos, sin llegar siquiera a medio minuto.

- No es que haya algo malo propiamente dicho, sino que no quiero molestarte a ti, Noah. Es sólo eso. - Aclaró en un tono algo más bajo que los empleados anteriormente. - Pero si no te importa... - Se encogió levemente de hombros. - Ya te he dicho que no tengo mucha prisa, y con eso me refiero a que agradecería llegar a la academia cuanto antes porque si nos entretenemos mucho casi se hará de día, y a ver cuándo duermo entonces... - Al decir todo esto volvió al tono que había utilizado la mayor parte del tiempo.

Dejó, pues, la decisión en manos del albino. Ella preferiría no insistir más en una elección o en la otra, ya que en realidad no le importaba demasiado. Mientras no pasaran más de diez horas seguidas juntos...
Vincent Nightray
Mensaje por Noah H. el Sáb Ene 17, 2015 2:14 pm

Re: Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

Por cierto lado, a Noah ya se le daba igual estar en compañía de la muchacha; puesto que esta misma al menos, hablaba lo que era necesario, justo y preciso, no tenía una voz excesivamente chillona, pero lo bastante femenina, a l igual que su comportamiento era tranquilo. Una señorita, para él, más que una simple mujer común y corriente, pero eso no era el caso.. Aunque sería sumamente gracioso que la rubia, bueno ya sabemos, se expresase de una forma más masculina. Pero ahí , en todo caso, el asesino no era de juzgar sin conocer, aunque le daba …como casi todo en la vida, exactamente igual .

En esos momentos le daban ganas de fumarse unos cuantos cigarros, así de vicio, pero se le hacia un tanto ‘incomodo’, aunque no fuese la palabra apropiada a la situación, de hacerlo frente a la rubia, aunque esta misma haya aclarado de que en realidad no le molestaba el humo. Le tomó tiempo decidir si sacar o no la cigarrera de su chaqueta, hasta que la mano diestra se deslizó al bolsillo interno de ésta sacando la especie de sobre de cuero, tomando de la caja un par de cigarrillos. Pero no era para ofrecerle el otro a la chica, puesto que le había comentado que no fumaba, y tampoco es que se los fumase a golpe los dos, disfrutando de cada calada como quien diría, en cada mano. Dejó uno de estos, el mentolado, sobre su oreja derecha, luego se hizo del encendedor para prender el que tenía en las manos, dando una probada profunda, aguantando aquel humo dañino en sus pulmones por un rato.
– Por lo visto, con esto no llegaremos a nada – Soltó el albino mientras aun mantenía el humo adentro, pensando en lo que la rubia habría dicho. Parecía que ambos estaban como… no quiere la cosa, aunque Noah se le veía más cambiante, puesto que Verónica era al que aun dejaba en claro que con dejarla en la Accademia estaba bien, y Noah, a principios no le molestaba hacerle de escolta, la problemática fue que luego se le dieron las espléndidas ganas de quedarse un rato con la chica. Pero ojo!. No iba con la segunda intención, no iba con las ganas de un incubo ni nada por el estilo, aunque así lo creyera el mismo… un… espera, es algo enredado. Para hacer corto el hilo, a Noah le había agradado Verónica, éste creía que era simplemente porque emanaba la energía, el aroma femenino, pero más del lado ‘morboso’ era porque…pudo simpatizar aunque sea un poco con…alguien…sin gruñirle ni nada. – Llegamos y te dejo entonces. No es bueno desvelarse tanto. – Concluyó expulsando el humo por la nariz, ladeando el rostro al lado contrario de la chica por tal de evitar que el humo le diese de lleno a esta misma


Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Vincent Nightray el Dom Feb 22, 2015 3:17 pm

Re: Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

Llegaremos a la academia. se le ocurrió decir para hacer la gracia en respuesta a su comentario, tan general e incluso algo insulso. Pero no lo haría. Sería un acto demasiado estúpido por su parte, después de haber decidido dejar de hacerse la tonta. Aunque en parte tenía razón con ese pensamiento, pues a lo que llegarían sería al edificio, decidió ahorrárselo y seguir como si nada le hubiera pasado por la cabeza. Nada absurdo, al menos. Se mantenía sonriente pero con una actitud serena, tranquila y pudiendo llegar a parecer seria, por tal de no incomodar al contrario. Ya había notado qué clase de persona era y sabía que los movimientos innecesarios no convenían, si lo que se quería era trabar cierto enlace con esa persona. Una amistad, o algo así.

Le resultaba indiferente que el chico fuera fumando a su antojo, aunque en algunas ocasiones su silencio le resultaba algo incómodo. Estaba acostumbrada, ya que su hermano solía hacer lo mismo, lo que significaba que sabía cómo actuar en casos así, pero eso no significaba que fuera a fingir totalmente para gustarle al máximo, ni mucho menos. Porque vamos, ¿por qué querría gustarle a alguien prácticamente desconocido? Ya estaba pensando en bobadas... Pero, a ver, sin malentendidos, que... Es mejor dejarlo estar.

El último comentario, al menos por el momento, del albino, provocó que la chica se mantuviera pensativa durante largo rato. ¿Eso sería todo? ¿Un simple paseo? ¿Se había hecho la perdida, mostrándose algo tonta, sólo para eso? El hecho de ir por ahí como Verónica, y no como Vincent, era algo por lo que le daba a veces. Le servía para mejorar el hechizo, o más bien el brebaje, y le resultaba bastante divertido. A veces lo hacía por hacer, ya que se encerraba en su cuarto cuando su hermano Gilbert no estaba y al rato se echaba a dormir para volver a la normalidad. Otras, en cambio, salía de paseo y llevaba una vida normal como una señorita lo haría. Cosas suyas.
Volviendo al tema, podría...

- ¿Trabajas en la academia? Podemos pasar la noche juntos, si te parece bien, y así cambias un poco de aires. Soy la bibliotecaria. - Enseguida se arrepintió de sus propias palabras por diversas razones. Primeramente, invitar a alguien así como así era mal interpretable. Además, tendría cierto problema con el tema del límite, aunque si conseguía desprenderse de él un momento, por ejemplo mientras durmiera, lo podría arreglar fácilmente. Luego estaba el hecho de que ser el único bibliotecario de la academia lo delataría como Vincent o, tal vez, la haría quedar como una impostora. Aunque al fin y al cabo en ningún momento había negado ser un hombre...
Vincent Nightray
Mensaje por Noah H. el Vie Mar 20, 2015 8:33 pm

Re: Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

Se pudo percibir un chasquido de lengua que ahogaba una especie de risa tosca, debido a la respuesta sencilla que había dado de la rubia. Sí, exactamente llegarían a la Accademia, pero ese no era el punto a lo que al menos quería llegar en cuestión de matar al tiempo.
Aun así no se molestó en nada, sumergido hasta en su propia incoherencia de querer y no querer, de hacer o no hacer.
Pero en fin, después de todo, la muchacha no estaba en el baile del albino, así que por más que se mostrase entre lo uno y lo otro, nada se haría si es que la segunda no daba una respuesta asertiva o no .

Acariciaba el humo dentro de su cuerpo, luego, lo expulsaba en una especie de figura media extraña por medio de la nariz, dejando que el viento se llevase el pesado aroma, si hasta, en ocasiones lograba formar un conjunto de anillos, siendo un extraño pasatiempo el que hacía mientras fumaba. No cualquiera tenía cierta habilidad para jugar con lo que era el humo de los ejemplares, pero todo se podría lograr por medio de esfuerzos. A su suerte desde que era adolescente había aprendido gracias a su progenitora los juegos del cigarro
– ¿Bibliotecaria? – Preguntó mientras daba otra calada aun con el cigarrillo entre los dedos.
Eso le había traído algunos cuantos recuerdos, pero prefería olvidarlos todos para no dárselas de irse sin más por tal de evitar aquel museo de libros.

Por otro lado, si lo pensaba un poco, la rubia había dado la oportunidad para pasar más tiempo en compañía, y si lo analizaba bien, sí, rompería la rutina de siempre. De todas formas ya había desistido de sus poco productivos planes para lo que quedaba de noche en cuanto se le planteo serle de escolta a Verónica
– Ya va tiempo que no me paso por allá. No me parece una mala idea. – Accedió mirando a la mujer de reojos mientras avanzaba. Si no estaba equivocado, no faltaba demasiado tramo para aproximarse a los amplios portones que daban comienzo al gran edificio de la cúpula, no estaba a mucho más de un cuarto de hora a llegar.
Era sorprendente que, platicando, el tiempo avanzaba más rápido. De otra forma, si no se hubiese emitido siquiera una sola palabra en el trayecto, se le hubiese hecho un camino eterno.



Hoja de personaje
Nivel:
6/25  (6/25)
Atributos:
AtributosNivel
❤ Vida Máxima2
◘ Fuerza2
⌂ Resistencia2
♦ Destreza
avatar
Noah H.
Mensaje por Contenido patrocinado

Re: Curiosidades Nocturnas [ Priv. Vincent N. ]

Contenido patrocinado

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares